Guerra negra

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Guerra Negra
Black War
Gov Davey's proclamation-edit2.jpg
Cuadro que describe la «Proclamación del Gobernador por Thomas Davey» pintado en la Tierra de Van Diemen alrededor de 1830 en tiempos del Gobernador George Arthur. Clavada en los árboles la proclamación en cuadros fue diseñada para demostrar que los colonizadores y los aborígenes eran iguales ante la ley y describía una política de amistad y de justicia equitativa que no existían en el momento álgido de la Guerra Negra.[1]
Fecha 1828–1832
Lugar Tierra de Van Diemen
Causas Rápida expansión pastoril por los colonos en terrenos de caza tradicionales. Conflicto de alimentos y el secuestro de mujeres indígenas.
Resultado En 1876 los auténticos descendientes de los aborígenes de Tasmania se consideron extintos y la mayor parte de su cultura y su idioma perdidos para el mundo.
Cambios territoriales Los colonos controla totalmente la Tierra de Van Diemen
Comandantes
Vicegobernador George Arthur
Fuerzas en combate
Colonos británicos:
Por encima de 1,000 soldados y civiles armados[2]
Aborígenes de Tasmania: aproximadamente 1,000–2,000 en 1828[1] (incluidos no comabatientes)

(Había unos 4.000 aborígenes en Tierra de Van Diemen en 1803)
Bajas
187[3] De los 1.000 a 2.000 aborígenes auténticos que existían en 1828 menos de 250 sobrevivían en 1833.
(Ver "Rendición y reubicación" en este artículo.)
[editar datos en Wikidata ]

La Guerra negra -Guerra Negra o Genocidio de Tasmania- se refiere al período de conflictos entre colonos británicos y aborígenes de Tasmania a comienzos del siglo XIX.[4] [5] Aunque los historiadores varían en cuanto a la definición de cuando empezó y terminó el conflicto, se entiende como la mejor fecha en el tiempo cuando es sancionada, y oficialmente declarada, la ley marcial por el gobierno colonial entre los años 1828 y 1832.

El término Guerra Negra se usa también a veces para referirse a otros conflictos posteriores entre los colonos europeos y aborígenes australianos en otros puntos de Australia continental.[6]

Se informó de que las matanzas en masa de los aborígenes de Tasmania se habían producido como parte de la Guerra Negra en Tierra de Van Diemen.[7] La precisión de algunos de estos informes fue cuestionada en la década de 1830 por la Comisión del Gobierno Británico de Investigación, encabezado por el archidiácono (más tarde obispo) William Broughton y en el siglo XX por historiadores como N. J. B. Plomley en la década de 1960.[8] La controversia en el nuevo milenio llegó después de manos del historiador Keith Windschuttle en el año 2002, quien puso en duda la exactitud de las cuentas de las masacres y las excesivas muertes,[9] despertando una inmensa controversia en Australia.

En combinación con los efectos epidémicos por la introducción en Eurasia de enfermedades infecciosas, ante las cuales los aborígenes de Tasmania no tenían inmunidad, el conflicto tuvo tal impacto en la población aborigen de Tasmania que se informó de que habían sido exterminados.[4] [5] [10]

Pequeños grupos remanentes de los sobrevivientes de la Guerra Negra fueron trasladados a las islas del Estrecho de Bass. Sus descendientes continúan allí hoy en día.[11] Gran parte de sus lenguas, conocimientos ecológicos locales y culturas originales se han perdido en Tasmania, quizás con la excepción de los registros arqueológicos más los registros históricos realizados en su momento.[12]

Definición[editar]

Las descripciones de la Guerra Negra son diferentes, que van desde una serie de pequeños conflictos y masacres a las afirmaciones de que los métodos utilizados durante los conflictos constituyen genocidio. La Guerra Negra fue uno de los muchos conflictos que se utilizan como ejemplo para definir el término genocidio, que comenzó a ser utilizado en la década de 1940.

El uso del término "guerra" a veces también se discute ya ninguna declaración oficial de guerra se realizó, y sólo el lado de los colonos estaba totalmente equipado para la guerra. Por otra parte algunos historiadores sugieren que términos tales como guerra civil, ocupación, asesinato o genocidio sería más apropiado para describir lo que pasó. Sin embargo, el nombre de Guerra Negra se ha pegado, con la inclusión del término "guerra" utilizado libremente.

