Torre Cajasol

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Torre Cajasol
Torre Pelli desde la base en 2014.JPG
La Torre Pelli en un cruce cercano a la Plaza de Chapina. Abril de 2014.
Edificio
Coste 311 millones de € según Cajasol[1]
Localización BanderaSevilla1.svg Sevilla
Flag of Andalucía.svg Andalucía
Flag of Spain.svg España
Propietario CaixaBank (La Caixa)
Uso(s) Oficinas, comercios, mirador y CaixaForum Sevilla
Coordenadas 37°23′30.77″N 6°00′34.59″O / 37.3918806, -6.0096083
Construcción
Inicio 17 de julio de 2007, primera piedra.[2]
2008, comienzo de las obras.
Estimación de finalización 2015[3]
Dimensiones
Altura máxima 180,5 m[4]
Altura de la última planta 157,2 m[4]
Número de plantas 37[5] más 3 bajo rasante
Número de ascensores 13[6]
Equipo
Arquitecto(s) César Pelli y Sebastian Correa[cita requerida]
Perspectiva de las obras desde la Torre Schindler

La Torre Cajasol o Torre Pelli, como se conoce en la urbe, es un edificio diseñado por César Pelli actualmente en construcción en una zona que se llamó Puerto Triana, en Sevilla. La torre cuenta al norte con dos edificios más bajos con una calle central. El nombre del proyecto en el estudio de su arquitecto es Torre Sevilla.[5]

Cuando el proyecto se planteó era auspiciado por las cajas de ahorros El Monte y Caja San Fernando, que acuerdan fusionarse en diciembre de 2006 para formar la caja de ahorros Cajasol, que estaría operativa en 2007.[7] La caja se integró en el banco Caixabank en marzo de 2012.[8] Desde 2013 Cajasol existe como fundación.

En el momento de su conclusión se convertirá en el primer rascacielos y el edificio más alto de la ciudad y también en el más alto de Andalucía, así como en el séptimo rascacielos más alto de España, sólo tras los rascacielos de Madrid y Benidorm y por delante de ciudades como Barcelona. La construcción del edificio se lleva a cabo en el sector sur de la Isla de la Cartuja junto a las avenidas del Patrocinio e Inca Garcilaso, en una parcela con una superficie de 59.000 m². El día 17 de julio de 2007 se colocó la primera piedra.[2] La torre contará con una altura total de 180,5 metros.[4] El edificio proyectado tiene planta elíptica y 37 pisos[5] de hormigón armado sobre rasante con 3 subterráneos. La fachada será de vidrio y acero y se estudió su protección contra el sol con lamas de cerámica, aunque el proyecto se cambió para que estas fueran de aluminio con color terracota.[9]

En 2010 las obras fueron adjudicadas a una Unión Temporal de Empresas de la constructora FCC (80%) y de Inabensa (20%), siendo la segunda filial de Abengoa.[10] El mismo año se adjudica la construcción de los dos efificios podio a la empresa Isolux Corsan.[11] En 2013 Caixabank adjudicó las obras de finalización a la empresa Dragados.[12]

Historia[editar]

El germen del proyecto data de los años 90, con la alcaldía de Soledad Becerril. En mayo de 1999 el Ayuntamiento de Sevilla aprobó el convenio entre el Ayuntamiento, la dirección general de Patrimonio de la Junta de Andalucía, la sociedad Puerto Triana y Agesa (Sociedad Estatal de Gestión de Activos encargada de la gestión de los activos de la Exposición Universal de 1992), para desarrollar un proyecto urbanístico en la zona sur de la Isla de la Cartuja. Se propuso construir un centro comercial de casi 73.000 metros cuadrados, 15.000 metros cuadrados de oficinas y hotel, y otros 25.000 para equipamientos públicos, amén del acondicionamientos de 181.579 metros cuadrados de espacios públicos. La empresa canadiense TrizecHahn se interesó para realizar el proyecto, e iba a aportar 16.000 millones de pesetas.[13] Los inversores contrataron para el proyecto al arquitecto catalán Ricardo Bofill Leví, que planteó en el proyecto una torre acristalada.[13]

