Jan Pieterszoon Sweelinck

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Jan Pieterszoon Sweelinck.

Jan Pieterszoon Sweelinck, (Deventer, abril o mayo de 1562 - Amsterdam, 16 de octubre de 1621), fue un compositor, organista y docente de los Países Bajos. Su obra se extiende entre el fin del Renacimiento y el Barroco temprano. Es uno de los primeros grandes compositores de obras para teclado europeos, y su obra como docente ayudó a cimentar la tradición organística del Norte de Alemania.

Biografía[editar]

Sweelinck nació en Deventer, Países Bajos, en abril o mayo de 1562; fue el hijo mayor del organista Swybbertszoon y de Elske Jansdochter Sweeling, hija de un cirujano.[1]

Poco después de su nacimiento, la familia se mudó a Amsterdam, donde hacia 1564, Swybbertszoon prestó servicios como organista en la Oude Kerk, donde el abuelo paterno y un tío también eran organistas.[2] Jan Pieterszoon debe haber recibido sus primeras lecciones de música de su padre, quien desafortunadamente, falleció en 1573.

Más tarde, recibió una educación general de parte de Jacob Buyck,[3] sacerdote católico de la Oude Kerk, pero esas lecciones cesaron en 1578, luego de que llegara la Reforma a la ciudad de Ámsterdam y que ésta abrazara el Calvinismo.[2] Buyck decidió irse de la ciudad.

Poco se sabe sobre su educación musical luego del fallecimiento de su padre. Sus profesores de música podrían haber incluido a Jan Willemszoon Lossy, un contratenor poco conocido e instrumentista de shawm (una especie de chirimía) en Haarlem,[2] y/o Cornelis Boskoop, quien fuera el sucesor del padre de Sweelinck's en la Oude Kerk.[2] En el caso en que Sweelinck hubiera efectivamente estudiado en Haarlem, probablemente hubiera sido influido en cierto punto por los organistas de St.-Bavokerk, Claas Albrechtszoon van Wieringen y Floris van Adrichem, los cuales improvisaban cotidianamente en la Bavokerk.[2]

Según Cornelis Plemp, un alumno y amigo de Sweelinck, éste comenzó su carrera de cuarenta y cuatro años como organista de la Oude Kerk, cargo que ocupó por el resto de sus días,[2] en 1577, cuando apenas tenía quince años.[2] Esta fecha, sin embargo, es incierta, porque los registros de la iglesia entre 1577-80 se han perdido, y la presencia de Sweelinck sólo puede documentarse a partir de 1580.

La madre de Sweelinck, viuda, falleció en 1585, y Jan Pieterszoon asumió la responsabilidad de mantener a su hermano menor y a su hermana. Su salario de cien florines se duplicó al año siguiente, probablemente como una ayuda. Además, le fue ofrecida la suma de 100 guilders en el caso en que se casara,[4] lo que sucedió en 1590 cuando se casó con Claesgen Dircxdochter Puyner, de Medemblik.[2] También se le ofreció elegir entre 100 guilder suplementarios, y alojamiento gratuito en una casa municipal; Sweelinck eligió esto último.

La primera publicación data entre 1592-94: son tres volúmenes de canciones, el último de los cuales es el único que fue reimpreso en 1594.[5] Por razones desconocidas, el compositor eligió cambiar su apellido a una variante del de su madre, en vez de usar su apellido paterno Swybbertszoon. «Sweelinck» aparece entonces por primera vez en la carátula de la publicación de 1594.[2]

Sweelinck se dedicó entonces a publicar psalmos, con el objetivo de publicar el Psalterio en su totalidad. Esas obras aparecieron en cuatro grandes volúmenes, publicados en 1604, 1613, 1614 y 1621; el último volumen fue publicado póstumamente, y probablemente inconcluso. Sweelinck falleció de causas desconocidas el 16 de octubre de 1621 y fue enterrado en la Oude Kerk.[6] Le sobrevivieron su esposa, y cinco de sus seis hijos, el mayor de los cuales, Dirck Janszoon, le sucedió como organista de la Oude Kerk.

Probablemente el compositor haya pasado toda su vida en Ámsterdam, visitando de vez en cuando otras ciudades, en relación con su actividad profesional. Se le pidió que inspeccionara órganos, que emitiera opiniones y que aportara consejos en la construcción y reparación de de órganos. Así, visitó Delft, Dordrecht (1614), Enkhuizen, Haarlem (1594), Harderwijk (1608), Middleburg (1603), Nimega (1605), Rotterdam (1610), Rhenen (1616), y su ciudad natal Deventer (1595, 1616).[3] El viaje más largo que Sweelinck efectuó fue a la ciudad de Amberes en 1604, donde fue enviado por las autoridades de Ámsterdam para comprar un clavecín para la ciudad.