Detalles[editar]

En la medida de que la Guerra Negra nunca fue declarada oficialmente, los historiadores difieren en su datación del prolongado conflicto.

De acuerdo con James Bonwick el inicio de la Guerra Negra se inicia en el año 1804.[13] El primer conflicto entre los colonos y los aborígenes se produjo el 3 de mayo del año 1804. Hubo testimonios de tres sobrevivientes de lo que sucedió ese día. Se sabe que un gran grupo de aborígenes, posiblemente en un número de 300 o más, entró en la vecindad de la colonia británica. El informe oficial elaborado por el teniente Moore, el oficial al mando en ese momento, se refirió a un "ataque" de los aborígenes armados con lanzas, e indicó que dos aborígenes murieron y resultaron heridos un número indeterminado.Moore informó haber disparado una bala desde una carronada (un pequeño cañón) para 'intimidar' y dispersar a los aborígenes, pero el informe no dice si el proyectil era sólido o un bote de metralla (recipiente de metal o tela lleno de bolas de plomo o, cuando estas escaseaban, de clavos, chatarra de hierro o de plomo, alambre y otros objetos de metal similares, algo parecido a lo que hoy se llama metralla), o simplemente una carga de pólvora destinada a asustar. Por otra parte se informó que no hubo muertes por el disparo del cañón. La segunda cuenta, también registrada poco después de los acontecimientos, estaba contenida en una carta escrita por el cirujano Jacob Mountgarrett al reverendo Robert Knopwood.

Carronada instalada en una plaza usada en la defensa de fortificaciones

La carta se refería a un ataque "premeditado" a los colonos en el que tres aborígenes fueron asesinados. Además del tiro de cañón, dos soldados dispararon los fusiles en protección de los colonos de Risdon Cove tras ser golpeados en sus fincas por aborígenes que portaban waddies (mazas de madera). Estos soldados mataron a un aborigen abiertamente, hiriendo mortalmente a otro que más tarde fue encontrado muerto en un valle. Por tanto se sabe que en el conflicto algunos aborígenes fueron asesinados y que los colonos "tenían razones para suponer que algunos más resultaron heridos, mientras que a uno le vieron alejándose sangrando". El conflicto surgió cuando, al parecer, los aborígenes descubrieron que algunos de los colonos habían estado cazando canguros. Se sabe también que un niño de 2-3 años de edad se quedó atrás en lo que fue considerado como una "retirada frente a un intento hostil a las fronteras del asentamiento". La última de las tres cuentas afirmó que "Hubo una gran parte de indígenas masacrados y heridos". Esto estaba de acuerdo con Edward White, un convicto irlandés presente en el lugar de los hechos, al hablar ante una comisión de investigación en el año 1830, después de casi 30 años, pero no sabía cuántas fueron las víctimas. Edward White, al parecer el primero en ver a los aborígenes que se acercaban, también dijo que "los nativos no me amenazaron; yo no tenía miedo de ellos; (ellos) no atacaron a los soldados; no tenían porque molestarse con ello; ellos no tenían lanzas, sólo waddies", sin embargo la declaración de que no portaban lanzas es cuestionable y su afirmación necesita alguna reserva. Sus contemporáneos habían creído que el enfoque sería sobre un posible ataque por un grupo de aborígenes mucho más numerosos que los colonos de la zona y hablaron de "un ataque realizado por los indígenas", su "apariencia hostil", y "que su intención era para atacarnos a nosotros". Edward White también afirmó que los huesos de algunos de los aborígenes fueron enviados a Sídney en dos barriles, pero esta afirmación, al igual que las demás que hizo, no está corroborada por ningún otro testigo ocular. La historia temprana de Tasmania pasó después a relatar una historia sobre las hostilidades entre los colonos y los aborígenes y el conflictos esporádicos de vengativas tácticas de guerrilla por los aborígenes en los primeros años de asentamiento colonial, por lo general sobre los recursos alimenticios, los tratos crueles y la matanza de nativos, el secuestro de mujeres y niños aborígenes como parejas sexuales y sirvientes y la escalada en la década de 1820 con la expansión de la ganadería.[3] [14] [15] [16] [17]