En la parcela se encontraba Pabellón de los Descubrimientos, que había sido arrasado por un incendio en febrero de 1992. Al no poder estar disponible para la gran Exposición Universal Eduardo Arroyo cubrió el pabellón con un gran decorado de deshollinadores.[14] Cuando Agesa acordó demoler el pabellón el artista Eduardo Arroyo protestó.[13] En julio de 1999 el partido del gobierno del Ayuntamiento perdió las elecciones y entró como alcalde Alfredo Sánchez Monteseirín. El proyecto quedó en el aire y en el 2000 la empresa TrizecHahn abandonó el proyecto.[13]

En 2001 las cajas de ahorro de Sevilla decidieron que Puerto Triana sería una buena sede para la futura Caja Única que pretendía crear. Sin embargo, los vínculos políticos de las cajas de ahorros, unidos a que la Alcaldía y Urbanismo pertenecían a partidos diferentes y a tiranteces con la Consejería de Obras Públicas de la Junta de Andalucía rompieron el consenso sobre el proyecto. El proyecto volvió a intentarse, esta vez con la multinacional holandesa Rodamco dirigiendo la sociedad Puerto Triana y con la mediación del presidente de la Junta, Rodríguez de la Borbolla. Sin embargo, la sociedad rebajó la edificabilidad del proyecto de 73.000 a 48.000 metros y Rodamco abandonó en 2003 Puerto Triana[15] para realizar una inversión en Valencia.

Deshollinador realizado por Eduardo Arroyo en los jardines del edificio WTC de Sevilla, también llamado Edificio Expo.

En 2005 se acordó demoler el Pabellón de los Descubrimientos[13] y entre enero y marzo de 2006 se procedió a la demolición. Hoy, de esos deshollinadores sólo queda una réplica en los jardines del edificio World Trade Center de la Cartuja, también llamado Edificio Expo.[14] Anexo al Pabellón se construyó un gran cine 3D, el Cine Omnimax, que pudo recuperarse tras el incendio y ser visitable en la Exposición. Este cine sería derribado junto con el Pabellón en 2006.

Con el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), aprobado el 19 de julio de 2006,[16] la ciudad se encuentra ante grandes cambios arquitectónicos. En Puerto Triana se quiso dejar constancia de este hecho invitando a cinco grandes estudios internacionales para competir en un concurso de ideas. El principal requisito era que el edificio debía ser un nuevo icono para la ciudad y preferiblemente debía agrupar la edificabilidad en un solo volumen en altura.

Los cinco estudios de arquitectura que, en noviembre de 2006, presentaron proyectos fueron:[17] Pelli Clarke Pelli, del arquitecto argentino César Pelli que resultó ganador del concurso con su torre de 180,5 m; Arquitectónica, del peruano Bernardo Fort-Brescia que fue finalista con una torre plana de 225 m; FOA-Zaera del español Alejandro Zaera que fue tercero con una torre de cerámica de 187 m y los estudios del japonés Arata Isozaki y los franceses Valode & Priste que no pasaron el primer corte con sendas torres de 220 y 120 metros respectivamente. La decisión se tomó en enero de 2007.[18]

Este proyecto se enmarca dentro de un conjunto de actuaciones en el que el nuevo PGOU plantea y posibilita dotar a la ciudad de nuevos edificios en altura con una particularidad, ya que mientras el modelo anglosajón agrupa estas torres en un punto, en el caso sevillano irían situadas en las 4 entradas de la ciudad. La Torre Cajasol sería así el primero de estos nuevos edificios verticales que funcionarían a modo de simbólicas puertas de entrada a la ciudad.

