Guerra camboyano-vietnamita

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Guerra entre Camboya y Vietnam
Tercera Guerra de Indochina / Guerra Fría
Fecha Mayo de 1975 - Septiembre de 1989
(Invasión vietnamita: 25 de diciembre de 1978 - 7 de enero de 1979)
Lugar Camboya, sur de Vietnam y oriente de Tailandia
Resultado

Victoria militar vietnamita

Beligerantes
Bandera de Vietnam Vietnam
1979 República Popular de Kampuchea Apoyados por:
Bandera de la Unión Soviética URSS
Flag of Laos.svg Laos
1975 Kampuchea Democrática (NADK)[n. 2] Apoyados por:
Bandera de los Estados Unidos Estados Unidos
Bandera de la República Popular China China
Bandera de Tailandia Tailandia
Comandantes
Bandera de Vietnam Văn Tiến Dũng
Bandera de Vietnam Lê Đức Anh
Bandera de Camboya Heng Samrin
Bandera de Camboya Hun San
1975 Pol Pot (NADK)
1975 Teap Ben (ANS)[1]
Bandera de Camboya Sak Sutsakhan (KPNLF)[1]
Bandera de Camboya Son Sann (KPNLF)
Bandera de Camboya Dien Del (KPNLF)
Flag of Cambodia.svg Norodom Sihanouk
Fuerzas en combate
Bandera de Vietnam Vietnam:
100.000[2] -200.000 (1978)[3]
150.000 (1989)[4]
Bandera de Camboya KPRAF:
20.000 (1978)[2]
30.000 (1979)[3]
81.000-125.000 (1991)[5] [n. 5]
Bandera de Camboya KPNLAF:
6.000 (1979)[1]
14.000 (1986)[2]
10.000[6] -15.000 (1989)[7]
8.000-14.000 (1991)[5]
Bandera de Camboya ANKI:
10.000 (1986)[2]
7.000-11.000 (1991)[5]
Bandera de Camboya NADK:
73.000 (1979)[8]
35.000 (1986)[2]
40.000-50.000 (1991)[5]
5.000 (1997)[9]
1.000-3.000 (1998)[7]
Flag of Cambodia.svg Funcinpec:
2.000 (1989)[6]
Bajas
1979–1989:[10] [n. 6]
15.000 muertos
30.000 heridos
Otras fuentes:
25.300 muertos[11]
1979: 15.000 muertos[12]
Total: 50.000+ muertos[11] [13]
100.000+ civiles muertos[14]

La guerra entre Camboya y Vietnam (en vietnamita: Chiến tranh biên giới Việt Nam–Campuchia) hace referencia a una serie de conflictos entre los dos países, que culminó en la invasión vietnamita de la Kampuchea Democrática al mando del general Văn Tiến Dũng (que en la Guerra de Vietnam había vencido a las tropas de Estados Unidos y Vietnam del Sur), resultando en el derrocamiento del régimen de los Jemeres Rojos y el establecimiento de la República Popular de Kampuchea.

La ocupación de Camboya terminó con el genocidio camboyano (1975-1979) liderado por Pol Pot, el cual había llegado al poder durante la Guerra Civil Camboyana (1967-1975) y tras derrocar al mariscal Lon Nol, Presidente de la República Khmer. El conflicto, además de mostrar las tradiciones amistosas de Camboya y Vietnam, también reveló el conflicto sino-soviético que dividió profundamente y quebró al movimiento comunista de esa época. El Partido Comunista de Vietnam (PCV) tenía apoyo unilateral de la Unión Soviética, en cuanto al Partido Popular de Kampuchea tenía como aliado a la República Popular China. Tras la toma del poder por los Jemeres rojos, la escalada de conflictos e incidentes fronterizos con Vietnam fue en aumento; Como consecuencia de ello, el 25 de diciembre de 1978 unos 150.000 soldados vietnamitas invadieron Kampuchea y en una ofensiva relámpago se hicieron con el control de todo el país, incluida su capital Phnom Penh. En respuesta del ataque a su aliado, China invadió a Vietnam en el denominado Conflicto Sino-Vietnamita (Enero a marzo de 1979) y que terminaría en empate tras la retirada china. El 8 de enero de 1979 los vietnamitas crearon la República Popular de Kampuchea, a pesar de que durante los siguientes años la ONU siguió reconociendo a los Jemeres rojos como el gobierno legítimo de Camboya. Por otro lado, tanto el nuevo gobierno como las tropas vietnamitas estacionadas en el país tuvieron que hacer frente a la guerra de guerrillas emprendida por un batiburrillo de grupos armados que seguían activos en la región.

