Guilford Dudley

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Guilford Dudley
Lord Guilford Dudley.jpg
Representación póstuma de Guilford Dudley de finales del siglo XVI.
Nacimiento c. 1535
Fallecimiento 12 de febrero de 1554
Tower Hill, Londres
Causa de muerte Decapitación
Conocido por Consorte real inglés
(discutido)
Cónyuge Lady Jane Grey
Familiares John Dudley, duque de Northumberland
(padre)

Lord Guilford Dudley (c. 1535 - 12 de febrero 1554) fue el esposo de Lady Jane Grey, quien ocupó el trono inglés del 10 al 19 de julio de 1553. Jane era prima del rey Eduardo VI de Inglaterra y este le había declarado su heredera, pasando por encima de sus medias hermanas.[1] Guilford Dudley recibió una educación humanista y se casó con Jane en una magnífica celebración unas seis semanas antes de la muerte del rey, después de que su padre, John Dudley, duque de Northumberland, maquinara el ascenso al trono de Jane.[1]

La pareja habitó la Torre de Londres durante su breve periodo de gobierno, desempeñando los roles de reina y rey. Sin embargo, la petición de Guilford de ser convertido en rey genuino fue rechazada por su esposa.[2] Todavía permanecían en la torre cuando su régimen se derrumbó y se quedaron allí como prisioneros en diferentes habitaciones. Fueron condenados a muerte por alta traición en noviembre de 1553.[3] La reina María I estaba dispuesta a perdonarles la vida, pero la rebelión de Thomas Wyatt en contra de sus planes de casarse con Felipe II de España motivó la ejecución de la joven pareja,[4] medida que fue vista como excesivamente dura.

Biografía[editar]

Familia y matrimonio[editar]

Guilford Dudley fue el menor de los hijos sobrevivientes de John Dudley, 1.er duque de Northumberland y su esposa Jane, hija de Sir Edward Guildford.[5] El linaje de los Dudley se remonta a una familia llamada Sutton, que se convirtieron en señores del castillo de Dudley en el siglo XIV,[6] de quienes Guilford descendía a través de su abuelo paterno. Su abuelo, Edmund Dudley, consejero de Enrique VII, fue ejecutado después de la muerte del Rey. A través de su abuela paterna, Elizabeth Grey, vizcondesa de Lisle, Guilford era descendiente de los héroes de la Guerra de los Cien Años, Richard de Beauchamp, conde de Warwick, y John Talbot, conde de Shrewsbury.[7]

Los hijos de los Dudley —nacieron trece en total— disfrutaron de una educación humanista, de la misma naturaleza que la futura esposa de Guilford, Lady Jane Grey, y como la princesa Isabel.[8] Durante el reinado del joven Eduardo VI, John Dudley se convirtió en Lord Presidente del Consejo Privado y de facto gobernó Inglaterra de 1550 a 1553.[9] El cronista Richard Grafton, que lo conocía,[10] describe a Guilford como «un caballero apuesto, virtuoso y bueno».[11] En 1552, Northumberland intentó sin éxito casar a Guilford con Margaret Clifford, prima de Jane Grey.[12] En su lugar, en la primavera de 1553, Guilford fue comprometido con la propia Jane, que contaba con dieciséis años de edad.[13] Jane ocupaba un puesto más alto en la línea de sucesión al trono que Margaret.[14] [n. 1]

En Pentecostés, el 21 de mayo y los días siguientes, tres bodas se celebraron en Durham Place, la mansión en la ciudad del duque de Northumberland. Guilford se casó con Jane; Katherine, hermana de Guilford, se casó con Henry Hastings, heredero del conde de Huntingdon; y Catalina, hermana de Jane, se casó con Henry Herbert, heredero del conde de Pembroke.[15] [n. 2] Fue un magnífico festival, con justas, juegos y mascaradas. Para las mascaradas se contrataron dos empresas diferentes una de hombres y otra de mujeres. Se invitó a los embajadores de Venecia y Francia, y había «un gran número de personas comunes [...] y de los más principales del reino».[11] Guilford y algunos otros sufrieron una intoxicación alimentaria «debido a un error del cocinero».[19]

Consorte real[editar]

Documento escrito a mano por Eduardo VI de Inglaterra donde establece sus disposiciones para la sucesión real.

