Política de hijo único

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
«« Por favor, por el bien del país usa un método anticonceptivo »». (arriba) Cartel promocionando la planificación familiar o política de control de la población en los suburbios de Nanchang (Dean Jiujiang Xian), provincia de Jiangxi. El control de la población y la política de hijo único en las zonas urbanas, es una de las políticas nacionales básicas de la República Popular China que pretende evitar la superpoblación.

La política de un niño por pareja o política de hijo único, es una medida de control de la población establecida en zonas urbanas de China en 1979 con el objeto de establecer un radical control de la natalidad que redujera el crecimiento de la población excesivo o superpoblación. China es el país más poblado del mundo, alberga la quinta parte de la población mundial.[1]

El gobierno chino introdujo la política en 1978 para aliviar los problemas sociales y ambientales de China.[2] La política es polémica tanto dentro como fuera de China debido a las cuestiones que plantea; debido a la manera en la cual se ha aplicado (para algunas personas agresiva), y debido a preocupaciones por consecuencias económicas y sociales negativas. No obstante, exámenes reciente emprendidos por el centro de investigación del banco de China, demostraron que cerca del 75% de la población, apoya la política.[3]

La política se hace cumplir a nivel provincial a través de multas que se imponen en la renta o pago de la familia y de otros factores. Sin embargo, todavía hay muchos ciudadanos que continúan teniendo más de un niño, a pesar de esta política.[4]

En febrero de 2008 el oficial del gobierno chino, Wu Jianmin, dijo que la política del un-niño sería reconsiderada,[5] [6]

En noviembre de 2013, en el Tercer Pleno del 18 Comité Central del Partido Comunista Chino (PCCh), se tomó la decisión de permitir tener dos hijos a las parejas en las cuales el padre o la madre no tengan hermanos. Esta medida supone un cambio en la controvertida política del hijo único.[7]

Contexto histórico - Natalismo y antinatalismo en China[editar]

1949- Natalismo inicial de la revolución comunista[editar]

La doctrina oficial de la revolución comunista de 1949 sobre la demografía y el crecimiento de la población pasó a ser parte de la ortodoxia marxista: no hay problema en la cantidad de población sino en la producción, sin propiedad privada no habrá problema de reparto de la producción y la alimentación para una población numerosa.[8]

En palabras de Mao Zedong:

Se debe considerar positivo que China tenga una población numerosa. Incluso si la población de China debiese multiplicarse varias veces, podría encontrar soluciones a los problemas creados por su incremento; la solución reside en la producción... Revolución más producción pueden resolver el problema de alimentar a la población”[9]

No todos defendían el natalismo nacionalista, así, el presidente de la Universidad de Pekín Ma Yinchu consideraba necesaria la planificación familiar ya en 1950, razón por la que fue cesado-.[8]

1953 - Intentos de control de la natalidad: primer censo moderno[editar]

A raíz del primer censo moderno de 1953, que revela una población de 583 millones de personas las autoridades chinas se muestran receptivas al neomaltusianismo dominante en el pensamiento demográfico occidental de esos años.[8]

A partir de agosto de 1959, el Ministerio de Salud Pública desarrolla una campaña de control de la natalidad rodeada de un gran esfuerzo propagandístico, aunque sin efectos visibles en la fecundidad. Es el primer intento que apenas dura unos meses ya que la Revolución Cultural, con su Gran Salto Adelante provocó el caos y para numerosos autores la gran hambruna del periodo 1958 a 1961.[8] [10]

1958/1961 - Hambruna y muerte de 20 a 30 millones[editar]

Entre 1958 y 1961 se produce un hundimiento de la producción agrícola, consecuencia de las políticas económicas implantadas con la Revolución Cultural y el Gran Salto Adelante que tiene como primera consecuencia la muerte por hambre de 20 a 30 millones de chinos. En ese contexto la planificación familiar es un asunto menor.[8] [10]

1963/1966 - Reducción de la fecundidad por el matrimonio tardío[editar]

No obstante, se retoman algunas medidas indirectas dirigidas al control de la población como la promoción de las virtudes del matrimonio tardío. Así, los primeros años de la década de 1960 -en las ciudades- se reduce la fecundidad casi a la mitad entre los años 1963 y 1966.[8]

1972 - Antinatalismo y políticas de control poblacional[editar]

Es en 1972, cuando el partido comunista chino asume como una política nacional de primer orden el control del aumento de la población y promueve, a pesar de la reticencia de algunos dirigientes, una campaña de carácter nacional, con la creación de supervisores y estructuras administrativa y secciones específicas en las comisarías urbanas para el control riguroso de la población. En el medio rural se envían consejeros médicos con el fin de informar y facilitar el acceso y distribución de anticonceptivos.[8]

Primeros límites al número de hijos[editar]

A mediados de los setenta se establecen objetivos de control numéricos por unidades administrativas y por primera vez se establecen límites en el número de hijos por familia:[8]

  • Medio urbano: un máximo aconsejable de dos hijos.
  • Medio rural: tres o cuatro.

