Galleta de soda

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Galletas de soda Premium de Nabisco.

La galleta de soda es un cracker fino y normalmente cuadrado hecho de harina blanca, grasa alimentaria, levadura y levadura química, con la mayoría de las variedades ligeramente espolvoreadas con sal gorda, en Cuba las espolvorean con sal gruesa y otra variante es espolvorearla con ajonjolí. Tiene perforaciones por su superficie, para permitir que el vapor escape y suba uniformemente, y por los bordes, ya que las galletas individuales se rompen de láminas mayores durante la fabricación. Tiene una textura muy seca y crujiente, y se hace con menos grasa que otras variedades como los Ritz crackers.

Existen versiones bajas en sodio y sin sal, así como integrales.

Usos[editar]

Las galletas de soda suelen comerse como aperitivo ligero, con mantequilla, mermelada, jamón endiablado, queso fundido o pasta de guayaba. También pueden mojarse o desmigajarse en estofados, chilis o sopas, o añadirse a ensaladas. Suelen venderse en cajas que contienen varios lotes de crackers envueltos en papel encerado, papel celofán o plástico. En restaurantes se encuentran en pequeños paquetes envueltos de dos galletas, normalmente para acompañar sopas o ensaladas.

Historia[editar]

Las galletas de soda, llamadas también premium flakes o saltine crackers en inglés, proceden de al menos el siglo XIX.[1] Los Premium Saltines, llamados originalmente Premium Soda Crackers, surgieron en 1876 en St. Joseph (Misuri).[2]

En los Estados Unidos, la palabra saltine era originalmente una marca registrada de Nabisco, que absorbió la marca Premium, pero perdió la protección legal después de que el término empezara a usarse ampliamente para aludir a otros crackers parecidos.

El nombre "Galleta de Soda" proviene del inglés Soda Cracker el cual se origina a su vez del Bicarbonato (en inglés Baking Soda) de su receta.

Elaboración[editar]

Las galletas de soda han sido comparadas al hardtack, una galleta o cracker simple sin levadura hecha con harina, agua y sal. Sin embargo, a diferencia de éste incluyen levadura. Las galletas de soda son un pan con levadura que se deja subir de 20 a 30 horas. Tras esto se añade un álcali para neutralizar el exceso de acidez producido por la acción de la levadura. La masa de deja reposar otras 3 a 4 horas, para relajar el gluten, antes de estirarla en capas y hornearla.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]