Muñeca sexual

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Muñeca hinchable»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Muñeca RealDoll de fabricación norteamericana.

Una muñeca hinchable, inflable, sex doll o love doll es un tipo de juguete sexual que emula el tamaño y forma del cuerpo de una pareja sexual usualmente de forma humana (casi siempre con características femeninas; también las hay con características masculinas o con otras características, por ejemplo alienígena) para actos sexuales simulados y como asistente durante la masturbación. La sex doll puede consistir de un cuerpo entero con la cara, o solamente la parte pélvica, con las aperturas (vagina, el ano, la boca) para la cópula. Las aperturas vibran a veces y pueden ser movibles o intercambiables. El uso de muñecas sexuales no está restringido sólo a los humanos, sino que también está disponible para animales domésticos por varias razones.

Historia[editar]

Por mucho tiempo un término de marineros, era "dama de viaje", o "dame de voyage" en español y francés respectivamente, denominando a una muñeca femenina hecha de tela cosida y utilizado por los marineros a bordo del barco. Fueron primeramente desarrolladas en su forma moderna en Japón y Alemania durante los finales de la década de 1930 y comienzos de la década de 1940 - en Alemania como parte del proyecto del ejército 'Model Borghild', y en Japón para el uso en submarinos navales. En ambos casos, el objetivo debía ser dar alivio sexual a hombres limitados en un ambiente totalmente masculino. La muñeca 'Bild Lilli' fue a mediados de los años cincuenta una muñeca alemana que se vendió como un juguete sexual para hombres, y cuyo diseño es reputado por haber inspirado a Ruth Handler para hacer la primera muñeca Barbie.

En 1982 un intento de importar un embarque de muñecas sexuales a la Gran Bretaña tuvo la consecuencia no intencional de levantar todas las prohibiciones para importar artículos "obscenos o indecentes" que arribaran del resto de Europa. Cuando las muñecas fueron confiscadas por trabajadores de la Aduana Inglesa, David Sullivan de Conegate, LTD llevo el caso hasta la Tribunal de Justicia de la Unión Europea, y ganó en 1987.[1] Gran Bretaña se vio forzada a levantar sus astringentes prohibiciones de importación que databan desde 1876, porque de no haberlo hecho habría constituido una barrera arbitraria al libre comercio bajo los términos del Tratado de Roma.

Formas, materiales y precios[editar]

Las muñecas sexuales más baratas son inflables o hinchables con aire. Estas muñecas de bajo precio (menos de $500.ºº dólares) son generalmente poco agraciadas, hechas de vinilo soldado, y sólo tienen una semejanza pasajera con mujeres u hombres reales, pero tienen una vagina o pene (artificial) y sus usuarios están dispuestos a dejar pasar sus defectos. A menudo estallan en las costuras después de unos pocos usos. Las muñecas de vinilo baratas pueden ser un riesgo a la salud, si ellos contienen grandes cantidades peligrosas de cloruro de vinilo o ftalatos.

En el mercado de la gama de precios mediana ($1000.ºº - $2000.ºº dólares), las muñecas están hechas de látex pesado sin costuras soldadas, tienen cabeza plástica de estilo maniquí y pelucas estilizadas, los ojos son de plástico o de cristal, y manos y pies apropiadamente moldeados. Algunos contienen áreas de cuerpo rellenas de agua. El proceso industrial causa que la mayoría de las muñecas de látex sean entregadas con una cubierta de óxido de zinc que cubre la piel, y esto debe ser quitado lavándola. De otro modo, el látex es un material natural inerte y no tóxico; aunque un porcentaje diminuto de usuarios pueda descubrir una alergia hacia el látex. Todas las muñecas de látex de cualquier calidad actualmente en el mercado se fabrican en Francia o Hungría.

Love Dolls japonesas.

Las muñecas sexuales más costosas ($6000.ºº - 35,000.ºº dólares o más) son fabricadas con silicona. Pueden ser muy semejantes a personas vivas, con la cara y el cuerpo modelados de mujeres u hombres verdaderos, con material prácticamente igual a la piel humana (igual al utilizado para los efectos especiales de las películas), con pelo realista (o verdadero). Estas muñecas tienen generalmente un esqueleto articulado de PVC o de metal con coyunturas flexibles que permiten ser posicionadas en una variedad de posiciones para el despliegue y para actos sexuales. Las muñecas sexuales de silicona son obviamente más pesadas que las que se hinchan (y que consisten en su mayor parte de aire), pero están cerca de la mitad del peso de un humano verdadero de tamaño comparable. Son hechas generalmente en EE. UU., como la popular de Abyss Creations, la Real Solid Sex Doll, y en Japón, la CandyGirl, de Orient Industries, entre otras empresas como Paper Moon, 4Woods, etc.

El mercado de rango medio surgió en los Estados Unidos alrededor de 1995. El mercado ha crecido por dos razones. Primero, los últimos veinte años han visto enormes mejoras por encima de las iniciales sex dolls, y los clientes han logrado darse cuenta de esto por medio de utilizar la red. Segundo, el método de venta también ha mejorado, ahora mostrando cómo es la muñeca, sus costuras, cabello e incluso los orificios.

Nuevos materiales y tecnologías[editar]

La RealDoll ha evolucionado desde 1995, y los más recientes modelos tienen mejorías significativas por encima de las de hace algunos años. El éxito de la RealDoll ha llevado a otros a tratar de entrar al mercado de muñecas de alta calidad, normalmente usando materiales nuevos.

La compañía Eighth Wonder LLC creó la versión para adultos del "Osito Teddy", llamado Teddy Babes. Construidos con tela de peluche, han tenido una gran recepción tanto como juguete sexual como obra de arte.

Una compañía llamada CybOrgasMatrix utiliza un nuevo material, un gel muy elástico con un fuerte efecto térmico de memoria, el cual, según ellos, es superior a la silicona en calidad y también más barato. Su producto de muñeca sexual incluye características adicionales, tales como un motor para el empuje pélvico y capacidad de audio (usando audífonos inalámbricos).

Los continuos avances dentro de la robótica sugieren que los robots sexuales podrían ser eventualmente manufacturados y puestos a la venta.[2]

En julio de 2006, Henrik Christensen de la European Robotics Research Network dijo al periódico Sunday Times del Reino Unido que "la gente estará teniendo sexo con robots dentro de los próximos cinco años."[3]

Formas novedosas[editar]

En Japón existe la "almohada del amor inflable" ('dakimakura') con una fotografía tamaño natural de alguna estrella porno o de personajes de anime y opcionalmente con un orificio para la penetración y son muy populares en ese país.

Algunas sex dolls para inflar están hechas con la forma de animales, más notoriamente de oveja y de becerro.[4] Estos inflables sirven más bien para el propósito de regalo de broma o como novedad para una fiesta, y normalmente no son aptas para darles uso sexual.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]

  1. Conegate v Commissioners of Customs and Excise (No 121/85) Queen's Bench (1987) 254.
  2. Ananova - Robot sex dolls
  3. No sex please, robot, just clean the floor - Times Online
  4. [1] Sexy Toy Box Aust.