Ernst Mach

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ernst Mach en 1900.

Ernst Mach (Brno, Imperio austríaco (actualmente República Checa), 18 de febrero de 1838 - Munich, Imperio Alemán (actual Alemania), 19 de febrero de 1916) fue un físico y filósofo austríaco, autor en lengua alemana.

Trayectoria[editar]

Ernst Mach nació en Chrlice, una ciudad independiente en el siglo pasado, absorbida hoy en día por la ciudad morava de Brno (hoy en la República Checa, pero, por entonces, parte del Imperio austríaco).

Estudió en Viena. Trabajó como catedrático de matemáticas en la Universidad de Graz y desde 1867 hasta 1895 como catedrático de física experimental en la Universidad de Praga. Pasó a residir en Viena desde 1895, y logró una especial atención desde 1900, siendo muy elogiado y también muy discutido hasta 1908.[1]

Sufrió un ataque de apoplejía en 1897, que le produjo parálisis parcial, por lo que abandonó la Universidad en 1901. A pesar de ello, fue elegido en el parlamento austríaco y ejerció su cargo durante doce años. Falleció en Haar (Baviera).

Aportes a la Física[editar]

Mach realizó importantes descubrimientos en los campos de la óptica, la acústica y la termodinámica. Sus trabajos acerca de la mecánica newtoniana tuvieron bastante importancia ya que con ellos rebatió en parte dicha teoría y en particular el concepto de espacio absoluto.

Sus tesis desempeñaron un papel importante en la primera formulación de la teoría especial de la relatividad por parte de Albert Einstein. Einstein leyó a Mach cuando era estudiante y se sentía seguidor suyo en 1902, cuando vivía en Zurich y se reunía regularmente con sus amigos Conrad Habicht y Maurice Solovine: Einstein logró que el grupo leyese los dos libros que Mach había publicado hasta esa fecha: El desarrollo de la mecánica (1883) y El análisis de las sensaciones (1886)[2] Einstein reformuló en parte las ideas de Mach acuñando el término de Principio de Mach ("la masa inercial no es una característica intrínseca de un móvil, sino una medida de su acoplamiento con el resto del universo"). Este principio implica que la existencia de fuerzas inerciales depende de la existencia de otros cuerpos con los que interactuar. Pero más tarde se dio cuenta de que las ideas machanas sobre las sensaciones, su empirismo pues, poco tenía que ver con el trabajo de la física.[3]

Mach estudió sobre todo la física de fluidos a velocidades superiores a la del sonido, y descubrió la existencia de lo que después fue conocido como cono de Mach. Se trata de una onda de presión de forma cónica que parte de los cuerpos que se mueven a velocidades supersónicas, esto es, superiores a la del sonido. Descubrió que la relación entre la velocidad a la que se desplaza el cuerpo y la velocidad del sonido es un factor físico de gran importancia. Dicho factor se conoce con el nombre de número de Mach, en su honor. Una velocidad de Mach 2,7 significa que el cuerpo se mueve a una veloci­dad 2,7 veces superior a la de propaga­ción del sonido.

Empiriocriticismo[editar]

Ernst Mach.

Como filósofo, pues como tal se le tiene (aunque él decía que sólo era un estudioso),[4] Mach rechazó de forma contundente toda metafísica y religiosidad convirtiéndose por ello en uno de los representantes más destacados del positivismo renovado de inicios del siglo XX. Sostuvo que para la ciencia no hay declaración admisible a menos que ella sea empíricamente comprobable.

Con Richard Avenarius creó la corriente denominada empiriocriticismo o crítica de la experiencia. Ambos se propusieron "limpiar" la concepción de la experiencia de los conceptos de materia (substancia), necesidad y causalidad, que concibieron como apercepciones apriorístícas (conceptos intelectivos) legítimamente asignados a la experiencia. Consideraron que la ley fundamental del conocimiento es la economía del pensar. Pero tal 'economía' fue criticada por Robert Musil al ser demasiado imprecisa, en un momento en que aparecieron muchas publicaciones sobre él.[5]

Mantuvieron ambos una representación del mundo como conjunto de elementos - sensaciones; pues para Mach habría un acuerdo entre instinto, sensación y concepto.[6] Sostuvieron la teoría de la coordinación de principio, es decir, de la conexión indisoluble entre sujeto y objeto: "Las ciencias naturales todas pueden únicamente presentar complejos de los elementos que llamamos ordinariamente sensaciones. Se trata de las relaciones existentes entre estos elementos. La relación entre A (calor) y B (llama) pertenece a la física; la relación entre A y N (nervios) pertenece a la fisiología. Ni una ni otra de estas relaciones existe separadamente; ambas existen juntas". Sus pensamientos fueron criticados por Lenin, en un escrito monográfico.[7]

En ese sentido, puede verse en Mach un caso significativo del impresionismo vienés que dominó en muchas figuras del pensamiento austriaco; el "yo", con su punto de vista, resulta ilocalizable o atomizado[8]

