Rufino (Argentina)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Rufino (Santa Fe)»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Rufino
Ciudad y municipio de Argentina
Rufino
Rufino
Localización de Rufino en Provincia de Santa Fe
Coordenadas: 34°16′00″S 64°42′00″O / -34.266666666667, -64.7


Coordenadas: 34°16′00″S 64°42′00″O / -34.266666666667, -64.7
Idioma oficial Español
Entidad Ciudad y municipio
 • País Bandera de Argentina Argentina
 • Provincia Bandera de Provincia de Santa Fe Santa Fe
 • Departamento General López
Intendente Gustavo Dehesa, (Frente Santa Fe para Todos)
Eventos históricos  
 • Fundación 29 de marzo de 1889 (Gerónimo y Francisco Rufino)
Superficie  
 • Total 1021 km²
Altitud  
 • Media 113 msnm
Población (2010) Puesto 16.º
 • Total 18,980 hab.
 • Densidad 0,02 hab/km²
Gentilicio rufinense
Huso horario UTC -3
Código Postal 6100
Prefijo telefónico 03382
Sitio web oficial
[Editar datos en Wikidata]

Rufino es una localidad argentina ubicada en el extremo sudoeste de la Provincia de Santa Fe, perteneciente al Departamento General López. Se ubica en el cruce de la RN 7 con la RN 33, a 260 km de Rosario, a 100 km de Venado Tuerto, a 425 km de la ciudad de Santa Fe y a 6 km del límite con la provincia de Córdoba.

Población[editar]

Cuenta con 18.980 habitantes (INDEC, 2010), lo que representa un incremento vegetativo frente a los 18.063 habitantes (INDEC, 2001) del censo anterior.

Gráfica de evolución demográfica de Rufino entre 1991 y 2010
Fuente de los Censos Nacionales del INDEC

Historia[editar]

En el año 1879, el Superior Gobierno de la Provincia de Córdoba resolvió llevar a cabo, en remate público, la venta de una considerable extensión de tierra. Uno de los compradores fue Gerónimo Segundo Rufino, quien adquirió 17 leguas 522 cuadras y 20.100 varas cuadradas, a razón de quinientos un pesos fuertes la legua cuadrada. La propiedad de aquellas llanuras que constituían las suertes fiscales números 18, 19, 20, 21 y 22 de la Serie B del Departamento Río Cuarto (Córdoba), fue elevada a escritura pública el 17 de julio de 1879, con la intervención del Escribano Público de Número y Hacienda del Gobierno de la Provincia de Córdoba, Secundino del Signo. Posteriormente, mediante escritura de fecha 11 de marzo de 1881, pasada en la ciudad de Buenos Aires ante el Escribano Bernabé Burgos, Gerónimo S. Rufino declaró que la compra efectuada al Gobierno de Córdoba la había realizado en partes iguales con su hermano Francisco Mercedes Rufino.

Al momento de vender el Gobierno de Córdoba los terrenos, los límites interprovinciales no estaban aún definidos. Una de las cuestiones pendientes de resolución estaba en los límites entre las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe. El pleito fue resuelto por la Suprema Corte de Justicia de la Nación quien, en su fallo, dictaminó la configuración de los límites definitivos. De esta forma, la mayor parte de los terrenos adquiridos por los hermanos Rufino quedaron incluidos en jurisdicción de la provincia de Santa Fe. Esto obligó a protocolizar en esta provincia el título otorgado por el Gobierno de Córdoba, lo que fue ordenado en el Archivo General de Santa Fe, el 9 de abril de 1883.

Por ese mismo año 1883 existieron las primeras incursiones de arrieros que traían a estas tierras, ricas en pastos naturales, sus variedades de ganado. Así fue que comenzó la colonización. Primero, a través de los permisos de estacionamiento, luego mediante los arriendos, y después llegaron las primeras ventas. Ello sumado a las primeras viviendas, al afincamiento de factorías comerciales, al paso de las cuadrillas del ferrocarril (que por entonces llegaba hasta donde hoy está la localidad de Aarón Castellanos), trajo los primeros movimientos desenvolventes de la Colonia.

Ya en 1886 se nota la existencia de un importante nucleo de hacendados colonizadores. Consecuentemente, se imponía la subdivisión de las tierras, sobrevalorizando el fraccionamiento en beneficio de los dueños, y estimulando a los primeros pobladores a convertirlos en propietarios. Y aunque Rufino oficialmente aún no estaba fundado, ya era una población en marcha, con casas de comercio, estación del ferrocarril, estafeta de correos. Esto hizo que los hermanos Rufino iniciaran las gestiones ante la Provincia para fundar el pueblo. Así fue que, para cumplir con las reglamentaciones existentes, se confeccionó un plano figurativo y se determinaron los terrenos que debían ser donados para edificios y plazas públicas, la iglesia, el cementerio, el lazareto y el hospital. Todo esto fue cumplimentado mediante una escritura otorgada en la ciudad de Santa Fe, ante el escribano Hermenegildo Basualdo, el 21 de marzo de 1889.