Enfermo de muerte, el rey Eduardo estableció en sus «disposiciones de sucesión» que la corona sería para su prima Jane Grey, pasando por encima de sus medias hermanas María e Isabel. Después de la muerte de Eduardo, el 6 de julio 1553, el duque de Northumberland se comprometió a hacer cumplir la voluntad del rey.[20] Los enviados del Sacro Imperio Romano Germánico y de Francia estaban seguros del éxito del plan.[21] Jane se mostró reacia a aceptar la corona, cedió después de las protestas de una asamblea de nobles entre los que se encontraban sus padres y sus suegros; Guilford intervino con un enfoque más amoroso, con «oraciones y caricias».[22]

El 10 de julio, la pareja hizo su entrada ceremonial en la Torre de Londres, caminando uno al lado del otro bajo un dosel.[23] Una vez instalados en la torre, Guilford quería ser rey, según su propia versión que se dio a conocer más tarde. Jane discutió extensamente con él sobre el asunto y Guilford consintió en que «si fuera convertido en rey, lo sería por decisión mía [de Jane], mediante una Ley del Parlamento».[24] Pero Jane estuvo de acuerdo en convertirlo únicamente en duque de Clarence. «No voy a ser duque, voy a ser rey», fue la respuesta de Guilford y partió en búsqueda de su madre.[2] Furiosa, la duquesa de Northumberland se puso del lado de su hijo y le prohibió dormir con su esposa. También le ordenó que dejara la torre y volviera a casa, pero Jane insistió en que permaneciera en la corte a su lado.[25] El resumen que Jane hizo del entorno fue: «[tan] fui engañada por el Duque y el Consejo, como fui mal tratada por mi marido y su madre».[26]

Las reuniones diarias del Consejo fueron presididas por Guilford; Jane, como monarca, no asistiría. Las comidas eran servidas con la pareja real sentada bajo el pabellón estatal;[27] Guilford, quien recibía tratamiento real,[28] también cenaba solo en el pabellón.[24] Antoine de Noailles, embajador francés, describió a Guilford como «el nuevo rey».[29] La corte imperial en Bruselas también creía en la existencia del rey Guilford.[24]

Encarcelamiento[editar]

Lady Jane Grey en un retrato del siglo XVII.

El 10 de julio, el mismo día de la proclamación de Jane, llegó a Londres una carta de María Tudor. En la misiva, María afirmaba ser la reina y exigía la obediencia del Consejo.[30] María estaba reuniendo a sus partidarios en el Anglia Oriental; después de discutir sobre quien debería ir, se decidió iniciar el combate en su contra, durante la discusión Jane se aseguró de que su padre no fuera el elegido.[31] El duque de Northumberland marchó a Cambridge con sus tropas y en el transcurso de una semana no vio ninguna acción, hasta que se enteró el 20 de julio que el Consejo en Londres se había declarado en favor de María. Northumberland proclamó también a María Tudor en el mercado y fue detenido a la mañana siguiente.[32] El 19 de julio, unas horas antes de la proclamación de la reina María en Londres, se llevó a cabo el bautismo del hijo de uno de los Caballeros Pensionistas. Jane había acordado ser la madrina y deseaba que el niño fuera nombrado Guilford.[33] El obispo de Winchester, Stephen Gardiner, que había sido encarcelado en la torre durante cinco años, cuando se enteró, tomó este hecho como una gran ofensa.[34]

La mayor parte del Consejo Privado se mudó de la Torre antes de cambiar sus lealtades.[35] Habiéndose dado cuenta del cambio de opinión de sus colegas, el padre de Jane, el duque de Suffolk, abandonó su mando sobre la fortaleza y proclamó a María cerca de Tower Hill. Después de que el duque de Suffolk se marchó, la duquesa fue informada que también podía irse a casa,[33] mientras que a Jane, Guilford y la duquesa de Northumberland no se les permitió marcharse.[36] Posteriormente, Jane fue trasladada de los apartamentos reales a los alojamientos de los guardias y Guilford fue encarcelado en la torre del campanario, donde al poco tiempo se le unió su hermano Robert. Sus hermanos restantes fueron encarcelados en otras torres, así como su padre, quien fue, por el momento, la única persona prominente en ir al cadalso. María estaba preparada para perdonar las vidas de Jane y Guilford.[37]