Bajo una gran presión internacional, el nuevo gobierno camboyano (considerado por algunos países como un estado títere de Vietnam) llevó a cabo una serie de reformas económicas y políticas que acabarían llevando a la retirada de las tropas vietnamitas en 1989 y un mayor control del país. Junto con la restauración de la monarquía en 1993, los Jemeres rojos anunciaron su desmovilización en 1999.[15]

Antecedentes[editar]

El movimiento comunista en Camboya y Vietnam había comenzado antes de la Segunda Guerra Mundial con la fundación del Partido Comunista Indochino, aunque este estuviera dominado por los vietnamitas (los primeros en responder al dominio colonial francés en Indochina).[16] En 1951 el Vietmih lideró el establecimiento de un Partido Comunista Camboyano separado, el Partido Revolucionario Popular de Kampuchea (PRPK), los cuales aliaron con un movimiento nacionalista camboyano, el Khmer Serei (Jemeres libres). De acuerdo a los Acuerdos de la Conferencia de Ginebra que ponían fin a la dominación francesa, el nuevo Vietnam del Norte comunista retiró de Camboya a sus cuadros y soldados. Sin embargo, la nueva situación pronto exigiría de nuevo la presencia de 5.000 cuadros comunistas.[17]

Aun así, el vacío de poder que se creó en Camboya con la retirada de los comunistas vietnamitas pronto quedó ocupado con el retorno de joven grupo de comunistas revolucionarios camboyanos, muchos de los cuales habían recibido su educación comunista en Francia. En 1960, el PRPK cambió su nombre al de Partido Comunista de Kampuchea (PCK), nombre que sería adoptado por el resto de comunistas en Camboya. Esta formación se convertiría en el germen de los Jemeres Rojos, y su doctrina se vio fuertemente por la ideología maoísta.[18]

Los Jemeres rojos toman el poder[editar]

Durante los cinco años de rebelión de los Jemeres Rojos desde 1970 a 1975, en el contexto de la Guerra Civil Camboyana, el apoyo de Vietnam del Norte (junto con el de China) fue esencial para su futuro triunfo.[19] En 1975 los Jemeres tomaron el poder en Camboya y establecieron la llamada Kampuchea Democrática. La dirección de los Jemeres Rojos adoptó el término Angkar, o "la organización", y hasta 1977 las identidades de sus líderes permanecieron confidenciales.[20] El jefe de Estado oficial fue Khieu Samphan, pero los auténticos líderes del partido eran Pol Pot y Ieng Sary.[21] El objetivo último de los jemeres era destruir la estructura del Estado Camboyano, que en su visión tenía una estructura feudal, capitalista y orientada a la estructura de los terrateniente e imperialistas. En este sentido, buscaban la creación de una clase social basada enteramente en trabajadores-campesinos.[22] De hecho, la revolución socialista tenía un muy pequeño apoyo, lo que llevó a Pol Pot y sus cuadros a usar sentimientos ultra-nacionalistas, un gobierno enormemente represivo, y una intensa propaganda que demonizaba a los Vietnamitas.[23]

Sin embargo, incluso antes de que terminase la Guerra de Vietnam, las relaciones entre los los vietnamitas y Jemeres Rojos (quienes ya se hallaban en negociaciones con los EE.UU.) se encontraban muy tirantes. Los choques entre los comunistas vietnamitas y los Jemeres habían empezado en una fecha tan temprana como 1974, y al año siguiente Pol Pot firmó un tratado que certificaba la amistad existente entre los Jemeres y la China comunista.

El camino hacia la guerra[editar]

Rivalidades políticas[editar]

Ya en una fecha tan temprana como 1975 se sentaron las bases para el conflicto que estallaría unos años más tarde: Aunque durante largo tiempo habían combatido en el mismo lado, los líderes de la nueva Kampuchea Democrática miraron con creciente suspicacia a los victoriosos vienamitas por el temor de que estos crearan una Federación indochina liderada por Vietnam.[24] Cuando en abril de ese año los Jemeres Rojos tomaron el control de Phnom Penh, no tardaron mucho tiempo en ordenar la salida de todas las tropas e instructores vietnamitas en Camboya.

