Universidad de Sevilla

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Universidad de Sevilla
Universidad de Sevilla (rectorado) 001.jpg
Fachada principal del Rectorado
Sigla US
Tipo Pública
Fundación 1505
Fundador Arcediano Maese Rodrigo Fernández de Santaella
Localización
Dirección Real Fábrica de Tabacos de Sevilla, C/ San Fernando, 4
BanderaSevilla1.svg Sevilla,
Flag of Andalucía.svg Andalucía,
Flag of Spain.svg España
Academia (2011-2012)
Profesores 4.514[1]
Estudiantes 84.774[1]
 • Pregrado 60.499
 • Postgrado 9.771
 • Doctorado 1.404
 • Otros 13.100
Mascota Fama volat
Colores académicos          [2]
Administración (2012)
Rector Antonio Ramírez de Arellano López
Afiliaciones PEGASUS
Financiamiento 479.370.064 €[1]
Funcionarios 1.190[1]
Administrativos 1.296[1]
Sitio web
http://www.us.es

La Universidad de Sevilla (US) es una universidad pública con sede en Sevilla, Andalucía (España). Es una de la dos universidades públicas de Sevilla, siendo la otra la Universidad Pablo de Olavide. Aunque sus centros se encuentran repartidos por toda la ciudad, la sede de su rectorado es el edificio de la Real Fábrica de Tabacos de Sevilla.

Es la tercera universidad española en número de estudiantes y la primera de Andalucía, así como una de las más antiguas con más de 500 años. Más de ochenta mil personas integran la comunidad universitaria entre alumnos, profesores y profesionales de administración y servicios. Cuenta con un riquísimo patrimonio histórico artístico en el que destacan siete edificios declarados Bien de Interés Cultural, miles de obras de arte.[3] , así como un importantísimo archivo histórico[4]

Es impulsora, junto con la Universidad de Málaga, del proyecto Andalucía TECH, que obtuvo la categoría de Campus de Excelencia Internacional otorgada por el Ministerio de Educación español.[5]

Historia[editar]

Fundación y Edad Media[editar]

El embrión de la actual Universidad de Sevilla fue el Colegio de Santa María de Jesús, fundado por el Arcediano Maese Rodrigo Fernández de Santaella a finales del siglo XV.

Ya en el siglo XVI, concretamente en 1505, una bula del Papa Julio II otorgó al Colegio la facultad de inferir grados en Teología, Filosofía, Derecho, Medicina y Artes, y en 1551 el propio Concejo de la ciudad traspasa a la fundación de Maese Rodrigo la Real provisión que concedía un Estudio General, por lo que aquélla pasó a ser oficialmente la Universidad, gozando de todos los privilegios de las demás Universidades del Reino.

De los Estatutos de 1621 se desprende que la Universidad de Sevilla se componía de cuatro Facultades: Teología, Cánones y Leyes, Medicina y Artes, y otorgaba los grados de Bachiller, Licenciado y Doctor en todas las Facultades, junto con el de Maestro por la Facultad de Artes.

El afán reformador del siglo XVIII se plasma, durante el reinado de Carlos III, en el Plan de Estudios de Olavide (1768), origen de la Universidad moderna, en el que, junto a las anteriores Facultades, aparece un curso de Matemáticas, fruto de la preocupación de la época por las enseñanzas de las materias de ciencia.

Durante este reinado, tras la expulsión de los jesuitas, se concede a la Universidad por Real Cédula el edificio de la Casa de la Compañía de Jesús, en la calle Laraña.

A principios del siglo XIX tiene lugar una nueva reforma de la enseñanza universitaria, en dos direcciones: se suprimen las universidades menores, quedando agregadas a la de Sevilla las de Baeza y Osuna, y se implanta en todas las Universidades el Plan de Estudios de la Universidad de Salamanca.

Al mismo tiempo esta homogeneización va acompañada de la adaptación de nuevos estudios, la creación de nuevas cátedras y Facultades, creación de la Escuela de Medicina que más tarde se erigió en Facultad Universitaria (1668), la organización de la Facultad de Ciencias, aparición de Seminarios y Bibliotecas especializadas, reforma de la Facultad de Filosofía y Letras y supresión de la de Teología.