Otras citaban el conflicto del año 1826, cuando el periódico Colonial Times publicó un anuncio sobre la legítima defensa que reflejaba el ánimo del público de los colonos en ese momento. Esto fue publicado en unos momentos en que las relaciones entre los aborígenes y los colonos casi habían llegado a un escenario de abierta hostilidad, en parte como resultado de la usurpación de terrenos de caza de los indígenas, en parte por los tratos crueles y la matanza de los nativos por los pastores, ganaderos, salteadores y cazadores de focas y en parte por los secuestros de niños nativos. El punto de vista de los colonos parecía requerir ya el exterminio de los aborígenes o bien la retirada de sus tierras que los colonos querían poseer.[18]

Controversia del término[editar]

La "guerra" nunca fue declarada oficialmente, lo que ha llevado a diversas interpretaciones sobre su datación. Algunos sitúan el conflicto con el inicio de la colonización europea de la isla en 1803, alcanzando su mayor intensidad durante la década de 1820, que es el período más comúnmente referido como la guerra en sí. El final del conflicto llegó en la década de 1830, tras el fracaso de la Black line (línea negra), un sistema para mantener a los aborígenes apartados de los territorios colonizados. Los últimos aborígenes tasmanos fueron trasladados a un campamento de la isla Flinders, y los pocos supervivientes fueron posteriormente trasladados de nuevo a Oyster Cove, al sur de Hobart, en el sureste de Tasmania.

Este conflicto forma parte de las guerras históricas que llevaron a la colonización de Australia. Fue discutida con detalle por primera vez en el año 2002 en el libro The Fabrication of Aboriginal History, Volume One: Van Diemen's Land 1803-1847 de Keith Windschuttle,[19] que cuestionaba las versiones historiográficas tradicionales y los métodos utilizados para cuantificar el número de víctimas aborígenes, afirmando que fue exagerado. El libro causó gran revuelo, pero tanto sus teorías como el método que lo apoya han sido reprobados por varios autores en publicaciones como Contra Windschuttle por S.G. Foster,[20] Whitewash: on Keith Windschuttle's fabrication of Aboriginal history por Robert Manne,[21] y Massacre in Tasmania? How can we know? por Lyndall Ryan,[22] entre otros.

Aunque se reportaron muertes masivas en la entonces Tierra de Van Diemen[23] su precisión fue cuestionada por la Comisión de Investigación del Gobierno Británico (British Government's Commission of Inquiry) dirigida por el archidiácono (más tarde obispo) William Broughton y en los años 1960 por historiadores como Brian Plomley.[24] Las críticas continuaron posteriormente en la ya mencionada obra de Windschuttle.[25]

Precisiones sobre la fecha de inicio[editar]

Algunos historiadores hacen coincidir el inicio de esta serie de conflictos con el inicio de la colonización británica de Tasmania en 1803. En aquella fecha se creó el primer asentamiento europeo en la isla, que era una colonia penal.

La segunda fecha propuesta, 1826, se refiere a la publicación en el Colonial Times de un artículo llamando a los colonos a perseguir a los nativos en defensa propia.[26] (Se han respetado las mayúsculas presentes en el artículo original.) El 1 de diciembre del año 1826 el Colonial Times de Tasmania publicaba esto:

Lo decimos inequívocamente LA DEFENSA PROPIA ES LA PRIMERA LEY DE LA NATURALEZA. EL GOBIERNO TIENE QUE RETIRAR A LOS NATIVOS -- SI NO, ¡SERÁN CAZADOS COMO ANIMALES SALVAJES Y DESTRUIDOS!

Colonial Times and Tasmanian Advertiser, 1 de diciembre de 1826, nº 552, pág. 2.

El periódico continúa argumentando que la única solución real consistiría en desalojar a los aborígenes de Tasmania y llevarlos a la "Isla King":

... No dejarán de ser obligados a cultivar patatas, trigo, capturar focas y peces y, por grados, perderán su disposición itinerante y adquirir algunos hábitos de la industria ligera, que es el primer paso de la civilización.