El PGOU no recoge proyectos que planteen edificios más allá de las once o las doce plantas en el suelo urbano consolidado y en el suelo urbano no consolidado la construcción de edificios más altos depende de los planes de desarrollo. En este caso existen tres rascacielos proyectados en la ciudad: en los terrenos de la antigua fábrica de Cruzcampo, de 16 plantas, en la zona de Hytasal, de 28 plantas, y otro junto al bulevar de Bellavista de 30 plantas.[19]

Diseño y construcción[editar]

La torre está diseñada por el arquitecto argentino César Pelli y estará concluida en 2015, aunque las obras en el Caixafórum, diseñado por Vázquez Consuegra, se prolongarán hasta el 2016.[20] Con 37 pisos,[5] y de estructura mayoritariamente de hormigón y vidrio, la torre evocará una gran antorcha iluminada en la noche. Pelli utilizó un diseño elíptico en su planta situando el lado más angosto y delgado frente al eterno símbolo de la ciudad: la Giralda, torre islámica con remate renacentista, y tendrá un tamaño gradualmente decreciente a medida que gana altura.

El complejo se situará sobre un área de aparcamientos subterráneo con capacidad para 3.066 coches y 400 motos.[21] En la superficie la torre se encontrará flanqueada por dos edificios comerciales de 3 y 4 plantas con formas ondulantes que albergarán oficinas en los pisos superiores y cuya cubierta será vegetal para aislarlos del calor. Los edificios estarán enfrentados entre sí formando una típica "calle sevillana" en el centro y dos plazas en los extremos, con veladores una y la torre en la otra.

En su interior la torre albergará mayoritariamente oficinas. En la cúspide se encontrará un restaurante mirador y un jardín de invierno abiertos al público y con entrada directa desde la plaza.

En los edificios al pie de la torre se encontrarán las zonas comerciales, el Caixafórum y las plazas anteriormente nombradas.

Arquitectura sostenible[editar]

Una de las premisas de los promotores del proyecto de Puerto Triana a la hora de decidirse por un ganador era que el edificio que finalmente se erigiera en la zona debeía cumplir unos estrictos requisitos de sostenibilidad. El edificio está siendo construido con la certificación LEED Platino,[10] la máxima calificación de sostenibilidad de un edificio, otorgada por el Consejo de la Construcción Ecológica de Estados Unidos.

Los siguientes algunos de los aspectos más destacables:[cita requerida]

  • Cubiertas ajardinadas: Las cubiertas de las zonas comerciales serán transitables y estarán ajardinadas, este ajardinamiento servirá de aislante térmico natural[22] para las plantas inferiores de dicho espacio. Así mismo en la última planta de la torre se instalará un jardín en altura con árboles y espacios libres que permitirán disfrutar de las vistas de la ciudad.
  • Reutilización de aguas: El complejo cuenta con pozos de tormenta que recolectarán agua de lluvia que servirán para la limpieza y el mantenimiento exterior tanto del edificio en sí como de los jardines que cubren la cubierta de los edificios podio.
  • Energía solar: Tanto la cubierta de los edificios comerciales como de la torre en sí, albergarán módulos fotovoltaicos que aportarán energía solar para abastecer parcialmente durante el día las necesidades energéticas de todo el complejo.
  • Ascensores rápidos de bajo consumo.
  • Uso de la cerámica como aislante térmico en su sistema de lamas, aunque en 2014 se optó por realizar la cobertura con aluminio color terracota.[9]

Hasta realizarse el cambio en lo que respecta a la cerámica iba a ser el único rascacielos del mundo que combinará el vidrio, el acero y la cerámica como elementos de cerramiento en su fachada. Las lamas parasol, tanto verticales como horizontales, sirven para disminuir la temperatura de la torre adaptarse al soleamiento de la torre en todas las horas del día.

Polémica sobre la torre[editar]

Sevilla, históricamente, y con la excepción de la Giralda, sólamente había tenido edificios de escasa altura. El perfil de la ciudad, con edificios bajos y con la Catedral sobresaliendo entre ellos, fue pintado varias veces en el Siglo de Oro, tanto por autores españoles como extranjeros.