Historia contemporánea[editar]

Patio del Edificio Central.

A mediados del siglo XX, la Universidad de Sevilla se traslada al edificio de la Real Fábrica de Tabacos, obra del ingeniero Sebastián Van der Borcht realizado durante el reinado de rey Fernando VI.

En los años 60 se crean las Escuelas Técnicas Superiores de Arquitectura e Ingenieros Industriales. En la década siguiente se crean los estudios de Económicas y Farmacia, se divide la Facultad de Ciencias dando lugar a las de Biología, Física, Química y Matemáticas, y se crea el Colegio Universitario de la Rábida.

La implantación de nuevos estudios viene acompañada por la descentralización geográfica de la Universidad. Se crean centros en las provincias de Badajoz, Cádiz y Córdoba, de los que surgirán las actuales universidades.

La Constitución Española de 1978 ha venido a revisar el tradicional régimen centralista de la Universidad española, reconociendo la autonomía de las Universidades. Al mismo tiempo, la nueva organización territorial del Estado que dicha norma configura ha supuesto una distribución de competencias universitarias entre los distintos poderes públicos.

La Ley de Reforma Universitaria de 1983, dictada de acuerdo con lo establecido en el texto constitucional, estableció un marco que permitió la renovación de la vida universitaria. Esta norma-marco contempló la Universidad como un servicio público referido a los intereses generales, garantizando la participación en su gobierno de las diversas fuerzas sociales.

Más recientemente, la Ley Orgánica de Universidades de 2001 revisó el marco normativo de la Universidad con el propósito de impulsar la acción de la Administración General del Estado en la vertebración y cohesión del sistema universitario, de profundizar las competencias de las Comunidades Autónomas en materia de enseñanza superior, de incrementar el grado de autonomía de las Universidades, y de establecer los cauces necesarios para fortalecer las relaciones y vinculaciones recíprocas entre Universidad y Sociedad.

En uso de las competencias conferidas por la Ley Orgánica de Universidades, el Parlamento de la Comunidad Autónoma de Andalucía aprobó en 2003 la Ley Andaluza de Universidades, con objeto de desarrollar las funciones que aquella otorga a las Comunidades Autónomas y profundizar en el desarrollo y coordinación del sistema universitario andaluz.

El principio de autonomía universitaria supone que será la acción transformadora de cada Universidad la que determine la posición de éstas en el ámbito de la enseñanza superior. El desarrollo de este principio implica la elaboración de su propio estatuto. La Universidad de Sevilla elaboró su Estatuto en el año 2003, siendo aprobado por Decreto de la Junta de Andalucía de 25 de noviembre de 2003.

Según un ranking de catalogación de webs internacional fue valorada en 2011 como la octava universidad de España y la 214ª del mundo.[6]

Centros[editar]

Fachada de E.T.S.I. Informática de la Universidad de Sevilla.
Propios
Adscritos
  • Centro de Estudios Superiores Cardenal Spínola
  • Escuela Universitaria Francisco Maldonado de Osuna
  • Escuela Universitaria de Enfermería Cruz Roja Española
  • Escuela Universitaria de Turismo
Otros centros
  • Instituto de Ciencias de la Educación
  • Institutos de Idiomas

Datos estadísticos[editar]

Facultad de Economía y Empresariales de Sevilla.

(Datos correspondientes al curso 2005-2006)[1]

  • Centros universitarios: 25 propios y 5 adscritos
  • Departamentos universitarios: 122
  • Áreas de conocimiento: 154
  • Titulaciones ofertadas
    • Ciclo corto: 24
    • Ciclo largo: 34
    • Sólo 2º ciclo: 10
  • Programas de doctorado: 138
  • Estudios de postgrado: 324
  • Estudiantes matriculados
    • Primer y segundo ciclo: 57.009 en centros propios y 2.783 en adscritos
    • Tercer Ciclo: 3.130
    • Postgrado: 3.555
    • Enseñanzas Instituto de Idiomas: 3.273
  • Estudiantes graduados
    • Primer y segundo ciclo: 7.364 en centros propios y 691 en adscritos
    • Tercer ciclo: 308

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]