El 6 de enero de 1978 la dirección de los Jemeres rojos proclamó que cada soldado camboyano equivalía a 30 soldados vietnamitas, a pesar de que Camboya solo podía oponer 2.000.000 de soldados de una población de ocho millones contra un país como Vietnam, con una población de 50.000.000 de habitantes y con 6.000.000 de hombres listos para el combate.[25] En realidad, los líderes camboyanos simplemente ignoraban las condiciones reales de la población de su propio país, en un estado deporable tras años de trabajos forzados, hambre y enfermedades.[26] Por si fuera poco la disparidad de población, había también una gran disparidad en las capacidades de combate de las fuerzas armadas de ambos países. En 1977, se estimaba que Vietnam alineaba una fuerza de 615.000 soldados y 900 tanques, apoyados por 12.000 miembros de las fuerzas aéreas y 300 aparatos de combate, incluido un escuadrón de bombarderos ligeros. En comparación, la Kampuchea Democrática solo podía oponer un Ejército 70.000 efectivos pobre en material y armamento, y con una limitada capacidad aérea.[26] A pesar de esto, los camboyanos no mostraron signos de agotamiento y continuaron sus acciones en territorio vietnamita. El 27 de enero de 1978, Vietnam ya hizo un llamamiento para que los militares caboyanos desertaran del régimen de los Jemeres Rojos.[27]

Incidentes diplomáticos[editar]

En el que constituyó el primer incidente importante, el Ejército Revolucionario de Kampuchea invadió la isla vietnamita de Phu Quoc el 1 de mayo de 1975, que era reclamada como parte del territorio camboyano.[24] Nueve días después los camboyanos continuaron con sus incursiones, capturando Tho Chu donde fueron ejecutados 500 civiles. Los militares vietnamitas respondieron lanzando fuertes contraataques, y a continuación tomaron la isla camboyana de Koh Wai.[24] Durante una visita a Hanoi de Pol Pot, en junio de ese año, fracasaron los intentos de éste por negociar las fronteras de ambos países.[24] Finalmente, en agosto los vietnamitas se retiraron de Koh Wai y reconocieron la soberanía camboyana sobre esta.[24]

Pero los incidentes no quedaron ahí, pues en 1977 se volvieron a reproducir acciones de este tipo. El 30 de abril, coincidiendo con el segundo aniversario de la caída de Saigón, el Ejército camboyano lanzó varios ataques militares contra las provincias vietnamitas de An Giang y Chau Doc, matando a centenares de civiles vietnamitas.[28] El Ejército vietnamita respondió movilizando tropas hacia las zonas atacadas por Camboya, y el 7 de junio Vietnam propuso la celebración de conversaciones para resolver la situación. Sin embargo, el 18 de junio los camboyanos respondieron que los vietnamitas debían evacuar las zonas disputadas y crear un zona desmilitarizada entre ambas fuerzas.[29] En septiembre la artillería camboyana siguió atacando numerosas aldeas vietnamitas, y seis aldeas de la provincia de Đồng Tháp fueron completamente arrasadas. A continuación, seis divisiones camboyanas avanzaron 10 Km en la provincia de Tay Ninh, donde fueron asesinados más de 1.000 civiles vietnamitas.[27] A finales de año 60.000 soldados vietnamitas, apoyados por elementos de la Fuerza aérea, forzaron la retirada de los camboyanos y obligaron a sus dirigentes a entablar negociaciones.[27] A pesar de la contundencia del contraataque vietnamita, los Jemeres rojos continuaron desafiantes.[27]

Calaveras de las víctimas de la Masacre de Ba Chúc.

