Remigio Crespo Toral

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Remigio Crespo Toral
Remigio Crespo Toral 1885.JPG
Remigio Crespo Toral, Quito 1885.
Nacimiento 4 de agosto de 1860
Bandera de Ecuador Cuenca, Ecuador
Defunción 8 de julio de 1939 (78 años)
Bandera de Ecuador Cuenca, Ecuador
Nacionalidad ecuatoriana
Seudónimo Stein
Ocupación abogado, político y poeta
Cónyuge Elvira Vega García (1868-1965)
[editar datos en Wikidata ]

Remigio Crespo Toral (4 de agosto de 1860 - 8 de julio de 1939) era un destacado escritor hombre público cuencano, el cual es considerado como una de las figuras más importantes de la poesía y de la literatura ecuatoriana.

Crespo Toral se destacó no sólo en la literatura pero también en la política ecuatoriana. Desempeñó cargos diplomáticos, administrativos y políticos como los de: Diputado por la Provincia del Azuay (1883, 1890, 1899, 1903, 1904 y 1915), Rector de la Universidad de Cuenca (1925-1939), Director de Estudios del Azuay (1894), Abogado Consultor del Ecuador en Madrid (1905), Cónsul de Chile en Cuenca (1899), entre otros.

Fue el cuarto de los siete hijos de Manuel Crespo Patiño (1819-1893), Alcalde de Cuenca y de Doña Mercedes Toral y Sánchez de la Flor (1828-1909), hermana del Obispo de Cuenca, Remigio Toral (1814-1883). Entre sus hermanos, uno que fue bastante conocido era Roberto (1851-1923), un eminente hombre de negocios.

Biografía[editar]

Juventud[editar]

Nació en la ciudad de Cuenca, provincia del Azuay, Ecuador, el 4 de agosto de 1860, en una casa situada en las calles Luis Cordero y Presidente Córdova, en la que hoy funciona la Casa de la Cultura Ecuatoriana (Núcleo Azuay). Fue bautizado por el Presbítero Sr. Manuel Hurtado, en la Parroquia de El Sagrario de Cuenca, el mismo día de su nacimiento, con los nombres de José Benigno Salvador. El de Remigio fue probablemente añadido posteriormente.

Estatua de Remigio Crespo Toral ubicado en la Av. Fray Vicente Solano de la ciudad de Cuenca, Ecuador.

Pasó su infancia en la Hacienda de Quingeo, propiedad de su padre en los silenciosos y escondidos campos del valle del mismo nombre, cerca de Cuenca, en donde tenían una casa. Allí fue donde Remigio recibió las primeras enseñanzas de su madre, quien le enseñó a leer y a escribir, siendo esa la manera con la cual hizo todos sus estudios primarios.

Después de su infancia en la propiedad familiar, a los trece años de edad, como sus hermanos mayores, estudió en el Colegio Seminario San Luis de Cuenca, a donde entró el 1.º de octubre de 1873.

Dicho colegio era considerado en aquella época como el mejor de la ciudad, en donde eran educados los más distinguidos hombres de Cuenca, entre los cuales Alberto Muñoz Vernaza y su hermano Nicolás Muñoz Vernaza, Rafael María Arízaga, Honorato Vázquez, que fueron compañeros de Remigio.

Fue allí donde este último estudió hasta 1877, habiendo cursado allí sus estudios secundarios y donde se destacó en lenguas, historia y geografía, religión, humanidades y latín, en los exámenes. En 1874, fue invitado a formar parte del Liceo de la Juventud Literaria de Cuenca, de lo que escribió en su autobiografía:

En 1874 ingresé a El Liceo de la Juventud presidido entonces por el Dr. Julio Matovelle: antes había escrito ya algunos ensayos en prosa y verso. En El Liceo comencé a escribir en los periódicos literarios manuscritos que redactaban los socios: en "La Abeja" principalmente y fundé "El Alba".

En 1877, entró a la Universidad de Cuenca, para estudiar derecho y de esa manera obtener el título de abogado, hecho que sucedió nueve años más tarde, el 24 de mayo de 1886.

Desde su juventud, Crespo Toral se interesó en el periodismo y la literatura, por lo cual, en 1881, fundó, junto con el Dr. Honorato Vázquez un periódico, al cual llamaron El Correo del Azuay, en donde Crespo publicó numerosos artículos sobre la política.

