Holstein

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Jutlandia y el extremo meridional de Alemania donde puede apreciarse Schleswig y Holstein en el actual Estado federado alemán de Schleswig-Holstein.
Escudo de armas de Holstein; similar al escudo de Schaumburg

Holstein (AFI: [ˈhɔlʃtain]) (bajo sajón: Holsteen, danés: Holsten, latín e inglés: Holsatia) es la región ubicada entre los ríos Elba y Eider. Forma parte de Schleswig-Holstein, el Estado federado situado más al norte de Alemania. La capital de Holstein es Kiel.

Holstein existió anteriormente como el Condado de Holstein (en alemán: Grafschaft Holstein), el posterior Ducado de Holstein (en alemán: Herzogtum Holstein) y fue el extremo septentrional del Sacro Imperio Romano Germánico. La historia de Holstein está entrelazada estrechamente con la del ducado danés Schleswig.

El nombre Holstein proviene de los holcetae, una tribu sajona que el historiador alemán Adán de Bremen menciona como asentada en la ribera norte del Elba, al oeste de Hamburgo. El nombre significa "moradores del bosque".

Historia[editar]

Holstein, que en esencia era la parte de la Antigua Sajonia situada al norte del río Elba, fue conquistada por Carlomagno circa 800. Entre 1111 y 1474 fue un condado; primero fue un feudo perteneciente al Ducado de Sajonia, luego al Ducado de Sajonia-Lauenburgo y finalmente al Obispado de Lübeck.

El Condado de Holstein estaba gobernado por la Casa de Schauenburg, y su primer conde fue Adolfo I de Holstein. Holstein fue ocupado por Dinamarca luego de la Batalla de Stellau (1201), pero los Schauenburg lo recuperaron como consecuencia de la Batalla de Bornhöved (1227). En el siglo XIV, los condes de Holstein adquirieron el Ducado de Schleswig, un feudo controlado por el Reino de Dinamarca. Cuando el linaje de los condes de Schauenburg se extinguió en 1459, Holstein y Schleswig pasaron a ser posesiones del rey de Dinamarca debido al Tratado de Ribe (1460); únicamente el Señorío de Pinneberg permaneció bajo el dominio de los condes de Schauenburg.

En 1474, Holstein ascendió a ducado y se transformó en un Estado del Sacro Imperio Romano Germánico (reichsfrei). Esta situación se mantuvo hasta que el Imperio se disolvió en 1806.

En 1490, Holstein fue dividido en Holstein-Segeberg y Holstein-Gottorp. Holstein-Segeberg siguió bajo el control del rey danés y se lo conoció también por el nombre de Holstein Real, aunque más adelante pasó a denominarse Holstein-Glückstadt. Holstein-Gottorp, también conocido como el Holstein Ducal, fue entregado a una rama de la Casa de los Oldenburg, a la cual pertenecían los reyes de Dinamarca.

El Duque de Holstein-Gottorp se convirtió en 1762 en emperador de Rusia, bajo el nombre de Pedro III, y planeó un ataque contra Dinamarca para recuperar las tierras perdidas de Holstein-Gottorp en Schleswig. Pese a que Pedro fue destronado al poco tiempo por su esposa, Catalina la Grande, los daneses decidieron eliminar de raíz el problema. En 1773, intercambiaron el Condado de Oldenburg por el territorio de Gottorp en Holstein, tomando el control de la totalidad de Holstein. De este modo, Holstein volvió a ser unificado como Estado.

El Ducado de Holstein no fue dominado por los franceses durante Época Napoleónica a causa de su unión personal con Dinamarca. Desde 1815 y hasta 1864 fue miembro de la Confederación Germánica, aunque seguía estando unido a Dinamarca (el rey de Dinamarca también era duque de Holstein). Tras la muerte del rey Federico VII de Dinamarca en 1863, hubo una disputa en cuanto a la heredad de Schleswig y Holstein. El nuevo rey, Cristian IX, reclamaba estos territorios como herencia por parte de una línea de sucesión materna; mientras que el Duque de Augustenborg, un descendiente menor de otra línea familiar, también exigía ambos ducados. Poco después, la Confederación Germánica, liderada por Prusia y Austria, entró en guerra con Dinamarca, la vencieron rápidamente en 1864 y la obligaron a ceder los ducados. No obstante, las tierras no fueron entregadas al Duque de Augustenborg. En 1865, Prusia y Austria llegaron a un acuerdo por el cual los austríacos ocuparían y gobernarían Holstein, en tanto que los prusianos hacían lo mismo con Schleswig. Este pacto finalizó una vez comenzada la Guerra de las Siete Semanas de 1866, al final de la cual Schleswig y Holstein pasaron a conformar la Provincia de Schleswig-Holstein y esta fue incorporada a Prusia.

Enlaces externos[editar]