Realizada la donación al Superior Gobierno de la Provincia, se elevaron las actuaciones al Ministerio de Gobierno, que aprobó la traza de la Colonia y Pueblo de Rufino, declarando a los mismos comprendidos en los beneficios acordados por la ley del 6 de diciembre de 1887. El decreto que sirvió de base para la fundación oficial del pueblo está fechado el 29 de marzo de 1889, y fue firmado por el Gobernador Gálvez y el Ministro de Gobierno Juan M. Cafferata.

La comuna de Rufino fue creada el 24 de noviembre de 1891 y se formó como municipio 28 años después, un 25 de octubre de 1929. La patrona es Nuestra Señora de Lourdes.

Biografía de sus fundadores[editar]

Del matrimonio de Gerónimo Enrique Rufino y Leonor Coll nacieron en San Juan sus hijos Gerónimo Segundo Rufino (el 3 de marzo de 1842), Francisco Mercedes Rufino (el 24 de septiembre de 1843), Laureano Rufino, Mauro Rufino y Leonor Rufino.

Gerónimo Segundo Rufino hizo sus estudios primarios en San Juan, y posteriormente se trasladó a Córdoba para completar el bachillerato. Cursó también el primer año de abogacía en la Facultad de Derecho de esa ciudad, pero debió abandonar la carrera por falta de recursos. Recaló en Buenos Aires, donde primeramente fue dependiente de almacén, para luego trabajar en la estancia "San Juan", de los Pereyra Iraola, en Quilmes, donde llegó a ser mayordomo por espacio de 14 años, además de desempeñar el cargo de tenedor de libros.

Allí se familiarizó con las tareas rurales, y consiguió armar una pequeña fortuna, y fue donde intuyó el porvenir de las tierras, por lo que decidió alejarse de la estancia. Casado en 1877 con Celia Coll, ya había adquirido en remate público al Gobierno de Córdoba aproximadamente 18 leguas cuadradas, por lo que el matrimonio decidió, entonces, radicarse en esta zona. Crearon una estancia a la que Rufino llamó "La Celia" en honor a su esposa, y Gerónimo trajo a su hermano Francisco y a un allegado de parte de su señora. En esos tiempos es cuando reciben la visita de Sarmiento, quien los entusiasmó para que fundaran el pueblo.

El agrimensor Parmenio Ferrer dibujó en 1886 un plano en el que aparece un pueblo de amplias calles y plazas, y ese plano fue el que, tres años después, fue aprobado por el gobierno provincial. Gerónimo Segundo Rufino falleció en nuestra ciudad el 27 de abril de 1901. Su ataúd fue depositado en el terreno que se hallaba destinado para erigir el templo parroquial, justamente donde hoy se encuentra. Francisco Mercedes Rufino falleció lejos de aquí cinco años después, el 5 de abril de 1906, sus restos fueron traídos por su esposa Erminia Peccorini, y descansan, al igual que los de su hermano, en la Iglesia local, que fue construido por orden de doña Erminia en memoria de su esposo. También por orden de esta señora, se trasladaron desde San Juan los restos de los padres de nuestros fundadores, que también se hallan en la parroquia. Ellos son Gerónimo Enrique Rufino (nacido el 20 de julio de 1815 y fallecido el 25 de febrero de 1881) y Leonor Coll de Rufino (nacida el 19 de septiembre de 1821 y fallecida el 31 de diciembre de 1888), Finalmente, también Erminia Peccorini de Rufino, nacida el 26 de junio de 1876 y fallecida el 6 de marzo de 1915, se encuentra descansando al lado de ellos.

Deportistas[editar]

  • Bernabé Ferreyra: Destacado jugador de la década del 30 en River Plate, debido a él lleva el apodo de millonarios. Era apodado "el mortero de Rufino" por sus fuertes disparos al arco.
  • Amadeo Carrizo: Considerado uno de los mejores arqueros del mundo, vistió la camiseta de River Plate. Una plazoleta lleva su topónimo.
  • Guillermo Coria: Apodado el "Mago", fue un gran jugador de tenis, estuvo entre los 10 mejores. Ahora está retirado.

Festejos[editar]

Fiesta del Mate[editar]

La Fiesta Provincial del Mate es la más popular de Rufino se realiza en enero, en el predio del Club Pro Educación Física Matienzo. A reconocidas figuras del folclore musical argentino se le suman una importante cantidad de cantantes y músicos de toda la región.

Por allí han pasado:

Los nocheros

Soledad Pastorutti

Jairo

Y muchísimos otros respetados y conocidos artistas.

Fiesta Nacional de la Ganadería[editar]

Se realizaba la 2ª quincena de octubre de cada año, pero desde hace años no se lleva a cabo.

