Acción Católica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Acción Católica
Siglas AC
Fundación Siglo XX
Sitio web www.hoac.es

La Acción Católica es una forma de apostolado en la que los laicos se asocian para el anuncio del Evangelio a todas las personas y ambientes, de acuerdo con las necesidades de la Iglesia católica en cada tiempo y lugar. Fundada de acuerdo con las directrices del papa Pío XI y del Concilio Vaticano II, se organiza en la forma jurídica de asociación pública de fieles.

Historia de la Acción Católica[editar]

Orígenes[editar]

Las vicisitudes del cambio político, social, cultural y religioso en Europa durante el siglo XIX debilitaron la posición de la Iglesia católica en muchos países donde ésta había venido hasta entonces disfrutando de una posición privilegiada. Los ataques de los movimientos reformadores y las nuevas condiciones de la vida política hacían insuficiente las formas tradicionales de defensa de los intereses y de la libertad de la Iglesia, y la necesidad de respuesta alumbró el surgimiento de asociaciones, para tal fin fundadas, dirigidas por laicos.

En Alemania la cuestión religiosa aparece vinculada a las luchas por la unidad nacional. Tras la revolución de 1848 y al tiempo que la Dieta de Francfort trata de dar una constitución común a los territorios alemanes, se reúne en Maguncia un congreso de asociaciones católicas, de cuyo impulso nace el movimiento católico en Alemania, al margen de rivalidades políticas, dirigido a la defensa de la Iglesia y a la restauración del orden religioso.[1] De este movimiento surgirá la organización de las jornadas de los católicos (Katholikentag) y la resistencia frente a la opresión del gobierno prusiano del canciller Bismarck durante la década de 1870 (Kulturkampf).

En Bélgica se organiza el Congreso de Malinas en 1863, del que nace la Asociación Católica belga frente a la política anticlerical de los gobiernos liberales de los años sesenta.[2]

En España el movimiento del asociacionismo católico entra en acción para responder a lo que se percibían como ataques anticlericales del sexenio revolucionario (1868-1874),[2] sin que ni entonces ni durante la Restauración las asociaciones católicas asumieran objetivos comunes, pese a las peticiones en tal sentido del papa León XIII (encíclica Cum multa, de 8 de diciembre de 1882).

En Francia se organizan los primeros comités católicos en los días de la Comuna de París (1871). En 1876 Albert de Mun funda la Asociación Católica de la Juventud Francesa, de cuya matriz nacerán a partir de 1926 los movimientos juveniles especializados de Acción Católica.[3]

Por influjo del mismo Congreso de Malinas se crea en Italia en 1865 la primera asociación católica de ámbito «nacional» (aún sin haber completado la unificación), denominada Asociación Católica para la Libertad de la Iglesia.[4] En 1867 se funda la Sociedad de la Juventud Católica, bajo cuya inspiración surge a partir de 1874 la Obra de los Congresos. El enfrentamiento de la Iglesia católica con el Estado italiano liberal por la cuestión romana y la política anticlerical y la prohibición papal de que los católicos participaran en las elecciones como electores o candidatos limitaron la participación de los católicos al ámbito asociativo.[5]

Consolidación y desarrollo[editar]

Pío X dispuso una reorganización del movimiento católico italiano en su encíclica Il firmo proposito (11 de junio de 1905), en la cual se establecían las bases de la constitución de la Acción Católica como actividad organizada de los laicos católicos en orden a «unificar sus fuerzas para situar de nuevo a Jesucristo en la familia, en la escuela en la sociedad». En la concepción de Pío X sin embargo no existía apenas margen para una actividad autónoma de los laicos en el campo propiamente secular, quienes de este modo se convertían en meros ejecutores bajo el control de los obispos, estrechamente sometidos por su parte a las directrices de Roma.[6]

Fue el papa Pío XI quien dio forma definitiva a la Acción Católica y la definió como «participación de los laicos en el apostolado jerárquico»,[7] concibiéndola como una fuerza activa que agrupara a los fieles bajo la autoridad episcopal para lograr una recristianización de las costumbres y de la vida pública. La Acción Católica aparecía así como una herramienta fundamental en la tarea de instaurar el reino de Cristo en la sociedad y de combatir la influencia del laicismo.[8] Al identificar la Acción Católica con la jerarquía no se buscaba únicamente el control de la iniciativa de los laicos, sino también proteger esta actividad apostólica de los ataques de los regímenes totalitarios que trataban de impedir cualquier movimiento juvenil distinto de los encuadrados en los partidos únicos; de ahí el empeño de Pío XI de incluir garantías para el funcionamiento de la Acción Católica en los concordatos suscritos bajo su pontificado.

