Ocupación militar

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La ocupación militar es el estacionamiento de fuerzas regulares de un ejército o ejércitos extranjeros en territorio nacional o colonial.

El estacionamiento de fuerzas militares se produce ya sea en garantía o apoyo:

  1. de un régimen político determinado, o del mantenimiento de una situación de armisticio;
  2. de una reivindicación económica o política, ó
  3. como fruto de la invasión o conquista en tiempo de guerra. La forma más antigua es la ocupación militar en tiempo de guerra.

La doctrina considera las distintas formas de ocupación como situaciones de hecho, más que como un estado legal o de derecho. Consecuencias jurídicas fundamentales de esta situación de hecho son:

  1. la ocupación militar no supone que el ocupante adquiera la soberanía del territorio ocupado; pero
  2. se produce una sustitución provisional y limitada en el ejercicio de las competencias para la prestación de los servicios públicos. Aquí, sustancialmente, al Estado ocupante obligan las siguientes reglas generales;
  • mantener el orden público y la seguridad (Reglamento de La Haya de 1907);
  • respetar los bienes públicos del Estado ocupado, usufructuándolos como máximo;
  • respetar la propiedad de los particulares.

Aunque existen varios ejemplos existente aún a día de hoy, el más conocido es la ocupación militar israelí del Estado de Palestina, iniciada en 1967 y que continúa en la actualidad. No obstante, desde 1994 se ha ido produciendo una lenta transferencia de poderes a las autoridades palestinas por parte del gobierno colonial.