Educación[editar]

Escuelas de Educación Común y Adultos

Jardín Nucleado Nº 50 - Santa Fe 48

Jardín N° 50 N. Inicial Esc. Nº 6031 - Chacabuco 315

Jardín Nº 50 N. Inicial Esc. Nº 669 - Av. Cobo 900

Jardín N° 50 N. Inicial Esc. Nº 586 - Rivadavia 587

Jardín Nucleado Nº 116 - Magallanes 57

Jardín N° 116 N. Inicial Esc. Nº 172 - Gral. López 50

Jardín N° 116 N. Inicial Esc. Nº 6426 - Gob. Iriondo 429

Jardín N° 116 N. Inicial Esc. Nº 634 - Colonia Albertengo

Jardín N° 116 N. Inicial CER Nº 200 Paraje La Invernada

Jardín N° 116 N. Inicial CER Nº 254 Colonia La Inés

Jardín N° 116 N. Inicial CER Nº 239 Estación Tarragona

Escuela 171 Bernardo Monteagudo - Juan B. Justo 57

Escuela 172 Bernardino Rivadavia - Gral. López 50

Escuela 586 Gral. Justo J. Urquiza - Rivadavia 587

Escuela Domingo F. Sarmiento - Colonia Albertengo

Escuela 669 Gral. Manuel Belgrano - Avda. Cobo 900

Escuela 6031 Prov. de Buenos Aires - Chacabuco 315

Escuela 6426 Club de Leones - Berutti e Iriondo

Escuela Brig. Estanislao López - Estació Tarragona

Escuela Mariano Moreno - Avda. Cobo 900

Escuela Pablo Pizzurno - Avda. Cobo 900

C.E.N.P.A. Nº 43 - Berutti e Iriondo

Escuela Domingo F. Sarmiento - Avda. Cobo 900

Centro Alfabetización Nº 249 - Gral. López 50

Centro Alfabetización Nº 250 - Rivadavia 587

Centro Alfabetización Nº 251 - Gral. López 50

Secc. Semipresenciales Nº 10034 - Rivadavia 587

Escuela de Enseñanza Media Nº 271 - Chacabuco 315

Escuela de Enseñanza Media para Adultos Nº 1118 - Gral. López 50

Escuela de Educación Técnica Nº 286 Jerónimo S. Rufino - Fernando GARIN 374

Escuela de Educación Agrotécnica Nº 335 - Avda. Covo 1095

Colegio Nacional Superior Nº 50 Gral. San Martín - Int. Ferrari 480

Instituto Nuestra Sra. de la Misericordia - Presidente Perón 58

Colegio San José - Benito Bianco 412

Colegio San José - San Jerónimo 420

Escuelas de Educación Superior

Instituto Superior de Profesorado Nº 19 - CHACABUCO 315

Colegio Nacional Superior Nº 50 Gral. San Martín - Int. Ferrari 480

Instituto Nuestra Sra. de la Misericordia - Presidente Perón 58

Escuelas de Educación Especial

Dra. María L. Rosatti de Vogt - Avda. Cobo 1215

Escuela Especial Nº 2092 - Santa Fe 226

Centros de Extensión Áulicas

Subunidad Académica Facultad de Ciencias Económicas UNLZ - F. Garín 374

Subsede Facultad de Derecho UNLZ - F. Garín 374

Subsede Facultad de Psicología UNR

Instituto CIEC Cursos de Capacitación Laboral - Calle Cobos 180 - (Galería Centro)

Instituciones, Clubes, Asociaciones[editar]

Asociación Tiro Federal Rufino[editar]

La Asociación Tiro Federal Rufino es la más antigua de las instituciones deportivas de la ciudad. Fundada el 20 de mayo de 1904, organiza torneos en varias categorías.[1]

Club Sportivo Ben Hur (Club Sportivo Rufino y Club Social y Deportivo Ben Hur)[editar]

En los primeros meses del año 1919 un grupo de muchachos, colegiales prácticamente, se entretenía jugando al fútbol en el potrero donde años más tarde erigiría su cancha el club Matienzo, sito entonces en los terrenos comprendidos entre la sala de máquinas de la Cooperativa Eléctrica y la esquina ocupada por la Bodega García. En esos muchachos bullía la efervescencia que habían dejado en el ambiente los grandes equipos que desaparecían por aquel tiempo, Sarmiento y Belgrano. Si bien eran jóvenes, ya existía en ellos el deseo de tener un club y las ansias de competir con el que se presentara. Así es que el 19 de marzo de 1919 se funda el Club Sportivo Rufino, tarea llevada a cabo por Roberto Bogan, José María Sosa Covian, Ambrosio Scovazzi, los hermanos Telmo, Fortunato Vega, los hermanos Acuña, Julio y Manuel Serrano, entre otros.

Inicialmente, el equipo se llamaba Estudiantes, debido a la condición de colegiales de sus integrantes y también por el hecho de que por ese entonces el profesor Luis Mikak, docente de los mismos, les había obsequiado un par de talonarios de recibos donde se leía Estudiantes de Laborde, al que los chicos le borraban la última parte para darle un uso particular. No quedaron actas ni registros de estos actos, porque estos muchachos en ningún momento suponían que lo que estaban haciendo iba a tener tanta importancia y magnitud con el tiempo. La comisión directiva casi siempre, y hasta que llegó la verdadera madurez, estaba integrada por la casi totalidad de los jugadores de la primera y única división.

