Eva mitocondrial

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ascendencia mitocondrial africana.

La Eva mitocondrial, según la genética humana, fue una mujer africana[1] que, en la evolución humana, correspondería al ancestro común más reciente femenino que poseía las mitocondrias de las cuales descienden todas las de la población humana actual.

La Eva mitocondrial recibe su nombre de la Eva que se relata en el libro del Génesis de la Biblia.

Al seguir la línea genealógica por vía materna de cada persona en el árbol genealógico de toda la humanidad, la Eva mitocondrial correspondería a un antepasado femenino común que comparte toda la población actual de seres humanos (Homo sapiens).

Basándose en la técnica de reloj molecular, investigaciones recientes (2009) estiman que este ancestro vivió hace aproximadamente 200.000 años,[2] lo que corrobora los primeros cálculos proyectados en 1987.[3] La región más probable en que se originó es el África Oriental.[4]

Una comparación del ADN mitocondrial de distintas etnias de diferentes regiones sugiere que todas las secuencias de este ADN tienen envoltura molecular en una secuencia ancestral común. Asumiendo que el genoma mitocondrial sólo se puede obtener de la madre, estos hallazgos implicarían que todos los seres humanos tienen una ascendente femenina común por vía puramente materna cuando ya habrían existido los primeros y más primitivos Homo sapiens, tales como el Homo sapiens idaltu.

Uno de los errores más comunes es creer que la Eva mitocondrial era la única mujer viva en el momento de su existencia y que es la única mujer que tuvo descendencia hasta la actualidad. Estudios nucleares de ADN indican que el tamaño de la población humana antigua nunca cayó por debajo de algunas decenas de miles de personas, y, por lo tanto, había muchas otras mujeres con descendientes vivos hasta hoy, pero que en algún lugar en todas sus líneas de descendencia hay por lo menos una generación sin descendencia femenina pero sí masculina, por lo tanto no se mantuvo su ADN mitocondrial pero sí su ADN cromosómico.

Descendencia por línea mitocondrial[editar]

Migraciones humanas en todo el mundo según los datos del ADN mitocondrial, que al heredarse por vía materna, permite analizar las líneas matrilineares del ser humano hasta sus orígenes.

Se sabe de esta Eva a causa del genoma contenido en las mitocondrias (orgánulo presente en todas las células) que sólo se transmite de la madre a la prole. Cada mitocondria contiene ADN mitocondrial, y la comparación de las secuencias de este ADN revela una filogenia molecular.

La Eva mitocondrial es, metafóricamente, una bisabuela que todos compartimos: pero no es la única bisabuela de la que descendemos, pues esto hubiera hecho inviable genéticamente la especie, como en los casos de especies amenazadas. Al trazar con mecanismos genéticos los árboles genealógicos de las diversas poblaciones que habitan el planeta, se van encontrando ramas coincidentes (llamadas haplogrupos) en las diferentes poblaciones; hasta que en cierto momento, en todas ellas, se encuentra una rama común. Esta rama, por el estudio de la antigüedad mutaciones genéticas apunta a una ascendencia mitocondrial africana.

Cuanto más pequeña es una población, más rápidamente converge el ADN mitocondrial; las migraciones de pequeños grupos de personas derivan (en lo que se llama deriva genética) tras unas pocas generaciones hacia un ADN mitocondrial común. Esto sirve como sustento a la teoría del origen común, teoría que plantea que los seres humanos modernos (Homo sapiens) se originaron en África hace entre 100.000 y 200.000 años.

