Neorrealismo italiano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El neorrealismo italiano fue un movimiento cultural, nacido y desarrollado en Italia durante la Segunda Guerra Mundial y la posguerra, que tuvo importantes influencias en el cine contemporáneo (sobre todo en los años comprendidos entre 1943 y alrededor de 1955). En el ámbito cinematográfico los mayores exponentes del movimiento, surgido de manera espontánea, fueron, en los años 1940, los directores Roberto Rossellini, Luchino Visconti, Vittorio De Sica, Michelangelo Antonioni, Giuseppe De Santis, Pietro Germi, Alberto Lattuada, Renato Castellani, Luigi Zampa y el guionista Cesare Zavattini, a los que se unirán en la década siguiente, Francesco Maselli y Carlo Lizzani. En una posición propia se ubica a Federico Fellini (para cuya obra cinematográfica se acuñó el término de realismo mágico).

El cine neorrealista se caracteriza por desarrollar tramas ambientadas principalmente entre los pobres y la clase trabajadora, con largas secuencias al aire libre, y con frecuencia utiliza actores no profesionales para personajes secundarios e incluso a veces para los principales. Las películas tratan principalmente de la situación económica y moral de la posguerra italiana, reflejando los cambios en los sentimientos y las condiciones de vida: esperanza, redención, el deseo de dejar el pasado atrás y empezar una nueva vida, frustración, pobreza, desesperación. En eras de una mayor fidelidad a la vida cotidiana, en los primeros años de desarrollo y difusión del neorrealismo, las películas se rodaban a menudo al aire libre, utilizando como escenario de fondo la propia devastación de la guerra; por otro lado, desde abril de 1937, el principal complejo de estudios cinematográficos italiano Cinecittà fue ocupado por huidos de la guerra hasta la inmediata posguerra, por lo que no estuvo disponible para los directores hasta entonces.

Caracterizado por ser un cine de pocos recursos e independiente, el neorrealismo marcó un hito en la historia del cine. Rompiendo con las superproducciones americanas o italianas de antes de la guerra, fue de alguna modo un paso más del hombre hacia la libertad de crear, con el objetivo de influir en la generaciones posteriores y que influyó en todas las “nuevas olas” europeas como la Nouvelle Vague francesa.

Orígenes y desarrollo[editar]

¿Neo?...No entiendo por qué es “neo”, porque la búsqueda de la verdad debe existir siempre. Roberto Rossellini[1]

El neorrealismo nació sin nombre. El prefijo “neo” fue solo una etiqueta. Como de la misma manera se etiqueta a una película por su género, el neorrealismo nació a partir de un círculo de críticos cinematográficos que se agrupaban en torno a la revista Cinema, entre los que se encontraban Michelangelo Antonioni, Luchino Visconti, Gianni Puccini y Giuseppe de Santis. Lejos de abordar temas políticos (el director de la revista era Vittorio Mussolini, hijo de Benito Mussolini), los críticos atacaban las películas que dominaban la industria de los tiempos. Por oposición a la escasa calidad de las películas de la época, algunos críticos consideraban que el cine debía mirar hacia los escritores realistas de principios del siglo.

Los neorrealistas fueron fuertemente influidos por el realismo poético francés. De hecho, tanto Antonioni como Visconti trabajaron en estrecha colaboración con Jean Renoir. Por otro lado, muchos directores neorrealistas habían madurado trabajando en películas caligaristas, si bien dicho movimiento era notablemente distinto al neorrealismo. Se pueden encontrar elementos emparentados con el neorrealismo, igualmente, en las obras de Alessandro Blasetti y en los documentales de Francesco de Robertis. Los precursores más significativos del neorrealismo fueron Toni, de Renoir, de 1935 y la película Napoli 1860, La fine dei Borboni, de Blasetti, realizada en 1934.