Como no tenían cancha y en razón de que practicaban en el potrero transformado en Matienzo, iban pagando el piso en los encuentros preliminaresde dos equipos nacientes y luego tradicionales rivales: Matienzo y Newbery, que revivían las inolvidables esencias de Sarmiento y Belgrano. Allí jugaban entonces estos chicos con divisiones de las instituciones, hasta que al poco tiempo ya enfrentaban a los equipos de primera, con suerte varia y diferente fortuna, para ser admirados más tarde por su gran ensamblamiento y propias concepciones.

Estos entusiastas muchachos no podían continuar sin campo de deportes y se fueron hacia el molino harinero “Letizia”, donde antes habían actuado los pioneros y ya nombrados Sarmiento y Belgrano. El molino cedió el uso del terreno con el pedido de que el club llevara el nombre Letizia, que los jóvenes aceptaron como agradecimiento, y se presentaban allí y con ese nombre hasta que la empresa requirió el predio por cuestiones organizativas. Reunidos en la plaza Sarmiento para definir la posición a seguir, siguieron los conceptos de Ambrosio Scovazzi, y decidieron un nuevo cambio de nombre, dando origen allí al Club Sportivo Rufino, fortificados además en el hecho de que no había ningún equipo que llevara el nombre del pueblo. También se decidió el cambo de los colores de la camiseta, que hasta entonces eran similares a los de Chacarita Juniors, y por sugerencia de José María Sosa Covian se instauran el rojo y el blanco, en homenaje al histórico Alumni que hizo historia en los albores del fútbol nacional. Luego de las distintas visicitudes enunciadas, se levanta la nueva cancha de fútbol en el campo de atletismo y velódromo perteneciente a Antonio Cane.

Los sueños de la cancha propia, tan ansiados desde las primeras deambulaciones, se vieron ampliamente satisfechos al radicarse el club en el actual predio ubicado en las calles que por ese entonces se llamaban Laprida y Liniers (hoy Antonio Martín y Alixse Peró), con alambrado olímpico reglamentario, tribuna, vestuarios, parque y tapial perimetral.

En el año 1931 Sportivo Rufino incorpora el basquetbol a sus actividades deportivas, por iniciativa de sus socios Leandro Borda y Reynaldo Zolezzi, quienes junto a Antonio Cutro, Reculé, Pedro Borda, Emilio Cutro y Julio Borda, integraban el primer equipo de este deporte. Este plantel obtuvo los campeonatos de 1933 y 1934, que fueron los dos primeros torneos organizados por la Asociación de Basket Ball de Rufino, obteniendo así el derecho de participar en el Campeonato de Campeones de la Provincia. Sportivo fue asimismo uno de los primeros clubes que fomentaron el basquetbol femenino, juntamente con B.A.P.

Paralelamente a esta actividad basquetbolística, otra institución local realizaba la misma práctica. Se trata del Club Social y Deportivo Ben Hur. En el año 1933, el director del Colegio San Martín, Francisco Bazerque, sugirió a la barriada de la Casa Perera que formaran un equipo de basquetbol. Varios de los participantes de la primera reunión formaban parte del equipo de fútbol comercial denominado justamente "Casa Perera", en razón de que varios de ellos trabajaban en esa firma. En 1934 resuelven adoptar el nombre de Ben Hur, y con ese nombre aparece el primer equipo, integrado por Antonio Lastra, Dionisio Perera, José Diez, Manuel Serrano, Mercedes Cuello y Martínez, que llegan a disputar la final del torneo de ese año ante Newbery. El primer entrenador fue Carlos Carr, considerado el creador del basquetbol en nuestra ciudad.

La primera cancha de Ben Hur se encontraba en la calle Rioja (hoy Manuel Roca) al 500, hasta que desde 1935 y hasta 1937 sus tableros se trasladaron a la esquina de Rioja y Entre Ríos (hoy Manuel Roca y Bernabé Ferreyra). Más tarde, entre 1938 y 1946, la cancha estuvo en el terreno cedido por Alejandro Bulgheroni, frente a la carpintería de Piccini Hermanos, sirviendo esta última de vestuarios, baños, dirección técnica, sede, etc.

En la asamblea realizada el 10 de julio de 1953 en las instalaciones del Circolo Italiano se resolvió continuar adelante con la institución, y para ello se encomendó a la tarea de adquirir un predio propio. Finalmente se compró una fracción de 30×50 en la calle Entre Ríos (hoy Bernabé Ferreyra) al 252, lugar donde se instaló definitivamente, inaugurándose la cancha en febrero de 1954 con la presencia de autoridades, presidentes y delegados de instituciones locales y numeroso público. Ese 20 de febrero se disputó el primer partido, habiendo invitado para esa ocasión al club Platense de Buenos Aires.