La pareja fue acusada el 12 de agosto,[38] Jane le presentó una carta de explicación a la reina María, «pedía perdón [...] por el pecado del que era acusada, e informaba a su majestad sobre la verdad de los acontecimientos».[39] Habló de sí misma como «una esposa que ama a su marido».[40] El 14 de noviembre de 1553, Jane y Guilford fueron juzgados en Guildhall, junto con el arzobispo de Canterbury, Thomas Cranmer, y los hermanos de Guilford, Ambrose y Henry. Fueron declarados responsables de alta traición tras declararse culpables.[3] Guilford fue declarado culpable de conspirar para deponer a la reina María por enviar tropas al duque de Northumberland y por proclamar y rendir homenaje a Jane como reina.[41]

En diciembre se le permitió a Jane pasear libremente por el Jardín de la Reina.[42] Lord Robert y Lord Guilford tuvieron que contentarse con tomar el aire por los conductos del campanario.[43] Jane y Guilford posiblemente podían verse de vez en cuando.[44] En el libro de oraciones de Jane, Guilford escribió un mensaje a su suegro:

Su amado y obediente hijo desea a su gracia vida larga en este mundo con tanta alegría y comodidad como alguna vez deseé para mí, y en el mundo por venir la alegría eterna. Su humilde hijo que va hacia la muerte, G. Dudley.[11]

Ejecución[editar]

Los planes de la reina María de contraer matrimonio con Felipe II de España fueron recibidos con una amplia oposición, no sólo entre la población sino también entre los miembros del parlamento y los consejeros privados. La rebelión de Thomas Wyatt a principios de 1554, en la que participó el duque de Suffolk, fue resultado de este disgusto generalizado.[45] [4] No era la intención de los conspiradores reinstalar nuevamente en el trono a Jane Grey. Sin embargo, el gobierno, en el momento cumbre de la crisis militar suscitada alrededor del 7 de febrero, decidió ejecutar a Jane y a su esposo, posiblemente por pánico. También se convirtió en la oportunidad de eliminar posibles fuentes de inspiración para futuros disturbios y recordatorios desagradables del pasado.[46] María aún dudaba en dejar morir a su prima; Simon Renard, el embajador imperial, y los miembros del Consejo de alto rango —los mismos que habían instrumentado ubicar a Jane en el trono— se impusieron sobre ella.[47] El obispo Gardiner no perdió la oportunidad de presionar para llevar a cabo la ejecución de la joven pareja durante un sermón en la corte.[48] Poco después, Renard tuvo la seguridad de que «Jane de Suffolk y su esposo iban a perder la cabeza».[49]

El día antes de la ejecución, Guilford solicitó una última entrevista con su esposa, Jane rechazó la petición, porque pensaba que «sólo [...] aumentaría su miseria y dolor, los que era mejor dejar atrás [...] ya que en breve se reunirían en otro lugar y vivirían unidos por lazos indisolubles».[50] Alrededor de las diez de la mañana del 12 de febrero, Guilford fue llevado hacia Tower Hill, donde «muchos [...] caballeros» lo esperaban para darle la mano.[51] Como era costumbre, Guilford pronunció un breve discurso a la multitud reunida.[52] «Al no tener padre espiritual con él»,[53] [n. 3] se puso de rodillas, oró y pidió a la gente que orara por él, «levantando los ojos y las manos a Dios muchas veces».[10] Fue asesinado con un golpe de hacha, después de lo cual su cuerpo fue transportado en un carro a la capilla de la Torre de Londres, St. Peter ad Vincula. Jane, quien observaba la escena desde su ventana, exclamó: «¡Oh, Guilford, Guilford!»![10] Fue enterrado en la capilla con Jane, quien murió una hora después.[54]

Las ejecuciones no contribuyeron a la popularidad del gobierno.[10] Cinco meses después, John Knox, el futuro reformador escocés, escribió sobre ellos, «inocentes [...] mediante leyes justas y fieles testigos no pudo ser demostrado que hubieran cometido una ofensa por sí mismos».[55] Acerca de Guilford, Grafton el cronista escribió diez años después: «aún aquellos que nunca antes de la hora de su ejecución lo habían visto, lamentaron con lágrimas su muerte».[10]

Ancestros[editar]

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
16. John Sutton, primer barón Dudley
 
 
 
 
 
 
 
8. Sir John Dudley de Atherington
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
17. Elizabeth de Berkeley de Beverstone
 
 
 
 
 
 
 
4. Edmund Dudley
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
18. Sir John Bramshott de Bramshott
 
 
 
 
 
 
 
9. Elizabeth Bramshott
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
19. Catherine Pelham
 
 
 
 
 
 
 
2. John Dudley, primer duque de Northumberland
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
20. Edward Grey, sexto barón Ferrers de Groby
 
