John Dudley

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
John Duddley
John Duddley
John Dudley, 1st Duke of Northumberland.png
general, almirante y político inglés.
Información personal
Nombre secular John Duddley
Otros títulos Duque de Northumberland
Nacimiento 1501
Fallecimiento 22 de agosto de 1553
Familia
Padre Edmund Dudley
Madre Elizabeth Grey
Descendencia

(12 hijos)

  • Henry Dudley
  • Thomas Dudley
  • John Dudley
  • Ambrose Dudley
  • Robert Dudley
  • Jane Dudley
  • Mary Dudley
  • Henry Dudley
  • Guilford Dudley
  • Charles Dudley
  • Catherine Dudley
  • Temperance Dudley

Firma Firma de John Duddley

John Dudley, I duque de Northumberland (1501 - 22 de agosto de 1553), hijo de Edmund Dudley y Elizabeth Grey. Padre de 12 niños, ocho varones y cuatro mujeres, entre ellos Robert Dudley (quien estuvo en la corte de Isabel I) y Guilford Dudley (casado con Juana Grey, nieta de la tía de Isabel I).

Era general, almirante y político inglés de la época Tudor. Intentó colocar a su nuera Juana Grey en el trono tras la muerte de Eduardo VI de Inglaterra y fue ejecutado por traición.

Murió ejecutado por traición en 1553 al intentar colocar a Lady Jane Grey en el Trono inglés.

Carrera bajo Enrique VII[editar]

John Dudley fue el mayor de los hijos de Edmund Dudley, consejero del rey Enrique VII de Inglaterra quien fuera acusado de alta traición y ejecutado tras la muerte del soberano.

En 1523 participa en la campaña de Francia bajo las órdenes de Charles Brandon, cuñado del rey. Durante esa campaña se gana el título de Caballero por su gallardía.

En 1525 se casa y tiene 12 hijos. (Ver)

Fue nombrado Caballero de la Jarretera en 1543, participando en las campañas organizadas por Enrique VIII, de esta forma ganó fama y fortuna, principalmente por las destrezas que tenía en el ámbito naval, que lo llevó a ostentar el título de almirante.

Como ese título, Dudley fue responsable de la creación del Consejo de Marina que demuestran que estaba a la vanguardia del pensamiento táctico. En 1546 participó en las las negociaciones y ratificó la paz con Francia, un éxito tanto para Inglaterra como para el Lord Almirante.

Dudley se volvía cada vez más popular y reconocido como uno de los mejores generales del reino, se convirtió también en íntimo amigo del rey, con quien frecuentemente jugaban a las cartas. Mientras, el partido reformista era cada vez más fuerte y junto a Edward Seymour fue uno de sus líderes. Seymour era hermano de Juana Seymour y por lo tanto tío del heredero al trono, el príncipe Eduardo, entre los dos neutralizaron el conservador Consejo del rey haciendo camino para un futuro gobierno protestante tras la muerte del rey.

Matrimonio y descendencia[editar]

En 1525 se casa con Jane Guildford, hija de Sir Edward Guildford y Eleanor West, quien era cinco años menor que él y quien le da doce hijos. Según se puede ver en las cartas que se conservan, John era un hombre de familia y matrimonio fue muy elogiado, además profesaba la nueva religión evangélica que era bastante popular entre los nobles de la época.

Tuvieron 12 hijos: (8 varones y 4 mujeres)

  1. Henry Dudley (1526 1544) casado con Winifred Rich.
  2. Thomas Dudley (15261528).
  3. John Dudley, 2° Conde de Warwick (152818 de octubre de 1553).
  4. Ambrose Dudley, 3° Conde de Warwick (152921 de febrero de 1589 casado en primeras nupcias con Anne Whorwood e segundas con Cassandra Grey.
  5. Robert Dudley, (24 de junio de 15324 de septiembre de 1588) casado con Amy Robsart y en segundas nupcias con Lettice Knollys. fue el favorito de la reina Isabel I de Inglaterra durante gran parte de su reinado.
  6. Jane Dudley casada con Henry Seymour.
  7. Mary Dudley (15321586) casada con Henry Sidney; padres de del poeta, Sir Philip Sidney y Mary Sidney, la primera poetisa reconocida de Inglaterra.
  8. Henry Dudley (15351557) casado con Margaret Audley.
  9. Guilford Dudley (153612 de febrero de 1554) casado con Juana Grey.
  10. Charles Dudley (15371542).
  11. Catherine Dudley (15451620) casada con Henry Hastings, 3° Conde de Huntingdon.
  12. Temperance Dudley (1552).

Consejo de Regencia de Eduardo VI[editar]

Rey Eduardo VI c.1550.

Enrique VIII antes de morir organizó un Consejo de Regencia, que debía gobernar durante la minoría de edad de su hijo Eduardo. En este consejo Dudley fue un miembro clave, quien apoyó a Edward Seymour en el puesto de Lord Protector, por esto fue nombrado Conde de Warwick.