Estos dos clubes (Club Sportivo Rufino y Club Social y Deportivo Ben Hur) continuaron desarrollando sus actividades en forma simultánea, hasta que en una asamblea conjunta desarrollada a mediados de la década de 1970, ambas instituciones resolvieron fusionarse, dando origen al Club Sportivo Ben Hur, entidad que mantiene viva la llama deportiva hasta la fecha, participando principalmente en torneos oficiales de fútbol (habiendo obtenido en forma magistral los campeonatos de primera división de 1991 y 1992 y llegando también en ambos casos a la final del torneo provincial representando a la Liga Venadense de la cual es parte) y con representantes en campeonatos de bowling. Se continúa utilizando como campo de deportes el que perteneció inicialmente a Sportivo Rufino, ubicado en Antonio Martín y Alixse Peró, en tanto la sede social y las pedanas de bowling se encuentran en Bernabé Ferreyra 252, donde estaba Ben Hur, en cuyo salón principal también se realizan diferentes eventos sociales y deportivos, además de contar con una cancha de fútbol 5 en la parte posterior del predio.

Club Atlético Jorge Newbery[editar]

Encontrándose prácticamente disueltos los clubes Sarmiento y Belgrano, los jóvenes de entonces querían seguir canalizando su entusiasmo por la práctica del fútbol, y así fue que surgieron equipos que representaban a distintos barrios. En 1917 se produjo un encuentro entre dos de ellos, “Argentinos del Sud” y “Goal”, con la victoria del primero de los nombrados. Para la revancha, los de “Goal” incluyeron en la formación a tres refuerzos, Víctor Martínez, Paulino Ferreyra y Domingo Paschetta, y no sólo se quedaron con el triunfo, sino que “Goal” fue la raíz de un nuevo club. Bajo esa primera denominación el equipo participó en varios encuentros y fueron convocados a una asamblea un grupo de amigos. El 12 de octubre de 1917 formalizan la constitución del club, que adopta el nombre de “Jorge Newbery”. En esa misma reunión surgió la primera Comisión Directiva, que estuvo formada por Francisco Bersano como Presidente, Antonio Celetti como Vicepresidente, Benigno Ferreyra como Secretario, Alejandro Perazzo como Tesorero, quedando como vocales los demás participantes de la reunión. A los dos meses se retiró de la presidencia Francisco Bersano, asumiendo el cargo Antonio Seletti.

Dicho club cuenta con varias disciplinas deportivas, entre ellas: fútbol (categorías infantiles, inferiores y mayores), basquet (categorías menores, infantiles y mayores). Estos dos deportes participan con todas sus categorías en la Liga Venadense de Fútbol y en la Asociación Venadense de Basquet, respectivamente. Tenis (con escuela de menores que participan en torneos regionales y provinciales). Pelota a paleta (con escuela de infantiles, con participación a nivel provincial y torneos de mayores a nivel regional). Hockey (participa en la Liga del Centro con categorías menores y la división mayor. Voley (recientemente incorporado con la participación torneos provinciales con categorías juveniles). El club cuenta con piso parquet en su gimnasio en el que se desarrolla el fútbol de salón. Parte Social Actualmente el club agrega la parte social en la que chicos de la escuela especial utilizan las instalaciones para desarrollar los deportes en los cuales participan en encuentros nacionales. Mundo Aviador Un grupo de hinchas con el apoyo de empresas y comercios de la ciudad ha diseñado y lanzado el suplemento interno del club para que el hincha y el socio conozca la función y el desarrollo de las disciplinas que en el club se desarrollan con la participación de los mismos que la desarrollan por medio de notas.-

Club Social y Deportivo Defensores Rufinenses[editar]

Un grupo de vecinos concentrados en el sector que se ha llamado “Barrio del Hospital” se reunieron en las instalaciones de la Escuela 669 con el propósito de fundar un club, y los estatutos fueron redactados por el director del establecimiento educativo, don Ramón Arquier. El 1° de febrero de 1954 vio la luz una nueva institución deportiva, denominada “Club Social y Deportivo Defensores Rufinenses”, instalándose en Avenida Cobo 980. La primera comisión directiva estuvo integrada por José Tapia como Presidente, Raúl Marcaccini como Vicepresidente, Miguel Carrera como Secretario, Oreste Caucino como Prosecretario, Carlos Cervi como Tesorero, Oscar Roca como Protesorero, Alfredo Calabrín, Reginaldo Tapia, Carlos Ferrando, José Calcante y Tomás Oviedo como Vocales Titulares, Rubén Ciani, Domingo Viano y Raúl Iriarte como Vocales Suplentes, Ramón Arquier y Andrés Molinari como Revisores de Cuentas. Durante la época en que se construyó la arquitectura actual de la Escuela 669, el establecimiento de enseñanza funcionó en las instalaciones del club Defensores Rufinenses.

