Luis de Velasco y Ruiz de Alarcón

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Luis de Velasco y Ruiz de Alarcón
LuisdeVelascoI.jpg

2.º Virrey de la Nueva España
25 de noviembre de 1550-31 de julio de 1564
Predecesor Antonio de Mendoza
Sucesor Gastón de Peralta

Datos personales
Nacimiento 1511
Carrión de los Condes, España
Fallecimiento 31 de julio de 1564
Ciudad de México, Virreinato de la Nueva España
Profesión Político.
[editar datos en Wikidata ]

Luis de Velasco y Ruiz de Alarcón (Carrión de los Condes, Palencia, España 1511 - Ciudad de México, Virreinato de la Nueva España, 1564), III señor de Salinas fue el segundo virrey de Nueva España, entre 1550 y 1564, tras haber sido virrey de Navarra entre 1547 y 1549.

Biografía[editar]

Pariente de los Condestables de Castilla, sucedió en el virreinato de Nueva España a Antonio de Mendoza, quien tuvo que elegir entre este y el de Perú, mientras Luis de Velasco ocuparía el otro puesto. Llegó a San Juan de Ulúa el 23 de agosto de 1550 y pasó el mes de septiembre en Puebla, mientras Mendoza tomaba su decisión. Finalmente los dos se reunieron en Cholula y Mendoza eligió el Perú. El 25 de noviembre del mismo año, Velasco llegó oficialmente a la Ciudad de México como virrey de Nueva España, cargo que ocupó hasta su muerte el 31 de julio de 1564.

Suele considerársele gobernante prudente. Ayudó a los nativos a defenderse frente a los abusos de los propietarios de minas de oro, y liberó a 15 000 esclavos ilegales.[1] De su mandato destacan la abolición efectiva de la encomienda, la liberación de los indios ilegalmente esclavizados, la urbanización de poblados, la realización de importantes obras públicas, la apertura en 1553 de la Universidad de México y la colonización, pacificación (inaugurada el 25 de enero) y conquista de territorios del norte del virreinato, fundando ciudades como San Miguel el Grande (hoy San Miguel de Allende), Durango (1563), San Felipe de Ixtlahuaca y Nombre de Dios. Su hijo Luis de Velasco y Castilla, Marqués de Salinas también fue virrey de Nueva España.

La supresión de la encomienda y la mejora del trato a los indios habían sido prescritas por la corona española desde 1542, con la promulgación de las llamadas Leyes Nuevas, inspiradas por Fray Bartolomé de las Casas. A diferencia de su predecesor, que no exigió su cumplimiento, aunque nominalmente las acatara, y que incluso llegó a suspenderlas, Luis de Velasco las puso en práctica venciendo con energía la oposición de los encomenderos, como por otra parte le había ordenado detalladamente Carlos I al nombrarle Virrey en Bruselas, en 1549. Otras realizaciones del mandato de Velasco fueron también resultado del disciplinado y tenaz cumplimiento de las instrucciones recibidas de la metrópoli, desde las cortes de Carlos V y de Felipe II.

En 1558 la Ciudad de México sufrió su primera gran inundación de la época española, que se convirtió en epidémica. Hasta 1560 Velasco gobernó con autoridad ilimitada. Aunque no cometió ningún abuso, en este año la Audiencia y otros influyentes españoles intentaron que el emperador limitara la autoridad del virrey, poniendo el requisito de que sus actuaciones necesitaran la autorización de la Audiencia.

En sus años finales, Velasco se centró en fundar asentamientos en Florida, en explorar el Océano Pacífico y en aumentar las riquezas del imperio. El 22 de mayo de 1559 fundó lo que es ahora la ciudad de Yurécuaro en el estado de Michoacán. En ese mismo año envió una flota de trece naves bajo el mando de Tristán de Luna y Arellano para establecerse en la costa oriental de Florida, pero la expedición fracasó debido a la hambruna y a las revueltas de los hostiles guerreros nativos. Los españoles se vieron forzados a marcharse.

Al principio de 1564 Velasco encargó a Miguel López de Legazpi y Andrés de Urdaneta una expedición por el Pacífico hasta las islas Filipinas, donde Fernando de Magallanes y Ruy López de Villalobos habían llegado en 1521 y 1543.

Luis de Velasco y Ruiz de Alarcón murió en 1564. Le sucedió Gastón de Peralta, marqués de Falces.

Él fue el primer virrey en vivir en el Palacio Real ó Palacio Virreinal, otrora propiedad de la familia del marqués del Valle de Oaxaca (es decir de la familia de Hernán Cortés), actual Palacio Nacional.

Su esposa fue Ana de Castilla y Medoza, descendiente de la Casa real de Castilla, hija de Diego de Castilla, señor de Gor y caballerizo mayor de Carlos V, descendiente del rey Pedro I de Castilla, y su hijo, Luis de Velasco y Castilla, también llegó a ser virrey de Nueva España y del Perú.

Ancestros[editar]


Predecesor:
Antonio de Mendoza
Virrey de la Nueva España
1550 - 1564
Sucesor:
Gastón de Peralta
Predecesor:
Álvaro Gómez Manrique de Mendoza
Virrey de Navarra
1547 - 1549
Sucesor:
Bernardino de Cárdenas y Pacheco

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]