Hernando de Talavera

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Hernando de Talavera O.S.H.
Arzobispo de Granada
Hernando de Talavera.jpg

confesor de Isabel I de Castilla

1483 - 1485
Predecesor Diego Meléndez de Valdés
Sucesor Pedro de Toledo

1486 - 1493
Predecesor Alfonso Ulloa de Fonseca Quijada
Sucesor Francisco Sánchez de la Fuente
Nacimiento Talavera de la Reina u Oropesa, 1428
Fallecimiento Granada, 14 de mayo de 1507

Hernando de Talavera O.S.H. (Talavera de la Reina u Oropesa, provincia de Toledo, 1428 - Granada, 14 de mayo de 1507) fue un monje jerónimo, prior del Monasterio de Santa María de Prado en Valladolid, obispo de Ávila (1485) y arzobispo de Granada (1492), confesor y consejero de Isabel la Católica (1465). También escribió algunas obras, por ejemplo ¿Por qué creer en Dios? porque Dios lo manda.

Biografía[editar]

Nació en una familia conversa, si se han de creer las denuncias que se hicieron contra él a la Inquisición cuando ya era primer arzobispo de Granada. Probablemente era hijo de García Álvarez de Toledo y de Ayala,[1] y de una hebrea del arrabal de Oropesa. Por eso los primeros cronistas lo llaman "Fray Hernando de Oropesa". La tradición designa a una casa concreta de Talavera como su lugar de nacimiento, provista de una lápida con una inscripción.[2]

Estudió Teología en Salamanca y fue profesor de Filosofía Moral en su Universidad. En agosto de 1466 ingresó en la Orden Jerónima en el monasterio de San Leonardo de Alba de Tormes. Cuatro años después fue nombrado prior del Monasterio de Prado, cerca de Valladolid, y allí permaneció dieciséis años.

Fue confesor de la reina Isabel I de Castilla desde antes de llegar ésta al trono (1474). En 1479 fue el encargado de supervisar que los votos de Juana la Beltraneja, hija de Enrique IV de Castilla, fueran hechos correctamente, para que no pudiesen ser revocados y reavivar así la guerra civil que había llevado a Isabel a ser reina. En 1480 actúa como árbitro en la reducción de las rentas de la nobleza y para conseguir fondos para la guerra de Granada.

Se opuso a la creación de la Santa Inquisición, por lo que fue a predicar a Sevilla con la idea de evitar medidas más duras contra una población que había sido convertida al cristianismo pero conocía poco y mal dicha religión. Tras la llegada de los inquisidores, incluso llegó a denunciar los abusos de éstos.

Fue nombrado administrador apostólico de la diócesis de Salamanca (1483-1485), sustituyendo al obispo Diego Meléndez de Valdés, que residía en Roma, y en 1486 es nombrado obispo de Ávila; tras la conquista de Granada en 1492, ejerció como administrador apostólico de ese reino hasta que en enero de 1493 recibió la bula que lo nombraba en 1493 primer arzobispo de Granada. Allí procede a aplicar a la población musulmana una política de conversión muy suave, evitando amenazas y coacciones. De hecho, impidió que la Inquisición se estableciera en Granada. Aprende árabe y se gana la consideración de los musulmanes, que le apodan alfaquí santo.[3] [4] Sin embargo, esta política de mano blanda tuvo un éxito bastante limitado,[4] ganándole reproches, de forma que en 1499 el intransigente Cardenal Cisneros ordena emplear métodos más enérgicos y forzando las conversiones, lo que condujo a la rebelión de musulmanes y "moriscos".[5]

En 1505, un año después de la muerte de la reina Isabel, su protectora, el inquisidor de Córdoba, Lucero, manda apresar a amigos y familiares de fray Hernando y prepara su proceso por herejía y apostasía de la fe, debido a su actitud contraria a la Inquisición. Roma, en concreto el papa Julio II della Rovere le defiende y Cisneros pone en libertad a sus parientes en 1507. [6] Ese mismo año, muere fray Hernando de Talavera.

Parece haber sido un hombre riguroso y austero, interesado en la verdadera espiritualidad. Su carácter austero le llevó, por ejemplo, a criticar a la reina por los adornos, bailes y corridas de toros celebradas en honor de una delegación francesa en 1493, firmantes del llamado Tratado de Granada entre Francia y España.[7]

Obras[editar]

Su obra escrita se centra en temas ascéticos y morales; habida cuenta de su misión de catequizar a judeo-conversos, moriscos y musulmanes, se esfuerza en enseñar la doctrina cristiana de forma práctica, como por ejemplo a los niños en su Breve doctrina y enseñanza que ha de saber y poner en obra todo cristiano y cristiana. En la cual deven de ser enseñados los moçuelos primero que en otra cosa de 1496, editada en Granada en un incunable con varios de sus tratados impreso por Meinardo Ungut y Juan Pegnitzer, editores que el mismo Talavera había llevado a Granada para promocionar el arte tipográfico. Es un breve impreso que se abre con un breve texto sobre la señal de la cruz, las oraciones clásicas: Credo, Kyrie, Pater Noster, Ave María, Salve, Protestación de la Fe y Ángel de la Guarda y una serie de reglas de conducta a observar en la iglesia durante los actos y oficios religiosos, la explicación de los sacramentos y los mandamientos de la ley de Dios, de la Iglesia, las obras de misericordia y los pecados capitales. Se cierra con las obligaciones del ayuno, los diezmos y los votos y finalmente, con la Confesión general.

