Enrique de Borgoña

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Enrique de Borgoña
Conde de Portugal
Henry, Count of Portugal.jpg
Predecesor Otorgado por Alfonso VI
Sucesor Teresa de León
Información personal
Cónyuge Teresa de León
Descendencia Véase Descendencia
Dinastía Casa de Borgoña
Padre Enrique de Borgoña
Madre Sibila
Nacimiento 1066
Dijon, Ducado de Borgoña
Fallecimiento 22 de mayo de 1112
Astorga, Reino de León
Coat of Arms of D. Henry of Burgundy, Count of Portugal.png
Escudo de Enrique de Borgoña

Enrique de Borgoña (Dijon, 1066Astorga, 22 de mayo de 1112), el padre del primer rey de Portugal Alfonso Enríquez "el Conquistador", fue el primer conde del Condado Portucalense perteneciente a la casa de Borgoña y sobrino de Constanza, reina consorte de León.

Esbozo biográfico[editar]

Entorno familiar[editar]

Nacido en 1066 en Dijon, el conde Enrique era el hijo menor de Enrique de Borgoña, hijo del duque Roberto I, hijo a su vez del rey Roberto II de Francia.[1] [2] Dos de sus hermanos mayores, Hugo y Eudes I, heredaron el ducado.[2] Aunque su madre, llamada Sibila, aparece en genealogías tradicionales como hija de los condes de Barcelona, Berenguer Ramón I y su esposa Guisla de Lluçà, esta filiación no consta en la documentación medieval y según el historiador Gonzalo Martínez Díez, Sibila fue hija de Reginaldo I y, por tanto, hermana del padre de Raimundo de Borgoña quien según estas filiaciones, sería primo hermano de Enrique.[3]

Una de sus tías por el lado paterno era la reina Constanza, esposa del rey Alfonso VI de León, y un tío abuelo era Hugo, abad de Cluny, hermano de su abuela Hélie de Semur, y una de las personalidades más poderosas y veneradas de su época.[1] Su familia ostentaba un gran poder y dominaba varias ciudades en el reino de Francia tales como Chalon, Auxerre, Autun, Nevers, Dijón, Mâcon y Semur.[1]

Llegada al reino de León[editar]

Después de la derrota de las tropas cristianas en la batalla de Sagrajas que se libró el 23 de octubre de 1086, en los primeros meses del año siguiente, el rey Alfonso VI pidió auxilio a los cristianos del otro lado de los Pirineos, llamada a la que respondieron muchos nobles y caballeros franceses, entre ellos Raimundo de Borgoña, sus primos hermanos, el duque Eudes y Enrique de Borgoña, así como Raimundo de Saint-Gilles.[4] No todos llegaron en ese año y lo más probable es que el conde Raimundo de Borgoña llegara en 1191.[5] Aunque se afirma que Enrique llegó en la primera expedición en 1187, su presencia en la península se constata solamente a partir de 1096 cuando aparece confirmando los fueros de Guimarães y de Constantim de Panoias.

Tres de estos nobles franceses contrajeron matrimonio con hijas del rey Alfonso VI: Raimundo con la infanta Urraca, quien sucedió a su padre en el trono leonés; Raimundo de Saint-Gilles con Elvira Alfónsez;[6] y Enrique de Borgoña con Teresa de León,[6] hija nacida de la relación de Alfonso VI con Jimena Muñoz.

Pacto con su primo el conde Raimundo de Borgoña[editar]

Entre el primer trimestre de 1096 y finales de 1097, el conde Raimundo, al ver reducida su influencia en la corte llegó a un acuerdo con su primo Enrique de Borgoña, que aún no había sido nombrado gobernador de Portugal, para repartirse el poder, el tesoro real y para apoyarse mutuamente.[7] Mediante este pacto, que contaba con el visto bueno del pariente de ambos, el abad Hugo de Cluny,[a] Raimundo «prometía bajo juramento a su primo Enrique entregarle el reino de Toledo y un tercio del tesoro regio cuando muriera Alfonso VI». Si no pudiese entregarle el reino toledano, le entregaría el de Galicia. Enrique, a su vez, se comprometía a ayudar a Raimundo obtener «todos los dominios del rey Alfonso y los dos tercios del tesoro».[9] El rey Alfonso VI parece que tuvo conocimiento de este acuerdo y para contrarrestar la iniciativa de sus dos yernos, nombró a Enrique gobernador de la región que se extendía desde el Miño hasta el Tajo, que hasta la fecha gobernaba el conde Raimundo, y este último vio reducido su poder al gobierno solamente de Galicia. [10] [b]

