Prionailurus bengalensis

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Gato de Bengala
Bengalkatze.jpg
Estado de conservación
Preocupación menor (LC)
Preocupación menor (UICN)[1]
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Mammalia
Subclase: Theria
Infraclase: Placentalia
Orden: Carnivora
Suborden: Feliformia
Familia: Felidae
Subfamilia: Felinae
Género: Prionailurus
Especie: P. bengalensis
Nombre binomial
Prionailurus bengalensis
(Kerr, 1792)
Distribución
Leopard Cat area.png
[editar datos en Wikidata]

El gato de Bengala o gato leopardo (Prionailurus bengalensis) es un felino asiático cuya área de distribución se extiende de Pakistán a Filipinas y de Sumatra hasta Mongolia.

Resumen[editar]

Un Gato leopardo en alerta

Las hembras llegan a tener entre 2 y 4 cachorros por camada, luego de una gestación de unos 65 días. El padre puede ayudar a criar a los cachorros. Se estima que la media de vida sea de 12 a 15 años.

Miden aproximadamente unos 60 cm de longitud, aunque algunos autores indican que pueden llegar a medir hasta un metro, más la cola que alcanza los 45 cm. Su peso oscila entre los 3 y 8 kg.

La principal dieta de este felino contiene mamíferos medianos y pequeños, aves, reptiles y peces. Es de hábitos nocturnos, se mantiene activo desde el atardecer hasta el amanecer, aunque no es raro verlo durante el día. Nada con gran agilidad.

Características[editar]

Gato Leopardo en Tsushima
Un Gato leopardo en el Bronx Zoo

Un gato leopardo es aproximadamente del tamaño de un gato doméstico, pero más delgado con patas más largas. Su pequeña cabeza está marcada con dos rayas oscuras prominentes y un corto y estrecho hocico blanco. Hay dos rayas oscuras que van desde los ojos hasta las orejas y rayas blancas pequeñas que van desde los ojos hasta la nariz. Los respaldos de sus moderadamente largas y redondeadas orejas son de color negro con manchas blancas centrales. Su cuerpo y extremidades están marcados con puntos negros de diferente tamaño y color, y a lo largo de la espalda corren de dos a cuatro hileras de manchas alargadas. La cola es aproximadamente la mitad del tamaño de su longitud cabeza-cuerpo y está salpicada de algunos anillos de color negro. Es de color marrón anaranjado con un pecho y vientre blanco, aunque pálido gris plata en otras zonas. En los trópicos, los gatos leopardo pesan 0,55 a 3,8 kg (1.2 a 8.4 lb), tienen longitudes de cabeza-cuerpo de 38,8 a 66 cm (15,3 a 26,0 pulgadas), con colas de hasta 17,2-31 cm (6.8 a 12.2 en). En el norte de China y Siberia, pueden pesar hasta 7,1 kg (16 libras), y tienen longitudes de cabeza-cuerpo de hasta 75 cm (30 pulgadas); en general, engordan antes del invierno y adelgazan hasta la primavera.[2] Su altura es de unos 41 cm (16 pulgadas).

Distribución y hábitat[editar]

Los gatos leopardo son los gatos asiáticos más ampliamente distribuidos. Su gama se extiende desde la región de Amur, en el extremo oriente de Rusia sobre la Península de Corea, China, Indochina, el subcontinente indio, al oeste en el norte de Pakistán, y al sur de las Filipinas y las islas de Indonesia. Se encuentran en las áreas utilizadas para la agricultura, pero prefieren hábitats boscosos. Viven en las selvas tropicales de hoja perenne y plantaciones a nivel del mar, en bosques caducifolios subtropicales y bosques de coníferas en las estribaciones de la cordillera del Himalaya a alturas superiores a 1.000 metros (3.300 pies)[3] .

Dieta[editar]

Los gatos leopardo son carnívoros y se alimentan de una gran variedad de pequeñas presas incluyendo mamíferos, lagartos, anfibios, aves e insectos. En la mayor parte de su área de distribución, pequeños roedores como las ratas y ratones constituyen la mayor parte de su dieta, que a menudo se complementa con hierbas, huevos, aves y presas acuáticas. Son cazadores activos, que sorprende a su presa con un ataque repentino y un rápido bocado. A diferencia de muchos otros gatos pequeños, ellos no "juegan" con su comida, manteniendo un estricto control con sus garras hasta que el animal está muerto. Esto puede estar relacionado con la proporción relativamente alta de aves en su dieta, que son más propensos a escapar cuando se libera que respecto a los roedores[4] .

Reproducción[editar]

No hay período de reproducción fija en la parte sur de su distribución; en la zona norte donde más frío hace, tienden a reproducirse alrededor de marzo o abril, cuando el clima es lo suficientemente leve como para cuidar y mantener gatitos recién nacidos. El periodo de celo dura entre 5-9 días. Si los gatitos no sobreviven, la hembra puede entrar en calor otra vez y tener otra camada de ese año.

Después de un período de gestación de 60 a 70 días, suelen nacer entre dos y cuatro gatitos que resguardados en gauridas, permanecen hasta que alcanzan el mes de edad. Los gatitos pesan alrededor de 75 a 130 gramos (2.6 a 4.6 oz) al nacer y por lo general duplican su peso por edad de dos semanas; a las cinco semanas, son cuatro veces su peso respecto al nacimiento. Los ojos se abren a los diez días, y los gatitos comienzan a ingerir alimentos sólidos a los 23 días. A la edad de cuatro semanas, aparecen los caninos permanentes, y los gatitos comienzan a comer alimentos sólidos. Los gatos leopardo han viven durante un máximo de trece años en cautiverio[5] ..

Los gatos leopardo generalmente se aparean para toda la vida y crian a sus gatitos juntos durante 7 a 10 meses. La madurez completa se alcanza a los 18 meses, pero en cautiverio, el macho puede llegar a ser listo para criar a los 7 meses, y la hembra a los 10 meses.

Subespecies[editar]

El gato de Iriomote (P. iriomotensis) fue considerado una subespecie del gato de Bengala (P. b. iriomotensis) y vive exclusivamente en la pequeña isla de Iriomote del archipiélago de las Yaeyama (Japón).

Referencias[editar]

  1. Sanderson, J., Sunarto, S., Wilting, A., Driscoll, C., Lorica, R., Ross, J., Hearn, A., Mujkherjee, S., Ahmed Khan, J., Habib, B. & Grassman, L. (2008). Prionailurus bengalensis. En: UICN 2008. Lista Roja de Especies Amenazadas UICN. Consultado el 14 febrero 2011.
  2. Sunquist, M., Sunquist, F. (2002). Wild cats of the World. Chicago: University of Chicago Press. pp. 225–232. ISBN 0-226-77999-8.
  3. Sunquist, M., Sunquist, F. (2002). Wild cats of the World. Chicago: University of Chicago Press. pp. 225–232. ISBN 0-226-77999-8.
  4. Sunquist, M., Sunquist, F. (2002). Wild cats of the World. Chicago: University of Chicago Press. pp. 225–232. ISBN 0-226-77999-8.
  5. Sunquist, M., Sunquist, F. (2002). Wild cats of the World. Chicago: University of Chicago Press. pp. 225–232. ISBN 0-226-77999-8.

Enlaces externos[editar]