Sin embargo, el artículo señala también que:

"Si se envían en las costas de Nueva Holanda podrán ser destruidos. Si permanecen aquí tienen la certeza de ser destruidos. Si son enviados a la Isla King que serán sometidos a restricción, pero estarán librse de cometer o de recibir violencia y, desde luego, estamos obligados por cada uno de los principios de la humanidad a protegerlos en la medida que podamos.

Este editorial confirma el hecho de que la relación entre los colonos y los aborígenes de Tasmania se tornaron violentas y que la única solución sería colocar el tema de los aborígenes sobre una de las islas del estrecho de Bass. La editorial también advierte de que hasta que esto ocurra la violencia continuará, con los colonos procurando defenderse, lo que causaría más muertes.

La tercera fecha propuesta, 1828, coincide con la proclamación del gobernador de Tasmania, George Arthur, que expulsa a los aborígenes de todos los territorios ocupados por los colonos, autorizándoles sólo a atravesarlos una vez al año para ir a pescar en las costas, provistos de un pasaporte expedido ex profeso.[27]

Ambas declaraciones constatan una situación continúa de violencia y enfrentamientos con los nativos desde los tiempos de los primeros asentamientos coloniales.

Declaración de la ley marcial[editar]

El Gobernador George Arthur declaró la ley marcial en algunas partes de Tasmania en noviembre del año 1828 comenzó con una declaración:

"Mientras que los negros o los aborígenes nativos de la Isla vienen realizando desde hace mucho tiempo una serie de ataques indiscriminados contra diversa personas los bienes de súbditos de Su Majestad, especialmente en el último período que han perpetrado los más crueles y sangrientos actos de violencia atropellos; evidenciando una clara disposición sistemática para matar y destruir indiscriminadamente a los habitantes blancos cada vez que tienen la oportunidad de hacerlo así es presentada."[28]

Él ordenó lo que se llamó "grupos itinerantes" para patrullar los los distritos asentados y capturar los aborígenes que encontrasen, los autorizando a las patrullas disparar contra cualquier aborigen que se resistiese. Al mismo tiempo George Arthur dio instrucciones a los oficiales militares y los magistrados en la zona de que el uso de las armas debería realizarse como último recurso.[29]

Escalada del conflicto[editar]

Mayor General Sir George Arthur

En febrero del año 183, el gobierno ofreció una recompensa de 5 libras esterlinas por adulto y 2 libras por niño, por los aborígenes que habían sido capturados con vida.[30] El 20 de agosto del año 1830 la oficina del Gobernador George Arthur emitió una aclaración de que las recompensas eran sólo por los aborígenes capturados mientras que participaran en la agresión de los barrios asentados y que los colonos o convictos que salieran en su búsqueda y capturasen a "nativos inofensivos en distancias remotas y sin colonizar del territorio" no recibiría recompensa alguna. En cambio, "Si, después de la promulgación de este aviso, cualquier ataque injustificado o agresión contra los indígenas fuese conocida por el Gobierno, los infractores serían inmediatamente llevados ante la justicia y castigados.”[31]

Línea Negra[editar]

Durante el mismo año el Gobernador George Arthur pidió a cada colono varón sano, preso o libre, para formar una cadena humana, más tarde conocida como la Línea Negra, para realizar un barrido de la zona. Al igual que en la caza, más de 1.000 soldados y civiles armados[2] recorrieron los barrios asentados, desplazándose al sur y al este durante varias semanas, en un intento de acorralar a los aborígenes en la Península de Tasman cerrándolos en el istmo de Eaglehawk Neck, que conecta la península de Tasmania a la del resto de la isla. George Arthur tenía la intención de que los aborígenes vivierann juntos en la península donde podían mantener su cultura e idioma. El gobierno y los historiadores consideran que la Línea Negra fue una actuación excesivamente costosa. Se tuvo éxito en la captura de nada más que un pocos aborígenes. A pesar de que las tribus lograron evitar ser capturadas durante estos eventos, fueron sacudidos por el tamaño de las campañas en su contra y esto les llevó a una situación en la que estaban dispuestos a rendirse a George Augustus Robinson y trasladarse a la Isla Flinders.

Rendición y reubicación[editar]

Truganini, considerada la última aborigen pura de Tasmania, de la comunidad Oyster Cove
Fanny Cochrane Smith.