Pero fue justo por esta época cuando comenzaron las primeras purgas entre los mandos militares camboyanos de la frontera orquestados por Pol Pot, para eliminar a los "traidores corrompidos". Debido a esto, muchos de los mandos (como Heng Samrin) y tropas fronterizas huyeron a Vietnam.[30] El 12 de abril de 1978 los Jemeres rojos declararon que estaban abiertos a negociar nuevamente con Vietnam a cambio de que estos reconocieran su ambiciones expansionistas.[27] Obviamente estos rechazaron tácitamente la propuesta, y en respuesta dos divisiones camboyanas penetraron 2 km en territorio vietnamita, y masacraron a más de 3.000 civiles en la población de Ba Chuc de la provincia de An Giang.[27] Durante la segunda mitad de 1978 las acusaciones y propaganda de ambos bandos se incrementaron, encaminándose ambas a una previsible confrontación.[27] [31] El 13 de diciembre, sin embargo, el Gobierno chino advirtió a los vietnamitas de que su paciencia en esta situación era limitada y que Vietnam sería duramente castigado si tomaba acciones mayores contra sus aliados camboyanos.[12] La situación tuvo su último punto en la formación con apoyo vietnamita del Frente Unido Camboyano para la Salavación Nacional (KUNFS, en sus siglas en inglés) para la liberación de Kampuchea.[32]

Guerra de 1978-1979[editar]

Ofensiva Relámpago vietnamita[editar]

A mediados de diciembre de 1978, el Ejército de Kampuchea fue puesto a prueba cuando se produjo una Ofensiva vietnamita que, con una fuerza de dos divisiones, cruzó la frontera y se dirigió hacia la ciudad de Kratie, mientras que otras divisiones de apoyo se desplegaron a lo largo de las rutas locales para cortar la cadena logística de las unidades camboyanas.[33] A pesar de contar de un importante apoyo de China, el ejército camboyano no pudo resistir la ofensiva vietnamita y sufrió muchas bajas[34] Finalmente, el 25 de diciembre de 1978 Vietnam lanzó una invasión a gran escala, empleando 13 divisiones y una estimación 150.000 soldados con apoyo de artillería pesada y la Fuerza aérea. Inicialmente, los camboyanos creyeron que su Ejército podría ofrecer una resistencia efectiva a los vietnamitas con los métodos convencionales, pero la realidad fue que su táctica condujo a la pérdida de la mitad del Ejército Revolucionario Kampucheano en dos semanas. El elevado número de bajas y las derrotas en el campo de batalla convencieron a los líderes de los Jemeres Rojos a evacuar las regiones occidentales del país.[33] De hecho, el 7 de enero de 1979 el Ejército Vietnamita entró en Phnom Penh junto con los miembros del FUNSK. Al día siguiente se instaló un estado camboyano pro-vietnamita, conocido como la República Popular de Kampuchea (RPK), que fue establecida con Heng Samrin como Jefe de estado.[33]

Los líderes de los Jemeres rojos, con la mayor parte de sus cuadros políticos y estructuras militares desmantelados por la invasión vietnamita, se vieron forzados a refugiarse en Tailandia, donde fueron recibidos calurosamente por el gobierno tailandés. A pesar de las abrumadoras dificultades económicas creadas por los jemeres rojos y los refugiados que les acompañaban, el Gobierno de Tailandia protegió a los Jemeres Rojos en el Campamento Khao Larn de la provincia de Trat.[35] Mientras tanto, en Phnom Penh, el nuevo régimen camboyano intentó reconstruir la vida económica y social del país, las cuales se habían visto gravemente afectadas durante las décadas de conflictos civiles y guerras que se habían sucedido en épocas anteriores.

Respuesta de la comunidad internacional[editar]

Poco después de la caída de Phnom Penh en manos del Ejército vietnamita y sus aliados camboyanos, en enero de 1979 los Jemeres rojos solicitaron una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para dar una oportunidad de intevención en el Consejo al Príncipe Norodom Sihanouk. A pesar de la fuerte oposición de Checoslovaquia y la Unión Soviética, el Consejo dio a Sihanouk la oportunidad de asistir.[36] Durante su intervención, aunque se distanció de los Jemeres Rojos y de sus crímenes contra los Derechos humanos, acusó a Vietnam de usar la agresión para violar la soberanía de Camboya. Por tanto, demandó a todos los países de la ONU suspender todas las ayudas a Vietnam y no reconocer al nuevo régimen de Camboya.[36] Por otro lado, siete países neutrales del Consejo de Seguridad instaron al cese de hostilidades entre ambos bandos y la retirada de todas las fuerzas extranjeras de Camboya, siendo firmada una resolución en este sentido por China, Francia, Noruega, Portugal, EEUU y el Reino Unido. Sin embargo, este documento no logró salir adelante debido a la fuerte oposición de Checoslovaquia y la Unión Soviética.[37] Las críticas a las acciones vietnamitas mantenían que estos no habían invadido Camboya con la intención de detener las atrocidades perpetradas por el Régimen de Pol Pot, sino para consolidar su dominación e influencia en la Indochina.[38]

Cuando las tropas vietnamitas entraron en Camboya se encontraron con decenas de campos de la muerte, como el de Choeung Ek.

