Juntas de Ofensiva Nacional-Sindicalista

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Juntas de Ofensiva Nacional-Sindicalista
Bandera FE JONS.svg
Líder Ramiro Ledesma Ramos
Fundación Octubre de 1931
Disolución 4 de marzo de 1934 [1]
Ideología política Nacionalsindicalismo, fascismo
Partidos creadores "La Conquista del Estado"
Juntas Castellanas de Actuación Hispánica
1 Unión con Falange Española formando Falange Española de las JONS.
[editar datos en Wikidata ]

Las Juntas de Ofensiva Nacional-Sindicalista (JONS) fueron un movimiento político español de ideología nacional-sindicalista. De carácter totalitario y contrario a los partidos políticos y a cualquier sistema democrático, propugnaba la supremacía del Estado, pretendiendo articular este Estado en torno a un Sindicato Vertical. De carácter marcadamente nacionalista concretó esta ideología en el denominado nacionalsindicalismo.[1]

Ideología e historia[editar]

Las JONS, consideradas como un fascismo a la española,[2] seguían la corriente fascista de Europa, adaptando algunos conceptos - muy especialmente del fascismo italiano y del nacionalsocialismo alemán - a las peculiaridades de la sociedad española de la época. Si el nazismo ensalzó la sangre aria, el nacionalsindicalismo sustituyó este concepto por el catolicismo.[3] Propugnaban la acción violenta[4] como medio para alcanzar la que denominaban revolución social. Fueron las pioneras en adoptar el símbolo de las cinco flechas entrecruzadas en un yugo o junta, así como el lema "¡España Una, Grande y Libre!" y "¡Arriba los valores hispánicos!", grito precursor del posterior "¡Arriba España!" falangista.

Las JONS surgieron en octubre de 1931 de la fusión del grupo liderado por Ramiro Ledesma Ramos, fundador del semanario La Conquista del Estado con las Juntas Castellanas de Actuación Hispánica, grupo fundado por Onésimo Redondo Ortega, antiguo propagandista de Acción Católica, organización que abandonó por considerarla moderada.

El 4 de marzo de 1934 se unió con la Falange Española formando la nueva FE de las JONS (Falange Española de las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista) en un acto celebrado en el Teatro Calderón de Valladolid.

Las JONS y la violencia[editar]

Al igual que ocurriera con el fascismo italiano a principio de los años 20, la violencia fue un elemento fundamental en la estrategia de las JONS. Ledesma escribió una guía programática para ejercer esa violencia de forma sistemática. Desarrollada en seis puntos, la convertía en eje estratégico para alcanzar los fines políticos.[5]

Para Ledesma se había acabado el tiempo del terrorismo secreto y se abría una nueva etapa en la que serían las milicias uniformadas y perfectamente disciplinadas las que ejerciesen esa violencia que sus objetivos políticos precisaban.[6] Onésimo Redondo (su otro dirigente) sería el más explícito de todos los jefes falangistas cuando declaró: "Estamos enamorados de una cierta violencia saludable".[7] "Se aproxima una situación de violencia absoluta"[8] [9]

Las milicias jonsistas se convirtieron en provocadores que contribuyeron a la violenta situación que vivió la II República; aprovechando la venta de sus publicaciones para enzarzarse en razzias con jóvenes de las organizaciones de izquierdas, haciendo incursiones en barrios obreros o asistiendo a los actos públicos de las formaciones de izquierdas para boicotearlos. En mayo de 1932 la violencia causa la primera víctima mortal en las filas de las JONS, un jonsista muere en Valladolid a disparos de la Guardia de Asalto. En marzo de 1933, en la universidad de Madrid, un jonsista armado con una pistola hirió a tres estudiantes.[10] El 2 de noviembre de 1933 durante un mitin convocado por los socialistas en Daimiel, provincia de Ciudad Real, un socialista apuñaló al jonsista José Ruiz de la Hermosa causándole la muerte.[11] Sin embargo, las JONS no llegaron a causar ninguna víctima mortal entre los militantes de organizaciones izquierdistas, pues la primera muerte de este tipo no se produjo hasta el 10 de junio de 1934, tras la fusión de las JONS con Falange Española.[12]

En la fusión con Falange Española, el grupo de las JONS se convirtió en el más proclive a utilizar la violencia.[13]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Payne. P. 135-136
  2. Ledesma Ramós fue el primer intelectual que definió un fascismo español relativamente claro y preciso. Payne. P 135
  3. El catolicismo venía a significar para Redondo lo que la sangre aria para Hitler. Thomas. P. 135
  4. El número cuatro de la publicación [La conquista del Estado][...] había insistido sobre la intención del grupo de "imponer violentamente su política". Payne. P.137
  5. Los dos primeros señalan la necesidad de un partido que impida una mera sucesión de acciones improvisadas, dedicadas a razzias para amedrentar al adversario, pero sin capacidad de ofrecer una continuidad en la violencia y una imagen constante y definitiva de la misma. El tercero indica la necesidad de una movilización frecuente que acostumbre a los jóvenes a la práctica de la violencia, convirtiéndolos en agentes eficaces para cuando llegue el momento definitivo. Gallego. Pg. 167
  6. Gallego. Pg. 167
  7. Libertad, 20 de junio de 1931. En Payne 1997. Pg. 192
  8. Libertad, 11 de abril de 1932. En Payne 1997. Pg. 192
  9. en libertad, el 4 de diciembre de 1934: "¡Jóvenes obreros! ¡Jóvenes españoles! ¡Preparad las armas, aficionaos al cuchillo y la pistola, acariciar el puñal, haceos inseparables de la estaca vindicativa!". En Payne 1997. Pg.192
  10. Payne 1997. Pg. 168
  11. Payne 1997. Pg. 193
  12. Payne 1997. Pg. 200
  13. Su entusiasmo por Hitler [habla de Ledesma Ramos], su oratoria demagógica y su indudable proclividad a los procedimientos violentos convirtieron a las Juntas de Ofensiva Nacional–Sindicalista por él fundadas en el sector más radical de la Falange posterior. Tusell. Cap. Fascismo en España

Bibliografía[editar]