Smaug

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Smaug
Personaje de El Hobbit
Creador(es) J. R. R. Tolkien
Información
Alias «Smaug el Dorado», «Smaug el Terrible», «Smaug el Magnifíco»
Raza Dragón
Sexo Masculino
Fallecimiento 2941 T.E.
Título Señor de la Montaña Solitaria
Residencia Erebor

Smaug es un dragón que aparece en la novela El hobbit, de J. R. R. Tolkien. En ella se cuenta que era el último de los grandes dragones que quedaban en la Tierra Media y que expulsó a los enanos de la Montaña Solitaria tomando su tesoro. Dentro de la aventura emprendida por el hobbit Bilbo Bolsón en la novela, Smaug se convierte en el último obstáculo que deben superar él y la compañía de enanos a los que acompaña para recuperar el tesoro perteneciente a Thorin Escudo de Roble, heredero de Thrór.

Descripción[editar]

Smaug fue el dragón más grande de la Tercera Edad del Sol. Era de gran porte, de color rojo-dorado, con enormes alas de murciélago, una piel de impenetrables escamas de la dureza del acero y una inteligencia superior a la de la mayoría de dragones en la Tierra Media. Por esos motivos se considera el dragón más poderoso en la historia de Arda después de Ancalagon. Su único punto débil, el vientre, estaba protegido casi por completo por una capa de piedras preciosas y oro, incrustadas en su piel tras yacer durante siglos sobre el tesoro del Reino bajo la Montaña. Esa protección fallaba, sin embargo, en un único punto desprotegido, que permitía ver la suave piel de debajo.

Historia Real[editar]

El dragón Smaug el Dorado, llegó desde las lejanas Montañas Grises, en el norte de la Tierra Media, atraído por las inmensas riquezas que habían acumulado los enanos en el año 2770 T. E. Allí arrasó la Ciudad de Valle, junto a la montaña y después mató o ahuyentó a todos los enanos que se encontraban en el interior de la montaña. Durante dos siglos durmió satisfecho sobre su tesoro en el interior de Erebor hasta que en 2941 T. E.; Bilbo y los enanos robaron la priedra del arca de su tesoro, lo cual le enfureció y le movió a atacar de nuevo Esgaroth, la ciudad del Lago Largo.

Bilbo y los enanos se ven favorecidos pues Bardo (que después pasó a ser el primer rey del Valle), durante el ataque a la Ciudad del Lago, mató a Smaug clavándole una flecha en la única parte de su vientre desnuda de joyas. Pudo hacerlo porque el cuervo Roäc, al que Bilbo y los enanos habían informado de esa debilidad, le avisó de su punto débil. La flecha que derribó a Smaug no era un flecha cualquiera, era la Flecha Negra, un arma de considerables cualidades mágicas y de poder gigantescamente superior al de una flecha normal, sus cualidades mágicas fueron lo que hirieron más profundamente al dragón ya que una flecha normal incluso en su punto débil se hubiera roto o habría rebotado, la flecha siempre era recuperada por Bardo después de su uso, aunque aparentemente no la recuperó después de derribar a Smaug, ya que nadie se atrevía a acercarse al lago donde yacía el cadáver en putrefacción de Smaug.

Con la muerte de Smaug los grandes dragones se extinguen de la Tierra Media.

Representación en las adaptaciones[editar]

Benedict Cumberbatch, actor de la voz de Smaug en la trilogía de El hobbit.

En la trilogía de Peter Jackson, Smaug aparece en las dos últimas películas (La desolación de Smaug y El hobbit: La Batalla de los Cinco Ejércitos). Se trata de un personaje totalmente digital, al que da voz el actor Benedict Cumberbatch.

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]