Entre el 16 y el 19 de febrero Vietnam y el nuevo Régimen camboyano celebraron una cumbre que concluyó con la firma por ambos países de un Tratado de Paz, Amistad y Cooperación.[39] El 2.º Artículo del Tratado establecía que la seguridad de ambos países estaba interrelacionada, lo que significaba que ambos se ayudarían uno al otro "contra las conspiraciones y actos de sabotaje llevados a cabo por las fuerzas imperialistas y reaccionarias internacionales", y legitimaba la presencia de las tropas vietnamitas en territorio camboyano.[36] Poco después, la Unión Soviética, los Estados socialistas de la Europa oriental y la India reconocieron inmediatamente a la nueva República Popular de Kampuchea (RPK). El gobierno soviético alabó la "destacada victoria" de la RPK y expresó todo su completo apoyo para el régimen en su avance al socialismo. Además, los soviéticos criticaron duramente el historial de terror del régimen de los Jemeres rojos, que recordaban había sido "impuesto y apoyado por China".[36]

En la 34.ª Sesión de la Asamblea General de la ONU, representantes de la RPK y de los Jemeres Rojos reclamaron el derecho de representar a Camboya. La RPK también notificó a los países miembros del Consejo de Seguridad de la ONU que era el único representante legítimo de Kampuchea y su población.[39] Como respuesta, el Comité de Credenciales de la ONU decidió reconocer a la Kampuchea Democrática de los Jemeres rojos en una votación de seis votos a favor contra tres, a pesar del sangriento recuerdo que dejó el gobierno de los Jemeres. En consecuencia, a los representantes de la Kampuchea Democrática se les permitió ocupar un asiento en la Asamblea General, con el firme apoyo de China.[40] Para enero de 1980, sin embargo, 29 países habían establecido relaciones diplomáticas con la RPK, en tanto que otros 80 países todavía reconocían la legitimidad de los Jemeres Rojos depuestos.[36]

Tailandia, que compartía una frontera de 800 Km con Camboya e históricamente había recelado del expansionismo vietnamita, demandó inmediatamente a Vietnam que retirase sus tropas del país en tanto que su población pudiera elegir a un gobierno libre e independiente de la injerencias externas. Indonesia, Malasia, las Filipinas y Singapur mostraron su apoyo a la posición tailandesa.[36] De hecho, la ASEAN vio la invasión vietnamita como una acción intolerable para la seguridad y estabilidad de la región.[41] Esta visión era compartida con China, la cual llegó al extremo de acusar a Vietnam de forzar a Kampuchea dentro una federación indochina para servir como un puesto de avanzada de la hegemonía mundial Soviética. Los EEUU, que nunca habían mantenido ningún tipo de lazo diplomático con la Camboya de los Jemeres Rojos, mostraron un fuerte apoyo a la membresía de estos en la Asamblea general de la ONU e hizo eco del llamamiento de la ASEAN para la retirada inmediata de las fuerzas militares vietnamitas de Camboya.[36]

China invade Vietnam[editar]

En febrero de 1979 China se tomó la revancha por la invasión vietnamita de Kampuchea con el despliegue de tropas del Ejército Popular de Liberación a lo largo de la frontera sino-vietntamita, y diez días después ya habían ocupado pequeños territorios al norte del país.[42] La ofensiva china se frenó rápidamente debido al laberinto de túneles que encontraron; A pesar de todo, el Ejército chino capturó Cao Bang el 2 de marzo y dos días después capturaron Lang Son, en lo que parecía un rápido avance a Hanoi (a pesar de las dificultades que atravesaron sus líneas de suministros). Al día siguiente, sin embargo, el gobierno de Pekín anunció la paralización de sus operaciones en Vietnam, aparentemente después de encontrar una cada vez más endurecida resistencia por parte de tropas altamente experimentadas en el combate. Confiando que aquella invasión había sido un éxito, los Chinos se retiraron dejando una estela destrucción en las zonas que habían ocupado.[43] Con el apoyo chino desaparecido tras la ofensiva, los Jemeres rojos quedaron abandonados a su suerte. Aunque el total de bajas chinas fue estimado en 12.000–50.000 (en comparación con las 10.000 vietnamitas), esta ofensiva había obligado a la salida de tropas vietnamitas de Camboya y el reforzamiento de los ataques de los Jemeres contra el joven régimen de la República Popular de Kampuchea.[44]

