Alemania, año cero

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Germania, anno zero
Título Alemania, año cero
Ficha técnica
Dirección
Producción Roberto Rossellini
Guion Roberto Rossellini
Protagonistas Edmund Moeschke
Ernst Pittschau
Ingetraud Hinze
Franz-Otto Krüger
Ver todos los créditos (IMDb)
Datos y cifras
País(es) Flag of Italy.svg Italia
Año 1948
Género drama
Duración 72 minutos
Idioma(s) Italiano
Alemán
Ficha en IMDb
Ficha en FilmAffinity

Alemania, año cero (Germania, anno zero) es una película neorrealista de Roberto Rossellini rodada en Berlín y estrenada en 1948. La obra completa la trilogía del director sobre la posguerra, a la que pertenecen también Roma, ciudad abierta y Camarada, aunque estos fueron rodados en Italia. La película explora la herida dejada por el nazismo, que afectó de forma terrible y profundo a una generación simbolizada por el protagonista.

Sinopsis[editar]

La acción transcurre en Berlín, ciudad devastada por los bombardeos y ocupada por tropas aliadas. Edmund, un chico de 12 años, intenta ayudar a su familia y sale en busca de dinero por la calle vendiendo objetos de valor. Su padre está muy enfermo y necesita reposo constante. Su hermana es acusada falsamente de prostituirse para los soldados extranjeros. Edmund acaba uniéndose a un grupo de jóvenes delincuentes y a una joven huérfana sexualmente precoz.

Deambulando por las calles, Edmund se reencuentra con un antiguo profesor, el sr. Enning, claramente retratado por Rossellini como un hombre pedófilo debido a la forma exagerada con la muestra interés y acaricia al joven. El profesor le pide que venda un disco con un discuros de Hitler en el mercado negro y, como recompensa, le da un objeto del mismo valor.

Al ver cómo la salud del padre se deteriora, decide pedir ayuda a Enning. Este, sin falete embargo, le responde diciendo que en tiempo de tanta dificultad debe imperar la ley del más fuerte y que mejor sería que muriese. El discurso, de tintes nazis, del profesor junto con las quejas del padre que siente un estorbo para todos lo que lo rodea lleva a Edmund a pensar que su deber es matarlo y, por eso, envenena su comida. Edmund le cuenta a Enning lo que hizo y este recibe la noticia por horror y lo echa de su casa negando cualquier responsabilidad en lo ocurrido.

Edmund vaga por las calles sin rumbo. No logra jugar con los otros niños que lo rechazan. Ve una iglesia y agacha la cabeza apesadumbrado. Finalmente llega a su calle, con edificios en escombros y sube a lo alto de un edificio en ruinas frente a su casa, donde se pone a jugar con un pedrusco como si fuese una pistola, disparándose a sí mismo en la frente y luego imitando los disparos de la guerra. Desde lo alto ve como llega a su casa un camión a recoger el cadáver de su padre. Sus hermanos, que ignoran dónde está, gritan en la calle llamándole para que vaya al entierro. Edmund no responde y se retira de la ventana sin que le hayan visto. Sus hermanos y vecinos se van. Finalmente, Edmund se asoma y mira una última vez su casa, y se suicida tirándose desde lo alto del edificio.

Enlaces externos[editar]

  • Presentación de la película y coloquio sobre ella en el programa de Telemadrid Cine en blanco y negro, dirigido por José Luis Garci.