John Norreys

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Retrato de John Norreys. Óleo sobre tabla, c. 1600.

Sir John Norreys (1547 – 3 de julio de 1597), escrito frecuentemente John Norris fue un militar inglés de la época isabelina. Hijo de Henry Norris, I Baron Norreys, amigo personal de Isabel I, Norreys participó activamente en las operaciones militares inglesas: las Guerras de Religion de Francia, la Guerra de los Ochenta Años en Flandes, la Guerra contra España, y la reconquista Tudor de Irlanda en la Guerra de los Nueve Años, siendo el responsable de la masacre de Rathlin Island de 1575. Fue uno de los militares ingleses más reputados de su época.

Primeros años[editar]

Norreys, segundo hijo de Henry Norris y Marjorie Williams, nació en el castillo de Yattendon. Su abuelo paterno, Sir Henry Norreys había sido ejecutado en la Torre de Londres, acusado de ser uno de los amantes de Ana Bolena.

Un tío abuelo de Norreys había sido guardián de la joven princesa Isabel, que había estado alojada en Yattendon durante su viaje a Woodstock. La futura reina entablaría una amistad muy íntima con la madre de Norreys.

Norreys creció con cinco hermanos, vario de los cuales servirían con él durante las guerras de Isabel. Se cree que asistió, aunque por poco tiempo al Magdalen College de Oxford

Su padre fue nombrado embajador en Francia y en 1567, John y su hermano mayor William estuvieron presentes en la Batalla de Saint-Denis y colaboraron en el informe que su padre presentaría a la reina.

Primeros años en el ejército[editar]

Cuando su padre fue convocado nuevamente a Londres en enero de 1571, Norreys permaneció en Francia, donde comenzó a tratar al nuevo embajador Francis Walsingham. En 1571, Norrey sirvió como voluntario a las órdenes del Almirante Coligny en el bando Protestante durante las guerras civlies en Francia.

Dos años más tarde, sirvió como capitán bajo Walter Devereux, I conde de Essex, que estaba tratando de impulsar la colonización de la provincia irlandesa del Ulster. Servía de apoyo a su hermano William al frente de un ejército de 100 caballeros reclutados por su padre, por aquel entonces Lord Teniente de Berkshire.

Cuando el conde de Essex atacó a Sorley Boy MacDonnell en Antrim, este y otros jefes escoceses habían mandado a sus esposas e hijos a Rathlin Island para protegerles. Lord Essex envió entonces a Norreys a la isla con órdenes de matar a todas aquellas personas que encontrara.

Norreys, que contaba con piezas de artillería, destruyó las defensas sin problemas, y tras un violento asalto capturó y asesinó a toda la población, excepto jefes y familiares que fueron mantenidos con vida para intercambiarlos. En total, doscientas personas murieron en el castillo. Varios cientos de personas, principalmente mujeres y niños que habían encontrado refugio en las cuevas de los acantilados fueron perseguidos y masacrados.

Las tropas inglesas levantaron un fuerte en la isla, pero fue evacuado tres meses después cuando Norreys y sus tropas fueron llamados a Dublín.

En 1577, Norreys dirigió un contingente de voluntarios ingleses en los Países Bajos, luchando en el bando de los Estados Generales levantadas en armas contra el gobierno de Felipe II de España al comienzo de la Guerra de los Ochenta Años. En un enfrentamiento durante la batalla de Rijmenam, el 2 de agosto de 1578, sus hombres fueron rechazados por una tropa de 3.000 hombres encabezada por Don Juan de Austria. A lo largo de 1579 colaboró con el ejército francés y fue puesto al mando de todas las tropas inglesas, 150 soldados y 450 caballeros. En febrero de 1580 consiguió levantar el sitio de Steenwijk y trató de entorpecer las operaciones españolas en torno a Meppel.

Sus victorias como mercenario contribuyeron a mantener alta la moral de los ejércitos Protestantes y le convirtieron en un personaje famoso en Inglaterra. La moral de sus hombres dependía de los pagos de los Estados Generales y Norreys se ganó reputación como líder fuerte. Tras varias campañas más en Flandes junto al Duque de Anjou, Norreys fue nombrado embajador no oficial de Isabel I. En 1584 regresó a Inglaterra para apoyar la declaración de guerra contra España para luchar por la liberación de los Estados Generales de la tiranía de los Habsburgo.