En 1924 surgió en Bélgica, por iniciativa del sacerdote Joseph Cardijn y a partir de un grupo de jóvenes trabajadores, el primer movimiento de la Acción Católica especializada, es decir, que tenía como objetivo de su actividad un ambiente determinado, un ámbito de vida, concretamente el mundo del trabajo. Nace así la Juventud Obrera Cristiana (JOC), que posteriormente se extendió a Francia y a otros países. Esta idea de que los propios trabajadores se organizaran en un movimiento especializado para ser apóstoles de sus compañeros se enfrentó a no pocos detractores, que acusaban a Cardjin de querer introducir la lucha de clases en el seno de la Iglesia,[9] pero contó con el apoyo decidido de Pío XI, quien llegó a declarar que la Juventud Obrera Cristiana representaba la forma perfecta de la Acción Católica.[10] A partir de la JOC surgirán en Francia y en otros países movimientos especializados de estudiantes y jóvenes del mundo rural, y más tarde los movimientos especializados de adultos.[9] Los diversos movimientos gozaban de amplia autonomía unos de otros, y en cada país se fue desarrollando un modelo propio de Acción Católica. En unos casos marcada más por la especialización de los movimientos de ambientes y en otros por la fórmula de la organización unitaria, dividida en cuatro ramas: varones, mujeres y jóvenes de uno y otro sexo, con una estructura que va de la parroquia a la diócesis y a la agrupación nacional.[11]

Rasgos distintivos (notas de la Acción Católica)[editar]

El Concilio Vaticano II trató expresamente de la Acción Católica en el número 20 del decreto sobre el apostolado de los laicos, donde se enumeran cuatro rasgos distintivos cuya concurrencia identifica a la Acción Católica:

  • Eclesialidad. Tiene como fin propio el mismo fin apostólico de la Iglesia: la evangelización.
  • Secularidad. Es una institución constituida exclusivamente por fieles laicos, los cuales dirigen, elaboran y desarrollan el trabajo de esta asociación.
  • Organicidad. Los laicos trabajan de forma organizada, a la manera de un cuerpo orgánico.
  • Unión con la jerarquía. Los laicos trabajan en unión estrecha con los pastores de la Iglesia.

Estructura en Europa[editar]

España[editar]

La Acción Católica en España se encuentra articulada en una Federación de Movimientos de Acción Católica Española, en la que están representados los movimientos (asociaciones públicas de fieles) que conforman las dos modalidades de la Acción Católica en España: la general y la especializada. La Acción Católica General toma principalmente el ámbito de la parroquia como plataforma de evangelización, mientras que los movimientos especializados desarrollan su labor en los ambientes (mundo de la salud, mundo de los estudiantes y de la cultura, mundo obrero y mundo rural).

Los movimientos de Acción Católica Española en la actualidad son:

Modalidad general

Movimientos especializados

Alemania[editar]

  • Katholische Hochschuljugend (pertenece a: Katholische Hochschulgemeinde)
  • Katholische Arbeitnehmer-Bewegung
  • Katholischer Akademikerverband

Austria[editar]

  • Katholische Jungschar Österreich: de jóvenes.
  • Katholische Jugend Österreich (antes dividido en Katholische Arbeiterjugend y Katholische Schülerjugend): de jóvenes.
  • Katholische Männerbewegung Österreichs: de hombres.
  • Katholische Frauenbewegung Österreichs: de mujeres.

Francia[editar]

  • Fédération nationale catholique (FNC), que se transformó en ACGH, Action catholique générale des hommes: de hombres.
  • Jeunesse ouvrière chrétienne (JOC) creado por un joven sacerdote belga, el padre Cardijn, primero en Bélgica (1925) y después en Francia (1927).
  • Jeunesse agricole chrétienne (JAC): de jóvenes agrarios. Creado en 1929
  • Jeunesse étudiante chrétienne (JEC): de jóvenes estudiantes. Creado en 1930.
  • Jeunesse maritime catholique (JMC): de jóvenes del mundo del mar. Creado en 1932.
  • Jeunesse indépendante chrétienne (JIC): de jóvenes. Creado en 1935.
  • Action catholique des enfants (ACE). Creado en 1956, antes Cœurs vaillants-Âmes vaillantes (1936).
  • Action catholique ouvrière (ACO). Creado en Francia en 1950.
  • Jeunesse Ouvrière Chrétienne Internationale (JOC Internationale) creado en 1957.
  • Mouvement d'Action Catholique Générale (1975).