En gran parte gracias a los esfuerzos de George Augustus Robinson, conocido como "el conciliador", en el año 1833 unos 220 aborígenes de Tasmania fueron persuadidos de rendirse con garantías de que serían protegidos y provistos por el gobierno. En agosto del año 1834, los colonos vieron como el problema de los aborígenes se había resuelto, ya que todos menos una docena de nativos habían sido retirados de la parte continental al Establecimiento Aborigen de Wybalenna Aboriginal en la Isla Flinders. Sin embargo, el contacto con enfermedades introducidas a través de Eurasia siguieron reduciendo su número. En el año 1835 la población aborigen se había reducido a menos de 150 indígenas, de los cuales aproximadamente la mitad eran los sobrevivientes de los enviados por George Augustus Robinson a la Isla Flinders. En el año 1847 los últimos 47 habitantes que quedaban con vida en Wybalenna fueron trasladados a Oyster Cove, al sur de Hobart, en la principal isla de Tasmania.

La última mujer de pura sangre tribal de origen Palawa de la comunidad de Oyster Cove, llamada Trugernanner (a menudo traducido como Truganini), murió en el año 1876 en Hobart. En un acto que ignoraba su condición de persona y dignidad, se la miró sólo como una curiosidad científica, su cuerpo fue exhumado y su esqueleto dado al Royal Society Museum en Hobart que lo tendría en propiedad durante los próximos 98 años, incluso fue expuesta al público en una vitrina hasta que en el año 1947 el sentimiento público obligó al Museo a retirar su esqueleto para guardarlo en el sótano. En el año 1976, un siglo después de su muerte, su esqueleto fue por último incinerado y sus cenizas esparcidas por los descendientes de su pueblo. En el año 1997, la Royal Albert Memorial Museum, en Exeter, regresó el collar y la pulsera de Trugernanner a Tasmania. En el año 2002 un poco de su cabello y piel fueron encontrados en la colección del Real Colegio de Cirujanos de Inglaterra y devueltos a Tasmania para su entierro.[32]

Cuando Trugernanner murió el Gobierno de Tasmania declaró que los aborígenes de la isla estaban a punto de extinguirse. Su intención era hacer comprender a todos que el problema indígena había terminado, pero el gobierno se equivocó en ambos casos. Otras mujeres aborígenes nacidos de padres de pura sangre de su tribu sobrevivieron. Por ejemplo, dos mujeres indígenas llamados Betty y Suke murieron a finales del siglo XIX en la Isla Canguro, frente a las costas de Australia del Sur, donde habían vivido la mayor parte de su vida en compañía forzada de cazadores de focas (sin embargo, la vida en Isla Canguro, no era "problema" de las autoridades de Tasmania). Fanny Cochrane Smith, nacida en el asentamiento aborigen de la Isla de Flinders, murió en el año 1905 en el Port Cygnet, Tasmania. También la comunidad aborigen de sangre mixta del grupo de las Islas Furneaux sigue constituyendo una comunidad nativa hasta la actualidad. Sin embargo, el caso de Trugernanner se utiliza para sugerir la extinción de los aborígenes de Tasmania y se enseña como un hecho en las escuelas de todo el mundo y durante mucho tiempo, incluso en Tasmania, se aceptó como tal.[33] [34]

Notas de Charles Darwin[editar]

Durante la Expedición de investigación del Beagle, Charles Darwin visitó Tasmania en febrero del año 1836 y anotó en su diario que "Todos los negros aborígenes fueron confinados (en realidad como prisioneros) en un promontorio, cuyo istmo es su guardián. Creo que no fue posible evitar este cruel paso; aunque, sin duda, la mala conducta de los primeros blancos condujo a esta necesidad."[35] En su Diario y Observaciones, publicado en el año 1839 (ahora conocido como El viaje del Beagle ), tomó nota de que la ciudad de Hobart, partiendo del censo del año 1835, contenía 13.826 habitantes y en toda Tasmania 36.505. Él hizo el siguiente relato de la Guerra Negra de Tasmania:[36]