Relación entre la Eva mitocondrial y el Adán cromosómico[editar]

Así como las mitocondrias se heredan por vía materna, los cromosomas Y se heredan por vía paterna. Por lo tanto es válido aplicar los mismos principios con éstos. El ancestro común más cercano por vía paterna ha sido apodado Adán cromosómico. Sin embargo, es importante aclarar que, de acuerdo a lo que la ciencia actual es capaz de explicar, este último no vivió en la misma época que la Eva mitocondrial, sino entre hace unos 60.000[5] y 142.000[6] años según los estudios, con más de 50.000 años de diferencia. Sin embargo, un estudio realizado por la universidad de Stanford acorta sustancialmente la diferencia temporal entre el Adán cromosómico y la Eva mitocondrial.[7] [8] [9] El equipo de la Universidad de Stanford, secuenció los cromosomas Y de 69 hombres de todo el mundo y descubrieron cerca de 9.000 hasta ahora desconocidas variaciones de la secuencia de ADN. Utilizaron estas variaciones para crear un reloj molecular más confiable y encontraron que Adán vivió entre 120.000 y 156.000 años. Un análisis comparativo de secuencias de ADN mitocondrial de los mismos hombres sugirió que Eva vivió entre 99.000 y 148.000 años. Lo que indica que el Adán Cromosómico existió antes que la Eva mitocondrial y probablemente hayan vivido cerca del mismo periodo de tiempo.[10]

Eva mitocondrial en la ficción[editar]

  • El cuento Eva mitocondrial de Greg Egan trata del tema.
  • La novela, película de terror y juego japonés Parasite Eve utiliza la teoría mitocondrial como la base para una historia en la que un científico resucita a su esposa a través de la regeneración de las células en el hígado, con efectos desastrosos.

Véase también[editar]

  • Descendientes de Eva mitocondrial en linajes (haplogrupos) en el siguiente cuadro:


Haplogrupos de ADN mitocondrial humano

  Eva mitocondrial (L)    
L0 L1-6
L1 L2 L3   L4 L5 L6
  M N  
CZ D E G Q   A S   R   I W X Y
C Z B F R0   JT P  U
HV J T K
H V


Referencias[editar]

  1. NationalGeographic, Geographic Project
  2. New ‘molecular clock’ aids dating of human migration history. 2009.
  3. Cann, Stoneking & Wilson 1987, Mitochondrial DNA and human evolution.
  4. Mary Katherine Gonder et al. 2006, Whole-mtDNA Genome Sequence Analysis of Ancient African Lineages
  5. Mitochondrial Eve and Y-chromosomal Adam The Genetic Genealogist
  6. The American Journal of Human Genetics, 19 May 2011
  7. [1] ABC, Adán sí esperó a Eva
  8. El Mundo El cromosoma 'Adán' y la 'Eva' mitocondrial son de la misma época
  9. [2] Common genetic ancestors lived during roughly same time period, scientists find
  10. [3]Nature, Genetic Adam and Eve did not live too far apart in time
  11. Patrick Di Justo and Kevin Grazier, The Science of Battlestar Galactica, ISBN 0-470-39909-0, pages 59-61

Bibliografía[editar]

  • SCHWARTZ, Marianne y John VISSING (2002): «Paternal Inheritance of Mitochondrial DNA». Revista New England Journal of Medicine. 347: 576-580.
  • SCHWARTZ y VISSING: «Mitochondria can be inherited from both parents» (artículo basado en el informe de Schwartz y Vissing). Revista New Scientist.
  • PAKENDORF, B. y STONEKING, M. (2005): "Mitochondrial DNA and human evolution". Annual Review of Genomics and Human Genetics. 6: 165-83. Revisión muy recomendable para adquirir una visión general y bien referenciada acerca del genoma mitocondrial, su herencia matrilineal y su interés en estudios de genómica comparada. Resumen disponible en [4].
  • SUTOVSKY, P., et al. (1999): «Ubiquitin tag for sperm mitochondria». Revista Nature 402 (25 de noviembre de 1999): 371-372. Resumen disponible en [5] y discutido en [6].
  • SYKES, Bryan (2001). Las siete hijas de Eva. Debate. ISBN 978-84-8306-476-4. 

Enlaces externos[editar]