Phytolacca dioica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Ombú
Phytolacca dioica.jpg
Clasificación científica
Reino: Plantae
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Orden: Caryophyllales
Familia: Phytolaccaceae
Género: Phytolacca
Especie: Phytolacca dioica
L.
Phytolacca dioica

Phytolacca dioica, el ombú o bellasombra, es una especie de una planta arborescente perteneciente a la familia Phytolaccaceae. Nativa de la Pampa (Argentina y Uruguay), también se da en Paraguay. En la Argentina forma parte de sus tradiciones que incluso de dice erróneamente que fue introducida por primera vez en Europa por Hernando Colón, hijo de Cristóbal Colón, que plantó varios ejemplares en Sevilla, uno de ellos en el Monasterio de la Cartuja de Sevilla.( Aunque es sabido que Hernando Colón no visitó nunca la actual Argentina)[1] [2]

Descripción[editar]

Pese a su tronco grueso y su gran porte (alcanza una altura de 10 a 15 m, con una amplia copa y grandes raíces visibles) es un árbol que puede alcanzar grandes proporciones especialmente en la base del tronco pero la consistencia de su madera es muy ligera casi herbácea, por ello erróneamente hay quien lo ve más como una hierba gigante más que árbol. Es clasificado sistemáticamente en botánica como Dicotiledonea O.Centrospermales, Fam. Fitolacaceas cuyas características son plantas herbáceas o leñosas, de especies dióicas (individuos machos con flores y hembras con flores y fruto baya).El "Ombú" oriundo del noroeste argentino, tiene un porte muy distinto al que presenta bajo cultivo en la Pcia. de Buenos Aires, cuyo tronco llega a tener varios metros de altura y gran diámetro.Por lo que desde el punto de vista morfológico es un árbol,con una estructura anatómica anómala, muy carnosa, carente de crecimiento secundario y anillos de crecimiento.

El "Ombusillo" Phitolacca Tetrameraespecie endémica del NE Buenos Aires desde La Plata hasta la bahía de Samborombón es notoriamente el de menor tamaño. Los aducen que es una hierba gigante resaltan principalmente la curiosas características de su tallo, bastante húmedo y verde sin notorios anillos de corteza: de madera esponjosa y blanda (la madera de ombú a no ser que esté muy desecada no sirve para hacer leña de fogones ni para tallas de carpintería), contiene grandes cantidades de agua, lo que le permite sobrevivir en el entorno de escasas lluvias de la pampa seca. Crece rápidamente, y es inmune a buena parte de los insectos que depredan las hojas de la flora pampeana gracias a su savia tóxica. Su nombre originalmente "Umbú" es una voz guaraní que significa sombra o bulto oscuro.

Hojas

Usos[editar]

Pese a ser de una madera de características "herbáceas" el ombú ha tenido y mantiene grandes utilidades para el ser humano en la región de la llanura pampeana: sirve de refugio (especialmente de día como "sombra" para el descanso) ante jornadas muy calurosas o en temporales y "avenidas" (grandes crecidas de aguas); su sombra mantiene la humedad superficial del suelo adyacente y sirve de hito, mojón o señal para situar distancias y territorios en la planísima llanura de la Pampa húmeda.

Hojas y racimos de frutos del ombú.

Las hojas del ombú son de forma elíptica y buen tamaño, hasta 20 cm de largo, de color verde oscuro brillante (más claro en el revés). Aparecen alternas, al cabo de un pecíolo de escasa longitud. Las flores son dioicas, y aparecen en racimos terminales de color blanquecino. Su fruto es una baya de color amarillento, pardo claro en la madurez, que contiene semillas ovoides de unos 3 mm de largo y color negro brillante.

Generalmente se desarrollan como especímenes aislados, aunque algunas veces se han encontrado agrupaciones importantes de esta especie, como en la llamada "Monte de Ombúes" en el Cerro Arequita, Lavalleja y el "Isla de ombúes", situado en Rocha, Uruguay, el cual es único en el mundo por su tamaño (extendiéndose por una franja de 20 km). Hoy día hay pocos ejemplares silvestres. Es fácil encontrar referencias al ombú dentro del folklore rioplatense y en la tradición gauchesca. Su amplia copa servía de sombra a los viajeros durante las horas de sol más intenso, ganándole el mote de amigo del gaucho y su respeto. Dentro de la poesía gauchesca, uno de las obras donde el ombú toma un rol predominante es Santos Vega de Rafael Obligado.

Phytolacca dioica en Buenos Aires, Argentina. Edad estimada: 81 a 95 años.