Club Social y Deportivo El Fortín[editar]

En 1947 Enzo de Lázzari formó un equipo de barrio para intervenir en un campeonato de baby-fútbol que había organizado el club Jorge Newbery, y ese equipo se denominó “El Fortín”, tal el nombre con el que se conocía al Club Atlético Vélez Sársfield, club del cual posteriormente tomaron sus colores y el diseño del escudo. Entusiasmados, sus componentes decidieron darle vida a un club y así fue que el 17 de marzo de 1948 fundaron el Club Social y Deportivo “El Fortín”, instalado en Santa Fe 445. La primera comisión directiva estuvo conformada por Cecilio Coria como Presidente, Miguel Rodriguez como Vicepresidente, Luis San Paulo como Secretario, Luis Luppi como Prosecretario, Pablo Mandrilli como Secretario de Actas, Secundino Molina como Tesorero, Santos Cutro como Protesorero, Julio Borda, Héctor Martinessi y Vicente Marinetti como Vocales Titulares, Carlos Carrera y Vicente Cutro como Vocales Suplentes, Humberto Ferrari y Benjamín Pérez como Revisores de Cuentas, y Félix Ottino como Sïndico. La primera resolución que tomó la comisión directiva fue que en la institución se practique el juego de bochas, y así fue como se pusieron en campaña para la construcción de las dos canchas que tiene el club.

Club Horizonte[editar]

El 11 de febrero de 1953 fue fundado el Club Social y Deportivo Horizonte, cuyas instalaciones están en San Luis (hoy Dr. Carballeira) 632. La primera Comisión Directiva estuvo integrada por Romeo Guggia como Presidente, Francisco Rabbia como Vicepresidente, Roberto Giraudo como Secretario, Jaime Arbós como Prosecretario, Máximo Mura como Tesorero, Agustín Barberís como Protesorero, Juan Betbeder, Ignacio Salguero, José Giraudo y Adalberto Guggia como Vocales Titulares, Horacio Santiago y Flores Pighin como Vocales Suplentes, Agustín Taricco y Domingo Brarda como Revisores de Cuentas.

Club Pro Educación Física Matienzo[editar]

El 12 de septiembre de 1920 se congregaron en un café que estaba ubicado frente a la plaza Sarmiento un grupo de personas con el propósito de constituir un club. Esa misma tarde quedó conformada la primera comisión de la institución denominada “Rufino Atletic Club”, la que estaba constituida por Ricardo Roca como Presidente, Juan Antonio García como Vicepresidente, Manuel Perez como Secretario, Pablo Vega como Prosecretario, Máximo Saldaña como Tesorero, y Emilio Perón como Protesorero, siendo designados como Vocales el resto de quienes estuvieron presentes en esa asamblea. El 14 de septiembre resuelven cambiarle el nombre al club, el que pasa a llamarse “Club Pro Educación Física”. Pero como muchos querían agregarle a esta denominación el nombre de alguna figura de relieve deportivo, así fue como entonces el 17 de septiembre incorporaron el nombre de “Matienzo”, con lo que la entidad pasó a llamarse en consecuencia “Club Pro Educación Física Matienzo”, tal como persiste en la actualidad.Con jugadores que yá estan en Primera,por ejemplo, Fabián Muñoz que se destaca como extremo en Newells old boys de la ciudad de Rosario,Santa fe.

Centro Recreativo y Cultural Unión del Norte[editar]

El Centro Recreativo y Cultural “Unión del Norte” fue el nombre adoptado por la institución luego de la fusión entre los clubes Sportivo Norte y Central Argentino, ocurrida el 30 de octubre de 1936, obteniendo la personería jurídica cinco años más tarde. Inicialmente compró un terreno donde construyó su cancha de básquetbol, que también se utilizaba como pista de baile al aire libre, llegando incluso a contratar a la orquesta de tangos Franzini-Pontier. Fue la primera institución que organizó rifas, y llegó a ofrecer como premio una casa totalmente amoblada, ubicada en Colón 179, la que, luego de quedar dos veces en manos del club, al realizarse el tercer sorteo resultó favorecido con la misma Ángel Meunier. En sus instalaciones se encuentra la Biblioteca Popular “Juan Bautista Alberdi”.

Biblioteca Juan B. Alberdi[editar]

Fundada el 20 de mayo de 1934 por el Club Central Argentino, una modesta entidad deportiva del barrio General San Martín que no descuidó la parte cultural y buscó, además de la salud del cuerpo, la salud del alma. Años más tarde, en 1936, los dirigentes del Club Central Argentino junto con los del Club Sportivo Norte llevaron adelante la fusión de ambas entidades para dar nacimiento al Centro Recreativo y Cultural Unión del Norte, que continuó los mismos propósitos.