Guerra en Camboya[editar]

Resistencia el nuevo régimen[editar]

Cuando el Régimen de los Jemeres Rojos fue expulsado del poder en enero de 1979, la población camboyana creyó que la paz y la libertad volverían a su país. Estas creencias se vieron confirmadas en parte con la Constitución de la República Popular de Kampuchea, proclamada en 1981, aunque entre la realidad y la teoría existiera un amplio contraste.[45] La presencia de las tropas vietnamitas en el país pronto empezó a ser percibido como una ocupación por la población camboyana, sentimiento que se vio reforzado con la presencia de asesores vietnamitas que trabajan para el gobierno de Heng Samrin en todos los ámbitos. Ciertamente, las políticas del gobierno de Kampuchea tenían que recibir el visto bueno de los asesores, que solían ser quienes dictaban las políticas gubernamentales.[46]

Campos y posiciones feonterizas hostiles a la RPK; 1979-1984.

Como resistencia a la presencia vietnamita en Kampuchea y el nuevo régimen instaurado, los Jemeres rojos hicieron llamamientos a la población camboyana para unirse en su lucha contra los vietnamitas. Sin embargo, debido a la brutalidad que habían ejercido durante cerca de 4 años contra el pueblo camboyano, muy pocos fueron los camboyanos que se unieron a este llamamiento.[47] Sin embargo, 2 movimientos no-comunistas lograron organizarse y combatir a la ocupación vietnamita. El primero de ellos era el Frente de Liberación Nacional del Pueblo Khmer (KPNLF), de tendencia conservadora pro-occidental y liderado por el antiguo Primer Ministro Son Sann.[48] En su momento de mayor apogeo llegó a alinear entre 12.000 y 15.000 combatientes, aunque un tercio de ellos se perdieron durante la campaña de 1984-1985. No obstante, el KPNLF continuó operando en pequeños grupos mediante tácticas de guerrilla.[49] La otra organización no comunista era el Frente Nacional para una Camboya Independiente, Pacífica, Neutral y Cooperativa, más conocido por su acronimo francés FUNCINPEC, y que había sido creado por el antiguo rey Norodom Sihanouk.[50] A pesar de sus antiguas amistades con los Jemeres rojos, ahora Sihanouk mostraba crítico con ellos y todos aquellos que continuaran ofreciéndoles apoyo.[n. 7] A pesar de las acciones que mantuvieron, la colaboración entre ambos grupos fue nula debido a que ambos se vieron plagados de divisiones internas, sospechas por corrupción y abuso de los derechos humanos.[51]

Así pues, en los primeros meses de resistencia, estos grupos apenas si mantuvieron colaboración entre ellos a causa de estas diferencias. En el caso de los Jemeres rojos, estos rechazaban la colaboración con los restantes grupos de resistencia, incluso a pesar de las presiones internacionales.[52] Cuando la presencia vietnamita se alargó más de lo esperado, los grupos de resistencia comenzaron a entablar conversaciones. Ya en abril de 1981, Sihanouk y Son Sann began comenzaron a mantener encuentros con Khieu Samphan, el depuesto jefe de Estado de los Jemeres rojos, con la propuesta de formar un frente unificado.[52] Las conversaciones no fueron por buen derrotero, dado que cada líder tenía su propia visión de la realidad, y tampoco estaban plenamente dispuestos a colaborar con ellos. Sihanouk propuso el desarme de todos los grupos de resistencia en tanto se produjera una retirada de las tropas vietnamitas, mientras Song San exigió que fuera el KPNLF la organización que liderara todo el movimiento de resistencia y que los Jemeres rojos más comprometidos con el Genocidio se exiliaran en China.[52] Singapur, como miembro de la ASEAN, propuso una reunión en la ciudad donde se formalizara un gobierno de coalición con el concurso de todos los grupos y liderado por Sihanouk, para dar mayor credibilidad frente a los grupos no-comunistas.[53] Khieu Samphan, por su parte, rechazó tajantemente esta idea pues veía en ella un intento de aislar a los Jemeres Rojos. No sería hasta mayo de 1982 cuando estos tres líderes estuvieron de acuerdo en la formación de un Gobierno de coalición con el concurso de todos los grupos de oposición.[52]

