Kinji Fukasaku

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Kinji Fukasaku (深作欣二 'Fukasaku Kinji'?, 3 de julio, 193012 de enero, 2003) fue un director de cine japonés.

Fukasaku nació en Mito, Ibaraki, Japón, y murió en Tokio, de cáncer de próstata.

Se le conoce principalmente por haber dirigido la parte japonesa de la película Tora! Tora! Tora! (1970) y el film que causó controversia Battle Royale (2000).

Nacimiento e infancia[editar]

En 1945 cuando tenía 15 años, y en plena Segunda Guerra Mundial, fue obligado a trabajar en la fabricación de munición junto con el resto de sus compañeros de clase, hasta que un día fueron tiroteados por la artillería durante un bombardeo estadounidense. Como no podían escapar de la línea de fuego, los chicos se ocultaban bajo los cadáveres de los compañeros muertos para sobrevivir. En ese momento, Fukasaku entendió que el gobierno japonés estaba engañando a la población sobre la realidad de la guerra y ello le llevó a tener una visión amarga de la realidad que le marcaría en el futuro. [1].

Su carrera[editar]

En 1973, Fukasaku dirigió una película del género yakuza titulada, Batallas sin honor ni humanidad (Jingi Naki Tatakai), que inició una serie de filmes conocida como The Yakuza Papers y compuesta por un total de cinco películas. La película revolucionó este género tan característico del cine japonés, porque hasta ese momento, las películas de yakuza habían procurado dar una imagen noble y honorable del crimen organizado en Japón. En cambio, Batallas sin honor ni humanidad se trata de una película ultraviolenta, realizada en un estilo muy próximo al del documental, y ambientada en los tristes, caóticos y cruentos años de la Hiroshima de posguerra.

Tras la serie The Yakuza Papers, Fukasaku destacó por la realización de películas de corte futurista, como Virus, o su más famosa Battle Royale (Batteru Royaru), una obra de culto en la que en un Japón agobiado por el paro y la violencia en los centros de enseñanza, el gobierno decide crear un juego por el que unos adolescentes elegidos al azar son enviados a la fuerza a una isla para que luchen entre ellos hasta la muerte, siendo vencedor del juego el joven que logre quedar como único superviviente. Battle Royale tuvo un gran éxito de taquilla, lo que llevó a Fukasaku a iniciar la secuela Battle Royale II: Réquiem, aunque un cáncer de próstata le causó la muerte durante el rodaje, por lo que su hijo Kenta Fukasaku continuó al frente de la dirección.

Parte de su filmografía[editar]

Lectura complementaria[editar]

Enlaces externos[editar]