El neorrealismo adquirió resonancia mundial por primera vez en 1945 con Roma, città aperta, de Roberto Rossellini, primera película importante realizada en Italia tras el fin de la Segunda Guerra mundial. A pesar de la presencia de muchas características ajenas al neorrealismo, reflejaba claramente la lucha por la existencia que los italianos libraban día a día bajo la ocupación alemana de Roma, haciendo lo posible por resistir a la ocupación. Los niños juegan en la película un papel clave, y su presencia al final del film es indicativa de su papel general en el neorrealismo: como observadores de la dificultad del mundo de hoy que tienen la llave del futuro. Movimiento cinematográfico que surgió en Italia después de la Segunda Guerra Mundial y que se caracterizó por películas de un realismo intenso rodadas en localizaciones naturales y con actores no profesionales. "el neorrealismo se inició con "Roma, ciudad abierta" de Roberto Rossellini"

Características[editar]

El neorrealismo no era un programa, era un sentimiento, una necesidad […]. Fue una respuesta a un régimen que nos había obligado a vivir de una manera hipócrita y falsa. Nosotros, por el contrario, solo hemos dicho la verdad. Vittorio de Sica [2]

El cine neorrealista se caracteriza por tramas ambientadas entre los sectores más desfavorecidos, abundante en el uso de los rodajes exteriores, con importante presencia de actores no profesionales entre sus secundarios y, con frecuencia, incluso entre los protagonistas. Las películas reflejan principalmente la situación económica y moral de Italia en la posguerra, y reflexionan sobre los cambios en los sentimientos y en las condiciones de vida como frustración, pobreza, desesperación.

Su aspecto e intención principal consistía en plasmar la realidad tal cual era. Se trataba de un cine con orientación social capaz de representar la terrible depresión tras la guerra, un cine casi de desesperanza con un claro contenido moral.Lejos de querer representar un espectáculo, donde las historias estén muy concisas y elaboradas, el cine neorrealista utilizó un estilo más relajado adoptando un ritmo de acción más lento, donde la espera es la protagonista y crea en los espectadores cierta curiosidad por aquello que va suceder. Según Rossellini: Es la espera la que nos hace vivir, es la espera la que nos acerca a la realidad, […]. La espera es la fuerza de cualquier suceso de nuestra vida, y también lo es del cine.[3]

Siguiendo la línea del cine mudo, donde no había diálogos y los sentimientos de los personajes eran claves para entender la historia, el neorrealismo le dio más importancia a los sentimientos de los propios personajes que a la composición de la trama. Pero para poder comprender este nuevo estilo cinematográfico, hay que entender la improvisación como manera de describir la realidad. Por eso en las películas neorrealistas todo es flexible y cambiante. Un claro ejemplo es Paisà de Roberto Rossellini. Movilizó a todo el equipo al lugar del rodaje y una vez allí realizó a los actores no profesionales unas encuestas para que opinaran de cómo debía ser el curso del argumento. Criticado por ello, Rossellini respondió: […], y el insulto más grande era afirmar que soy un improvisador. Me siento considerablemente orgulloso de ser un improvisador; esto quiere decir que no estoy completamente dormido.

Se puede decir que el neorrealismo italiano se inicia en 1945 con Roma, ciudad abierta (Roma, città aperta) de Roberto Rossellini y continúa con cineastas tan destacados como Vittorio De Sica con Ladri di biciclette (Ladrón de bicicletas) en 1948 y Luchino Visconti con La tierra tiembla (La terra trema) en 1947.

Los guionistas Suso Cecchi d'Amico y Cesare Zavattini fueron, entre otros escritores, autores importantes en este movimiento, escribiendo las historias para los directores del neorrealismo italiano.Varios teóricos del cine, como Robert McKee, consideran responsables de la calidad artística del neorrealismo italiano a guionistas como ellos tanto como a los directores de las películas.

Obras y autores[editar]

Precursores e influencia[editar]

Películas[editar]

Luchino Visconti[editar]

Roberto Rossellini[editar]

Vittorio De Sica[editar]

Giuseppe De Santis[editar]

Alberto Lattuada[editar]

Pietro Germi[editar]

Renato Castellani[editar]

Luigi Zampa[editar]

Federico Fellini[editar]

Carlo Lizzani[editar]

Francesco Maselli[editar]

  • Gli sbandati (1955) - Mención especial en Festival Internacional de Cine de Venecia.
Archivo:Guardie e Ladri.JPG
Guardie e ladri, de Monicelli y Steno: commdia dramática pero que reclama el estilo neorrealista.

Francesco De Robertis[editar]

Enlaces externos[editar]

  1. Días de cine, El Neorrealismo con 'Roma, ciudad abierta' [documental], TVE, 10 octubre 2010, min.3
  2. José Mª Caparrós Lera, El cine de los años 70, Pamplona, Ediciones Universidad de Navarra, S.A., 1976, pág. 73
  3. Ángel Quintana, Roberto Rossellini, Madrid, Ediciones Cátedra, S.A.,1995, pág. 29