El rey Alfonso XIII, durante las obras para la Exposición Iberoamericana de 1929, llegaría a protestar al ver que se hacían edificios de cierta altura en el centro histórico y pidió que los edificios altos se realizaran sólamente en las afueras para que no se perdiera el carácter de Sevilla.[23] La Plaza de España hispalense, obra central de la Exposición Iberoamericana, siempre fue del agrado de Alfonso XIII,[23] aunque la Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría se quejó de la gran altura de las dos torres de la plaza, de 74 metros.[24] Con los años se llegó a hablar de una norma no escrita que decía que ningún edificio de la ciudad podía superar la altura de la Giralda.[24]

En la Exposición Universal de 1992 sí se construyeron edificios más altos que la Giralda, pero estos eran sólamente puentes: el del V Centenario y el del Alamillo, y no torres genuinas. Al conocerse del proyecto de la torre Pelli, el primer rascacielos de la ciudad, se levantó, de nuevo, un debate público, porque, aunque la torre se encotraba fuera del centro, a 1,5 km de la Giralda, se podría opinar que tendría un gran impacto en la imagen del conjunto de la urbe.

En contra del proyecto se sitúaron algunas opiniones que consideraban que su construcción supondría un atentado contra el paisaje histórico de Sevilla, insistiendo en que su finalización podría conllevar la inclusión de los monumentos sevillanos certificados como Patrimonio de la Humanidad (la Catedral, los Reales Alcázares de Sevilla y el Archivo de Indias) en la lista de patrimonio en peligro y que a su vez se podría poner en riesgo una eventual catalogación de otros monumentos y sitios de la capital hispalense. Esa supuesta amenaza fue recogida por la UNESCO en algunas sus citas.[25] Se publicó en 2011 un estudio en la prensa sobre el impacto visual que tendría el rascacielos desde el Centro y desde el río, notándose que, a pie de calle y desde las calles del centro apenas sobresalía, pero el impacto se hacía mucho mayor en el paisaje urbano desde las terrazas y desde el río.[26]

Debido a la insistencia de este colectivo de incluir a Sevilla en la lista de bienes Patrimonio de la Humanidad en Peligro, en la 33ª Reunión del Comité del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, celebrada en la propia capital andaluza en junio de 2009,[27] se incluye el asunto de la torre en el orden del día, pero el organismo se limita a recordar a España que se incumplió parte de la normativa al no haber informado sobre su construcción, a la par que pide parar las obras.[28] El 29 de junio de 2010, un grupo de representantes de Icomos visitó las obras de la torre para comprobar que la construcción no había parado, obviando las recomendaciones de la UNESCO, lo cual, según palabras de Víctor Fernández Salinas, vicesecretario de Icomos-España, se traduciría en que "Un escenario realista es que Sevilla entre, tras la reunión de Brasilia en la lista de ciudades con Patrimonio en peligro. Y podría ocurrir que, en el peor de los casos, expulsaran a Sevilla[...]",[25] hipótesis que finalmente no llegó a ocurrir ni en la cita de Brasilia en 2010, ni en la de París que tuvo lugar entre los días 19 y 29 de julio de 2011,[29] donde el organismo se limitó a pedir un nuevo informe sobre el "desarrollo de las obras" de la polémica torre y del "estado de conservación" de los tres bienes que eventualmente pudieran verse afectados. En 2012 el alcalde de la ciudad, Juan Ignacio Zoido, viajó a San Petesburgo para la Asamblea del Centro del Patrimonio Mundial, logrando evitar que los bienes Patrimonio de la Humanidad de la ciudad (Alcázar, Archivo de Indias y Catedral) fueran incluídos en la lista de patrimonio mundial en peligro,[30] con la condición de que Sevilla no realizara en el futuro rascacielos en zonas que pudieran afectar al patrimonio histórico.[31]

