Los propios dioses

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Los propios dioses
de Isaac Asimov
Género Novela
Subgénero Ciencia ficción
Edición original en inglés (1972)
Título original The Gods Themselves
Editorial Doubleday
Ubicación Bandera de los Estados Unidos Estados Unidos
Edición traducida al español (1974)
Traducción Pilar Giralt
Ubicación Bandera de España España
Premio Hugo
Hugo-novela.png
Datos básicos
Premio a A la mejor novela
Fecha de entrega 1973
Cronología
A vuestros cuerpos dispersos de Phillip José Farmer Premio Hugo Cita con Rama de Arthur C. Clarke
Premio Nébula
Nebula-novela.png
Datos básicos
Premio a A la mejor novela
Fecha de entrega 1972
Cronología
Tiempo de cambios de Robert Silverberg Premio Nébula Cita con Rama de Arthur C. Clarke

Los propios dioses es una novela de ciencia ficción publicada en el año 1972 por Isaac Asimov. Esta novela recibió los premios Hugo, Locus y Nebula.

El título de la novela, así como de cada una de sus 3 partes fueron tomadas de la frase «Contra la estupidez, los propios dioses luchan en vano», de la cita original «Mit der Dummheit kämpfen Götter selbst vergebens» de Friedrich Schiller (17591805).

Originalmente fue publicada en revistas como tres historias consecutivas.[cita requerida]

Argumento[editar]

Esta novela se divide en tres secciones ubicadas en diferentes tiempos y lugares, incluso en dos universos diferentes. La trama principal es una conspiración de alienígenas que habitan un universo paralelo moribundo, con el propósito de convertir el Sol en una supernova y poder colectar la energía resultante para su propio uso y continuidad de su forma de vida.

El mismo Asimov consideraba la segunda parte como su mejor texto.[cita requerida]

Primera parte: Contra la estupidez...[editar]

La primera parte se desarrolla en la Tierra, donde un proceso de transferencia de energía (electrones y positrones) entre universos se realiza para obtener energía barata y en grandes cantidades. El joven físico idealista Peter Lamont descubre que dicho proceso conlleva resultados colaterales indeseables que ponen en riesgo al sol y en consecuencia la vida en el Sistema Solar. Sus intentos de advertir sobre el peligro son totalmente ignorados por el "padre" del invento, un físico de tercera fila.

Segunda parte: ...Los propios dioses...[editar]

La segunda parte toma lugar en el universo paralelo. Allí, una especie alienígena cuenta con tres sexos, cada uno con roles definidos bastante rígidos, el racional (izquierdo), el paternal (derecho), y la emocional (central). Al ser de forma etérea pueden co-penetrar (ocupando el mismo lugar en el espacio) a los demás de su especie, principalmente con motivos sexuales. Se alimentan de energía solar en un universo donde su sol envejece y cada vez hay menos estrellas, y menos de ellos mismos.

Existe una segunda forma de vida alien, los "Duros", quienes al ser físicamente corpóreos son los únicos que poseen acceso a tecnología y manipulación de materiales, y quienes ofrecen su única esperanza, un nuevo invento, "comida" fabricada, energía obtenida directamente de un universo paralelo, el nuestro. Lamentablemente es muy poca, así que deciden convertir nuestro sol en una supernova para obtener mayores cantidades y así garantizar su propia supervivencia. La joven emocional Dua, descubre el complot y en su lucha en contra del régimen establecido descubre con ayuda de sus compañeros que al unirse sexualmente los tres, dan forma a un "duro". Después de que Dua prácticamente acabase con su existencia, agotada por su lucha por detener dicho complot, sus compañeros blandos deciden unirse a ella en forma permanente para salvarla, renunciando a su existencia individual, y en consecuencia a su propia vida, sólo para descubrir en el último segundo que ellos mismos son el nuevo líder "duro", creador del plan de destrucción.

Tercera parte: ...¿Luchan en vano?[editar]

La tercera parte transcurre en una sojuzgada Luna con ánimos independentistas de la Tierra. Donde el estudioso de la parafísica, Denison, encuentra una solución que no dañará a nadie y beneficiará grandemente a la humanidad: buscar otro universo paralelo no habitado, contactar con él y realizar el mismo proceso que los alienígenas realizan con este universo, para nivelar el flujo de cambios en las leyes físicas (en particular, de la intensidad de la fuerza nuclear fuerte) que amenaza al Sistema Solar, restableciendo el equilibrio.

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]