Escudo de armas de Hernando de Talavera como Arzobispo de Granada

Es célebre su Tratado sobre la demasía en vestir y calzar, comer y beber redactado en 1477 e impreso en forma de compendio entre otras obras suyas en un incunable granadino de alrededor de 1496. Se trata de un tratado sobre las prácticas de la época que a su entender son pecaminosas y donde ridiculiza con gracejo la coquetería femenina y diversas costumbres, con motivo de un decreto de excomunión en Valladolid contra las mujeres que se vistiesen con gorguera y caderas anchas y contra los hombres que llevasen camisones con cabezones labrados. El escándalo que provocó el edito ante la supuesta extralimitación de la Iglesia motivó la defensa de fray Hernando de Talavera adoptando el formato de un tratado de moral, ya que la conducta es examinada bajo el prisma de los mandamientos, los pecados capitales, los sacramentos, la vida de los profetas, los padres de la Iglesia, los Apóstoles, algunos santos, etc. Otras obras suyas son:

  • De cómo han de vivir las monjas de San Bernardo en su monasterio de Ávila
  • Muy provechoso tratado contra el murmurar y decir mal de otro en su absencia...
  • Provechoso tratado de cómo debemos haber cuidado de espender muy bien el tiempo, y en qué manera lo habemos de espender para que no se pierda momento

Además, en su calidad de testigo presencial del acontecimiento (el día dos de enero de 1492), y como arzobispo de Granada, compuso el oficio y la misa In festo deditionis nominatissimae urbis Granatae ("En la fiesta de la entrega de la famosísima ciudad de Granada"),[8] que durante siglos se utilizó en las iglesias granadinas para conmemorar la rendición del último rey nazarí.

En la ficción[editar]

El personaje de Fray Hernando de Talavera, interpretado por Lluís Soler, aparece en las temporadas segunda y tercera de la serie televisiva Isabel.


Notas[editar]

  1. Fallecido después de 1429 y familiar de un maestre de la Orden de Santiago y de los bastardos alfonsinos Leonor Téllez Alfonso de Castilla-Guzmán y de Haro (nacida antes de 1370), padres de un Fernando Álvarez de Toledo y Tellez Alfonso de Guzmán, (nacido circa 1390 que también podría haber sido su padre biológico) homónimo más antiguo del Fernando Álvarez de Toledo de otra familia los "Alba", conexos con el arzobispo Gutierre Álvarez de Toledo, pero no con éstos) que fue promovido a conde de Oropesa por Isabel I de Castilla en 1475, con quien se confunde frecuentemente por quienes no se han fijado en las fechas de nacimiento de ambos.
  2. "En esta casa nació D. Fr. Hernando de Talavera Prior del Monasterio de Prado obispo de Ávila, primer arzobispo de Granada y examinador de los proyectos de Cristobal Colón. La patria a su hijo ilustre año 1892 en los días del cuarto centenario del descubrimiento de América".
  3. de la Rosa, Francisco Martínez (1846). «Volumen 3». Doña Isabel de Solis. Jordan. p. 349. ISBN 8430609482. «Llamó pues [ Isabel la Católica ] a su confesor fray Hernando de Talavera, electo ya arzobispo de Granada, varón de tan acendrada virtud que los moros mismos acudían a él como a un padre y le llamaban alfaquí santo 
  4. a b Varios autores. Los Trastámara y la Unidad Española, Volumen 5. Ediciones Rialp, S.A. p. 565. «Talavera trabajó con intensidad: aprendió árabe y dio a los musulmanes tan buen ejemplo que éstos le llamaron el alfaquí santo. Los progresos de la predicación que se atenían a normas más estrictamente espirituales eran, sin embargo, demasiado lentos. El monje jerónimo quería solo conversiones voluntarias y sinceras.» 
  5. Framiñán de Miguel, Maria Jesús. «Manuales para el adoctrinamiento de neoconversos en el siglo XVI». CRITICÓN, Universidad de Salamanca:  pp. 26. http://cvc.cervantes.es/literatura/criticon/PDF/093/093_025.pdf. 
  6. Herrero del Collado, Tarsicio (1969). El proceso inquisitorial por delito de herejía contra Fray Hernando de Talavera. http://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/2050601.pdf. 
  7. de Alcántara Suarez y Muñano, Pedro (1866). Vida del venerable D. Fray Hernando de Talavera: primer Arzobispo de Granada. Barcelona: Aguado. pp. 136,137. 
  8. Pérez, Joseph (2004). Cisneros, el cardenal de España. Taurus. ISBN 8430609482. «Poco después-en 1493 o 1494-Talavera compone para los recién convertidos de Granada un oficio divino: In festo deditionis nominatissimae urbis Granatae que ha sido traducido con el título de Oficio de la Toma de Granada.» 

.


Predecesor:
Diego Meléndez de Valdés
Administrador apostólico de Salamanca
1483 - 1485
Sucesor:
Pedro de Toledo
Predecesor:
Alfonso Ulloa de Fonseca Quijada
Obispo de Ávila
1486 - 1493
Sucesor:
Francisco Sánchez de la Fuente
Predecesor:
Juan de Pastor (obispo)
Primer arzobispo de Granada
1493 - 1507
Sucesor:
Antonio de Rojas Manrique

Enlaces externos[editar]


Referencias[editar]