Todos los aborígenes han sido trasladados a una isla en el Estrecho de Bass, de modo que Tierra de Van Diemen disfruta de la gran ventaja de estar libre de una población nativa. Más este cruel paso parece haber sido bastante inevitable, como el único medio de detener una terrible sucesión de robos, incendios y asesinatos cometidos por los negros que, tarde o temprano, terminaría en su completa destrucción. Me temo que no hay duda de que este tren del mal y sus consecuencias, se originó en la infame conducta de algunos de nuestros compatriotas. Treinta años es un período corto, en el que han desterrado hasta el último aborigen de su isla natal, y esa isla es casi tan grande como Irlanda. Yo no sé un ejemplo más notable de la tasa comparativa de crecimiento de una civilización de un pueblo salvaje. La correspondencia para mostrar la necesidad de este paso, que se llevó a cabo entre el gobierno en el país y el de Tierra de Van Diemen, es muy interesante: se publica en un apéndice de la History of Van Diemen's Land de (Historia de Tierra de Van Diemen) de Bischoff's. Aunque el número de indígenas fueron asesinados y hechos prisioneros en las escaramuzas que se produjeron a intervalos durante varios años, y nada parece haberles impresionado totalmente con la idea de nuestro poder abrumador, hasta que toda la isla, en el año 1830, fue puesta bajo la ley marcial y por la proclamación de la población que deseaba ayudar en un gran intento para asegurar a toda la raza. El plan adoptado era casi similar a la de las grandes partidas de caza en la India: Se formó una línea para cubrir toda la isla con la intención de conducir a los nativos a un callejón sin salida en la Península Tasman . El intento fracasó; los indígenas, después de haber atado a sus perros, se pasaron durante la noche a través de las líneas. Esto está lejos de ser sorprendente, cuando se consideran sus ejercitados sentidos y la forma habitual de rastreo en pos de los animales salvajes. Me han asegurado que pueden ocultarse en el suelo, casi desnudos, de una manera que hasta que fui testigo era poco creíble. El país esta por todas partes con tocones dispersos quemados de troncos de árbol y los nativos oscuros se confunden fácilmente con estos objetos. He oído hablar de un experimento entre un grupo de ingleses y un nativo que estaba a la vista en la ladera de una colina desnuda. Si los ingleses cerraban los ojos poco más de un segundo, él se podría de cuclillas y, a continuación, ellos nunca fueron capaces de distinguir al hombre de los tocones de los alrededores. Pero volviendo a la partida de caza; los nativos, al comprender este tipo de guerra, se alarmaron terriblemente, una vez percibida la potencia y el número de los blancos. Poco después llegó un grupo de trece aborígenes que pertenecían a dos tribus diferentes y, conscientes de su estado de indefensión, se entregaron a la desesperación. Posteriormente, gracias a los intrépidos esfuerzos de George Augustus Robinson, un hombre activo y benévolo, que sin temor visitaba por sí mismo hasta al más hostil de los indígenas, la totalidad fueron inducidos a actuar de una manera similar. Se reubicaron entonces en la Gun Carriage, donde se les proporcionó comida y ropa. Me temo que por lo que escuché en la población de Hobart, estaban muy lejos de estar contentos: algunos incluso pensaban que pronto su pueblo se extinguiriá.

En una edición posterior, agregó que "El Conde Stzelecki afirma que, en la época de su expulsión en el año 1835, el número de indígenas ascendía a 210 en en el año 1842, es decir, después de un intervalo de siete años, ellos reunían sólo 54 individuos; y, si bien en cada familia del interior de Nueva Gales del Sur, no contaminada por el contacto con los blancos, abundaban los niños, las de la Isla Flinders durante ocho años y asentamiento sólo un núnero de 14."

Una acuarela del dibujante de a bordo, Conrad Martens. Pintada durante la estancia en Tierra del Fuego, representa al HMS Beagle recibido por los nativos fueguinos.