Bonsái[editar]

Sus características lo hacen apto para los principiantes de la técnica de bonsái.

A menudo el ombú no es bien tratado por jardineros y agricultores ya que tienden a someterlo a un riego excesivo, siendo que la propia planta contiene gran cantidad de agua la cual va acumulando dentro de sí. Ante un exceso de riego se corre el riesgo de que se pudran las raíces y el tronco. Los signos de exceso de riego son: hojas blandas y caídas, a su vez se aprecia el tronco arrugado y blando.

Taxonomía[editar]

Phytolacca dioica fue descrita por Carlos Linneo y publicado en Species Plantarum, Editio Secunda 1: 632. 1762.[3]

Sinonimia
  • Phytolacca arborea Moq.
  • Phytolacca populifolia Salisb.
  • Pircunia dioica (L.) Moq.
  • Sarcoca dioica (L.) Raf.[4]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Sevilla Daily Photo (14 de marzo de 2012). «El ombú de Hernando Colón.».
  2. ABC de Sevilla (5 de junio de 2013). «Descubrimos los árboles de Sevilla en el Día Mundial del Medio Ambiente».
  3. «Phytolacca dioica». Tropicos.org. Missouri Botanical Garden. Consultado el 30 de enero de 2014.
  4. Phytolacca dioica en PlantyList consultado el 28 de mayo de 2011

Bibliografía[editar]

  1. AFPD. 2008. African Flowering Plants Database - Base de Donnees des Plantes a Fleurs D'Afrique.
  2. CONABIO. 2009. Catálogo taxonómico de especies de México. 1. In Ca. nat. México. CONABIO, Mexico City.
  3. Eliasson, U. H. 1993. 35A. Phytolaccaceae. 46: 1–43. In G. W. Harling & B. B. Sparre (eds.) Fl. Ecuador. University of Göteborg and Swedish Museum of Natural history, Göteborg and Stockholm.
  4. Forzza, R. C. & et al. 2010. 2010 Lista de especies Flora do Brasil. http://floradobrasil.jbrj.gov.br/2010/.
  5. Gibbs Russell, G. E., W. G. Welman, E. Reitief, K. L. Immelman, G. Germishuizen, B. J. Pienaar, M. v. Wyk & A. Nicholas. 1987. List of species of southern African plants. Mem. Bot. Surv. S. África 2(1–2): 1--152(pt. 1), 1--270(pt. 2).
  6. Hokche, O., P. E. Berry & O. Huber. 2008. Nuev. Cat. Fl. Vas. Venezuela 1–860. Fundación Instituto Botánico de Venezuela, Caracas, Venezuela.
  7. Jørgensen, P. M. & S. León-Yánez. (eds.) 1999. Catalogue of the vascular plants of Ecuador. Monogr. Syst. Bot. Missouri Bot. Gard. 75: i–viii, 1–1181.
  8. Killeen, T. J., E. García Estigarribia & S. G. Beck. (eds.) 1993. Guía Arb. Bolivia 1–958. Herbario Nacional de Bolivia & Missouri Botanical Garden, La Paz.
  9. López, J. A. & J. E. L. Little. 1987. Arboles Comunes del Paraguay 425 pp.
  10. Macbride, J. F. 1937. Phytolaccaceae, Flora of Peru. Publ. Field Mus. Nat. Hist., Bot. Ser. 13(2/2): 546–558.
  11. Marchioretto, M. S. & J. C. Siqueira. 1993. O gęnero Phytolacca L. (Phytolaccaceae) no Brasil. Pesquisas, Bot. 44: 5-40.
  12. Standley, P. C. & J. A. Steyermark. 1946. Phytolaccaceae. In Standley, P.C. & Steyermark, J.A. (Eds), Flora of Guatemal a - Part IV. Fieldiana, Bot. 24(4): 192–202.
  13. Zuloaga, F. O. 1997. Catálogo de las plantas vasculares de la Argentina. Monogr. Syst. Bot. Missouri Bot. Gard. 74(1-2): 1–1331.
  14. Zuloaga, F. O., O. Morrone, M. J. Belgrano, C. Marticorena & E. Marchesi. (eds.) 2008. Catálogo de las Plantas Vasculares del Cono Sur (Argentina, Sur de Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay). Monogr. Syst. Bot. Missouri Bot. Gard. 107(1): i–xcvi, 1--983; 107(2): i--xx, 985--2286; 107(3): i--xxi, 2287--3348.

Enlaces externos[editar]