Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable (Argentina)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable
Información
Acrónimo SAyDS
Fundación 2006
Ámbito Flag of Argentina.svg Argentina
Sede Ciudad de Buenos Aires,
San Martín 451
Secretario Juan José Mussi
Dependiente de Jefatura de Gabinete de Ministros
Dependencias
  • Dirección Nacional de Control Ambiental
  • Dirección de Residuos Peligrosos
  • Dirección de Prevención y Recomposición Ambiental
  • Dirección de Infracciones Ambientales
  • Unidad de Sustancias y Productos Químicos
Relacionados
Sitio web
Ambiente.gov.ar

La Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable (SAyDS) bajo jurisdicción de la Jefatura de Gabinete de Ministros, tiene como función la implementación de las políticas ambientales y la gestión de la misma en el territorio y dentro de la Administración Pública. Integra el Consejo Federal de Medio Ambiente (COFEMA), interviene en asuntos de biotecnología, promueve la difusión de información, establece relaciones con organizaciones no gubernamentales vinculadas a la materia, interviene en tratados a nivel internacional, regula los recursos hídricos, entre otras cosas.[1]

Marco legal e institucional[editar]

La Secretaría de Ambiente tiene como referente principal la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) establecida en 1992 para lograr:

"La estabilización de las concentraciones de gases de efecto invernadero (GEI) en la atmósfera a un nivel que impida interferencias antropógeneas peligrosas en el sistema climático"

CMNUCC, 1992.

Dando un plazo para que los ecosistemas se adapten al cambio climático, asegurar que los alimentos no se vean afectados y desarrollar un modelo económico sostenible. Argentina la CMNUCC en 1993 por Ley 24295 y a su vez estableció que la autoridad de aplicación de la misma sería la Secretaría de Ambiente.

Otro referente importante es el Protocolo de Kyoto, establecido por la CMNUCC en 1997 y en vigor desde 2005, su función fue la de reducir las emisiones de GEI entre 2008 y 2012 en un total de un 5% tomando como referente el año 1990. Argentina sólo participa de uno de tres de los mecanismos desarrollados, el Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) obteniendo «Certificados de Reducción de Emisiones» (en inglés CER, Certified Emission Reductions).

El Protocolo de Kyoto fue aprobado en 1998 por Ley 25438, se implementaría por la Oficina Argentina de Implementación Conjunta (OAIC) bajo órbita de la Secretaría que, en 2005 cambiaría su denominación por Oficina Argentina del Mecanismo para un Desarrollo Limpio (OAMDL).

El marco legal a nivel nacional lo establece la Ley General del Ambiente nº 25675 y el Régimen de Libre Acceso a la Información Pública Ambiental Ley nº 25831.

Objetivos[editar]

Los principales objetivos según el Decreto 1919/06 son:

  • Planificación: de las políticas y programas ambientales nacionales, y coordinación de la inserción de la política ambiental en los Ministerios y demás áreas de la Administración Pública Nacional.
  • Coordinación: de las políticas de gobierno nacional con impacto en la política ambiental, y de la gestión ambiental de los organismos responsables de ejecutar la política ambiental nacional. La SAyDS debe integrar el Consejo Federal de Medio Ambiente (COFEMA).
  • Regulación normativa: proponer y elaborar regímenes normativos para instrumentar la gestión ambiental, el ordenamiento ambiental del territorio, la conservación y el uso racional de los recursos ambientales y la calidad ambiental.
  • Difusión y educación ambiental: sobre los problemas ambientales del país y coordinar con el Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología programas y acciones que fortalezcan la implementación de la educación ambiental formal y no formal.
  • Vinculación internacional: entender en la aplicación de los tratados ambientales internacionales, intervenir en la formulación de convenios internacionales y conducir la gestión y obtener cooperación técnica y financiera internacional, en coordinación con los demás organismos del estado para su implementación.

Subdivisiones[editar]

Subsecretaría de Promoción del Desarrollo Sustentable[editar]

Debe evaluar, promover e implementar políticas, programas y proyectos vinculados con el desarrollo sustentable; prevención de la contaminación; análisis, promoción y desarrollo de tecnologías limpias, ahorro energético y uso de las energías renovables. Además coordina la inserción del desarrollo sustentable en las políticas de los demás organismos de la administración pública. También asiste al secretario de la SA y DS en la representación del Estado nacional ante organismos internacionales e interjurisdiccionales vinculados al desarrollo sustentable.

Dirección Nacional de Gestión del Desarrollo Sustentable[editar]

Asiste a la Subsecretaría de Promoción de Desarrollo Sustentable en el diseño y ejecución de la política nacional, facilita y coordina la participación empresarial, y propicia la concientización de la sociedad.

Dirección de Cambio Climático[editar]

La Dirección de Cambio Climático (DCC) asesora al Director de Gestión del Desarrollo Sustentable en la implementación de la Ley 24295 y la CMNUCC. Propone objetivos y metas para lograr los objetivos planteados por la CMNUCC, elabora políticas sobre cambio climático y se los comunica al Director de Gestión de Desarrollo Sustentable, coordina la elaboración de comunicaciones nacionales y asiste técnica y administrativamente a la Oficina Argentina del Mecanismo para un Desarrollo Limpio (OAMDL).

Oficina Argentina del Mecanismo para un Desarrollo Limpio[editar]

Creada por Decreto 822/98 y con su denominación actual desde 2005, tiene como objetivo ejecutar acciones vinculadas con la CMNUCC, especialmente del Protocolo de Kyoto. Posee una Secretaría Permanente ubicada en la DCC, un Comité Ejecutivo y un Comité Asesor.