En 1549 se produjo un levantamiento de la clase agricultora por toda Inglaterra encabezados por Robert Kett, se debía al descontento por las políticas agrarias instauradas por el consejo. Después de infructuosos intentos por restablecer el orden, Dudley fue enviado para apaciguar el levantamiento que ya tenía características de rebelión. Logró una rápida victoria y tomó muchos prisioneros, entre ellos el mismo Kett. Sin embargo sólo 12 de los prisioneros fueron condenados a muerte, al ser consultado por esta extraña misericordia contestó: "¿No hay lugar para el perdón?... ¿Qué debemos hacer entonces? ¿Vamos a tomar el arado nosotros mismos, empujar las carretillas y trabajar la tierra con nuestros propias manos?".[1]

Por otra parte el Lord Protector estaba poco a poco alejándose del Consejo de Regencia tomando decisiones por su propia cuenta. Dudley todavía tenía tropas en el norte y las puso a disposición del consejo, uniéndose al ex Canciller Thomas Wriothesley para liderar un golpe de estado y derrocar a Edward Seymour en octubre de 1549. Seymour intentó en vano de levantar su alicaída popularidad y fue puesto en la Torre.

El 2 de febrero de 1550 John Dudley, se convirte en Lord Presidente del Consejo y excluyó de él a Wriothesley. También dispuso la liberación de Seymour y lo invitó a volver al Consejo Privado en la primavera de 1550. Como una señal de la reconciliación se celebró una boda, la del heredero de Dudley, John, con la hija de Edward Seymour, Ana en 1550.

Sin embargo Seymour comenzó a atraer simpatizantes políticos y trató de restablecer su poder derrocando a Dudley de su cargo. Como Lord Protector Seymour se había concedido un ingreso enorme y aún tenía muchas posesiones territoriales. El conde de Warwick, gobernante de facto del país durante casi dos años, aspiraba a un ducado y para ello tenía que impresionar a sus seguidores y así lo consiguió. Su elevación como duque de Northumberland fue en octubre de 1551, algunos días después Edward Seymour fue detenido y debido a los rumores sobre complots que circulaban y eventualmente se le acusó de haber planificado una masacre en un banquete, en la que el Consejo iban a ser asaltado y asesinando a Dudley. En enero de 1552, el Edward Seymour, duque de Somerset, fue ejecutado por estos cargos falsos, un hecho que contribuyó a la creciente impopularidad del nuevo duque Northumberland.

Presidente del Consejo[editar]

Tras la muerte de Seymour John Dudley gobernó el país como presidente del consejo. En su nuevo cargo hubo gran continuidad, nombró a William Cecil secretario de Estado quien se convirtió en su mano derecha, Cecil además contaba con la confianza plena del joven Rey Eduardo.

Eduardo fue criado y educado para ser rey. Como muestran sus escritos, Eduardo participaba activamente en el gobierno con tan sólo 13 años. El duque lo invitaba a las reuniones del Consejo y lo aconsejaba sobre política, economía y diplomacia. Northumberland tenía una buena relación personal con el adolescente, pero el joven con el tiempo comenzó a tomar decisiones importantes por su propia cuenta. A los 15 años Eduardo le quitó de las manos al duque asuntos relacionados con la Iglesia ya que sus ideas eran contrarias a las de Dudley.

Política interna[editar]

A fin de solucionar y abarcar los problemas económicos heredados por Seymour, Dudley cayó en la tentación de devaluar la moneda, sin embargo después logró estabilizar la economía del reino, bajó la inflación que había asolado al país a través del saqueo de los bienes de la antigua Iglesia, haciéndose de esta forma de muchos enemigos poderosos. Se lo acusaba enriquecerse a través de los bienes de la corona, y aunque no se encontraron evidencia, esto hizo mella en su imagen pública.

El duque también redujo en gran medida la corrupción de las instituciones. Sin embargo la batalla que dio en contra de la delicuencia, la pobreza y el saqueo la perdió frente a las malas cosechas de 1552.

Relaciones internacionales[editar]

La primera tarea de Dudley tras la caída de Seymour era poner fin a la guerra que mantenían con Francia y Escocia a través del Tratado de Boloña, lo que liberó a Inglaterra de un enorme alivio financiero, además de la creación de una alianza con ambos países, antes enemigos. Sin embargo esta paz fue muy impopular en Inglaterra.

1553[editar]

"Mis pensamientos sobre la sucesión" escrito por Eduardo VI donde nombra a sus herederos.
Dudley y Suffolk ruegan a Juana Grey para que acepte la corona, por Giovanni Battista Cipriani.

En invierno de 1553 el rey cae gravemente enfermo a los 15 años. Debido a esto se invitó a la princesa María a participar del Consejo y se subrayó su condición de heredera al trono. Durante este tiempo Dudley demostró su astucia, adelantándose y realizando una triple boda.

