Irlanda Unida

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La isla de Irlanda, distinguiendo la zona autónoma y la del Reino Unido.

Irlanda Unida (United Ireland en inglés y Aontaithe na hÉireann en irlandés) es el término utilizado para referirse a la idea de un estado soberano que cubriese todo el territorio de la isla de Irlanda.[1] [2] Tradicionalmente dividida en treinta y dos condados, la isla de Irlanda incluye el territorio de dos estados soberanos independientes: la República de Irlanda, que abarca veintiséis condados, y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, que abarca seis.

La división política[editar]

Página de firmas del Tratado Anglo-Irlandés de 1921.

La isla de Irlanda se encuentra políticamente dividida en dos estados desde la firma del Tratado Anglo-Irlandés firmado el 6 de diciembre de 1921, por el que se reconocía simultáneamente la existencia del nuevo Estado Libre Irlandés y a su vez la capacidad de Irlanda del Norte de decidir no unirse a dicho Estado. El parlamento norirlandés rechazó esa posibilidad, y solicitó seguir perteneciendo al Reino Unido, convirtiéndose desde entonces en uno de sus países constituyentes. En 1937 el Estado Libre Irlandés se separó de la Mancomunidad Británica de Naciones, y en 1949 acabaría constituyéndose en la actual República de Irlanda, sin vinculación política alguna con el Reino Unido.

Posturas enfrentadas[editar]

La constitución de un estado independiente del Reino Unido sobre todo el territorio de la isla es la aspiración histórica de los republicanos y nacionalistas irlandeses. Por el contrario, los unionistas y lealistas se oponen a esta idea, y apoyan la pertenencia de Irlanda del Norte al Reino Unido. En 2009 una encuesta reflejaba que el 21% de los ciudadanos norirlandeses apoyaba una Irlanda Unida.[3] En la República de Irlanda, ese porcentaje asciende hasta el 80% de los encuestados. En Gran Bretaña las encuestas muestran un apoyo cercano al 40% a la idea.

Dentro de la idea de una Irlanda Unida se han sugerido varios modelos para su reunificación: el federalismo o el confederalismo, pasando por un Estado unitario. El artículo 15.2 de la Constitución de Irlanda, promulgada en 1937, prevé la posibilidad de devolución en el Estado irlandés. En 1999, los artículos 2 y 3 de la Constitución se enmendaron para abandonar la reivindicación territorial sobre el Norte en ellos incluida, en cumplimiento de lo pactado en el Acuerdo de Viernes Santo.[4]

Historia hasta la actualidad[editar]

La delimitación de las fronteras de Irlanda en 1921 provino de factores demográficos, económicos, religiosos y políticos. En términos demográficos, los seis condados constitutivos de Irlanda del Norte contienen una mayoría unionista y protestante, lo que favorece la continuación de la unión con Gran Bretaña. Los veintiséis condados de la República están poblados muy mayoritariamente por católicos romanos. En términos políticos, el gobierno británico se mostró renuente en los años 1920 a retirar su jurisdicción a la totalidad de la isla por razones estratégicas; su política desde 1921 ha sido, al menos formalmente, de respeto a un acuerdo por la unidad irlandesa siempre que se realizase con el consentimiento voluntario del Norte. En 1940 Gran Bretaña llegó a ofrecer la unión del Norte con el Estado Libre Irlandés, a cambio del abandono irlandés de la neutralidad en la Segunda Guerra Mundial y su consiguiente entrada en guerra contra el Eje, propuesta que fue rechazada rápidamente.

Si bien los gobiernos de la Irlanda independiente, en particular los de Éamon de Valera, persiguieron la reunificación política de Irlanda Unida durante todo el siglo XX,[5] la perspectiva de una Irlanda Unida adquirió una importancia particular a raíz del estallido del conflicto de Irlanda del Norte, que se desarrolló desde los años 1960 hasta finales del siglo. Los principales partidos políticos en Gran Bretaña y ambas Irlandas aceptan el principio de que la reunificación sólo puede lograrse con el consentimiento de la mayoría de la población de Irlanda del Norte.[6] Los principales partidos políticos en el Sur se muestran a favor de la misma, al igual que el SDLP y el Sinn Féin (y los grupos paramilitares republicanos) en Irlanda del Norte.[7] Por el contrario, la reunificación es rechazada históricamente por los partidos unionistas y los grupos paramilitares unionistas en Irlanda del Norte.[8]

El Gobierno británico está comprometido, en virtud de la Northern Ireland Act de 1998, a respetar los deseos de la mayoría de la población de Irlanda del Norte en un sentido u otro.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. A united Ireland is possible (en inglés). The Guardian, 15/7/09. Accedido el 4/4/11.

    With the right strategies and a determined commitment to a united Ireland can happen.

  2. Campaign for a United Ireland (en inglés). Accedido el 4/4/11.
  3. Northern Ireland Life & Times: Do you think the long-term policy for Northern Ireland should be…? (en inglés) Access Reseach Knowledge. Northern Ireland. Accedido el 4/4/11.
  4. Acuerdos de Viernes Santo. Texto completo. En Northern Ireland Office

    The participants also note that the two Governments have accordingly undertaken in the context of this comprehensive political agreement, to propose and support changes in, respectively, the Constitution of Ireland and in British legislation relating to the constitutional status of Northern Ireland.

  5. Inglaterra e Imperio. Los nacionalistas irlandeses. La Vanguardia, 14/11/34, pág. 27. Accedido el 1/4/11.

    Hoy se ha celebrado la primera sesión de la convención del partido gubernamental, conocido con el nombre de «Fianna Fail». Al aparecer De valera, el jefe del Gobierno, fue recibido con una entusiasta ovación. Se aprobó una resolución reafirmando la finalidad del partido de luchar por el logro de una Irlanda unida, independiente y en forma de República

  6. Major y Reynolds abren la puerta a una paz duradera en el Ulster La vanguardia, 16/12/93, pág, 3. Accedido el 1/4/11.

    [En el acuerdo conocido como Declaración de Downing Street, firmada por los primeros ministros de Reino Unido e Irlanda] Al mismo tiempo, se quiere proteger los derechos de la probritánica mayoría protestante del Ulster, asegurándoles que no pertenecerán a Irlanda si la mayoría de los habitantes de la provincia no lo desea

  7. Republicanos y protestantes comparten el primer Gobierno del Ulster en 25 años La Vanguardia, 30/1/99, pág. 3. Accedido el 1/4/11.

    Gerry Adams, líder del Sinn Fein, proclamó que "los protestantes no tienen nada que temer por el hecho de compartir el poder con los católicos, porque el futuro está en la unidad, en la camaradería y en la cooperación”. Pero después de palabras tan conciliadoras añadió que el objetivo de su partido "continúa siendo una Irlanda unida, libre e independiente"

  8. Paisley cree que el acuerdo es una vía sin retorno a la Irlanda unida La Vanguardia, 23/2/95, pág. 4. Accedido el 1/4/11.

    Todos los grupos políticos unionistas condenaron ayer el documento marco para el futuro del Ulster como "desequilibrado" a favor de los republicanos y una vía de un solo sentido hacia una Irlanda unida