1979 - Instauración de la política de hijo único[editar]

Las proyecciones demográficas derivadas de las inercias demográficas a finales de la década de 1970, si no se corregían, apuntaban a crecimientos enormes e insostenibles de la población, que impedirían los programas de desarrollo, económicos y modernización que se establecieron en ésa época por el gobierno chino.

El objetivo era conseguir la estabilización de la población en el año 2000, una vez alcanzados los 1.200 millones de habitantes. Para ello se establece el objetivo del hijo único en todo el país -con excepciones en territorios considerados especiales o para algunas minorías étnicas-.

Era un objetivo radical y sin precedentes. Se combinó la propaganda, la presión social, el establecimiento de beneficios y penalizaciones económicas

Así, las parejas con un sólo hijo, si deciden no tener más, obtienen una certificación que les otorga distintos beneficios: baja de maternidad más prolongada, servicios pediátricos preferentes, asignación prioritaria de vivienda... llegando a recibir ayudas en dinero.

Sin embargo, en el medio rural, la fuerza de la tradición hace que la fecundidad sea mucho mayor, por lo que los controles son muy rigurosos: se sigue potenciando el retraso en el matrimonio -en 1980 se prohíbe el matrimonio antes de los 22 y los 20 años de hombres y mujeres respectivamente-, y el retraso para tener el primer hijo. Quienes ya lo tienen son supervisados en sus prácticas anticonceptivas y presionados para la práctica del aborto forzado y la esterilización.

Política de hijo único en China[editar]

La política del un-niño incentiva a los padres a tener solamente un niño en zonas rurales y espacios urbanos. Sin embargo,los padres con varios hijos reciben las mismas ventajas que los que tienen solamente un niño. El límite se ha hecho cumplir fuertemente en zonas urbanas, pero la puesta en práctica real varía en función de la localización.[11] En la mayoría de las zonas rurales, se permite a las familias tener dos niños si el primer niño es femenino o lisiado.[12] Los segundos niños están conforme a la cadencia de nacimientos (generalmente 3 o 4 años). Los niños adicionales darán lugar a multas elevadas: requieren pagar penas monetarias y se les podrían denegar a las familias que violan la política primas en su lugar de trabajo. No cuentan a los niños nacidos en países de ultramar bajo política si no obtienen ciudadanía china. Los ciudadanos chinos que vuelven del extranjero pueden tener un segundo niño.[13]

En abril de 2007 un estudio realizado por la Universidad de California, Irvine demandó ser el primer estudio sistemático de la política, encontrando que había sido útil.".[14] Otros informes han demostrado envejecimiento de la población y crecimiento demográfico negativo en algunas áreas.[15]

Crecimiento demográfico y reducción del índice de fertilidad[editar]

Desde la introducción de la política de hijo único en 1972, el índice de fertilidad en China ha caído de tres nacimientos por mujer en 1980 (ya una reducción aguda de cerca de cinco nacimientos por mujer a principios de los años 70) a aproximadamente 1.8 nacimientos en 2008.[16] (El término familiar "nacimientos por mujer" se formaliza generalmente como el Índice de fertilidad total(TFR), un término técnico en análisis demográfico, que significa el número medio de hijos que nacerían a una mujer en su curso de vida si ella experimentara los índices de fertilidad específicos a su edad).

En total, China estima que tiene 300 a 400 millones de personas en 2008 con la política de un-niño.[17] [18] [16] La reducción en el índice de fertilidad y crecimiento demográfico ha reducido la severidad de los problemas que vienen con la superpoblación, como epidemias, los tugurios, servicios sociales atestados (tales como salud, educación, aplicación de ley), y la tensión en el ecosistema por abuso de la tierra fértil y producción de altos volúmenes de basura. Sin embargo, incluso con la política de un-niño, "China todavía tiene un millón más nacimientos que muertes cada cinco semanas". Además, todavía hay seiscientos millones de personas de China que viven con menos de dos dólares por día.

Las estimaciones de estudiante y oficiales de la fertilidad china total actual (el número medio de niños que una mujer tiene en la vida) varían sobre una amplia gama, de cerca de 1.3 a 2.0:

Los estudios de los demógrafos chinos, financiados en parte por el fondo de la O.N.U para las actividades de población, demostraron que eso de combinar el aligeramiento y el cuidado médico de pobreza con las blancos relaxed para la planificación familiar era más eficaz en la reducción de fertilidad que la aplicación vigorosa de las blancos muy ambiciosas de la reducción de la fertilidad.

Demanda de relajación de la política de hijo único[editar]

En 2011 la provincia sureña de Guangdong -una de las zonas industriales de China- ha solicitado al Gobierno central permiso para que los matrimonios puedan tener dos hijos si el padre o la madre no tienen hermanos.[20]

Política de Estados Unidos para el control demográfico en China[editar]

Aún en la guerra fría, los Estados Unidos ven con temor el rápido crecimiento demográfico de todo el Tercer Mundo y en especial de China, a quien presta asesoramiento y financiación a través de de la Federación Internacional de Planificación Familiar (IPPF) y del Fondo de las Naciones Unidas para la Población (UNFPA).