Biblioteca Popular José Ingenieros[editar]

Nació el 1º de mayo de 1913, bajo el auspicio del Centro Socialista local. La primera sede que alineó sus libros sobre unas modestas estanterías estaba ubicada en calle Corrientes (hoy Eva Perón) 173. Allí entonces se hallaba el primer y gran propósito de elevar la cultura de nuestra ciudad. El 3 de agosto de 1914 se elige su primera Comisión Administrativa, donde Enrique Cornejo fue consagrado como secretario general y tesorero, resultando vocales Sergio Zárate, Manuel Vicente, Joaquín Morales, José Lois, Alfredo Meyer y Agustín Oviedo.

En 1937, y mediante una reforma del estatuto, se estableció que la Biblioteca Popular se denominaría en lo sucesivo “José Ingenieros”, en honor en homenaje al escritor y sociólogo argentino, además de establecerse que funcionaría desde entonces con fines de cultura general y con absoluta prescindencia política y religiosa.

Bochin Club VIlla del Parque[editar]

Un grupo de vecinos del Prado Español y del Parque Municipal aficionados a las bochas se entretenía con el popular juego en el “campito”, justamente en el “campito” donde posteriormente se levantó el club. El 9 de marzo de 1949 se fundó el Bochin Club “Villa del Parque”, en calle San Juan 545, y la primera Comisión Directiva estuvo constituida por Raimundo Luchisoli como Presidente, Pedro Chiappero como Vicepresidente, Pedro Sánchez como Secretario, Domingo Aragno como Tesorero, Juan Leali, Virginio Ruaro, Pedro Rebuffo, Pedro Marín y Juan Giorgetto como Vocales.

Club Social y Deportivo Belgrano[editar]

En febrero de 1949 un grupo de empleados ferroviarios aceptó una invitación del Club Locomotoras, de Monte Comán (Mendoza) para jugar un partido de fútbol. Así fue como ese grupo se fue integrando con posterioridad a ese encuentro que, meses después, el 18 de abril del mismo año resolvieron fundar un club, el que cinco días más tarde constituyó su primera Comisión Directira, integrada por José León Silva como Presidente, Alfonso Alfredo Rasso como Vicepresidente, Dalio Bertello como Secretario, Armando Ubono como Prosecretario, Alberto Cassano como Tesorero, Facundo Ramallo como Protesorero, Castaldi, Sosa, Mondaca, Scolari y Ristorto como Vocales Titulares, Hugo Irusta, Arnaudo y C. Irusta como Vocales Suplentes, y Félix Santos y Roberto Silva como Revisores de Cuentas. Finalmente, el 23 de abril, en una nueva reunión, se resolvió llamar a la institución con el nombre de Club Social y Deportivo Belgrano.

Para la elección de los colores distintivos se optó por el azul y el blanco y, a pedido de Hugo Irusta, que traía el recuerdo lejano de un club que había forjado con otros amigos en su tierra natal, Villa Nueva (Provincia de Córdoba), se dispuso que tales colores fueran en forma de V.

Club Atlético General San Martín[editar]

Había dos clubes en el Barrio Norte (hoy General San Martín) que practicaban fútbol: uno formado por empleados ferroviarios y otro llamado Atlético Belgrano, quienes decidieron fusionarse, dando así origen el 9 de agosto de 1924 al Club Atlético B.A.P., de lo que se advierte su procedencia ferroviaria. La primera Comisión Directiva estuvo conformada por Francisco Pizarro como Presidente, Pedro Arias como Vicepresidente, Marcos Arias como Secretario, Ángel Alfani como Prosecretario, Alex Meres como Tesorero, José Rosales como Protesorero, Rodolfo Rïos, Julio Fernandez, Guillermo González, Juan Di Vacco y Diego Martínez como Vocales. En el año 1950, al producirse la nacionalización de los ferrocarriles, los mismos cambian sus nombres, por lo que el Ferrocarril B.A.P. pasa a llamarse Ferrocarril General San Martín, y a raíz de ello la Comisión Directiva del club resuelve aplicar la misma metodología con la institución, que pasa a llamarse Club Atlético General San Martín.

Su primera cancha estuvo ubicada en el mismo lugar en el que se encuentra en la actualidad su predio. Se reemplazaron los hilos de alambre de los comienzos por las mallas olímpicas y las torres de iluminación. En distintos momentos de su vida institucional, el club practicó tenis, bochas y basquetbol.

Cooperativa Eléctrica Limitada de Rufino[editar]

Fundación e historia[editar]

El 3 de febrero de 1914 llegó la luz eléctrica a las calles de la ciudad. El primer concesionario fue José Irazusta, un hombre modesto y con escasos recursos. Al poco tiempo se hicieron las primeras conexiones domiciliarias, todo lo que tomó un mayor cuerpo cuando Carlos Boero se hizo cargo de la prestación general del servicio. Boero estuvo hasta 1928, en que se hizo cargo de los servicios la SUDAM (Compañía Sudamericana de Servicios Públicos). Esta compañía, como siempre lo hacen, había “arrancado” una concesión de 20 años, que partía desde la primera luz eléctrica, en 1914.

