Reintegracionismo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El reintegracionismo es una corriente lingüística, cultural y social que sostiene que el gallego y el portugués forman parte del mismo diasistema lingüístico, conocido mundialmente con el nombre de portugués, el cual posee en la actualidad dos normas, las oficializadas en Portugal y los países lusófonos de África (PALOP), y la vigente en Brasil, a las que cabría añadir otra gallega. Promotores del reintegracionismo son asociaciones como la Associaçom Galega da Língua (AGAL), el Movimento de Defesa da Língua (MDL), la Associação de Amizade Galiza-Portugal (AAG-P), las Irmandades da Fala da Galiza e Portugal (IFG-P), la Associação Sócio-Pedagógica Galaico-Portuguesa (AS-PGP), la recientemente creada Academia Galega da Língua Portuguesa y diversas asociaciones cívicas locales.

Los reintegracionistas entienden que la normativa oficial vigente en Galicia, las NOMIGa (Normas Ortográficas e Morfolóxicas do Idioma Galego), elaboradas por la Real Academia Galega (RAG) y por el Instituto da Lingua Galega (ILG), es inapropiada, puesto que consagra la castellanización del gallego. Para ellos, la última reforma normativa de la RAG, aprobada en 2003 (la denominada normativa de la concordia), obedece a dicha concepción y mantiene los rasgos que interpretan como más llamativos de castellanización, como la letra 'ñ', el dígrafo 'll', los sufijos '-ería' (aunque acepta como variante '-aría'), '-ble' (admite también '-bel'), '-ción', al tiempo que las preferencias lexicográficas se regirían por las pautas de las castellanas.

La Associaçom Galega da Língua (AGAL) y otros colectivos proponen una norma gráfica esencialmente común a la portuguesa que, a la vez, preserva ciertas peculiaridades gallegas: 'nh' en lugar de 'ñ', 'lh' en lugar de 'll', opcionalmente la '~' ("til de nasalidade"); '-aria', '-vel', pero '-çom' en vez de '-ção'. Otros grupos, como el MDL (Movimento Defesa da Língua), utilizan las normas de la AGAL y la portuguesa indiferentemente, mientras que otros grupos, calificados habitualmente como lusistas, como la Associação de Amizade Galiza-Portugal (AAG-P) y las Irmandades da Fala da Galiza e Portugal (IFG-P) han optado por la norma del portugués acordada en Lisboa (Acuerdo ortográfico de la lengua portuguesa de 1990).

Hay quien entiende el término reintegracionismo como más conciliador que el de lusismo, ya que lo supone como una corriente que acepta posiciones intermedias acerca de la adopción progresiva de la ortografía portuguesa o de aproximación al portugués de Portugal. Sin embargo, también podría decirse que lusismo y reintegracionismo son denominaciones del mismo movimiento, porque ambos procuran los mismos objetivos. Las diferencias radican en la normativa lingüística que defienden, de forma que el lusismo adopta la ortografía y morfología portuguesas con el uso de léxico común y también del propio gallego, mientras que el reintegracionismo adopta una normativa propia próxima a la ortografía y morfología portuguesas.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]