Obelisco negro

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Obelisco negro de Salmanasar III, expuesto en el Museo Británico.
Mapa marcando el área de influencia del imperio asirio.

El Obelisco negro de Salmanasar III es un monumento que data del año 827 a. C. y fue erigido en época del imperio asirio, que se extendió por Mesopotamia en la zona de los ríos Tigris y Éufrates.

Hallazgo e historia[editar]

La escultura fue hallada en 1846, por el arqueólogo Austen Henry Layard en Nimrud o Kalhu, antigua capital asiria, situada junto al río Tigris, a unos 30 km al sudeste de Mosul en el actual Irak y fue erigido como monumento público, en tiempos de guerra civil, y en sus relieves se enumeran los logros realizados por el rey Salmanasar III, hijo y sucesor de Ashur-nasir-pal II que gobernó Asiria entre 858 a. C. y 824 a. C. y su comandante en jefe, en treinta y un años, que reflejan los tributos que recibieron de otros reinos sometidos por los asirios: camellos, monos, elefantes y un rinoceronte, metales, madera, marfil y en cinco escenas repartidas en cada cara del obelisco (en total 20 recuadros), se narran junto a una escritura cuneiforme que reza.

  • Tributo de los habitantes de Guilzanu (reino del noroeste de Irán).
  • Tributo de Jehú, rey del Lugar de Omri (antiguo reino del norte de Israel).
  • Tributo del país de Musri (probablemente Egipto).
  • Tributo de Marduk-apilusur, príncipe del país de Sukhu (reino del medio Éufrates situado entre Siria e Irak).
  • Tributo de Qarparunda, príncipe del país de Khattin (Antioquía, actual provincia de Hatay, Turquía).
Relieves del segundo registro del obelisco negro, en el que aparece un emisario del rey israelita Jehú u Oseas, o acaso uno de ellos, postrándose ante el monarca asirio Salmanasar III. El texto cuneiforme asirio expresa: "El tributo de Oseas, hijo de [la Casa de] Omri", [1] cosa que no implica que la figura postrada sea necesariamente un rey.[2]

El obelisco fue situado en una sala de audiencias del palacio de Kalhu, como propaganda de su reinado y es en uno de sus relieves en el que se ve la imagen más antigua de un israelita que se conoce (la un emisario del rey Jehú u Oseas, o acaso la de uno de ellos).[3]

Características[editar]

  • Altura: 197,850 cm.
  • Anchura: 45,080 cm.
  • Material: Piedra caliza.
  • Contiene una inscripción con los logros del rey, sus ascendientes y títulos.
  • Forma: Obelisco de base rectangular coronado por una torre escalonada.

Referencias[editar]

  1. Alan Millard, Discoveries from Bible Times, Oxford: Lion, 1997, p. 121
  2. El nombre en cuestión lejos está de haber sido único o extraordinario entre los judíos de la Antigüedad.
  3. Entre los investigadores que lo fechan en el año 841 antes de nuestra era figuran H.W.F. Saggs ("Le monde juif avant l'Exil", 1979; en: Le monde du judaïsme, ed. Elie Kadourie, París: Thames & Hudson, 2003) y Allan Millard (Discoveries from Bible Times, Oxford: Lion, 1997 p. 121). En 1850, Henry Rawlinson supuso que el personaje israelita postrado ante del rey asirio era el personaje bíblico conocido como Jehú, décimo rey del Reino de Israel (On the Inscriptions of Assyria and Babylonia, 1850; T. C. Mitchell, The Bible in the British Museum: Interpreting the Evidence, Paulist Press, 2004, p. 14; y Saggs, p. 20). Ello, se sostuvo que poseía fundamento en 2 Reyes 9. En 1851, Edward Hincks relacionó el personaje en cuestión de un modo diferente y notó en su diario que el texto cuneiforme del Obelisco Negro se refiere no a Jehú, sino a Oseas, quien, según expresa la Biblia, fue hecho siervo de Salmanasar, rey a quien año a año le pagaba tributo, hasta que dejó de hacerlo y fue eventualmente capturado por conspirar contra el monarca asirio, 2 Reyes 17:3. Oseas, por otra parte, fue rey del antiguo y norteño Reino de Israel (730-722 antes de nuestra era) y, según la Biblia, rindió tributo a un rey asirio llamado "Salmanasar", solo que se trataba de otro monarca homónimo—Salmanasar V (que fue rey entre 727 y 722 antes de nuestra era). Según el relato bíblico, fue Salamanasar V quien capturó a Oseas y lo encegueció, llevándolo a Asiria por haberse negado a pagar tributos y conspirar contra él habiendo pedido ayuda a los egipcios. De la información disponible tiende a emerger una considerable disparidad entre lo que narran las inscripciones cuneiformes del Obelisco Negro y lo que expresa el relato bíblico. A pesar de ello, y sea quien fuere el personaje que aparece representado en el Obelisco Negro, lo cierto es que se trata de la más antigua imagen visual de un israelita que se conoce en la historia (Assyrian, 2007; accedido 7 de junio de 2014).

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]