 
 
 
 
 
 
10. Edward Grey, primer vizconde de Lisle
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
21. Elizabeth Ferrers, sexta baronesa Ferrers de Groby
 
 
 
 
 
 
 
5. Elizabeth Grey, sexta baronesa de Lisle
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
22. John Talbot, primer vizconde de Lisle
 
 
 
 
 
 
 
11. Elizabeth Talbot, tercera baronesa de Lisle
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
23. Joan Cheddar
 
 
 
 
 
 
 
1. Guilford Dudley
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
24. Sir John Guildford
 
 
 
 
 
 
 
12. Sir Richard Guildford
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
25. Alice Waller
 
 
 
 
 
 
 
6. Sir Edward Guildford
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
26. John Pimpe de Pimpe's Court
 
 
 
 
 
 
 
13. Anne Pimpe
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
3. Jane Guildford
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
28. Richard West séptimo barón De La Warr
 
 
 
 
 
 
 
14. Thomas West, octavo barón De La Warr
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
29. Catherine Hungerford
 
 
 
 
 
 
 
7. Eleanor West
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
30. Hugh Mortimer de Mortimer's Hall
 
 
 
 
 
 
 
15. Elizabeth Mortimer
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
31. Eleanor Cornwall
 
 
 
 
 
 

Notas[editar]

  1. Jane Grey era hija de Frances Grey, duquesa de Suffolk, sobrina de Enrique VIII, hija de su hermana menor María.
  2. En retrospectiva, estas bodas llegaron a verse como prueba de una conspiración de parte del duque de Northumberland para llevar a su familia al trono. En el momento en que los matrimonios se llevaron a cabo sus implicaciones dinásticas no fueron consideradas significativas por los más recelosos observadores, como el embajador del Sacro Imperio Romano Germánico, Jehan de Scheyfye.[16] David Loades, así como W.K. Jordan, y Eric Ives,[17] las describieron como «acciones rutinarias de la política dinástica».[18]
  3. Guilford probablemente se había negado a ser atendido por un sacerdote católico y se les había negado la asistencia de un pastor protestante.[53]

Referencias[editar]

  1. a b «Lady Jane Grey (r.10-19 July 1553)» (en inglés). The official website of The British Monarchy. Consultado el 11 de diciembre de 2010.
  2. a b Chapman p. 118; Ives p. 189
  3. a b Wilson p. 63
  4. a b «1554, The executions of Lady Jane Grey and Lord Guildford Dudley» (en inglés). Chronicle of Queen Jane and of Two Years of Queen Mary. Englishhistory.net. Consultado el 11 de diciembre de 2010.
  5. Loades p. 238; Chapman p. 62
  6. Wilson pp. 1-4
  7. Wilson pp. 1, 3; Adams pp. 312-313
  8. Chapman p. 65
  9. Loades pp. 147, 285
  10. a b c d e Ives p. 275
  11. a b c Ives p. 185
  12. Loades pp. 226, 238
  13. Ives pp. 185, 36
  14. Loades p. 238
  15. Loades p. 239
  16. Loades p. 239; Ives pp. 152–154
  17. Ives p. 153
  18. Loades p. 239
  19. Chapman p. 82
  20. Alford pp. 171-172
  21. Loades p. 256-257
  22. Ives p. 187
  23. Ives p. 188
  24. a b c Ives p. 189
  25. Chapman pp. 117-118; Ives p. 189
  26. Chapman p. 118
  27. Chapman p. 124
  28. Chapman p. 121; Ives p. 241
  29. Chapman p. 121
  30. Chapman p. 122
  31. Ives p. 198
  32. Ives pp. 246, 241-242, 243-244
  33. a b Ives p. 215
  34. Ives pp. 184, 241
  35. Ives p. 214
  36. Ives p. 241
  37. Wilson pp. 59, 62, 63
  38. Ives p. 247
  39. Ives p. 18
  40. Ives p. 186
  41. Bellamy p. 54
  42. Ives pp. 252, 355
  43. Nichols p. 33
  44. Ives p. 252; Wilson p. 59
  45. Ives pp. 261–262
  46. Ives pp. 265–268
  47. Chapman p. 195; Tytler p. 292
  48. Ives p. 268
  49. Chapman p. 190
  50. Ives p. 274
  51. Nichols p. 55; Ives p. 274–275
  52. Chapman p. 204
  53. a b Nichols p. 55
  54. Chapman p. 203
  55. Ives p. 268

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]