Regreso a Irlanda[editar]

En marzo de 1584, Norreys abandonó los Países Bajos para ser destinado a Irlanda en julio, al ser nombrado Presidente Provincial de Munster. Norreys incentivó la colonización de la provincia con colonos ingleses, pero la situación resultaba insostenible, llegando a ser abandonado por muchos de los hombres que le habían acompañado en los Países Bajos.

En septiembre de ese mismo año, Norreys acompañó al Lord Diputado John Perrot y al Conde de Ormond en una expedición al Ulster con el fin de controlar a los escoceses de The Route y los Glynns. Norreys consiguió capturar 50.000 cabezas de ganado en los bosques de Glencokyne, privando al enemigo de sus medios de subsistencia. La campaña no tuvo demasiado éxito, y los escoceses simplemente se retiraron a Kintyre para volver a Irlanda en cuanto los ingleses se retiraron al sur. Norreys regresó a Munster, pero fue convocado a Dublín en 1585 para la inauguración del Parlamento, representando a la ciudad de Cork. Como parlamentario, solicitó medidas que contribuyeran a reforzar la autoridad real en la isla. Igualmente, protestó cuando se le prohibió lanzar una nueva campaña en el Ulster.

Guerra Anglo-Española[editar]

Al conocer el Sitio de Amberes, Norreys se apresuró a solicitar apoyo para los holandeses protestantes y se dirigió inmediatamente a Londres en mayo de 1585, dejando la presidencia de Munster en manos de su hermano Thomas. En agosto se puso al frente de un ejército inglés de 4.400 hombres enviado por la reina Isabel para apoyar a los Estados Generales en su lucha contra los españoles, en virtud de lo acordado en el Tratado de Nonsuch. Esta tropa de infantería consiguió rechazar a las fuerzas del Duque de Parma cerca de Aarschot y constituyó una amenaza para las fuerzas hispanas hasta que se agotaron los suministros. La tasa de mortalidad de sus hombres aumentó alarmantemente, pero se había conseguido eliminar el aura de invencibilidad de los tercios españoles, e Isabel I decidió implicarse plenamente en la guerra.

En diciembre de 1585, el conde de Leicester desembarcó en los Países Bajos, convirtiéndose en Gobernador General. Durante un ataque contra Farnesio, Norreys recibió una herida de pica en el pecho, aunque consiguió aliviar el sitio de Grave, la última barrera para los españoles en el norte; Leicester le ordenó caballero por esta victoria durante un gran festín en Utrecht el día de San Jorge, junto con sus hermanos Edward y Henry. Pero los españoles consiguieron finalmente entrar en Grave por traición. Leicester dio orden de decapitar al traidor, a lo que Norreys se opuso, presumiblemente porque mantenía relaciones con la tía del traidor.

A partir de entonces, el enfrentamiento entre ambos comandantes continuó durante la campaña, que acabó siendo un fracaso. Leicester comparaba a Norreys con el conde de Sussex, uno de sus principales enemigos. Pese a los intentos de Leicester por que Norreys fuera reenviado a Inglaterra, éste continuó en servicio en los Países Bajos y se le destinó a Utrecht en agosto de 1586. Esta decisión acabaría por revelarse como problemática, ya que Leicester no situó a William Stanley bajo las órdenes de Norreys. Ambos se encontraron en una escaramuza en Zutphen, en la que resultó fatalmente herido Sir Philip Sidney.

Por el otoño de ese mismo año, Leicester pareció haber olvidado pasados resentimientos y estaba orgulloso de Norreys, al igual que los Estados Generales, que vertían encomiosas opiniones sobre su labor. Sin embargo, Norreys fue llamado a Inglaterra en octubre, donde la reina le recibió con desdén, aparentemente por los problemas habidos con Leicester; antes de un año, sin embargo, Norreys había regresado ya a los Países Bajos, donde el nuevo comandante, Willoughby, reconoció que Norreys sería el hombre más apropiado para el puesto con el comentario "Si yo fuera suficiente, Norreys sería superfluo".