Italia[editar]

Azione Cattolica Italiana

  • Sector chicos
  • sector jóvenes
  • sector adultos

Movimentos internos a la Acción Católica

  • Movimento Studenti di Azione Cattolica (MSAC): de estudiantes.
  • Movimento Lavoratori di Azione Cattolica (MLAC): de trabajadores.

Movimientos externos ligados a la Acción Católica

  • Movimento di impegno educativo di Azione Cattolica (MIEAC)
  • Movimento ecclesiale di impegno culturale (MEIC)
  • Federazione Universitaria Cattolica Italiana (FUCI): de universitarios.

Estructura en América[editar]

Argentina[editar]

La Acción Católica Argentina (A.C.A.) está organizada fundamentalmente en base a tres Áreas:

  • Área Adultos
  • Área Jóvenes comúnmente conocida como la JAC. Esta área se subdivide en tres secciones que reflejan tres etapas en la vida de los jóvenes:
    • Prejuveniles: Jóvenes de 12 a 14 años
    • Juveniles: Jóvenes de 14 a 17 o 18 años
    • Mayores: desde los 18 años. Jóvenes insertos ya en el mundo del trabajo o en la Universidad.
  • Área Aspirantes formada por los niños de Acción Católica.

Además cuenta con dos Areas complementarias

  • Área Sectores Son sectores específicos de la Sociedad que necesitan una atención especializada: Educación, Arte y Comunicación, Rurales, Política, etc.
  • Área Formación Es transversal a todas las Áreas, esta formada por un equipo, acompañados de un Asesor, brindando ayuda, orientación y material al resto de la Areas.-

Si bien dentro de la estructura anterior, existen (al igual que en España) sectores especializados que, si bien se encuentran previstas en el orden nacional, no así en todas las diócesis tales como: sector rural, sector pólítica (la ACA cuenta en este campo incluso con un Instituto de Formación Política).

Nicaragua[editar]

En Nicaragua se destacó en la Acción Católica la Sierva de Dios Madre Albertina Ramírez, la cual fundó primeramente una Asociación de Damas, que siguiendo la inspiración de Dios se transformó en la Congregación de Siervas Misioneras de Cristo Rey de Derecho Diocesano;[12] escuelas y otras obras sociales siguiendo la filosofía de la Acción Católica.[13]

Referencias[editar]

  1. Escartín Celaya, P., Apuntes para la historia de la Acción Católica Española, nota 1; ed. digital (último acceso 4.11.2009)
  2. a b Ibid.
  3. Wikipedia en francés, artículo Association catholique de la jeunesse française
  4. Escartín Celaya, P., o.c., Ibíd.
  5. Wikipedia en italiano, artículo Azzione Cattolica
  6. Aubert, R., “El desarrollo de la Acción Católica”, en: 2000 años de cristianismo: la aventura cristiana, entre el pasado y el futuro, tomo 9, Madrid 1979, p. 121.
  7. Pius XI, Epist. Quae Nobis ad Card. Bertram 13 nov. 1928 AAS 20 (1928) 385
  8. Rémond, R., “Pío XI, un gran papa”, en: 2000 años de cristianismo: la aventura cristiana, entre el pasado y el futuro, tomo 9, Madrid 1979, p.117.
  9. a b Aubert, o.c., 122.
  10. Rémond, o.c., 117.
  11. Aubert, o.c., 123.
  12. «Congregación de Siervas Misioneras de Cristo Rey».
  13. López, Sandra Margarita, Sor (2003). «V. Una Educación digna para todos: equidad en la acción.». En Francisco Arellano Oviedo. Precursora de las Escuelas Parroquiales. PAVSA. pp. 47. ISBN 99924-59-21-2. 

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

Argentina[editar]

España[editar]

Perú[editar]

México[editar]

Juventud Católica Femenina Mexicana - JCFM (Agrupación de señoritas) Acción Católica de Adolescentes y Niños - ACAN (Agrupa adolescentes y niños) Unión Católica Mexicana (Agrupa Varones mayores de 35 años) Unión Católica Femenica Mexicana- UCFM Movimiento Rural de Acción Católica - MORAC Movimiento de enfermeras de Acción Católica - MEAC Movimiento de Estudiantes y Profecionistas MEP

EPA (Encuentros Para Adolescentes)

Venezuela[editar]