Estabilizador de imagen

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El estabilizador de imagen (o sistema de reducción de vibraciones) es el dispositivo encargado de reducir las vibraciones en la captura de una imagen cuando en la toma se producen movimientos no deseados.

Historia[editar]

Los primeros estabilizadores de imagen aparecieron a principios de los años 60. Estos sistemas eran capaces de compensar ligeramente la vibración de la cámara fotográfica y los movimientos involuntarios. Estaban basados en mecanismos controlados mediante giroscopios, con los que se podían cancelar los movimientos no deseados cambiando la posición de un lente o un grupo de ellos en un objetivo en dirección opuesta.

Sistemas de estabilización[editar]

Hoy en día, el uso de estabilizadores de imagen está muy extendido en cámaras, videocámaras, telescopios y binoculares. Existen varios métodos para conseguir la estabilización de la imagen; sin embargo, son dos los principales y más utilizados para conseguir imágenes estables:

Sistemas de estabilización mecánica[editar]

Estabilizador de imagen mecánico ubicado en la óptica[editar]

Normalmente es un sistema mecánico localizado en el objetivo -aparte del cuerpo de la cámara- que incorpora dos superficies ópticas flotantes paralelas al interior del objetivo, que actúan como un tipo de prisma flexible. Cuando la cámara se mueve, el movimiento es detectado mediante acelerómetros o giroscopios, y el sistema genera un movimiento en el sistema de lentes de estabilización. Esto altera el ángulo de la luz que atraviesa el prisma y envía la imagen al sensor en la dirección opuesta al movimiento que realiza la cámara, estabilizando la imagen antes de ser procesada. Ya que la imagen completa del sensor es usada con la estabilización de imagen óptica, no se obtiene pérdida de calidad de la misma. Sistemas comerciales famosos de estabilización óptica son Canon IS (Image Stabilization), Nikon VR (Vibration Reduction) y Panasonic Lumix (y Leica) Mega OIS (Optical Image Stabilizer).

Estabilizador de imagen mecánico por desplazamiento del sensor de imagen[editar]

Comparable al método anterior, la detección se logra mediante acelerómetros o giroscopios, todos ubicados en el cuerpo de la cámara; sin embargo, en lugar de aplicar un movimiento sobre los elementos ópticos del objetivo, se mueve el sensor de imagen para compensar el movimiento. Utilizado en varias cámaras fotográficas digitales, incluyendo Sony Alpha (heredado de Konica Minolta), Fujifilm, Olympus, Ricoh Caplio y Casio Exilim y Pentax. Algunos fabricantes del mercado fotográfico SLR, han declarado que este sistema es menos efectivo que la estabilización ubicada en el objetivo debido a que en la medición se utiliza solamente la longitud del cuerpo de la cámara (el cual es más corto que la distancia cámara-objetivo), aunque los fabricantes que lo defienden argumentan la ventaja de poder utilizar la estabilización con cualquier tipo de óptica, existiendo la posibilidad de estabilizar la imagen de objetivos antiguos.

Sistemas de estabilización digital[editar]

Estabilización de imagen por recorte[editar]

Es un sistema electrónico utilizado normalmente en vídeo, que actúa directamente sobre la imagen obtenida en el sensor de la cámara. En este tipo de sistemas, la superficie de la imagen útil es ligeramente menor que la superficie de la imagen. Cuando la cámara se mueve, el encuadre menor se desplaza entre el área mayor del sensor, tratando de compensar el movimiento. El sistema electrónico se encarga de determinar el índice de la fila y la columna de la imagen capturada por el sensor que debe presentarse como primera fila y primera columna de la imagen útil. Si por ejemplo, la cámara se mueve ligeramente a un lado, el encuadre digital se moverá en la dirección opuesta, cancelando el efecto del movimiento en el sensor de la cámara. Aunque la técnica funciona efectivamente cancelando movimientos limitados de cámara, al reducir el área aprovechable del sensor, se sacrifican la resolución, y la claridad de la imagen.

Estabilización de imagen por reducción del tiempo de exposición[editar]

En algunas cámaras digitales, la estabilización de imagen funciona a través del uso de sensibilidades ISO más altas que la sensibilidad escogida por el usuario, complementada con una velocidad de obturación más alta. Esto permite que las imágenes digitalizadas, al capturar una fracción menor de tiempo que en la toma original se vean menos afectadas por movimientos externos, aunque esto significa en la mayoría de casos mayor presencia de ruido en la toma y una velocidad de obturación que no corresponde a la escogida por el usuario.

Observaciones[editar]

Aunque los dispositivos de estabilización son de gran ayuda para reducir o eliminar movimientos de cámara no deseados, hay que tener en cuenta algunas consideraciones a la hora de realizar tomas en movimiento. Así, debido a los estabilizadores de imagen, cuando la cámara se desplaza intencionadamente de un lado a otro, existe normalmente una pequeña demora mientras la cámara trata inicialmente de compensar el movimiento. Una vez rebasado cierto punto, el estabilizador no puede compensar más el movimiento y la imagen comienza a moverse como se requería. De igual manera, al final del recorrido, la imagen continuará moviéndose durante un instante mientras el sistema vuelve a estabilizarse. Este hecho implica, que a la hora de realizar un desplazamiento con la cámara, se deberá terminar un determinado instante antes y permitir que la cámara complete el movimiento.

Estabilización en la vista de los seres vivos[editar]

En muchos animales, incluyendo a los seres humanos, el oído interno trabaja como un análogo biológico de un acelerómetro en los sistemas de estabilización de imagen de una cámara, para estabilizar la imagen a través del giro de los ojos. Cuando se detecta una rotación de la cabeza, una señal inhibitoria es enviada a un lado de la Musculatura extrínseca del ojo, y una señal excitatoria es enviada al otro lado, produciendo un movimiento compensatorio. Los movimientos del ojo se retrasan a los movimientos de la cabeza generalmente en un tiempo menor a 10 ms.