Expediciones marítimas[editar]

A comienzos de 1588, Norreys regresó a Inglaterra, donde fue presentado con el título de Maestro de Artes en Oxford

Ese mismo año, y ante la esperada aparición de la Armada Invencible, fue nombrado Mariscal de Campo en West Tilbury bajo las órdenes de Leicester. Visitó las fortificaciones de Dover y en octubre regresó a los Países Bajos como embajador ante los Estados Generales. Preparó la retirada de tropas inglesas para preparar una expedición con destino a Portugal tras la derrota de la Armada Invencible, tratando de aprovechar el mal momento de los españoles.

En abril del año siguiente, Norreys partió con Drake al frente de una fuerza de 23.000 hombres (conocida como la Invencible Inglesa) con la misión de asolar las costas hispanas y apoyar al Prior de Crato en sus aspiraciones de alcanzar la corona portuguesa. 8.000 soldados de Norreys desembarcaron en La Coruña y prendieron fuego a la parte inferior de la ciudad. Norreys atacó después Lisboa, pero los españoles prefirieron no presentar batalla, y los expedicionarios regresaron a Plymouth. De esta forma, la "Invencible Inglesa" no consiguió aprovecharse de la derrota de la Armada Invencible ni llevar la guerra a las costas hispanas.

En 1591 y 1593, Norreys colaboró con Enrique IV de Francia en su lucha contra la Liga Católica en Bretaña. En la primera de sus campañas capturó Guingamp y derrotó a los ejércitos de la liga en Chateau Laudran, hasta que parte de sus tropas fueron enviadas al Conde de Essex, que se encontraba luchando en Normandía, y Norreys regresó a Inglaterra. En 1593 tomó la fortaleza de Crozon, cerca de Brest. Pese a ser un notable éxito militar, perdió 1.500 hombres en la acción y resultó herido. Consiguió romper el sitio de Malinas ese mismo año, pero abandonó Brest a finales de 1594.

Regreso al Ulster[editar]

Norreys fue nombrado comandante para asistir al nuevo Lord Diputado de Irlanda, Sir William Russell, en abril de 1595, pero las relaciones entre ambos nunca fueron buenas. El conde de Essex intentó colocar a subordinados suyos junto a Norreys, pero este consiguió una patente especial que le concedía libertad de acción en el Ulster. Se esperaba que su reputación fuera suficiente para detener cualquier conato de rebelión.

Norreys llegó a Waterford en mayo de 1595, pero se contagió de malaria al tocar puerto. En junio partió por fin hacia Dublín con 2.900 hombres y artillería. Tras la proclamación de Hugh O'Neill como traidor, Norreys convirtió Newry en su cuartel general y fortificó la catedral de Armagh. Al conocer la existencia de artillería en Newry, O'Neill abandonó su castillo de Dungannon y se dispuso a presentar batalla. Norreys acampó a lo largo del río Blackwater, mientras que O'Neill controlaba la orilla opuesta; se preparó un vado, pero las tropas inglesas no llegaron a cruzar, ya que hubiera sido totalmente inútil.

Mientras Russell permaneció con las tropas, Norreys se negó a asumir la responsabilidad total del ejército, por lo que Russell acabó volviendo a Dublin en julio de 1595, dejando vía libre a su comandante para que actuara en el Ulster. Pero Norreys también tuvo contratiempos: era imposible pacificar la provincia con los medios disponibles, y acusó a Russell de haberlo engañado y de ocultar al gobierno de Londres los problemas del ejército. Informó al William Cecil, secretario de la reina, de que los rebeldes eran mucho más fuertes en armamento y fuerzas que en otras ocasiones y que los ingleses necesitaban refuerzos.

La situación se deterioraba tan rápidamente que Norreys decidió no arriesgarse a cruzar el Moyry Pass entre Newry y Dundalk, prefiriendo transportar las tropas por mar; sin embargo, Russell decidió marchar ese mismo verano hasta el río Blackwater sin dificultades, lo que supuso un duro golpe a la reputación de Norreys. Se enviaron más tropas desde Inglaterra y se ordenó que cada compañía debía incorporar 20 irlandeses, aunque se sabía que era una decisión arriesgada. No obstante, para Norreys sus unidades estaban formadas por viejos labradores y vagabundos.

O'Neill entregó a Norreys una carta escrita de sumisión, pero fue rechazada siguiendo la opinión del Consejo de Dublín, debido a las demandas del irlandés para que fuera reconocida su supremacía en sus territorios. Norreys decidió invernar en Armagh, resultando herido durante un ataque rebelde sobre Markethill.