El 21 de mayo su único hijo soltero Guilford Dudley fue desposado con Juana Grey hija del duque de Suffolk. Juana era nieta de María Tudor, hermana de Enrique VIII y tercera en la línea sucesoria después de las princesas María e Isabel, ambas princesas tenían su legitimidad en entredicho por lo que el movimiento era sumamente sospechoso. Además se casó a la hermana de Juana, Catalina Grey con Enrique Herbert y a su hija menor Catalina con Enrique Hastings. Aunque se celebraron magníficas fiestas, estas alianzas no fueron vistas con suspicacia en un principio, ni siquiera por los más desconfiados observadores.

En algún momento, durante su enfermedad, Eduardo escribió un documento donde describía la que debía ser su sucesión. A causa de su fuerte protetantismo Eduardo no quería que su católica hermana María fuera su heredera, por otra parte la legitimidad de las princesas (principalmente de Isabel, hija de Ana Bolena) estaba sumamente cuestionada. Sin embargo su padre Enrique VIII había sido claro en el punto que serían su hijo e hijas quienes heredaran el trono y en segundo lugar y sólo si éstos no tenían descendientes, los hijos y nietos de su hermana María Tudor.

En el documento, Eduardo nombra a Juana Grey y a sus descendiente como sus herederos, sacando a María e Isabel de la línea sucesoria. No está claro hasta qué punto este cambio en el testamento real estuvo influenciado por Dudley, pero todos los darlos lo apuntaron como instigador en conjunto con su nueva familia política. Incluso, fue él quien supervisó la copia del testamento y solicitó personalmente ayuda de abogados para consultarlos al respecto. A continuación el duque y otros 23 pares fueron nombrados para ejecutar la voluntad del rey una vez que hubiera fallecido, esto fue firmado por el moribundo rey y por 102 nobles, entre los cuales figuraba la totalidad del Consejo Privado, pares, obispos, jueces, entre otros. Faltaba solamente la aprobación del parlamento.

Caída[editar]

María I de Inglaterra retratada en 1554 por Hans Eworth.

Dos días antes de la muerte de Eduardo el 6 de julio de 1553, el Consejo convocó a María a Londres, ella estaba bien informada de los hechos y amenazó al Consejo con una guerra si no la reconocían como reina en ese mismo momento. Frente al rechazo, se retiró a Anglia Oriental para reunir fuerzas.

Al morir Eduardo el Consejo decidió continuar con las disposiciones y proclamó como reina a Juana Grey el 10 de julio de 1553. Se dice que durante la coronación la muchacha tuvo que ser empujada por sus padres para aceptar la corona, ella no quería ese peso sobre sus hombros.

Dudley, quien era el general más experimentado del reino, no se había preparado para una acción tan decidida como la que tuvo María, no quería dejar el gobierno en manos de sus colegas para ir a rechazar el ejército que la princesa había reunido. Fue la nueva reina Juana quien decidió la cuestión, exigiendo que su padre, Enrique Grey duque de Suffolk permanecer con ella y el Consejo. Northumberland marchó el 14 de julio con unos 1.500 soldados y algunas piezas de artillería.

En la batalla María cobró fuerza y se hizo con la artillería del duque ganando la batalla. Tras esto, el 20 de julio el Consejo cambia de bando y proclama a María como legítima soberana de Inglaterra. A la mañana siguiente Dudley y sus seguidores fueron arrestados y llevados a la Torre de Londres.

Debido a la enorme popularidad que tenía María entre el pueblo y al odio que se le tenía a Dudley, la noticia fue recibida con un generalizado júbilo, incluso se decía que el duque había envenenado al rey para hacerse con el trono.

Juicio y ejecución[editar]

John Dudley fue juzgado el 18 de agosto de 1553 en el Palacio de Westminster. El jurado y los jueces eran gran parte sus excompañeros. En su defensa dijo que había actuado bajo las órdenes del rey y con el apoyo del Consejo:

"si todos los presentes son igualmente partícipes de este crimen ... ¿cómo pueden ser mis jueces?".[2]

Después de esto se dictó sentencia, siendo condenado a decapitación por traición. Pidió misericordia a la reina por cinco hijos y también pidió la gracia de confesar sus pecados para lo cual se convocó al Obispo Stephen Gardiner.

Su ejecución se fijó para el 22 de agosto a las 8:00 A.M. junto con John Gates y Thomas Palmer, dos de sus seguidores. En el cadalso, ante 10.000 personas Dudley confesó su culpabilidad pero sostuvo:

"Este acto por el que muero no es enteramente mi culpa como se cree [...], sin embargo, Dios mediante, no diré sus nombres así que os pido, no busqueis más culpables [...]. Una última cosa debo deciros, buena gente, y es que os exhorto a tener cuidado de los aduladores malintencionados y a los doctores de la nueva doctrina quienes pretenden predicar la palabra de Dios a través de sus propias fantasías".[3]

Ascendencia[editar]