Perro yagán

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Perro yagán
Selknam cazando.jpg
Estado de conservación
Status iucn3.1 EX es.svg
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Vertebrata
Subfilo: Chordata
Clase: Mammalia
Orden: Carnivora
Familia: Canidae
Género: ?
Especie: ?

El perro yagán, también llamado perro fueguino, era un cánido de origen no determinado[1] [2] y medianas dimensiones que vivía entre los indígenas yaganes y selknam del archipiélago de Tierra del Fuego.

Distribución geográfica[editar]

Su dispersión geográfica coincidía con la de los indígenas fueguinos, centrada en la porción central y austral de la isla Grande de Tierra del Fuego y tierras emergidas circundantes.

Como una explicación racional al misterio de la existencia del zorro lobo malvinense se había sugerido la hipótesis de que los yámanas efectuaron viajes en forma más o menos regular a las islas Malvinas, y fueron dejando allí olvidados a algunos ejemplares de la especie,[3] los que, en el aislamiento insular, evolucionaron, alcanzando mayor talla, desarrollando un pelaje más tupido, y una pigmentación diferente. En 2009 un estudio de ADN realizado por un equipo científico dirigido por Graham J. Slater, de la Universidad de California en Los Ángeles, detectó que el pariente vivo más cercano es en realidad el aguará guazú. El estudio confirmó que ambas especies se separaron hace alrededor de 6,7 millones de años.[4] Los cánidos solo lograron colonizar América del Sur hace unos 3 millones de años.

Relación con el hombre[editar]

Según los relatos de los cuales disponemos, la utilidad del perro yagán para la caza y la defensa eran limitadas, tal vez producto de una domesticación parcial. El ingeniero Julio Popper, en una conferencia dada el 5 de marzo de 1887 en el Instituto Geográfico Argentino describió éstas y otras particularidades:[5]

Para cerrar el rápido croquis de la fauna fueguina solo me queda por mencionar el perro que, con orejas paradas y gruesa cola, tiene cierto parecido con el zorro aunque su color es a veces enteramente blanco.

Acostumbrado a apreciar en la raza canina su proverbial adhesión hácia el hombre, me causó estrañeza la circunstancia, observada repetidas veces, de que el perro fueguino carece absolutamente de esas calidades. Nunca los vi, por grande que fuera su número, tomar una actitud agresiva o bien defender a sus amos cuando éstos se hallaban en peligro. He averiguado además que no sirven para la caza del guanaco, pues en distintas ocasiones los vi disparar a gran carrera delante de un guanaco perseguido por nuestra perrada, que se componia esclusivamente de la raza canis graius (el grey hound de los ingleses). Recuerdo también haber encontrado cierto día un guanaco herido de tres flechazos, que los onas abandonaron al vernos llegar, y el cual no presentaba ninguna mordededura de perro ni rastro de haber sido ofendido por éstos.

¿Qué servicio prestan entonces las numerosas perradas a los indios?
Una casualidad vino a contestar esta pregunta. Estando una tarde en la playa de la Bahia Lomas, recogimos cuatro criaturas de seis a ocho años de edad y las llevamos, no obstante las enérgicas protestas —bien justificadas por otra parte— del mayor de los muchachos, hacia un alojamiento indio abandonado una hora antes. Al hacerles entrar en uno de los toldos asumieron luego una apariencia somnolienta, acurrucándose los cuatro en un solo punto. A poco más noté que los perros entraban uno a uno en el toldo, colocándose en grupo alrededor de los pequeños onas, para asumir la forma de una especie de envoltura, que bien pronto apenas dejó entrever la cabeza de los chicos: se encontraban éstos completamente rodeados de perros de todo tamaño.

Me arriesgo, pues, mientras no obtenga mejores datos, a emitir la opinion de que los perros fueguinos solo sirven para completar el abrigo defectuoso del indio, o mas bien, como mueble calorífero del ona.

Charles Darwin en su relato de "La Travesía del Beagle" indica que los yaganes los utilizaban para cazar nutrias.

Referencias[editar]

  1. Chapman, Anne (1977). «Economía de los selk'nam de Tierra del Fuego». Journal de la Société des Américanistes (64):  pp. 135-148. http://www.persee.fr/web/revues/home/prescript/article/jsa_0037-9174_1977_num_64_1_2150. Consultado el 1 de julio de 2012. 
  2. Emperaire, Joseph (2002). Los nómades del mar (2ª edición). Santiago de Chile: LOM. ISBN 9562824292. 
  3. «El Zorro de las Malvinas» (en español). Visiting Argentina.info. Consultado el 23 de febrero de 2010.
  4. New Clues To Extinct Falklands Wolf Mystery. Consultado el 27-11-2010
  5. Popper, J., Atlanta, proyecto para la fundación de un pueblo marítimo en Tierra del Fuego y otros escritos, 2003, Eudeba, Buenos Aires.