En varios de ellos, denunciaba y criticaba al dictador de la República, Ignacio de Veintemilla, quien al enterarse de ello, mandó a perseguirlo (1882). En 1883, el Gral. de Veintimilla fue derrocado y el nuevo Presidente de Ecuador, el Dr. Luis Cordero Crespo, cuencano que estimaba a Crespo Toral lo designó Diputado por la Provincia del Azuay. Crespo Toral ocupó este cargo, llegando a ser uno de los más jóvenes diputados de la historia nacional.

Edad adulta[editar]

Su primer amor, hacia su prima hermana, María Teresa Toral Malo (n. en 1866), dejó una huella indeleble en todas su poesía, especialmente en su libro publicado en 1917, llamado La Leyenda de Hernán. En 1885, Teresa puso fin a su relación con Crespo Toral al casarse con el General Antonio Vega Muñoz (1856-1906), afectando a Crespo Toral.

Valparaíso, 1905. El Dr. Remigio Crespo Toral mientras era el Abogado Consultor de la República en el conflícto con Perú.

Matrimonio[editar]

En los años 1880, debido a su talento de escritor, Crespo Toral era muy conocido en Cuenca, y en 1886, cuando tenía veinte y cinco años, un hombre de gran importancia, el Gobernador del Azuay, Dr. Manuel Vega Dávila, personaje que lo estimaba y confiaba en su gran inteligencia, le dio la mano de su hija Elvira, de dieciocho años, con quien contrajo matrimonio el 23 de octubre de 1886 y con quien tuvo nueve hijos.

Ellos fueron: Remigio (1889), Elvira (1890), Cornelio (1891), Rosa Blanca (1893), José (1896), Rafael (1897), Filomena (1899), Panchita (1901), Emilio (1903) y Teodorin (1914).

Vida pública de 1885 a 1913[editar]

En 1885, a los veinticinco años, Crespo Toral publicó por primera vez su libro titulado Mi Poema, el cual le mereció la crítica de un extranjero por primera vez, la del destacado chileno Benjamín Vicuña Mackenna. En 1888, con su poema América y España, Crespo Toral obtuvo la lira de oro y el primer premio en un certamen organizado por la Real Academia de la Lengua Española, de la cual Crespo fue miembro desde 1889.

En 1889, año en el que publicó su libro Últimos pensamientos de Bolívar, viajó por Perú y Chile. De retorno al Ecuador, en 1890, fue nombrado Diputado por la Provincia del Azuay, calidad con la cual viajó acompañado de su joven esposa a Quito para asistir al Congreso de 1890.

En el año 1893, junto con Honorato Vázquez y Miguel Moreno fundó la revista La Unión Literaria en Guayaquil, en la cual escribía bajo el seudónimo de Stein. En 1895, junto con su amigo Honorato Vázquez, viajó a Caracas como uno de los Representantes del Ecuador en la Celebración del centenario de nacimiento del patriota venezolano Antonio José de Sucre, al cual Crespo Toral haría un elogio en su obra Canto a Sucre, publicada en 1897.

En el año de 1898, Crespo Toral viajó a Estados Unidos, Inglaterra y Francia, acompañando a su anciano y enfermo suegro, el Dr. Manuel Vega Dávila, con quien luego volvió a Cuenca, en donde falleció este último.

Guayaquil, 1903. De izquierda a derecha: Dr. Remigio Crespo Toral, Dr. Honorato Vázquez Ochoa y Dr. Miguel Moreno Ordóñez. Fotografía de Menéndez & Jaramillo.

Durante su gobierno, el General Eloy Alfaro, destacado político quien a pesar de ser contrario a las ideas conservadoras de Crespo Toral, lo nombró Diputado por la provincia del Azuay, hecho sucedido en el año 1898. Entonces, Crespo Toral concurrió al Congreso en esa calidad desde 1898 hasta 1899. En septiembre de 1899, Crespo Toral fue designado Cónsul de Chile en Cuenca. En 1903 y 1904, fue por cuarta vez Diputado por la Provincia del Azuay y asistió a la Asamblea en Quito.

En 1905, el Presidente Leónidas Plaza Gutiérrez lo contrató como Abogado Consultor de la Legación del Ecuador en el Perú y España, la cual estaba a cargo del Dr. Honorato Vázquez Ochoa, gran amigo de Crespo, para defensa del pleito territorial del Ecuador y el Perú, encomendado al arbitraje del Rey de España Alfonso XIII. Entonces, Crespo Toral viajó en una gira diplomática con Honorato Vázquez, Ramón Menéndez Pidal y otras personas a Lima, Santiago de Chile, Buenos Aires, Río de Janeiro, Lisboa, llegando finalmente a Madrid el 4 de junio de 1905. De vuelta a Cuenca, publicó en el año de 1906, el folleto intitulado Algo acerca de la enseñanza universitaria.