Curso histórico de disputas[editar]

El conflicto ha sido un tema de controvertido estudio por los historiadores, incluso caracterizado como uno de Australia Guerras de historia australianas. Keith Windschuttle en su obra del año 2002, The Fabrication of Aboriginal History, Volume One: Van Diemen's Land 1803–1847 (La fabricación de la historia aborigen, Volumen Uno: Tierra de Van Diemen 1803-1847) ,[37] cuestiona la evidencia histórica utilizado para identificar el número de aborígenes muertos y el grado del conflicto. Afirmó su creencia de que había sido exagerado y retó a lo que se denomina el "Visión negra del brazalete de la historia" de la colonización de Tasmania. Su argumento, a la vez, ha sido cuestionado por una serie de autores, por ejemplo ver "Contra Windschuttle" by S.G. Foster in Quadrant, marzo de 2003, 47:3.[38]

Población aborigen de Tasmania[editar]

Tabla con diversas estimaciones de la población aborigen de Tasmania:

Población Fecha Ubicación Fuente
3.000-5.000 Antes de 1800 Tasmania Rhys M. Jones (1974)[39]
4.000-9.000
200
1803
1835
Tasmania Noel George Butlin (1993)
[40]
7.000 1803 Tasmania Harry Lourandos (1997)[40]
4.000-5.000
1.000
300
1803
1824
1830
Tasmania Lyndall Ryan (2003)[41]
230 1830 Islas del estrecho de Bass Lyndall Ryan (2003)[41]
2.500 Antes del 1800 Tasmania N. J. B. Plomley (1966)[42]
20.000
7.500
Antes del 1800
1816
Tasmania Henry Melville (1850)[40]
Cap. James Kelly (1816)[40]
Menos de 2.000 Antes de 1800 Tasmania K. Windschuttle (2002)[43]
70
14 familias
300
60
200
1830
1847
1920
1962
2009
Islas del estrecho de Bass Ricky Maynard (2009)[44]
671 1971 Todo el territorio de Australia Censo oficial de 1971[45]

Referencias literarias[editar]

H. G. Wells, en el Capítulo uno de su novela The War of the Worlds (La Guerra de los Mundos), publicada en el año 1898, escribe:

"Debemos recordar lo que la destrucción implacable y completa de nuestra propia especie ha causado, no sólo de animales, como los desaparecidos bisontes y dodos, sino también de sus propias razas inferiores. Los tasmanos, a pesar de su apariencia humana, fueron barridos por completo de la existencia en una guerra de exterminio librada por inmigrantes europeos en el espacio de cincuenta años."[46]

