Relaciones diplomáticas de la Santa Sede

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Santa Sede mantiene relaciones diplomáticas con numerosos países. Desde la Edad Media, la sede de Roma ha sido reconocida como un ente soberano. Es la Santa Sede (no el Estado de la Ciudad del Vaticano) la que mantiene dichas relaciones formales.

Esbozo histórico[editar]

En algunos casos, las relaciones diplomáticas se remontan a varios siglos; en otros casos, son relativamente recientes. En España, por ejemplo, hay acreditado un Nuncio desde 1577; en Francia, desde 1583; ante la Federación Rusa, sólo desde 1994. La Delegación ante los Estados Unidos existe sólo desde 1893 y sólo desde 1998 está presidida por un Nuncio.

Hay algunos casos particulares. Por ejemplo, no fue hasta el 16 de enero de 1982 que se restablecieron las relaciones diplomáticas plenas entre la Santa Sede y el Reino Unido, interrumpidas durante 447 años, puesto que Enrique VIII se separó en 1535 de la Iglesia católica estableciendo la confesión anglicana.

Las relaciones diplomáticas más recientes son con Emiratos Árabes Unidos, Qatar, Montenegro, Serbia, Timor Oriental.

La primera Nunciatura establecida con carácter permanente fue en la República de Venecia, en 1500. El primer estado protestante en enviar un Embajador ante la Santa Sede fue Prusia, en 1805 y el primer Estado no cristiano que estableció relaciones diplomáticas con la Santa Sede fue Japón, en 1942.

Cuando Juan Pablo II fue elegido Papa en 1978, existían relaciones diplomáticas sólo con 84 países.

Países con los que mantiene relaciones[editar]

En el momento, la Santa Sede mantiene relaciones diplomáticas plenas con 179 países.

Sólo 17 países soberanos no mantienen relaciones diplomáticas con la Santa Sede. Nueve de ellos son estados musulmanes: Afganistán, Arabia Saudí, Brunei, las Comores, las Maldivas, Mauritania, Omán y Somalia. Otros cuatro son estados comunistas: China, Corea del Norte, Laos y Vietnam. Los otros estados son Bután, Botswana, Birmania y Tuvalu.

Relaciones diplomáticas especiales[editar]

Además, mantiene relaciones diplomáticas con la Unión Europea y con la Soberana Orden Militar de Malta.

Mantiene relaciones especiales con la Federación Rusa y con la Organización para la Liberación de Palestina (OLP). La Federación Rusa está representada por una Misión, con un Embajador al frente; la OLP, por una Oficina, dirigida por un Director.

Además, forma parte de numerosas organizaciones internacionales.

Formas de relación[editar]

Normalmente, la Santa Sede está representada en los países por un Nuncio.[1] La Santa Sede mantiene 179 misiones diplomáticas permanentes; 73 de ellos son no-residenciales, por lo que habría 106 misiones residenciales, muchos de cuyos titulares están acreditados para varios países.[2] Las actividades diplomáticas de la Santa Sede se dirigen desde la Secretaría de Estado, a través de la Sección para las Relaciones con los Estados.

Los Estados están representados ante la Santa Sede por un Embajador. 69 de las misiones acreditadas ante la Santa Sede están situadas en Roma; en ese caso, los Estados disponen de dos Embajadas en la misma ciudad, puesto que, por acuerdo entre la Santa Sede e Italia, la misma persona no puede estar acreditada dos veces. La acreditación doble es posible cuando el Embajador reside en un país que no es Italia. Por ello, los Embajadores de muchos países pequeños, que no tienen capacidad para mantener en Roma dos legaciones diplomáticas, están acreditados simultáneamente en otra capital europea.

Referencias[editar]

  1. En los casos en que las relaciones diplomáticas no existen a nivel de embajada, un Delegado apostólico es el jefe de la delegación papal: en ese caso, sólo representa a la Santa Sede ante la iglesia local.
  2. Por ejemplo, el Nuncio Apostólico en Sudáfrica está acreditado también como Nuncio en Lesoto, Namibia, Swasilandia y es el Delegado Apostólico en Botswana.

Bibliografía[editar]

  • Joël Benoît d'Onorio (dir.), Le Saint-Siège dans les relations internationales, actes du colloque organisé les 29 et 30 janvier 1988 par le département des sciences juridiques et morales de l'Institut Portalis, Cujas & Cerf, París, 1989 ISBN 2-204-03106-2

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]