En 1908, reeditó su libro Mi Poema. En 1909, al cumplirse el primer centenario del grito de la independencia, Crespo Toral publicó un libro titulado Cien años de emancipación.

En ese mismo año, su hija mayor, Elvira contrajo matrimonio con Gonzalo Cordero Dávila, hijo del prominente hombre político y Ex-Presidente Ecuatoriano, Don Luis Cordero Crespo, volviéndose Crespo Toral el consuegro de este ilustre personaje. En 1910, al suceder un nuevo conflicto con Perú, el cual casi terminó en guerra, Crespo Toral calificó a 1910 como un "año terrible".

En 1913, participó en la fundación del Banco del Azuay, primer banco existente en Cuenca, liderada por un destacado hombre de negocios, Federico Malo Andrade. Algunos años más tarde, Crespo Toral sería el Vicepresidente de esa gran institución bancaria.

En el año 1915, en junta de distinguidos ciudadanos de Cuenca como Julio Matovelle, Honorato Vázquez, Alberto Muñoz Vernaza, Ezequiel Márquez, Francisco Talbot, entre otros, fundó el Centro de Estudios Históricos y Geográficos del Azuay.

Coronación[editar]

En el año de 1917, el Presidente de la República, Dr. Alfredo Baquerizo Moreno, la Universidad de Cuenca y numerosas personas que valoraban el talento de escritor de Crespo Toral decidieron coronarlo como Poeta Nacional.

Esta fue una ceremonia muy importante, que tuvo lugar el 4 de noviembre de 1917 en la Plaza Mayor de la ciudad de Cuenca, la Plaza Vargas Torres (ahora Parque Calderón) a la que asistió toda la ciudad, incluyendo altas personalidades políticas como el Presidente Baquerizo Moreno, los Embajadores de los Estados Unidos, Bélgica, Chile, Perú, entre otros.

En el acto solemne, intervino el Dr. Rafael María Arízaga, quien colocó sobre las sienes del Dr. Crespo Toral una áurea corona de laureles.

Remigio Crespo Toral durante su coronación, el 4 de noviembre de 1917.

Últimos años[editar]

En 1919, fundó, junto con Alfonso Moreno Mora, la Fiesta de la Lira, lo cual era un concurso literario, que tomaba lugar en las afueras de Cuenca, en tranquilas tierras de la campiña azuaya.

El 4 de noviembre de 1920, al aterrizar por primera vez un avión en Cuenca, piloteado por el aviador italiano Elia Liut, una gran multitud de personas estuvieron presentes en el evento, como por ejemplo Crespo Toral, quien era una persona de gran importancia en Cuenca, por lo cual pronunció un discurso en el que enfatizó, refiriéndose al aislamiento, abandono y el atraso que sufría de Cuenca y del Azuay:

"Ya solo nos quedan los caminos del cielo."

Uno de los últimos cargos que desempeñó este ilustre azuayo fue el de Presidente del Consejo Municipal de Cuenca en 1926.

En 1925, fue designado Rector de la Universidad de Cuenca (lugar donde había estudiado cinco décadas antes), ocupando este importante cargo hasta su muerte, ocurrida en Cuenca, el 8 de julio de 1939, frisando ocho décadas de existencia.

Memoria, homenaje y legado[editar]

En Cuenca y en el Ecuador, existen varios lugares que llevan el nombre de este destacado personaje, como:

  • Museo Municipal Remigio Crespo Toral, en el 7-07 Calle Larga, Cuenca.
  • Calle Remigio Crespo Toral, Cuenca.
  • Estatua a Remigio Crespo Toral, en la avenida Solano, Cuenca.
  • Parroquia Remigio Crespo Toral, cerca de Cuenca.
  • Escuela Remigio Crespo Toral, Cuenca.
  • Escuela de Bellas Artes Remigio Crespo Toral, Cuenca.

Obras[editar]

  • Últimos pensamientos de Bolívar (1889)
  • Canto a Sucre (1897)
  • Mi Poema (1898)
  • Cien años de emancipación, 1809-1909 (1909)
  • América y España (1909)
  • La Leyenda de Hernán (1917)

Véase también[editar]