Este texto de HG Wells fue incluido originalmente como uno de los ejercicios de reconocimiento de voz de Microsoft para la capacitación del motor para ser leído en voz alta en por los usuarios ante el micrófono,[47] pero el controvertido párrafo al final se eliminó en una versión posterior.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b «Governor Arthur's Proclamation». National Treasures. National Library of Australia.
  2. a b «Douglas, Sholto». Australian Dictionary of Biography.
  3. a b «Reviewing the History Wars». Stuart Macintyre. Archivado desde el original el 2004-09-21.
  4. a b Bonwick, James (1870) The black war of Van Diemen's Land London : S. Low, Son & Marston.
  5. a b Turnbull, Clive (1948) Black war : the extermination of the Tasmanian Aborigines. Melbourne : Cheshire
  6. Dewar, Michelle (1992) The 'Black War' in Arnhem Land : missionaries and the Yolngu 1908–1940, Darwin : Australian National University, North Australia Research Unit
  7. Ryan, L (2007) "Massacre in Tasmania? How Can We Know?" Accessed 15 August 2009
  8. Plomley, N.J.B., Friendly Mission
  9. Windschuttle, Keith (2002). The Fabrication of Aboriginal History, Volume One: Van Diemen's Land 1803–1847, pp. 146–149
  10. Flood, Dr Josephine, The Original Australians, pp. 128–132
  11. «Key Moments In Time». Ricky Maynard.
  12. «Tasmanian Aboriginal Historical Services». Lia Pootah Community.
  13. «THE LAST TASMANIAN.». The Mercury (Hobart, Tas. : 1860 - 1954) (Hobart, Tas.: National Library of Australia). 17 de febrero de 1870. p. 2. Consultado el 26 de enero de 2012. 
  14. The Fabrication of Aboriginal History, Volume One: Van Diemen's Land 1803–1847, Keith Windschuttle, 2002, ISBN 1-876492-05-8, pp16-26
  15. W.F.Refshauge (2007). «An analytical approach to the events at Risdon Cove on 3 May 1804». Journal of the Royal Australian Historical Society, June 2007. 
  16. http://trove.nla.gov.au/ndp/del/article/626394
  17. Phillip Tardif (6 de abril de 2003). «So who's fabricating the history of Aborigines?». Melbourne: The Age, April 6, 2003. 
  18. «Robinson, George Augustus». Australian Dictionary of Biography.
  19. The Fabrication of Aboriginal History, Volume One: Van Diemen's Land 1803-1847, Keith Windschuttle, 2002, ISBN 1-876492-05-8
  20. "Contra Windschuttle", S.G. Foster Quadrant, March 2003, 47:3 [1]
  21. Robert Manne, Whitewash: on Keith Windschuttle's fabrication of Aboriginal history, Quadrant 47/10, agosto 2003; R Manne (ed), Whitewash, Melbourne, 2003.
  22. Lyndall Ryan, Massacre in Tasmania? How can we know?[2]
  23. Lyndall Ryan (2007)."Massacre in Tasmania? How Can We Know?". Australian and New Zealand Law History Association. (Vista rápida en Google).
  24. Plomley, N.J.B., Friendly Mission: the Tasmanian journals and papers of George Augustus Robinson, 1829-1934. Suplemento de la Tasmanian Historical Research Association, 1971.
  25. Windschuttle, 2002: 146-149
  26. Leer el periódico escaneado Colonial Times and Tasmanian Advertiser. pp. 1, periódico del 1 de diciembre de 1826.
  27. Leer proclamación del gobernador publicada en Hobart Town Courier, 19 de abril de 1828, pp. 1.
  28. http://trove.nla.gov.au/ndp/del/article/4219798
  29. The Fabrication of Aboriginal History, Volume One: Van Diemen's Land 1803–1847, Keith Windschuttle, 2002, ISBN 1-876492-05-8, pp170–171
  30. The Fabrication of Aboriginal History, Windschuttle, p209
  31. The Fabrication of Aboriginal History, Windschuttle, pp170–171
  32. Barkham, P. and Finlayson, A. (31-05-2002). «Museum returns sacred samples». London: The Guardian. Consultado el 11-07-2006. 
  33. "Truganini's Funeral", Onsman, Andrys
  34. "Telling the story of the Aboriginal Tasmanians of Kangaroo Island", Taylor, Rebe
  35. Keynes, R. D. ed. 2001. Charles Darwin's Beagle diary. Cambridge: Cambridge University Press p. 408
  36. Darwin, C. R. 1839. Narrative of the surveying voyages of His Majesty's Ships Adventure and Beagle between the years 1826 and 1836, describing their examination of the southern shores of South America, and the Beagle's circumnavigation of the globe. Journal and remarks. 1832–1836. London: Henry Colburn pp. 533–534
  37. The Fabrication of Aboriginal History, Volume One: Van Diemen's Land 1803–1847, Keith Windschuttle, 2002, ISBN 1-876492-05-8
  38. "Contra Windschuttle", S.G. Foster Quadrant, March 2003, 47:3 [3]
  39. Harry Lourandos (1997). Continent of hunter-gatherers: new perspectives in Australian prehistory. Melbourne: Cambridge University Press, pp. 36, ISBN 0-521-35946-5.
  40. a b c d Saladin F. (2011). The Babylonian Code. Vol. One: The Unholy Scriptures. Grin Verlag, Munich, pp. 308, ISBN 978-3-640-94544-3.
  41. a b Lyndall Ryan. "The Right Book for the Right Time?". Labour History. N°85. Noviembre de 2003.
  42. Norman James Brian Plomley (1966). French manuscripts referring to the Tasmanian aborigines: a preliminary report. Museum Committee, Launceston City Council.
  43. Peter Hulme & Russell McDougall (2007). Writing, travel, and empire: in the margins of anthropology. I.B.Tauris, Nuevo York, pp. 60, ISBN 978-1-84511-304-9.
  44. "Key Moments In Time". Ricky Maynard (2009).
  45. Coral Everitt & Bill C. Mollison (1978). The Tasmanian Aborigines and their descendants: chronology, genealogies and social data. Parte II. University of Tasmania, editado por Phil Hackett.
  46. http://usefulsounds.com/Useful_Sounds_No_048_Web_site_change_and_my_experience_with_MS_Speech_API_for_dictation-350

Enlaces externos[editar]