Reformas vietnamitas y retirada militar[editar]

Consecuencias[editar]

Véase también[editar]

Notas al pie[editar]

  1. En Francés: Front d'Union nationale pour le salut du Kampuchéa; En Inglés: Kampuchean (o Khmer) United Front for National Salvation (KUFNS).
  2. En Inglés: National Army of Democratic Kampuchea
  3. ANS: Armée Nationale Sihanoukiste / ANKI: Armee National Kampuchea Independent (En Francés).
  4. KPNLF: Khmer People's National Liberation Front (En Inglés)
  5. 55.000-75.000 miembros de las KPRAF apoyados por 6.000-12.000 policias y 20.000-38.000 milicianos (1991).
  6. Las fuentes vietnamitas generalmente ofrecen cifras contradictorias, pero el General vietnamita Tran Cong Man estableció que "al menos 15.000 soldados murieron y otros 30.000 fueron heridos en los 10 años de la larga Campaña camboyana". Por tanto, estas cifras no incluyen las bajas o pérdidas entre 1975 y 1978. Citado por: Thayer, Carlyle (1994).
  7. Cuando las fosas comunes de los Jemeres rojos fueron descubiertas, el escándalo internacional se hizo mayúsculo. Sihanouk, que había apoyado a los Jemeres en el pasado y recientemente había apoyado sus acciones en el Consejo General de las Naciones Unidas, rápidamente vio que no tenía más opción que romper con ellos.

Referencias[editar]

