Olmesartán

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Olmesartán
Olmesartan.png
Nombre (IUPAC) sistemático
(5-metil-2-oxo-2H-1,3-dioxol-4-il)metil 4-(2-hidroxipropan-2-il)-2-propil-1-({4-[2-(2H-1,2,3,4-tetrazol-5-il)fenil]fenil}metil)-1H-imidazole-5-carboxilato
Identificadores
Número CAS 144689-63-4
Código ATC C09CA08
C09DA08(con diureticos)
C09DB02(con amlodipina)
PubChem 130881
DrugBank APRD00223
Datos químicos
Fórmula C29H30N6O6 
Peso mol. 558.585 g/mol
Farmacocinética
Biodisponibilidad 26%
Metabolismo Hepático
Vida media 13 h
Excreción Riñón 40%, Bilis 60%
Datos clínicos
Cat. embarazo C
Estado legal -Receta requerida
Vías de adm. Oral
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico

El olmesartán es un fármaco que pertenece a una clase de fármacos llamados antagonistas de los receptores de angiotensina II indicados para el tratamiento de la hipertensión arterial. Su mecanismo de acción se fundamenta en la unión a los receptores de la angiotensina tipo 1 (AT1) en el músculo vascular, por lo que actúa de manera independiente a las rutas de síntesis de la hormona angiontensina II, a diferencia de los IECA. Al bloquear al receptor y no la síntesis de la angiotensina II, el olmesartán inhibe la retroalimentación negativa producida por la renina lo que previene la vasoconstricción y la liberación de la hormona aldosterona. Ello disminuye la presión arterial al estimular vasodilatación y al disminuir la resistencia periférica.

Administración[editar]

El olmesartán está disponible en tabletas de 20 y 40 mg. Una dosis normal para un adulto—excluyendo a pacientes con enfermedad renal y hepática leve y en ancianos—por lo general es de 20 mg por día en una sola dosis. Es posible que el profesional de salud especialista aumente la dosis si se requiere mayor disminución de la presión arterial.

Efectos secundarios[editar]

Los efectos adversos más comunes incluyen mareo, cefalea, diarrea, infecciones del tracto respiratorio alto, y trastornos del ritmo cardíaco.

Infarto de miocardio[editar]

Un estudio de reciente fecha planteó la posibilidad de que los antagonistas del receptor de la angiotensina II pudieran incrementar el riesgo de padecer infarto de miocardio, en comparación con un placebo.[1]

Referencias[editar]

  1. Strauss MH, Hall AS. (2006). «Angiotensin receptor blockers may increase risk of myocardial infarction: unraveling the ARB-MI paradox.». Circulation 8 (114):  pp. 838–54. PMID 16923768.