Manifestación de Alexanderplatz

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Imagen de Alexanderplatz durante la manifestación.
principio de la Manifestación

La manifestación de Alexanderplatz fue una movilización popular en favor de profundas reformas políticas en la República Democrática Alemana, que tuvo lugar el 4 de noviembre de 1989 en la Alexanderplatz de Berlín Este. La marcha fue una de las más importantes en la historia de Alemania Oriental, y fue una de las piezas clave en el final de la república socialista, que concluyó con la caída del Muro de Berlín cinco días después y la reunificación alemana que tendría lugar el 3 de octubre de 1990.[1] [2]

La movilización fue convocada por los actores y empleados de los teatros de Berlín Este, y fue una de las pocas ocasiones en las que las autoridades permitieron una manifestación no gubernamental. Entre los portavoces de la marcha se unieron opositores, actores como Ulrich Mühe, y miembros oficiales como Günter Schabowski y Markus Wolf, que pidieron cambios en el sistema político. El número de asistentes se cifra entre 500.000 y 1.000.000 de personas, según la fuente.[2] [3]

Historia[editar]

Convocatoria[editar]

A comienzos de octubre de 1989, las autoridades de la República Democrática Alemana prepararon el 40º aniversario del estado socialista. Al mismo tiempo, se sucedían en todo el país protestas populares en favor de reformas políticas y libertades individuales, en pleno ocaso de los sistemas comunistas en Europa Oriental. Después de que Hungría abriera sus fronteras a Europa Occidental, muchos alemanes del Este realizaron un éxodo masivo al país, como punto de partida para emigrar a la República Federal Alemana. Del mismo modo, otros alemanes viajaron hasta Praga y Varsovia para pedir asilo en la RFA.

La situación política provocó que el Politburó de la RDA forzara, el 17 de octubre, la renuncia de Erich Honecker como jefe de Estado y secretario general del Partido Socialista Unificado. El nuevo líder del país, Egon Krenz, prometió reformas políticas y ordenó la apertura de la frontera de Checoslovaquia. A pesar de los anuncios, las movilizaciones populares para reclamar las reformas se intensificaron.[2]

Ulrich Mühe y Johanna Schall, durante la lectura de un comunicado.

En protesta por la represión policial de una marcha popular en Berlín Este durante las celebraciones del 40º aniversario, los actores y trabajadores de los teatros en la capital convocaron una manifestación en Alexanderplatz para exigir cambios en el país. La movilización no contó con el apoyo del Gobierno del Este, pero dio permiso para su celebración en una medida poco usual, porque en la mayoría de ocasiones sólo se permitían concentraciones oficiales. En la marcha se anunciaron no solo portavoces opositores o artistas, sino a miembros políticos del Estado socialista que también reclamaban cambios en el sistema.

Transcurso de la manifestación[editar]

La marcha empezó a las 9:30 horas en el centro de Berlín Este, y a las 11:00 la cabecera llegó hasta Alexanderplatz. A la convocatoria acudieron ciudadanos de todo el país. Para evitar represalias policiales, la marcha fue pacífica y los manifestantes portaban carteles con consignas como "no a la violencia", "privilegios para todos" o "el pueblo también desea el paraíso socialista".[2] Sin embargo, el lema que más se coreó fue "Wir sind das Volk" ("nosotros somos el pueblo"). Los asistentes reclamaron profundas reformas en el sistema político, elecciones democráticas y libertades civiles.

Los primeros discursos corrieron a cargo de los actores Marion van de Kamp, Johanna Schall, Ulrich Mühe y Jan Josef Liefers. Después llegaron distintos portavoces entre opositores, estudiantes y disidentes que reclamaron libertades y el final del sistema socialista, e incluso participaron algunos miembros del Gobierno como Günter Schabowski y Markus Wolf, que fueron abucheados por los allí presentes. Toda la marcha fue cubierta por Deutscher Fernsehfunk, la televisión pública del Estado socialista.[2] La cifra de asistentes se situó entre medio millón y un millón de manifestantes.[1] [3]

Repercusión[editar]

El éxito de la manifestación fue una pieza clave en el proceso de reformas que terminó con el régimen socialista en Alemania Oriental.[4] El 9 de noviembre del mismo año, cinco días después de la marcha, el miembro del Politburó Günter Schabowski anunció que todas las leyes que limitaban los viajes al extranjero habían sido abolidas, una de las principales reclamaciones en la convocatoria. Sin embargo, un error en su alocución provocó que miles de alemanes orientales salieran en la misma noche al Muro de Berlín, donde los guardias tuvieron que dejarles pasar. Schabowski fue expulsado de inmediato del Partido.

La apertura del Muro fue el punto de partida para la llegada de la democracia y libertades civiles, y concluyó con la reunificación alemana el 3 de octubre de 1990, cuando la RDA fue absorbida por la RFA. La manifestación de Alexanderplatz está considerada como una de las más importantes en el proceso de cambios, junto con las marchas del Lunes en Leipzig.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]