Ferdinand Foch

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ferdinand Foch
Ferdinand Foch by Melcy, 1921.png
Ferdinand Foch en 1921
Mariscal de Campo
Años de servicio 18701923 (53 años)
Lealtad Francia
Participó en Guerra Franco-Prusiana
Primera Guerra Mundial

Nacimiento 2 de octubre de 1851
Tarbes, Francia Flag of France.svg
Fallecimiento 20 de marzo de 1929
París, Francia Flag of France.svg

Ferdinand Foch (Tarbes, 2 de octubre de 1851París, 20 de marzo de 1929) fue un mariscal de Campo francés y comandante en jefe de los ejércitos Aliados durante la Primera Guerra Mundial.

Biografía[editar]

Nació en Tarbes, Francia, en 1851. Se alistó en la infantería de su país en 1870 y combatió en la Guerra franco-prusiana. En 1871 ingresa en la École Militaire, donde fue asignado al arma de artillería en 1873.

Publicó Des Principes de la Guerre (Los principios de la guerra) en 1903 y De la Conduite de la Guerre (Sobre el desarrollo de la guerra) en 1904.

Primera Guerra Mundial[editar]

Tras estallar la Primera Guerra Mundial, asumió el mando del XXX Cuerpo de ejército en Nancy en agosto de 1914. Contuvo el avance de las fuerzas alemanas durante la Ofensiva de Primavera y en la Segunda Batalla del Marne, en julio de 1918. Para ello, lanzó el contraataque que se convertiría en la semilla de la derrota germana.

En julio de 1918, fue nombrado Mariscal de Francia en noviembre, aceptó la rendición alemana. Tanto por su consejo durante la Guerra Polaco-Bolchevique de 1920 como por la presión sobre Alemania durante la revuelta en Polonia, en 1923, fue honrado con el título de mariscal de Polonia. También fue reconocido con el grado supremo de mariscal de Campo británico en 1919.

Expresó su descontento sobre el Tratado de Versalles al manifestar y profetizar sobre aquel con la famosa frase: «Este no es un tratado de paz, sino un armisticio de veinte años».[1]

Cuando el lugar en que se firmó el Armisticio de Compiègne fue convertido en monumento nacional, se erigió en el lugar una estatua en honor a Foch. La estatua de Foch fue el único monumento dejado indemne por los nazis, tras la destrucción exhaustiva del lugar, destinada a privar a los franceses de cualquier recordatorio del armisticio de 1918.

Su nombre fue utilizado para bautizar al portaaviones de la clase Clemenceau Foch.

Notas y referencias[editar]

  1. Frase atribuida a Foch por Paul Reynaud en sus Memoires, vol. 2, Flammarion, París 1963, p. 457.

Enlaces externos[editar]