De este modo los dos primos en vez de aliados se convirtieron en rivales con intereses contrapuestos; su pacto sucesorio saltaba por los aires, y a partir de entonces cada uno de ellos trataría de ganarse el favor de Alfonso.

[11]

Independencia del condado de Portugal[editar]

Al enviudar la reina Urraca de León —hermanastra de Teresa de León— por cuestiones políticas y estratégicas contrajo matrimonio con Alfonso I de Aragón. Enrique de Borgoña, aprovechando los problemas, conflictos familiares y políticos surgidos en torno a su cuñada la reina Urraca, declaró la independencia del Condado de Portugal. Murió en Astorga el 22 de mayo de 1112.[12] Su cuerpo fue trasladado, según había ordenado, a la ciudad de Braga donde recibió sepultura en la capilla mayor de la catedral que había fundado.[13]

Tras su muerte, Teresa gobernó el condado durante la minoría del futuro Alfonso I de Portugal que sólo contaba con tres años de edad.[14]

Legado[editar]

El conde Enrique fue el líder de un grupo de caballeros, monjes y clérigos de origen francés que ejercieron una gran influencia en la península ibérica e impulsaron muchas reformas y la implementación de instituciones ultrapirenáicas tales como las costumbres cluniacenses y el rito romano. Ocuparon puestos eclesiásticoo y políticos relevantes lo que causó una fuerte reacción en contra durante los últimos años del reinado de Alfonso VI.[15]

Descendencia[editar]

Contrajo matrimono alrededor de 1095 con Teresa de León.[16] De este matrimonio nacieron los siguientes hijos:

  • Urraca Enríquez (c. 1095[17] -después de 1169), esposa del magnate gallego Bermudo Pérez de Traba, hijo del conde Pedro Froilaz, con descendencia;[18]
  • Sancha Enríquez (c.1097[17] –1163). El 15 de julio de 1129 la abadesa del Monasterio de San Salvador de Ferreira de Pantón compra a Mendo Núñez, a su hermano Sancho Núñez y a la esposa de este último, la infanta Sancha Enríquez, unas propiedades en Estriz, en territorio de Lemos.[19] Una de sus hijas, María Sánchez, fue abadesa en el monasterio de San Salvador de Sobrado de Trives. También fueron los padres del conde Velasco, de Gil, Fernando, y Teresa Sánchez.[20] Después volvió a casar con Fernando Méndez de Braganza, sin sucesión de este segundo matrimonio.[21]
  • Teresa of Portugal (c. 1098);[17]
  • Enrique Enríquez (1106–1110);
  • Alfonso Enríquez, el futuro Alfonso I de Portugal (1109[22] –1185), llamado igual que su abuelo paterno tal vez como «una forma de recordar que en este nieto corría igualmente sangre del emperador de toda Hispania»;[23]
  • Pedro, abad en el Monasterio de Alcobaça donde recibió sepultura.[24]


Predecesor:
Otorgado por Alfonso VI
Conde de Portugal
(Junto a Teresa)

c. 1095 - 1112
Sucesor:
Teresa

Notas[editar]

  1. «El texto sin fecha que ha llegado hasta nosotros a través de Cluny, consiste en una breve nota remitida al abad san Hugo por medio de un monje mensajero llamado Dalmacio Geret, que incluye una copia de los juramentos que los dos primos se han prestado mutuamente a instancias de dicho abad».[8]
  2. El pacto entre los condes Raimundo y Enrique de Borgoña está reproducido en la obra citada de Pierre David (1948), pp.275-276

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]

  • «Henrique (D.).» (en portugués). Portugal - Dicionário Histórico, Corográfico, Heráldico, Biográfico, Bibliográfico, Numismático e Artístico págs. 900-901.