Museo Pushkin

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Fachada del Museo Pushkin.

El Museo Pushkin de Moscú (en su nombre oficial, Museo Estatal de Artes Plásticas) es el segundo gran museo de Rusia dedicado al arte europeo, sólo superado por el Hermitage de San Petersburgo. Se ubica en la calle Voljonka, 12.

Historia[editar]

El museo fue fundado con fines educativos por un profesor de la Universidad de Moscú, el filólogo Iván Vladímirovich Tsvetáiev, hijo del historiador Dmitri Ilovaiski y padre de la poetisa Marina Tsvetáyeva. Gracias a su empeño, la Duma de Moscú le concedió un terreno en el centro de la ciudad llamado Kolymazhny Dvor (Casa de Carretas), no lejos del Kremlin.

El edificio, de líneas clásicas con columnas jónicas, lo diseñó Román I. Klein (en:Roman Klein). Se inauguró en 1912, bautizado con el nombre del zar Alejandro III de Rusia.

Inicialmente el museo se centraba en la escultura clásica, mostrando mayormente copias en yeso que servían para el aprendizaje de los nuevos artistas, pero la Revolución soviética de 1917 le dio un cambio de rumbo. El nuevo gobierno comunista decidió ampliarlo en 1924 con obras de arte nacionalizadas, en su mayor parte de coleccionistas particulares que habían huido del país. Por ello, el Museo Pushkin posee fondos muy dispares de arqueología egipcia, vasijas griegas, tejidos y grabados.

Sala del museo, con reproducciones escultóricas en yeso.

En el periodo 1924-30, el museo creció de manera sustancial, gracias a las obras transferidas desde San Petersburgo, mayormente del Hermitage. Se pretendía así equilibrar la riqueza artística de ambas ciudades y, de paso, aliviar la saturación del Hermitage. También se adscribieron al Pushkin diversos paisajes y escenas costumbristas de la Galería Tretiakov, y más de 500 cuadros europeos del Museo Rumyántsev (disuelto en 1927) junto con dibujos, grabados, monedas y una valiosa biblioteca. La institución recibió su nombre actual en 1937.

En 1948, el llamado Museo Estatal de Arte Occidental, que había sido creado con las colecciones de Serguéi Schukin e Iván Morózov, fue desmantelado y sus fondos se repartieron entre el Hermitage y el Pushkin. Gracias a ello, ambos museos cuentan con célebres obras impresionistas y vanguardistas.

Ampliación frustrada[editar]

En 2008, el presidente ruso Dmitri Medvedev anunció unas obras de modernización del museo presupuestadas en 177 millones de dólares. Pero al año siguiente se barajaba una ampliación mucho más ambiciosa, a cargo del arquitecto Norman Foster y su equipo, con un presupuesto de 670 millones. Este proyecto incluía la construcción de varios edificios para biblioteca, sala de cine y oficinas, así como una armonización estética del conjunto ya existente. La escala de la intervención, y sobre todo su carácter radical, motivaron múltiples críticas de expertos y responsables locales: la reforma implicaba alterar toda un área urbana de valor histórico. Posteriormente el arquitecto municipal de Moscú presionó al estudio Foster, quejándose de la lentidud en sus tareas, y finalmente en 2013 dicho estudio renunció a proseguir con el diseño perfilado.

Actualmente la página web del museo alude a obras de reforma, pero a menor escala.

Colecciones[editar]

Las colecciones del Museo Pushkin son asombrosas por amplitud y variedad; constan de más de 560.000 piezas. Alberga momias egipcias, cerámicas y esculturas griegas, así como pintura europea, tanto antigua como impresionista y posterior. Pero el renombre del museo se debe en gran medida a sus fondos de pintura francesa de finales del siglo XIX.

En las colecciones arqueológicas, destaca el llamado Tesoro de Príamo, que el Ejército Rojo se llevó de Berlín durante la II Guerra Mundial.

Las colecciones de pintura antigua incluyen una Sagrada Familia de Bronzino, La vieja coqueta de Bernardo Strozzi, un Autorretrato de Elisabetta Sirani y varias obras de Rembrandt, entre ellas Cristo expulsando a los mercaderes. Hay además ejemplos de Pietro Perugino, Jan Gossaert, Luis de Morales, Zurbarán, Murillo, Simon Vouet, Bernardo Strozzi, Boucher y Corot.

El repertorio impresionista y de fin del siglo XIX es riquísimo, con abundantes obras de Renoir, Degas, Van Gogh y Gauguin. A destacar de este último, En el café (Retrato de Madame Ginoux). De Pablo Picasso hay pinturas esenciales como el Retrato cubista de Ambroise Vollard y una de las obras maestras de su etapa rosa, La acróbata de la bola.

Galería de obras destacadas[editar]

Enlaces externos[editar]

Coordenadas: 55°44′50″N 37°36′18″E / 55.74722, 37.60500