Tras la llegada al poder de Ronald Reagan en 1981, apoyado por sectores ultraconservadores y antiabortistas, la política de EEUU experimenta un giro radical e irá retirando su apoyo al UNFPA, hasta que en 1986 retirada toda la financiación por lo que renuncia al control del crecimiento demográfico en China y otros países pobres.

Polémicas natalistas y antinatalistas[editar]

Para algunos la política antinatalista del hijo único en China es una bomba de tiempo para el país, ya que el envejecimiento de la población en China planteará enormes problemas económicos y sociales en el país más poblado del mundo. [21] . Pero tres décadas después, los demógrafos hacen sonar la alarma cuando comienza a surgir una grave crisis de envejecimiento. China es el único país en desarrollo enfrentado a la paradoja de tener un país con población mayoritariamente anciana antes de ser un país rico. En China, la crisis del envejecimiento es "incomparablemente más rápida" que en Europa en donde "la fecundidad bajó, así como la mortalidad, muy gradualmente en un siglo", declaró a la AFP el demógrafo Christophe Guilmoto.[cita requerida]

Para otros, desde la aplicación del control de natalidad en 1970, China no ha hecho más que crecer económicamente, llegando a ser hoy potencia económica, por lo que los temores a que la política de hijo único afectaran a la economía del país se han demostrado infundados. Si no se hubiese aplicado la limitación de nacimientos, medidas que a esta escala y con tal rigor no se ha aplicado en ningún lugar del mundo, China tendría unos 2.000 millones de habitantes que sería incapaz de alimentar, en vez de los actuales 1.340 millones.[cita requerida]

Las parejas rebeldes pueden ser multadas con varios años de salarios, la anulación del acceso a los servicios sociales o a veces pueden ser encarcelados. Los "niños negros" (nacidos en la ilegalidad) no tienen ningún reconocimiento legal.[cita requerida]

Referencias[editar]

  1. China y el hijo único. Julio Pérez Díaz, La política de control demográfico más famosa del mundo: China y el hijo único, en Apuntes de demografía
  2. [Pascal Rocha da Silva, La politique de l'enfant unique en République Populaire de Chine, 2006, Université de Genève, p. 22-28., cf. http://www.sinoptic.ch/textes/recherche/2006/200608_Rocha.Pascal_memoire.pdf
  3. «The Chinese Celebrate Their Roaring Economy, As They Struggle With Its Costs» (07-22-2008). Consultado el 10-08-2008.
  4. Arthur E. Dewey, Assistant Secretary for Population, Refugees and Migration Testimony before the House International Relations Committee Washington, DC December 14, 2004 http://www.state.gov/g/prm/rls/39823.htm
  5. The Associated Press: China Mulls Change to One-Child Policy
  6. "China Sticking With One-Child Policy." The New York Times, March 11, 2008. http://www.nytimes.com/2008/03/11/world/asia/11china.html
  7. [http://internacional.elpais.com/internacional/2013/11/15/actualidad/1384542011_576997.html Dos descendientes en vez de uno. La ley del hijo único ha evitado 400 millones de nacimientos y ha propiciado abortos selectivos y abandono de niñas], El País, 15/11/2013
  8. a b c d e f g h China y el hijo único. La política de control demográfico más famosa del mundo: China y el hijo único, en Apuntes de demografía por Julio Pérez Díaz
  9. Citado por Massimo Livi Bacci, Historia mínima de la población mundial (1990), Barcelona, Ed. Ariel, 2009, ISBN 978-84-9892-005-5, pg. 174
  10. a b Teorías del desarrollo a principios del siglo XXI, Amartya Sen, ver página 10, y en especial nota 19
  11. See Economic and Social Commission for Asia and the Pacific report "Status of Population and Family Planning Programme in China by Province".
  12. See China daily reportFamily Planning Law and China's Birth Control Situation.
  13. Are the rich challenging family planning policy?
  14. «First systematic study of China’s one-child policy reveals complexity, effectiveness of fertility regulation». Today@UCI (University of California Irvine). April 18, 2007. http://today.uci.edu/news/release_detail.asp?key=1597. Consultado el 19-04-2007. 
  15. People's Daily Online - Wuhan sees negative population growth
  16. a b BBC NEWS | Asia-Pacific | Has China's one-child policy worked?
  17. Family Planning Law and China's Birth Control Situation
  18. John Taylor (08-02-2005). «China - One Child Policy». Australian Broadcasting Corporation. Consultado el 01-07-2008.
  19. «国际先驱导报:计划生育政策攸关中国持续发展». Xinhua News Agency (19-10-2004).Plantilla:Cn icon
  20. Crece la presión en China para relajar la política de hijo único, 21/7/2011 - El País
  21. Política de hijo único en China es una bomba de tiemp, elunivesso, 25/10/2011

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]