  1. Secretaría Permanente: implementa acciones de mitigación y analiza opciones que se encuadren como proyectos de Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL). Identifica, formula y evalúa proyectos MDL y diseña procedimientos para su aprobación. Además promueve la comercialización de proyectos MDL nacional e internacionalmente e identifica fuentes de financiación para los mismos.
  2. Comité Ejecutivo: es presidido por el titular de la SAyDS e integrado por diversos organismos del Estado. Formula políticas de cambio climático e identifica, formula y evalúa proyectos MDL y asesora la aprobación de los mismos.
  3. Comité Asesor: aconseja al Comité Ejecutivo científica y técnicamente sobre sus responsabilidades. Está integrado por el sector privado, organismos no gubernamentales e integrantes de universidades públicas y privadas. Su número de integrantes lo determina la SAyDS.

Situación de cambio climático en Argentina[editar]

En Argentina, se han identificado las principales tendencias climáticas que afectan tanto los sistemas naturales como a las actividades humanas, ellas son:

  • Aumento de las precipitaciones medias anuales, principalmente en el noroeste del país y en la zona oeste periférica.
  • Aumento de las precipitaciones extremas en el este y centro del país.
  • Aumento de la temperatura cordillerana de la Patagonia y Cuyo, con retroceso de los glaciares.
  • Aumento de los caudales de los ríos y la frecuencia de inundaciones en todo el país, exceptuando San Juan, Comahue y norte de la Patagonia.
  • Retroceso de los ríos en San Juan, Mendoza y Comahue.

El país emite a nivel mundial aproximadamente el 0.85% del gas de efecto invernadero (GEI) anual, ocupando el tercer lugar en América latina. En el año 2000 se emitieron 238,703 Gg de CO2, con el 47% de las emisiones provenientes del sector energético, seguido por el 44% del sector agropecuario, el manejo de residuos con el 5% y finalmente, los procesos industriales con el 3.9%.

Controversias[editar]

En octubre de 2010 la Fundación Vida Silvestre Argentina y Greenpeace criticaron el presupuesto para 2011 destinado al «Fondo Nacional para el Enriquecimiento y la Conservación de los Bosques Nativos» ya que la ley de Presupuestos Mínimos estipula que al menos deberá de ser del 0.3% del presupuesto anual nacional que arrojaba una cifra de $1.119 millones, pero lo destinado fue la suma idéntica al año anterior, sólo $300 millones.[2] [3]

"En el transcurso de este año casi la mitad de este monto ($300 millones) fue reasignado al programa Fútbol para Todos[2] ".

Fundación Vida Silvestre Argentina.

En febrero de 2011, luego del informe de la Auditoría General de la Nación (AGN) se detectaron cuatro importantes fallas en el funcionamiento de la SAyDS:

  1. Falta de planificación de las instancias ejecutivas,
  2. Debilidad de los procesos de gestión, así como también del registro de información y y documentación producida,
  3. Falta de evidencia documental de los registros financieros,
  4. Ausencia de mecanismos de seguimiento y evaluación en todos los niveles.

Desde la AGN se destacó la necesidad de revisar el proceso de evaluación de proyectos MDL y perfeccionar su análisis técnico. Y en cuanto a las estrategias y/o proyectos MDL no tenían metas estratégicas y cuantitativas, faltaba implementar planes a nivel nacional, no poseía una base de datos de políticas de mitigación implementados por otros organismos gubernamentales.

En enero de 2013, pese que la Ley de Bosques nº 26331 que prohíbe la tala indiscriminada en casi todo el país, entre 2011 y 2012 se talaron más de un millón de hectáreas que debían estar protegidas según un informe de la SAyDS. Además de señalar la amenaza sobre la biodiversidad, según las organizaciones tiene una estrecha relación con asesinatos de campesinos y aborígenes locales por las tierras.[4]

"Los datos muestran que los desmontes avanzaron sobre áreas que habían quedado protegidas. Pero además, desde la reglamentación de la norma, el Gobierno Nacional nunca terminó de sustanciar el fondo para la conservación de los bosques. Este año (2013), además, el presupuesto nacional asigna 10 veces menos de lo que debería (...)[4] ".

Juan Carlos Villalonga, presidente de Los Verdes."

Para el informe el gobierno analizó las tres principales regiones forestales: el parque chaqueño, la selva misionera y la selva tucumano-boliviana y durante el período 2006 a 2011 se deforestó un 50% más que cuando la ley no existía, pese a que las provincias más deforestadas (Santiago del Estero, Salta, San Luis, Chaco, Catamarca, Formosa, Tucumán y Misiones) recibieron el 80% del fondo para la protección de bosques.[4]

Bibliografía[editar]

Referencias[editar]

  1. Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable ProSiga. Consultado el 21 de febrero de 2013.
  2. a b ¿El ambiente tiene banca? El Presupuesto Nacional bajo la lupa de la sostenibilidad Comunicación Ambiental, 08 de octubre de 2010. Consultado el 21 de febrero de 2013.
  3. Los bosques y los glaciares continúan esperando Diario La Nación, 15 de febrero de 2011. Consultado el 21 de febrero de 2013.
  4. a b c Sánchez Gonzalo. En sólo dos años se perdieron más de un millón de hectáreas Diario Clarín, 25 de enero de 2013. Consultado el 21 de febrero de 2013.

Enlaces externos[editar]