  1. a b c Political terrorism: a new guide to actors, authors, concepts, data bases, theories, & literature, Alex Peter Schmid & A. J. Jongman, pp. 598-599, Transaction Publishers, 2005.
  2. a b c d e Nam. Crónica de la Guerra de Vietnam 1965-1975. Volumen II. Fascículo 18. Edición de José Manuel Lara, editorial Planeta-De Agostini, Barcelona, España (1993). Capítulo 110: "La Guerra no cesa", pp. 574-576. ISBN 84-395-0766-6.
  3. a b De re Militari: muertos en Guerras, Dictaduras y Genocidios. Capítulo II.
  4. Slocomb M. "The K5 Gamble: National Defence and Nation Building under the People's Republic of Kampuchea." Journal of Southeast Asian Studies, 2001;32(02):195-210, p. 145.
  5. a b c d The Small Arms Survey. How Many Weapons Are There in Cambodia?, Christina Wille, junio de 2006, pp. 9
  6. a b Thayer, Carlyle (1994). The Vietnam People’s Army under Doi Moi. Singapore: Institute of Southeast Asian Studies, pp. 10, ISBN 981-3016-80-9.
  7. a b Uppsala conflict data expansion. Non-state actor information. Codebook pp. 180-185.
  8. Morris, Stephen J. (1999). Why Vietnam Invaded Cambodia; Political Culture and the Causes of War. California: Stanford University Press, pp. 103.
  9. Cambodian Genocide Program releases key data | Green Left Weekly 5 de febrero de 1997.
  10. Thayer, Carlyle (1994). The Vietnam People’s Army under Doi Moi, pág. 10
  11. a b SIPRI Yearbook: Stockholm International Peace Research Institute
  12. a b Khoo, Nicholas (2011); Collateral Damage: Sino-Soviet Rivalry and the Termination of the Sino-Vietnamese Alliance, pág. 127
  13. Rummel, Rudolph J. (1991). China's Bloody Century : Genocide and Mass Murder Since 1900; Lethal Politics : Soviet Genocide and Mass Murder Since 1917 (1990); Democide : Nazi Genocide and Mass Murder (1992); Death By Government (1994)
  14. Clodfelter, Michael; Warfare and Armed Conflict: A Statistical Reference to Casualty and Other Figures, 1618-1991
  15. History Courses For Dr. Christopher C. Lovett - Table of Terrorist Groups
  16. Morris, Stephen J. (1999). Why Vietnam Invaded Cambodia; Political Culture and the Causes of War; pág. 159
  17. Morris, Stephen J. (1999). Why Vietnam Invaded Cambodia; Political Culture and the Causes of War; pág. 93
  18. Jackson, Karl D. (1989); Cambodia, 1975–1978: Rendezvous with Death. Princeton: Princeton UP, pág. 250
  19. SarDesai, D.R. (1998). Vietnam, Past and Present, pág. 124
  20. Kiernan, Ben (2006). "External and Indigenous Sources of Khmer Rouge Ideology" en Westad, Odd A.; Sophie. The Third Indochina War: Conflict between China, Vietnam and Cambodia, 1972-79, pág. 188
  21. Etcheson, pág. 125
  22. Young, pág. 312
  23. Jackson, Karl D. (1989); Cambodia, 1975–1978: Rendezvous with Death. Princeton: Princeton UP, pág. 244
  24. a b c d e Farrel, pág. 195
  25. Morris, Stephen J. (1999). Why Vietnam Invaded Cambodia; Political Culture and the Causes of War; pág. 104
  26. a b Morris, Stephen J. (1999). Why Vietnam Invaded Cambodia; Political Culture and the Causes of War; pág. 103
  27. a b c d e f g O’Dowd, Edward C. (2007); Chinese military strategy in the third Indochina war: the last Maoist war, pág. 37
  28. Morris, Stephen J. (1999); Why Vietnam Invaded Cambodia; Political Culture and the Causes of War; pág. 98
  29. O’Dowd, Edward C. (2007); Chinese military strategy in the third Indochina war: the last Maoist war, pág. 36
  30. Khoo, Nicholas (2011); Collateral Damage: Sino-Soviet Rivalry and the Termination of the Sino-Vietnamese Alliance, pág. 124
  31. Morris, Stephen J. (1999); Why Vietnam Invaded Cambodia; Political Culture and the Causes of War; pág. 107
  32. O’Dowd, Edward C. (2007); Chinese military strategy in the third Indochina war: the last Maoist war, pág. 38
  33. a b c Morris, Stephen J. (1999). Why Vietnam Invaded Cambodia; Political Culture and the Causes of War; pág. 111
  34. O’Dowd, Edward C. (2007); Chinese military strategy in the third Indochina war: the last Maoist war. Abingdon: Routledge, pág. 40
  35. Martin, Marie A. (1994); Cambodia: A Shattered Society, Berkeley: California University Press, pág. 216
  36. a b c d e f g Swann, pág. 98
  37. Swann, pág. 99
  38. «U.S. Aid to Anti-Communist Rebels: The "Reagan Doctrine" and Its Pitfalls by Ted Galen Carpenter». Consultado el 14 de noviembre de 2012.
  39. a b Swann, pág. 97
  40. Nigel D. White (2005); The Law of International Organisations (2 ed.), Manchester: Manchester University Press., pág. 123
  41. Jones, David M. & Smith, M.L.R (2006); ASEAN and East Asian International Relations: Regional Delusions., pág. 53
  42. Thu-Huong, Nguyen (1992). Khmer Viet Relations and the Third Indochina Conflict., pp. 139-140
  43. Deng, Yong; Wang, Fei-Ling (1999). In the Eyes of the Dragon: China Views the World, pág. 78
  44. Slocomb M. "The K5 Gamble: National Defence and Nation Building under the People's Republic of Kampuchea." Journal of Southeast Asian Studies, 2001;32(02):195–210
  45. Peaslee, Amos J. (1985); Constitutions of Nations: The Americas, pág. 452
  46. Martin, p. 217
  47. Swann, pág. 107
  48. Corfield, pág. 9.
  49. Swann, pág. 108
  50. Swann, pp. 108-109
  51. Swann, pp. 106-108
  52. a b c d Swann, pág. 103
  53. Error en la cita: Etiqueta <ref> inválida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas Swann.2C_p._104
  • BRUNETEAU, Bernard: "El siglo de los genocidios". Alianza Editorial. Madrid, 2009.

Enlaces externos[editar]