No existen documentos para aseverar un rumor de larga data recogido por primera vez por Mattheson, según el cual Sweelinck habría visitado Venecia, y análogamente, tampoco hay evidenci de que haya cruzado alguna vez el Canal de la Mancha, aunque sea factible. Su fama como compositor, ejecutante y docente fueron en aumento durante su vida; fue llamado por sus contemporáneos el Orfeo de Ámsterdam, y las autoridades de la ciudad a menudo llevaban a visitantes ilustres a escuchar las improvisaciones de Sweelinck.

Influencia[editar]

Las únicas obligaciones de Sweelinck en Ámsterdam eran las de organista. No tocaba el carrillón o el clave como era costumbre, tampoco se le pedía que produjera obras. Los servicios calvinistas no incluían obras para órgano, por ser consideradas mundanas. [7] Sweelinck fue empleado de la ciudad de Ámsterdam; por trabajar para magistrados protestantes durante el resto de su vida, es plausible que haya adherido al Calvinismo. Hacia 1590, tres de sus hijos fueron bautizados en la Oude Kerk.[8] Su empleo le permitía dedicar tiempo a la enseñanza, labor por la cual se volvió tan famoso como por sus composiciones. Los alumnos de Sweelinck formaron parte nada menos que el núcleo de lo que se convertiría en la gran tradición organística del Norte de Alemania: Jacob Praetorius II, Heinrich Scheidemann, Paul Siefert, Melchior Schildt y Samuel y Gottfried Scheidt.[9] Los alumnos de Sweelinck eran considerados como músicos de referencia frente a los cuales los otros organistas eran evaluados.[2] Sweelinck fue conocido en Alemania como el “fabricante de organistas”. Sociable y respetado, fue sumamente requerido como docente.[10] Sus alumnos neerlandeses fueron sin duda numerosos, pero ninguno de ellos llegó a ser un notable compositor. Sin embargo, Sweelinck, influyó el desarrollo de la escuela neerlandesa de órgano, como lo muestra el trabajo de compositores posteriores como Anthoni van Noordt.

La influencia de Sweelinck se difundió en países tan lejanos como Suecia e Inglaterra, llevada al primero por Andreas Düben y al segundo por compositores ingleses como Peter Philips, que probablemente haya encontrado a Sweelinck en 1593. Sweelinck, y en general los compositores neerlandeses, tenían vínculos evidentes con la escuela inglesa de composición. La música de Sweelinck aparece en el Fitzwilliam Virginal Book, que contiene en su mayoría obras de compositores ingleses. Escribió variaciones sobre el famoso Lachrimae Pavane de John Dowland. John Bull, quien probablemente haya sido un amigo personal, escribió una serie de variaciones sobre un tema de Sweelinck después de la muerte del compositor neerlandés.

Obras[editar]

Variaciones sobre Mein junges Leben hat ein End'
Interpretado por Matthias Flierl.
Variaciones sobre Est-ce Mars
Interpretado por Ashtar Moïra.

Organista de formación, Sweelinck fue un gran improvisador, y sus contemporáneos dieron en llamarlo el “Orfeo de Ámsterdam”. Sweelinck representa el cenit de la escuela neerlandesa de instrumentos de teclado, y una de las más grandes cumbres en complejidad y refinamiento del contrapunto en el barroco temprano; algunos especulan que muchas de sus obras para teclado estaban destinadas a servir como material de estudio para sus alumnos.[11]

Más de 70 obras para teclado han llegado hasta nosotros. Sin embargo, también fue un competente compositor para formaciones vocales, con más de 250 obras en su haber (canciones, madrigales, motetes y psalmos).

Muchas de sus obras vocales fueron publicadas en Salmos de David (1604–1614) y Cantiones sacrae (1619); también publicó muchos caprichos para clave, toccatas y variaciones musicales.

Algunas de las innovaciones introducidas por Sweelinck fueron de profunda importancia, entre ellas, la forma musical de la fuga. Fue uno de los primeros en escribir fugas para órgano, obras que comenzaban con un tema simple, y al cual se le agregaba textura y complejidad hasta un climax final y su resolución; esta forma musical fue perfeccionada por varios músicos del barroco hasta culminar en la obra de Johann Sebastian Bach. También habría sido el primero en usar la pedalera del órgano para asignarle una voz de la fuga.[12]

Estilo[editar]

Estilísticamente, la música de Sweelinck tiene rasgos de riqueza, complejidad y utilización de formaciones corales distribuidas espacialmente que recuerdan a las de sus contemporáneos italianos, y de la ornamentación y las formas de los compositores de teclado ingleses.