Con la aprobación de Londres, y ante el temor a la intervención española y papal, se acordó una tregua con los rebeldes hasta el 1 de enero de 1596, tregua que sería prorrogada hasta mayo. Al año siguiente, Norreys acordó una nueva tregua en Dundalk, criticada por Russell, ya que permitía ganar tiempo a O'Neill para una eventual intervención extranjera. Para Russell, Norreys mantenía una relaciones demasiado afectuosas con O'Neill, y la delicadeza mostrada con los conquistados resultaba completamente inapropiada. En mayo, O'Neill informó a Norreys de la entrevista mantenida con un emisario español y le aseguró que había rechazado la ayuda ofrecida por Felipe II.

En junio de 1596, Norreys se vio obligado a desplazarse a Connaught junto a sir Geoffrey Fenton para negociar con los señores locales. Censuró la actuación del presidente provincial Richard Bingham que habría empujado a los nobles irlandeses a la rebelión, aunque reconociendo la influencia de Red Hugh O'Donnell, aliado de O'Neill, en los sucesos, especialmente después de la toma del castillo de Sligo por los rebeldes. Bingham fue suspendido y enviado a Dublin, desde donde viajó a Londres para ser juzgado. Sin embargo, Norreys no consiguió pacificar la provincia, y pese a la sumisión formal de la nobleza irlandesa, las hostilidades se reiniciaron en cuanto regresó a Newry en diciembre.

A estas alturas, Norreys se encontraba ya harto de la situación y trató de conseguir otro destino, aduciendo problemas de salud y la pesadumbre por su situación. Como siempre, Russell reaccionó criticando a Norreys, lo que desestabilizó aún más al gobierno irlandés.

Finalmente, a finales de 1596, se decidió que tanto Norreys como Russel salieran del Ulster; Norreys volvió a Munster, y Russell a Inglaterra. Sin tener claro cual iba a ser su destino, Norreys permaneció en Newry negociando con Tyrone, mientras que Russell fue reemplazado en mayo de 1597 por un nuevo Lord Diputado, Sir William Burgh. Burgh ya había tenido sus problemas con Norreys en los Países Bajos y era un hombre de Essex, lo que no resultó del agrado de Norreys, que consideró el nombramiento como una nueva desgracia para él.

Muerte[editar]

Norreys regresó a Munster como presidente, pero su salud era frágil y trató de ser relevado de sus responsabilidades. Se quejaba de que había "perdido más sangre al servicio de su Majestad que nadie que conociera". Debido a las condiciones de la época, sus antiguas heridas acabaron gangrenándose; además, se encontraba aquejado de melancolía, debida a la poca estima de la corona por sus veintiseis años de servicios. Finalmente, falleció el 3 de julio de 1597 en casa de su hermano Thomas en Mallow, Cork.

El cadáver de Norreys fue embalsamado, y la reina envió una carta de condolencia a sus padres, que habían perdido a varios de sus hijos en Irlanda. Fue enterrado en la iglesia de Yattendon, Berkshire.

Referencias[editar]

  • John S Nolan, Sir John Norreys and the Elizabethan Military World (University of Exeter, 1997) ISBN 0-85989-548-3
  • Richard Bagwell, Ireland under the Tudors 3 vols. (London, 1885–1890)
  • John O'Donovan (ed.) Annals of Ireland by the Four Masters (1851).
  • Calendar of State Papers: Carew MSS. 6 vols (London, 1867–1873).
  • Calendar of State Papers: Ireland (London)
  • Nicholas Canny The Elizabethan Conquest of Ireland (Dublin, 1976); Kingdom and Colony (2002).
  • Steven G. Ellis Tudor Ireland (London, 1985) ISBN 0-582-49341-2.
  • Hiram Morgan Tyrone's War (1995).
  • Standish O'Grady (ed.) "Pacata Hibernia" 2 vols. (London, 1896).
  • Cyril Falls Elizabeth's Irish Wars (1950; reprint London, 1996) ISBN 0-09-477220-7.
  • Bruce, John (ed.): Correspondence of Robert Dudley, Earl of Leycester, during his Government of the Low Countries, in the Years 1585 and 1586 Camden Society 1844 [1]
  • Dictionary of National Biography 22 vols. (London, 1921–1922).

Enlaces externos[editar]