La dama de Shanghái

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
«No hubo hombre que pudiera estar seguro de ella».
Rita Hayworth en una imagen del reclamo de la película.

La dama de Shanghái (The Lady from Shanghai) es una película de cine negro de 1947 dirigida por Orson Welles en la que trabajan el mismo Welles, su esposa Rita Hayworth y Everett Sloane. Está basada en la novela If I Die Before I Wake, de Sherwood King.

Trama[editar]

Michael O'Hara (Orson Welles) conoce Elsa (Rita Hayworth) una hermosa rubia mientras ella pasea en un carruaje tirado por caballos en Central Park. Cuando tres forajidos atacan el carruaje, Michael la rescata y la acompaña hasta su casa. Michael le cuenta que es de profesión marino y se entera que Elsa y su esposo, el famoso abogado defensor criminalista Arthur Bannister (Everett Sloane), baldado, acaban de llegar a la ciudad de Nueva York provenientes de Shanghái. Se encuentran de paso hacia San Francisco por el Canal de Panamá. Michael, atraído por la belleza de Elsa acepta enrolarse como marinero en el yate de Bannister.

Luego de levar anclas, se les une a bordo George Grisby (Glenn Anders), socio en el estudio de abogados de Bannister. George propone que Michael lo "asesine" a él de manera de simular su propia muerte y poder cobrar su seguro de vida. Como compensación Grisby promete darle a Michael $5,000 y explica que dado que él en realidad no estará muerto, su cuerpo en realidad debe desaparecer, con lo que Michael no podrá ser condenado por homicidio (de acuerdo al principio de corpus delicti que prevalecía en esa época.) Michael accede a este plan, pensando en utilizar el dinero para huir con Elsa, con la cual ha comenzado una relación. Grisby hace que Michael firme una confesión.

Presentación de O. Welles en el reclamo de la película.

Ante el hecho del crimen, Sydney Broome, un investigador privado que ha estado siguiendo a Elsa por órdenes de su marido, encara a Grisby. Broome se ha enterado del plan de Grisby y que está planeando asesinar a Bannister, acusar a Michael del crimen y no aparecer como sospechoso al pretender que él mismo ha sido asesinado. Grisby dispara a Broome y lo abandona para que muera. Michael sin estar al tanto de lo que ha sucedido, continúa con el plan para la noche y despide a Grisby que parte en una lancha a motor; luego Michael dispara un tiro al aire para atraer la atención de testigos. Mientras tanto, Broome que se encuentra herido de gravedad se dirige a Elsa en busca de ayuda y le advierte que Grisby está intentando matar a su esposo.

Pensando que el plan ha sido cancelado, Michael llama por teléfono a Elsa para informarle, pero se sorprende cuando el teléfono es atendido por Broome. Las palabras póstumas de Broome son para alertar a Michael de que Grisby le está tendiendo una trampa. Michael corre hacia la oficina de Bannister, allí encuentra a Bannister aún con vida pero y descubre que la policía que se está llevando el cadáver de Grisby de la habitación. La policía rápidamente encuentra la prueba de que Michael fue el asesino, incluyendo la confesión, y se lo llevan detenido.

En el juicio, Bannister se ofrece a ser el abogado defensor de Michael, y considera que el caso es más probable se pueda ganar si Michael se declara culpable de homicidio justificado, ya que existen muchas pruebas en contra de su cliente. Al avanzar el juicio Bannister se entera de la relación que su esposa mantiene con Michael y por lo tanto empieza a preferir perder el caso. Michael dice a Bannister que conoce la verdadera identidad del asesino de Grisby, en ese momento logra escapar del juzgado fingiendo un intento de suicidio justo antes de que se anuncie el veredicto. Elsa lo sigue y ella y Michael se esconden en un teatro en Chinatown. Elsa llama a unos amigos chinos, para que la pasen a buscar. Mientras Michael y Elsa esperan fingiendo observar el show, Michael confiesa a Elsa que sabe que ella ha matado a Grisby y ahora quiere matarlo a él. Llegan los amigos chinos de Elsa y se llevan a Michael, inconsciente, a una casa de diversiones abandonada. Cuando despierta, descubre que Grisby y Elsa han estado planenado el asesinato de Bannister y preparando todo para culparlo a él, pero que la entrada de Broome arruinó el plan y obligó a Elsa a matar a Grisby para así protegerse.

Reparto[editar]

Enlaces externos[editar]