Si bien en algunas de sus obras Sweelinck es un compositor barroco, en algunas de sus canciones parece ser aún un compositor de la escuela del Renacimiento francés.[13] En el desarrollo formal, especialmente en el uso del contrasujeto, del stretto, y del calderon, su música va más allá de la obra de Frescobaldi (su contemporáneo más cercano), y preanuncia la obra de Bach, quien tal vez haya estado al tanto de la obra de Sweelinck.[14]

En el curso de su vida, Sweelinck debió haber estado familiarizado con el estilo musical de al menos tres liturgias diferentes: la Católica Romana, la Calvinista y la Luterana; rasgos de las tres pueden encontrarse en su obra.[15] Aún su obra vocal, más conservadora que su obra de teclado, muestra una impactante complejidad rítmica y una riqueza inusual del uso de recursos contrapuntísticos.

De los escaasos trabajos escritos en España sobre su mundo se cuenta el libro de Ramón Andrés, El luthier de Delft[16]

Obras sobre Sweelinck[editar]

  • Gustave Reese, Music in the Renaissance, Nueva York, W.W. Norton & Co., 1954. ISBN 0-393-09530-4
  • Manfred Bukofzer, Music in the Baroque Era, Nueva York, W.W. Norton & Co., 1947. ISBN 0-393-09745-5
  • The Concise Edition of Baker's Biographical Dictionary of Musicians, 8ª ed. revisada por Nicolas Slonimsky, Nueva York, Schirmer Books, 1993. ISBN 0-02-872416-X
  • Pieter Dirksen, The Keyboard Music of Jan Pieterszoon Sweelinck – Its Style, Significance and Influence, Utrecht, 1997. ISBN 90-6375-159-1
  • Sweelinck Studies, Proceedings of the Sweelinck Symposium, Utrecht 1999 (Utrecht 2001) Edited by Pieter Dirksen. ISBN 90-72786-09-2
  • Ramón Andrés, "Sweelinck, música de orden geométrico", cap. VII de El luthier de Delft, Barcelona, Acantilado, 2013.

Referencias[editar]

  1. PT Stephen Westrop, liner notes for "Christopher Herrick: Sweelinck: Organ Music", Hyperion CDA67421/2
  2. a b c d e f g h i j MCEN Sadie, Stanley. 1980. The New Grove Dictionary of Music and Musicians. Vol.8. Macmillan Pubishers Limited, Londres, pp. 406-407
  3. a b CBR CN Randall H. Tollefsen, Pieter Dirksen. "Jan Pieterszoon Sweelinck", Grove Music Online, ed. L. Macy
  4. Noske, Fritz. 1988. Oxford Studies of Composers, vol. 22: Sweelinck. Oxford England: Oxford University Press. Pg.10
  5. Noske, Fritz. 1988. Oxford Studies of Composers, vol. 22: Sweelinck. Oxford England: Oxford University Press, p. 12
  6. Noske, Fritz. 1988. Oxford Studies of Composers, vol. 22: Sweelinck. Oxford (Inglaterra): Oxford University Press, p. 17
  7. Sadie, Stanley. 1980. The New Grove Dictionary of Music and Musicians. Vol. 8. Macmillan Pubishers Limited, Londres, p. 401
  8. Noske, Fritz. 1988. Oxford Studies of Composers, vol.22: Sweelinck. Oxford (Inglaterra): Oxford University Press, p. 9
  9. Oxford Studies of Composers, vol. 22: Sweelinck. Oxford England: Oxford University Press, pp. 14-15
  10. Noske, Fritz. 1988. Oxford Studies of Composers, vol.22: Sweelinck. Oxford England: Oxford University Press, p. 16
  11. Noske, Fritz. 1988. Oxford Studies of Composers, vol.22: Sweelinck. Oxford England: Oxford University Press, p. 98
  12. Baker’s biographical dictionary of musicians, 7th Edition. “Sweelinck, Jan Pieterszoon.”
  13. Reese, Gustave. 1959. Music in the Renaissance. New York: W. W. Norton & Co.
  14. Noske, Fritz. 1988. Oxford Studies of Composers, vol.22: Sweelinck. Oxford England: Oxford University Press, p. 130
  15. Noske, Fritz. 1988. Oxford Studies of Composers, vol.22: Sweelinck. Oxford (Inglaterra): Oxford University Press, p. 66
  16. Ramón Andrés, "Sweelinck, música de orden geométrico", cap. VII de El luthier de Delft, Acantilado, 2013

Enlaces externos[editar]