A favor de la Torre se encontraron un par de colectivos de ciudadanos.[32] [33] Esta posición tuvo defensores también dentro de Icomos[cita requerida] (organismo impulsor del informe contra el proyecto y que solicita la inclusión de Sevilla en la lista de ciudades con patrimonio en patrimonio en peligro), este es el caso del reconocido urbanista francés George Zouain, ex director de Patrimonio Mundial de la UNESCO, que llegó a Sevilla para estudiar el caso, y que el impacto de la torre será positivo.[34]

César Pelli nunca temió por la viabilidad del proyecto, alegando que la torre no podía poner en peligro el patrimonio de la ciudad por encontrarse a una distancia muy grande de la Giralda y comparó a Sevilla con París, explicando que no se podía afirmar que la ciudad francesa dejara de ser maravillosa por tener el barrio de rascacielos de La Defense.[35] [36] [37]

En otro orden de cosas está el debate del tráfico de vehículos que la torre puede generar en esa zona de la ciudad.[38]

Galería[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Pizá de Silva, Carlos (16 de mayo de 2011). «¿Cuánto cuesta realmente la Torre Cajasol?». El Economista. Consultado el 12 de abril de 2014. 
  2. a b J.C:, M. (17 de julio de 2007). «Cajasol coloca hoy la primera piedra del proyecto Puerto Triana». ABC de Sevilla. Consultado el 12 de abril de 2014. 
  3. Jiménez, Nicol. «Empieza la colocación de la nueva ‘cara’ de la Torre Pelli». El Correo de Andalucía. Consultado el 11 de abril de 2014. 
  4. a b c Ayesa. «Presentación sobre la Torre Cajasol». Consultado el 12 de abril de 2014.
  5. a b c d Web Pelli Clarke Architects. «Torre Sevilla». Consultado el 12 de abril de 2014.
  6. Ameneiro, S. (18 de abril de 2012). «La Torre Cajasol alcanza ya 25 plantas». Diario de Sevilla. Consultado el 12 de abril de 2014. 
  7. Montilla, Antonio (1 de diciembre de 2012). «Nace Cajasol por la fusión de las entidades sevillanas San Fernando y El Monte». Sur Digital. Consultado el 12 de abril de 2014. 
  8. Seco, Fernando (30 de marzo de 2012). «Cajasol se integra en Caixa Bank». Blogs de ABC de Sevilla. Clave de Luna. Consultado el 12 de abril de 2014. 
  9. a b Rubio, Juan (28 de febrero de 2014). «La torre Pelli cambia la cerámica por aluminio para su ‘escudo’ contra el sol». El Correo de Andalucía. Consultado el 11 de abril de 2014. 
  10. a b Méndez, Juan (5 de noviembre de 2010). «Cajasol adjudica a FCC las obras de la Torre Pelli». El País. Consultado el 12 de abril de 2014. 
  11. «Cajasol adjudica la construcción del podio de la Torre Pelli a la empresa Isolux». La Información. 2 de diciembre de 2010. Consultado el 13 de abril de 2014. 
  12. «CaixaBank adjudica las obras de finalización de la torre Pelli a Dragados y prevé que se acabe en 2014». EUROPA PRESS. 13 de febrero de 2013. Consultado el 13 de abril de 2014. 
  13. a b c d e J.B., J. (1 de diciembre de 2005). «Luz para el ¿gran? Puerto Triana». ABC de Sevilla. Consultado el 13 de abril de 2014. 
  14. a b Esa Sevilla (2 de agosto de 2010). «El deshollinador de la Cartuja». Consultado el 13 de abril de 2014.
  15. C., M. (9 de agosto de 2003). «Rodamco salió de Puerto Triana porque se convirtió en una inversión «de riesgo»». ABC de Sevilla. Consultado el 13 de abril de 2014. 