En 1930, y a raíz del rechazo por parte de la Sudam de la rebaja de tarifas, se inició un fuerte movimiento popular que, si bien no se concretó, generó firmes impulsos a la ciudadanía, que ya no descansaría hasta lograr la meta ansiada.

Acercándose a su término el contrato de concesión a favor de la empresa, ésta trabajó denodadamente para que las autoridades llamaran a una nueva licitación. Esto se cumplió, y sólo fue presentada una única propuesta, la de la misma usina, que el Concejo Deliberante rechazó íntegramente por no satisfacer en nada las aspiraciones de nuestra ciudad.

Frente a frente, en 1933, el Departamento Ejecutivo Municipal y el Concejo Deliberante con la Sudam, el Concejo se asoció por Ordenanza a la Cooperativa que, en aquellos momentos (años 1933 y 1934) estaba en pleno apogeo de organización. En la Municipalidad, en ese año 1933, se encontraban Wenceslao Vega Guerra como Intendente y José Lonegro como Secretario, y el Concejo Deliberante era presidido por Humberto Alfani y completaban el cuerpo Lorenzo Boschetto, Alejandro Videla, Florencio De Vicente y Salvador Segura. Alfani y De Vicente fueron los eficaces representantes de la Municipalidad en el trascendental momento.

El periódico de aquel entonces, “El Pueblo”, dirigido por Justo Lerena, ante la intransigencia de la empresa y viendo el cariz que tomaban las cosas, llamó a una reunión de vecinos en su redacción a efectos de consolidar los propósitos que se debatían en el ambiente. No fueron muchos los que se hicieron presentes a la convocatoria, pero entre los asistentes se recuerda a Tomás Saporiti, Daniel Fort, Roberto Palladino y Lorenzo Boschetto. Se reunieron en el local de España 273, que es justamente el lugar en el que nació la Cooperativa. Después de estudiar la situación, resolvieron decididamente y con empuje poner manos a la obra para constituirla.

Se iniciaron los trabajos preliminares, se habló con los consumidores y se preparó con todo cuidado una asamblea popular que, además de ser grandiosa y entusiasta, hizo vislumbrar el éxito que coronaría a los esfuerzos originales. La asamblea se llevó a cabo en el Cine Teatro Condal y, luego de imponerse a los presentes de la situación que se vivía, se procedió a la elección del Primer Directorio Provisorio, que resultó el firme puntal del triunfo a obtenerse.

El Directorio estaba integrado por Tomás Saporiti, Ángel Bulgheroni, Florencio de Vicente, Roberto Palladino, Luis Dourneau, Lorenzo Boschetto, Martín García, Mateo Roattino, Balbino Galán, F. Denápole, Carlos Frigerio, Octavio Navilli, Alejandro Videla y Gregorio Casas. Este Directorio aprobó el estatuto, inició la suscripción de acciones, cobró las primeras cuotas y empezó el trabajo general para la obra que se le había confiado.

La lucha, además de ser resistida por muchos vecinos, fue tildada de “aventura alocada” por la Sudam, pues según ella “Rufino nunca haría una Cooperativa” de la trascendencia que se proyectaba por falta de capital. Y así fracasaron las predicciones, no obstante la propaganda desleal que se desarrolló y la cantidad de intereses que jugaron, en donde no estuvo ausente una parte de la clásica política caudillística criolla. El Directorio provisorio consiguió un rotundo triunfo, ya que la Asamblea aprobó el estatuto definitivo, quedando fundada la Cooperativa el 5 de noviembre de 1933.

Tal como se había establecido, en 1934, vencimiento de los 20 años de concesión, se concretó el plebiscito popular. El voto era muy sencillo, pero de enorme prueba a la vez. De un lado estaba el “SI” por la Cooperativa, del otro el “NO”, o sea el apoyo a la usina extranjera. Fue una memorable batalla: no faltó ni el peso para el voto ni la taba. Una gran expectativa se generó en toda la población. Las más bastardas contradicciones, enredadas aún más por algunos sectores, lastimaban el aire del pueblo. Pero no pudieron vencer la integridad moral de las autoridades de la Cooperativa y la Municipalidad, y del inmenso cúmulo de gente que creyó en ellos y sintió el movimiento. El triunfo del “SI” fue abrumador. Había triunfado el derecho de un pueblo que había sido convocado para defender sus propios intereses.

El 23 de noviembre de 1937 comenzó la prestación de los servicios de electricidad, al ponerse en marcha los motores de la Cooperativa. Los primeros tres grupos electrógenos fueron comprados a la Compañía Sudamericana S.K.F., afiliada a la Aktiebolaget Svenska Kullagerfabriken (S.K.F.), de Gotemburgo, Suecia, que también hizo el trabajo de montaje.

Su hermosa historia hoy se ve empañada por la corrupción que sufre la institución, que no es ajena a la que vive el municipio y el país.

Referencias[editar]

  1. «106 años del Tiro Federal». rufinoweb.com.ar (19 de mayo de 2010). Consultado el 26 de enero de 2011.