Robert Sarah

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Robert Sarah en 2009.

Robert Sarah (nacido el 15 de junio de 1945) es un cardenal de Guinea de la Iglesia católica, prefecto electo de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, y actual presidente del Pontificio Consejo Cor Unum desde su nombramiento por el papa Benedicto XVI el 7 de octubre de 2010.[1]

Biografía[editar]

El cardenal Sarah nació en 1945 en la Guinea Francesa. Sus estudios iniciales fueron en Ourous, en 1957, entró en el Seminario de Bingerville, en Costa de Marfil. El 2 de octubre de 1958, Guinea se convirtió en un estado independiente tras el referéndum del 28 de septiembre. Los seminaristas guineanos que estudiaban en Bingerville, regresaron a su nuevo país y entraron en el seminario de Dixinn en 1960, pero sólo por un año, ya que el 15 de agosto de 1961, el Partido Democrático de Guinea nacionalizó todas las escuelas católicas privadas, incluyendo el seminario de Dixinn. Luego de permanecer en sus respectivas parroquias, a los seminaristas, entre ellos Sarah, se reunieron en las localidades de la parroquia de Sainte-Croix, Kindia, en espera de la apertura del seminario Juan XXIII, situado a 135 kilómetros de Conakri.

Después de obtener un título de bachiller en 1964, el joven Sarah fue enviado a Francia para estudiar en el seminario mayor de Nancy. Pero debido a las relaciones políticas entre Francia y Guinea, tuvo que ir a Sebikotane, Senegal, para terminar su formación teológica. Más tarde ese año fue enviado a estudiar en la Pontificia Universidad Gregoriana, en Roma, donde obtuvo una licenciatura en teología, y en Jerusalén Estudio Bíblico Franciscano, donde obtuvo la licenciatura en Sagradas Escrituras. Regresó a Guinea en 1974.

Fue ordenado sacerdote el 20 de julio de 1969 a la edad de 24 años. Incardinado en la diócesis de Conakri. Fue nombrado como Arzobispo Metropolitano de Conakri el 13 de agosto de 1979 por el papa Juan Pablo II a la edad de 34 años. Recibió su consagración episcopal el 8 de diciembre de 1979 por el cardenal Giovanni Benelli. Mons. Sarah sirvió como ordinario de la Arquidiócesis de Conakri hasta su nombramiento por el papa Juan Pablo II como Secretario de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, el 1 de octubre de 2001.

Mons. Sarah fue designado como presidente del Pontificio Consejo "Cor Unum", reemplazando al Cardenal Paul Cordes, que había renunciado por su avanzada edad. Cordes había sido presidente desde 1995. Mons. Sarah, en su nuevo cargo, vela por las organizaciones católicas de asistencia en todo el mundo. El entonces arzobispo Sarah fue nombrado por el papa Benedicto XVI para llevar un dicasterio del Vaticano después el cardenal Peter Turkson (que había sido previamente Arzobispo Metropolitano de Cape Coast, Ghana) y fue nombrado presidente del Pontificio Consejo para la Justicia y la Paz en 2009. Siguiendo los pasos de los otros tres cardenales que han tenido una relevancia significativa en el Vaticano: el cardenal Bernardin Gantin (que como Decano del Sacro Colegio de Cardenales y Prefecto de la Congregación para los Obispos era el católico de más alto rango de África), el cardenal Francis Arinze y el primer cardenal africano y amigo cercano del papa Juan Pablo II, Laurean Rugambwa.

El 20 de noviembre de 2010, el papa Benedicto XVI lo proclamó cardenal de San Juan Bosco in Via Tuscolana. Tendrá derecho de voto en los cónclaves papales hasta su 80 cumpleaños. El 29 de diciembre de 2010, el cardenal Sarah fue nombrado miembro de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, del Pontificio Consejo para los Laicos y el Pontificio Consejo para la Justicia y la Paz.[2]

El 23 de noviembre de 2014 fue nombrado prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, en reemplazo del Cardenal Antonio Cañizares Llovera, nuevo Arzobispo de Valencia (España).

Opiniones[editar]

El 1 de septiembre 2010 Mons. Sarah criticó al líder libio Muammar Gaddafi, por su llamada a la conversión de toda Europa al islamismo, lo etiquetó como una falta de respeto al Papa, Italia y la Iglesia.[3] Mons. Sarah, dijo que " Hablar de la conversión de todo el continente europeo al Islam no tiene ningún sentido porque es el pueblo por sí solo quien decide conscientemente ser cristiano, musulmán o seguir otras religiones".

Durante su participación en el reciente Sínodo de la Familia, el Cardenal Sarah denunció los intentos de los medios seculares por presionar a la Iglesia para forzarla a cambiar su enseñanza sobre la homosexualidad. En declaraciones a ACI Prensa el 16 de octubre, el Purpurado, originario de Guinea, recordó que “la Iglesia nunca ha juzgado a las personas homosexuales, pero los actos homosexuales son graves desviaciones de la sexualidad”.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]