  16. Web del Ayuntamiento. Sevilla.org. «NUEVO PLAN GENERAL 2006». Consultado el 13 de abril de 2014.
  17. F., P. (11 de noviembre de 2006). «La futura torre de las cajas en La Cartuja costará 180 millones». ABC de Sevilla. Consultado el 12 de abril de 2014. 
  18. «Puerto Triana decide esta semana la futura torre, sede de Cajasol». 20 minutos. 8 de enero de 2007. Consultado el 12 de abril de 2014. 
  19. D. Alvarado, M. (25 de febrero de 2013). «Tres rascacielos sevillanos en lista de espera». ABC de Sevilla. Consultado el 13 de abril de 2014. 
  20. Galleo Espina, José (31 de enero de 2014). «El Caixafórum de la torre Pelli lo hará Vázquez Consuegra y estará en 2016». El Correo de Andalucía. Consultado el 12 de abril de 2014. 
  21. Sánchez Moliní, Luis (22 de octubre de 2011). «Los constructores de la Torre Cajasol acelerarán el ritmo de las obras». Diario de Sevilla. Consultado el 12 de abril de 2014. 
  22. García, Jose Luis (27 de marzo de 2014). «Las cubiertas verdes reducen un 50 % el consumo energético». Sección. Consultado el 12 de abril de 2014. 
  23. a b Braojos Garrido, Alfonso (1992). Alfonso XIII y la Exposición Iberoamericana de Sevilla de 1929. Sevilla: Secretariado de Publicaciones, Universidad, 1992.. ISBN 84-7405-960-7. 
  24. a b González Q., M. (19 de diciembre de 2012). «Las alturas INALCANZABLES de la ciudad». La Razón. Consultado el 13 de abril de 2014. 
  25. a b Belausteguigoitia, Santiago (29 de junio de 2010). «La Unesco vuelve a la carga contra la Torre Pelli de Sevilla». El País. Consultado el 11 de abril de 2014. 
  26. «La Torre Cajasol, desde el centro y desde el río». Diario de Sevilla. 23 de agosto de 2011. Consultado el 13 de abril de 2014. 
  27. Unesco.org. «33rd session of the Committee». Consultado el 11 de abril de 2014.
  28. S., R. (29 de noviembre de 2008). «Monteseirín apoyará a Cajasol "allá donde vaya" en favor del rascacielos». Diario de Sevilla. Consultado el 11 de abril de 2014. 
  29. D.A., M. (26 de junio de 2011). «La Unesco "pasa" de la Torre Pelli». ABC de Sevilla. Consultado el 11 de abril de 2014. 
  30. «Sevilla 'salva' su Patrimonio Mundial en San Petersburgo». El Mundo. 26 de junio de 2012. Consultado el 11 de abril de 2014. 
  31. M.S., L. (26 de junio de 2012). «Zoido garantiza que sí podrán construir más rascacielos». Diario de Sevilla. Consultado el 11 de abril de 2014. 
  32. «Web de Sevilla21».
  33. «Web de Sevillasemueve». Consultado el 11 de abril de 2014.
  34. Vicente, Fernando (8 de marzo de 2009). «La torre Pelli gana el pulso a los defensores de la Giralda». Público. Consultado el 11 de abril de 2014. 
  35. Margot Molina (25 de febrero de 2009). «"Nunca he temido por la viabilidad del proyecto"». El País. Consultado el 12 de abril de 2014. 
  36. Jiménez, Nicol (23 de enero de 2012). «“La ciudad perdería mucho por una pelea entre sevillanos”». El Correo de Andalucía. Consultado el 12 de abril de 2014. 
  37. Jiménez, Nicol (5 de febrero de 2012). «En la cima de la Arquitectura». El Correo de Andalucía. Consultado el 12 de abril de 2014. 
  38. «El Defensor del Pueblo alerta del agravamiento de problemas de tráfico por la Torre Pelli». El Mundo. 24 de septiembre de 2013. Consultado el 13 de abril de 2014. 

Enlaces externos[editar]