Román Delgado Chalbaud

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Román Delgado Chalbaud-Cardona (Mérida, Edo. Mérida, 12 de Abril de 1882 - †Cumaná, Edo. Sucre, 11 de Agosto de 1929), fue un militar y político venezolano, padre de Carlos Delgado Chalbaud presidente de Venezuela (1948-1950).

Hijo del general Miguel Delgado Briceño y de Dolores Chalbaud-Cardona Calderón. Al morir sus padres siendo aún muy pequeño, fue enviado a cursar estudios en el colegio Sagrado Corazón de La Grita. Años más tarde, gracias a una recomendación de su tío el general Esteban Chalbaud-Cardona Calderón, obtiene del presidente Joaquín Crespo una plaza en la Escuela Naval de Puerto Cabello a bordo del buque-escuela Ana Jacinta (1895-1898). En 1901, ya con el grado de capitán, el presidente Cipriano Castro le encomienda la misión de perseguir a bordo del cañonero Restaurador, al buque Ban Righ, el cual recorre las costas venezolanas, desembarcando tropas y parque utilizados en los combates de la Revolución Libertadora (1901-1903). Así mismo, durante el desarrollo del mencionado movimiento insurreccional anticastrista liderado por Manuel Antonio Matos, apoyó en su rol como Jefe de la Armada de Venezuela a las fuerzas que comandadas por el general Juan Vicente Gómez que derrotan en la batalla de Ciudad Bolívar al último bastión de la Libertadora (julio de 1903). Entre 1903 y 1906, Chalbaud se mantiene en el grupo opuesto a Gómez en el episodio conocido como «La Conjura» (1906-1907), en el que ante la repentina enfermedad del presidente Castro, grupos opositores a éste y Gómez, vieron la oportunidad de deshacerse de ambos líderes y nombrar un nuevo presidente, Francisco Linares Alcántara; complot que se frustró debido a la recuperación de la salud por parte de Castro.

En 1908, a pesar de haber formado parte del círculo opositor a Gómez en «La Conjura», se une al golpe de Estado del 19 de diciembre de 1908 que lleva al general Gómez a poder. Al año siguiente, funda y dirige la Compañía Anónima de Navegación Fluvial y Costanera, empresa en la cual participa como accionista el propio general Gómez, y la cual controlaba todo el transporte fluvial y marítimo de la nación. En este sentido, sus vínculos de negocios con su compadre Gómez, lo convierten en una de las figuras más prominentes del gomecismo, al punto de ser considerado como futuro sucesor del mismo. En 1911, viaja a Europa como agente fiscal del gobierno venezolano para buscar una participación de capital extranjero en la creación de un nuevo banco, el cual contribuyera a modernizar el sistema bancario nacional. Asimismo, estuvo facultado para negociar la construcción de una red de cloacas en Caracas, el establecimiento de un ferrocarril en el territorio federal Amazonas, además del otorgamiento de un servicio de vapores por el Alto Orinoco y el río Negro, el cual a su vez respaldaría un proyecto de inmigración en la zona. Con motivo de su importante misión, Delgado Chalbaud se unió en París con representantes del Crédit Francais y de la casa Louis Dreyfus, y en Londres con los miembros de un consorcio financiero, el Sindicato Ethelburga. En cuanto a los términos de las negociaciones llevadas a cabo por Delgado Chalbaud en Europa, particularmente las relacionadas con la creación del banco, tenemos que éstas desataron una violenta reacción de ciertos sectores de la opinión pública. Por tal razón, Gómez quien en un primer momento parecía apoyar los proyectos, resuelve oponerse a ellos. En 1912, Delgado Chalbaud invitó a visitar el país al piloto estadounidense Frank E. Boland quien realiza en Caracas el primer vuelo tripulado en Venezuela que contó con la presencia del Presidente Gómez.

El fracaso de los planes de Delgado Chalbaud, coincidió con la pérdida de su preeminencia política y la ruptura definitiva con Gómez. Como consecuencia de esta situación, en 1913 inició un movimiento conspirativo destinado a evitar la reelección de Gómez, el cual fue delatado. Encarcelado en La Rotunda, donde permaneció con grilletes durante 14 años (1913-1927), Delgado Chalbaud viaja al exilio al ser liberado y prepara, desde París donde se encontraba radicado, una expedición armada para desembarcar en las costas orientales de Venezuela y tomar el poder. La ayuda para dicha empresa le fue otorgada por antiguos amigos del Crédit Francais y de la casa Dreyfus, así como también por el magnate petrolero venezolano Antonio Aranguren. Finalmente, a bordo del buque de guerra Falke, viaja hasta Venezuela junto con un nutrido grupo de exiliados antigomecistas, desembarcando en Cumaná donde muere en combate al intentar la toma del puente Guzmán Blanco, a la entrada de la calle Larga (hoy avenida Bermúdez). Sus restos fueron trasladados a Caracas e inhumados en el Cementerio General del Sur el 10 de diciembre de 1953.

Referencias[editar]

Este artículo incorpora material de www.venezuelatuya.com, que mediante una autorización permitió agregar contenido e imágenes y publicarlos bajo licencia GFDL.