Simba

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Simba
Personaje de El rey león
Interpretado por Jason Raize (musical)
Voz original Matthew Broderick (adulto)
Jonathan Taylor Thomas (joven)
Doblador en Hispanoamérica Arturo Mercado (adulto)
Héctor Lee, Jr. (joven)
Doblador en España Sergio Zamora (adulto)
Marco Pociello (joven)
Información
Enemigos Scar
Pareja(s) Nala
Padres Mufasa y Sarabi
Hijos Kiara
Perfil en IMDb

Simba es el personaje protagonista del clásico de Disney, El Rey León (1994) y El Rey León II (1998) y un personaje secundario en El Rey León III del 2004; siendo así el personaje protagonista de la franquicia de El rey león. Se trata de una personificación de un león africano. El personaje está basado en el protagonista de la tragedia Hamlet, de William Shakespeare, en la cuál está basada parte de la película.

Vida[editar]

Nacimiento[editar]

Durante su presentación, Simba es solamente un recién nacido, es entonces cuando el viejo mandril, Rafiki, lo levanta desde lo alto de la Roca del Rey, hogar de los leones y trono del rey. Mostrando así el nacimiento del nuevo heredero al trono ante los animales de la sabana, entonces todos se arrodillan ante el principe de la sabana.

Cachorro[editar]

Cuando Simba es un joven y juguetón cachorro, quiere descubrir el significado de ser rey, y su padre, el rey Mufasa, le muestra las Tierras del Reino y le ayuda a comprender el Ciclo de la Vida y a respetar a todas las especies, pero le prohíbe el dirigirse hacia las "Lejanías" las tierras fuera del Reino. Pero Simba quiere demostrarle a su padre su valentía, debido a la gran valentía de Mufasa, y gracias a su tío Scar, decide ir a las Lejanías junto a Nala, su inseparable amiga; los pequeños leones despistan a Zazú, mayordomo y confidente de Mufasa, que siempre les vigilaba. Cuando llegan a un cementerio de elefantes, son atacados por tres hambrientas hienas, pero Mufasa llega a tiempo y salva a los cachorros. El rey se enfurece con su hijo, y le dice que sólo hay que ser valiente cuando se debe serlo, y que los reyes también tienen miedo, como le había pasado a él ese mismo día; también le dice que los grandes reyes del pasado les cuidan y observan desde las estrellas, y que ellos siempre estarán ahí para guiarle. Luego se puede ver como Scar canta su canción "listos ya", con el objetivo de asesinar a Simba y a Mufasa. Al día siguiente Simba se encuentra en medio de una estampida de ñus (trampa que habían planeado su tío Scar y las hienas para matarle) y su padre consigue salvarle, pero el rey es asesinado por su propio hermano, pues éste le empuja mientras intentaba subir por la pendiente para no morir aplastado por los ñus. Simba no vio nada de esto,lo único que vio fue como su padre caía hasta el suelo, para luego ser aplastado por los ñus, así que Scar convence a Simba de que él es culpable de la muerte de Mufasa, y le aconseja que huya. Simba llega a un oasis donde conoce a Timón y Pumba, un suricato y un jabalí, ellos le crían y le ayudan a olvidar los males del pasado basando su vida en una filosofía inventada por ellos, llamada "Hakuna Matata" basada en no preocuparse ante las adversidades de la vida, es el momento donde cantan la canción con el mismo título de dicha filosofía. Simba demuestra ser un cachorro difícil de manejar pues se mete en todo tipo de líos, saltando entre los árboles, nadando en las cascadas empinadas, y dando vueltas a Timón como un juguete, y despertándoles todas las noches para ir al baño, o en caso especiales por pesadillas que el cachorro tenía. Aun así Simba ya les tenía mucho cariño tanto a Timon y Pumba, a ellos con el tiempo los comenzaría a llamar padres.

Adolescente[editar]

Ya ha pasado un tiempo desde la huida de Simba hacia las praderas, ahora vive una vida sin angustias debido a la filosofía de vida aprendida de Timón y Pumba, durante una escena de la película El Rey León III, Simba y Timón se enfrentan en un concurso de sorber caracoles, en el cual Timón se desmaya al no poder comerse el último caracol por comer. Poco a poco, Simba se va convirtiendo en un león adulto, disfrutando de una vida sin trabajo ni preocupaciones.

Adulto[editar]

Cuando Simba es un joven león adulto, se encuentra en el oasis disfrutando de la buena vida, pero un día escucha gritar a sus amigos, y observa a una joven leona hambrienta a punto de atacar a sus amigos, es cuando Simba lucha contra ella, y se da cuenta de la identidad su adversaria, la joven leona resulta ser Nala, su amiga de la infancia, pero por el cariño y amistad desde cachorros, Simba decide hacerla su esposa, es cuando Nala recapacita sobre lo sucedido y cuenta a Simba sobre su tío Scar, quien se había apoderado del reino uniendo las mandas de hienas y leones, el mal manejo del reino llevó a la escasez de agua y comida, es el momento donde Simba no escucha a Nala y termina enfadado con ella. Después de esta discusión, Simba recorre la sabana en busca de respuestas, es cuando se encuentra con el viejo mandril Rafiki, él le muestra a Simba el espíritu de su padre, Mufasa, reflejado en las nubes, diciéndole que debe ocupar su lugar en el Ciclo de la Vida. Simba reflexiona y decide volver, con ayuda de Timón y Pumba, cuando llega se encuentra con Nala y las leonas de la manada de su madre y es cuando se enfrenta a Scar y a las hienas. Cuando Simba esta apunto de caer por la Roca del Rey, Scar le confiesa el verdadero asesino de su padre, el mismo Scar, Simba recuerda su vida de cuando era un cachorro y el instante de la caída y muerte de su padre, una rabia infinita invade el cuerpo de Simba y genera tanta rabia logrando dar un salto y subir la roca, Simba lucha con todas su fuerzas contra el asesino de su padre, lanzándolo al abismo, pero no muere en el acto, en realidad es asesinado por las hienas, gracias a momentos anteriores a la pelea, Scar le miente a su sobrino que el plan de matar Mufasa fue de ellas, para que no le atacara, pues Simba era joven y fuerte, y a Scar le habían pasado factura los años, pero estas lo oyen y deciden acabar con su líder. Simba se convierte en el nuevo Rey León y vuelve el agua y los pastos hace que los animales vuelvan a las Tierras del Reino, continuando el ciclo de la vida.