Obras[editar]

  • Einleitung in die Helmholtz′sche Musiktheorie, 1866; Sobre la teoría musical de Helmholtz.
  • Optisch-akustische Versuche, 1872; Investigaciones óptico-acústicas.
  • Die Mechanik in ihrer Entwicklung, Leipzig, 1883; Desarrollo histórico-crítico de la mecánica, Espasa Libros, ISBN 978-84-239-6391-1.
  • Die Analyse der Empfindungen und das Verhältnis des Physischen zum Psychischen, Jena, 1886; El análisis de las sensaciones, Alta Fulla Editorial, 1987, ISBN 978-84-86556-19-8 (traducido ya en 1925).
  • Die Principien der Wärmelehre, 1896. Leccciones sobre teoría del calor.
  • Populär-wissenschaftliche Vorlesungen, 1896. Lecciones divulgativas sobre ciencia
  • Über Erscheinungen an fliegenden Projektilen, 1898
  • Erkenntnis und Irrtum, 1905; Conocimiento y error (tr. en 1946). Véase Erkenntnis und Irrtum
  • Die Prinzipien der physikalischen Optik, 1921

Sobre Mach[editar]

  • Robert Musil, Beitrag zur Beurteilung der Lehren Machs und Studien zur Technik und Psychotechnik, 1909 (Hamburgo, Rowohlt, 1980, ISBN 3-498-04271-8).
  • Vladimir Illich Lenin, Materialismo y empiriocriticismo, 1908 (Planeta DeAgostini, 1986, ISBN 978-84-395-0266-1)
  • John T. Blackmore, Ernst Mach. His Work, Life, and Influence, Berkeley & Los Angeles, University of California Press, 1972.
  • Robert S. Cohen (ed.), Ernst Mach. Physicist and Philosopher, Kluwer Academic Publishers, 1975, ISBN 90-277-0016-8
  • Joachim Thiele (eds.), "Wissenschaftliche Kommunikation. Die Korrespondenz Ernst Machs", Kastellaun, 1978.
  • John T. Blackmore y Klaus Hentschel (eds.), Ernst Mach als Aussenseiter, Braumüller, 1985. Correspondencia
  • Rudolf Haller y Friedrich Stadler (eds.), Ernst Mach. Werk und Wirkung, Viena, Hölder-Pichler-Tempsky, 1988.
  • D. Hoffmann y H. Laitko (eds.), Ernst Mach. Studien und Dokumente, Berlín, 1991.
  • V. Prosser y J. Folta (eds.), Ernst Mach and the Development of Physics, Praga, Univ. Carolina, 1991.
  • John T. Blackmore (ed.), Ernst Mach, a Deeper Look, Dordreht, Kluwer, 1992.
  • Karl von Meÿenn: Die Großen Physiker Von Maxwell bis Gell-Mann, Múnich, Beck, 1997, ISBN 3-406-41149-5.
  • John T. Blackmore, Ryoichi Itagaki y Setsuko Tanaka (eds.), Ernst Mach's Vienna 1895-1930, Dordreht, Kluwer, 2001.
  • Erik C. Banks: Ernst Mach's World Elements. A Study in Natural Philosophy, Berlín, Springer Netherland, 2003, ISBN 1-4020-1662-X.
  • J. T. Blackmore, R. Itagaki y S. Tanaka (eds.), Ernst Mach's Science, Kanagawa, Tokai University Press, 2006.

Notas[editar]

  1. Cf. su biogafia en J. T. Blackmore, E. Mach: His Work, Life, and Influence, Berkeley, University of California, 1972
  2. Experientia Docet. Einstein y … Ernst Mach. Consultado: 04/06/2012
  3. P. K. Feyerabend, La ciencia en una sociedad libre, Madrid, Siglo XXI, 1982, pp. 232-242
  4. Xavier Verley, Mach, un physicien philosophe, París, PUF, 1998 pp. 7-9
  5. Musil, Beitrag zur Beurteilung der Lehren Machs und Studien zur Technik und Psychotechnik, Hamburgo, Rowohlt, 1980; véase M. Jalón, «Robert Musil frente a Ernst Mach», Asclepio. Revista de Historia de la Medicina y de la Ciencia, LX, 1, enero-junio, 2010, pp. 251-268, Madrid, CSIC ISSN 0210-4466 (publicaciones que "deberían considerarse mejor para ver cómo se acrisoló conceptualmente la Física contemporánea".
  6. Xavier Verley, Mach, un physicien philosophe, París, PUF, 1998 pp. 82-83
  7. Lenin, Materialismo y empiriocriticismo, Planeta DeAgostini, 1986
  8. W. M. Johnston, El genio autrohúngaro: historia social e intelectual, 1848-1938, Oviedo, KRK, 2009 cap. 13

.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]