Tomás Eloy Martínez

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Tomás Eloy Martínez
TomasEloy.jpg
Nombre real Tomás Eloy Martínez
Nacimiento 16 de julio de 1934
Tucumán, Flag of Argentina.svg Argentina
Defunción 31 de enero de 2010 (75 años)
Buenos Aires, Flag of Argentina.svg Argentina
Medio Gráfico
Televisión
Hijo/s 7
Sitio web Fundación TEM
Premios Alfaguara de Novela - 2002

Tomás Eloy Martínez (Tucumán, 16 de julio de 1934 - 31 de enero de 2010)[1] fue un escritor y periodista argentino, guionista de cine y ensayista.

Fue el primer director periodístico del noticiero Telenoche. Como editor de revistas, puso por primera vez en su país a un escritor en portada, el caso de Jorge Luis Borges en Primera Plana.[2]

Biografía[editar]

Nació en San Miguel de Tucumán, Argentina. Se graduó como licenciado en Literatura española y latinoamericana en la Universidad Nacional de Tucumán y, en 1970, obtuvo una Maestría en Literatura en la Universidad de París VII.

En Buenos Aires, ocupó los cargos de:

  • Crítico de cine para el diario La Nación (1957-1961)
  • Jefe de redacción del semanario Primera Plana (1962-1969).
  • Entre 1969 y 1970 fue corresponsal de la editorial Abril en Europa, con sede en París,
  • Director del semanario Panorama (1970-1972).
  • Dirigió el suplemento cultural del diario La Opinión (1972-1975).

Exilio[editar]

Tras las amenazas de la Triple A, entre 1975 y 1983, vivió exiliado en Caracas, Venezuela; allí desempeñó los cargos de:

En 1991, participó en la creación del diario Siglo 21 de Guadalajara, México, que salió durante siete años, hasta diciembre de 1998.

Regreso y partida[editar]

Fue parte de la Cooperativa de Periodistas Independientes que editaba la revista El Porteño.[3]

En junio de 1991, creó el suplemento literario Primer Plano del diario Página/12 de Buenos Aires, que dirigió hasta agosto de 1995.

Desde mayo de 1996, fue columnista permanente del diario La Nación de Buenos Aires y de The New York Times Syndicate, que publicó sus artículos en doscientos diarios en América y Europa, como El País, de España.

Vida privada[editar]

Hijo de Baldomero Martínez Castro y Lilia Muiño de Martínez Castro. Hermano de Susana, María Lilia y Juan. Se había casado con Lilian von Ziegler con quien tuvo cuatro hijos: Gonzalo, Tomás, Ezequiel y Paula.

Tuvo dos hijos -Blas Eloy y Javier- con Blanca Goncalves.

Su otra hija es Sol-Ana, de su tercera esposa, la crítica cinematográfica y profesora venezolana Susana Rotker a quien conoció en Caracas en 1979 y que murió atropellada por un auto en el 2000.[4] [5]

Su última pareja fue la periodista Gabriela Esquivada.

Tomás Eloy Martínez falleció de un tumor cerebral a causa de un cáncer que sufrió durante años.[6]

Académicas[editar]

Además de su trayectoria periodística y literaria ha desarrollado una extensa carrera académica que comprende conferencias y cursos en importantes universidades de Europa, Norteamérica y Sudamérica, así como su vinculación como profesor a la Universidad de Maryland (1984-1987).

Desde julio de 1995, fue profesor distinguido de la Rutgers University de Nueva Jersey y director del Programa de Estudios latinoamericanos de esta universidad.

Recibió títulos de doctor honoris causa de la Universidad John F. Kennedy de Buenos Aires y de la Universidad de Tucumán.

Ha sido fellow del Wilson Center de Washington DC, de la Fundación Guggenheim y del Kellogg Institute de la Universidad de Notre Dame, en Indiana.

Fue miembro permanente del Cosejo Asesor de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), creada por su entrañable amigo Gabriel García Márquez.

El 24 de junio de 2009, fue incorporado a la Academia Nacional de Periodismo.

"Es un gran honor que se debe, creo, a la persistencia con la que vengo trabajando hace más de medio siglo".[7]

Premios[editar]

Ganó en 2002 el Premio Internacional Alfaguara de Novela por El vuelo de la reina.

En 2004 se le otorgó el Diploma al Mérito de los Premios Konex a las Letras en la disciplina Novela: Quinquenio 1994 - 1998.

En 2008, fue galardonado con el Premio Cóndor de Plata a la trayectoria que entrega la Asociación de Cronistas Cinematográficos de la Argentina, la distinción en su tipo más importante del país. El premio fue por su fecunda trayectoria dentro del periodismo y la crítica cinematográfica.

En 2009, resultó premiado por el diario El País de España con el Premio Ortega y Gasset de Periodismo a la Trayectoria Profesional.[8] (Su agradecimiento en 345 palabras).

Obras[editar]

  • 1961: Estructuras del cine argentino (ensayo).
  • 1969: Sagrado (novela).
  • 1974: La pasión según Trelew (relato periodístico); cuya tercera edición fue quemada en la plaza del III Cuerpo de Ejército, en Córdoba, por la dictadura militar.
  • 1978: Los testigos de afuera (ensayo de crítica literaria).
  • 1979: Lugar común la muerte (colección de relatos).
  • 1982: Ramos Sucre. Retrato del artista enmascarado (ensayo de crítica literaria).
  • 1985: La novela de Perón (novela).
  • 1991: La mano del amo (novela).
  • 1995: Santa Evita (novela); la argentina más traducida de todos los tiempos.[9]
  • 1996: Las memorias del General; una crónica sobre los años 70 en Argentina.
  • 1999: El sueño argentino
  • 2000: Ficciones verdaderas.
  • 2002: El vuelo de la reina (premio Alfaguara 2002).
  • 2003: Réquiem por un país perdido (ensayos y crónicas periodísticas).
  • 2004: Las vidas del General.
  • 2004: El cantor de tango (novela).
  • 2006: La otra realidad (antología).
  • 2008: Purgatorio (novela).
  • 2011: Argentina y otras crónicas (ensayos y textos periodísticos).

Es también autor de cuatro guiones para cine, tres de ellos en colaboración con el novelista paraguayo Augusto Roa Bastos, y de varios ensayos incluidos en volúmenes colectivos.

Filmografía[editar]

Guionista
Idea original
Argumento
Intérprete como él mismo

Así escribía[editar]

También él está mirándose a sí mismo. Un súbito destello de la luna se ha posado sobre su cuerpo y le permite ver su perfil en el otro espejo, el del cuarto vacío. Lo que el espejo le revela, sin embargo, es un eco de su propio ser, y de ninguna manera él mismo. Un hombre no puede ser él mismo sin su pasado, sin la fuerza que irradia ante los otros, sin el respeto y el temor que inspira. Un hombre nunca es el mismo a solas…”.[10]

Así opinaba[editar]

Lo que buscan las narraciones a las que estoy aludiendo es que el lector identifique los destinos ajenos con su propio destino. Que se diga: a mí también puede pasarme esto. Hegel primero, y después Borges, escribieron que la suerte de un hombre resume, en ciertos momentos esenciales, la suerte de todos los hombres. Esa es la gran lección que están aprendiendo los periódicos en este comienzo de siglo”.[11]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]