El Rompido

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El Rompido
El Rompido
El Rompido
El Rompido
El Rompido
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of Andalucía.svg Andalucía
• Provincia Bandera de la Provincia De Huelva.svg Huelva
• Comarca Costa Occidental
• Partido judicial Ayamonte
• Municipio Bandera de Cartaya.svg Cartaya
• Mancomunidad Manc. de Beturia
Ubicación 37°13′08″N 7°07′33″O / 37.21888889, -7.12583333


Coordenadas: 37°13′08″N 7°07′33″O / 37.21888889, -7.12583333
• Altitud 10 msnm
• Distancias 8 km a Bandera de Cartaya.svg Cartaya
5,6 km a Nuevo Portil
25 km a Bandera de la Provincia De Huelva.svg Huelva
114 km a BanderaSevilla1.svg Sevilla (España)
Población 1629 hab. (INE 2009)
• Densidad n/d hab./km²
Gentilicio Rompiero/a
Código postal 21459
Pref. telefónico 959
Alcalde (2011) Juan Polo (ICAR)
Patrona Virgen del Carmen

El Rompido es un núcleo urbano de la provincia de Huelva (España) que pertenece al término municipal de Cartaya. Se encuentra situado en el margen izquierdo del río Piedras, cerca de la desembocadura del mismo.

El Rompido es una barriada marinera, con dos faros -uno de ellos decimonónico-. A partir de los años 80 ha visto como el turismo viene a complementar cada día más su economía.

Uno de los mayores atractivos de la localidad es la vista del paisaje conformado por la Flecha de El Rompido, en la otra orilla del río Piedras. Es posible además acceder en barco a esta playa también conocida como la Otra Banda.

Festividades[editar]

El último fin de semana del mes de julio se celebran las fiestas en honor a la Virgen del Carmen. Frecuentada por turistas que veranean en las playas colindantes y otras muchas personas de poblaciones de los alrededores y venidas de toda España. Unos de los principales atractivos que tienen sus fiestas, es la popular regata de pateras. Espectacular acontecimiento náutico que se desarrolla siempre el último sábado del mes de julio. Esta regata es peculiar y única, ya que sus componentes realizan recreaciones de películas con disfraces y buen humor y, donde centenares de personas se dan cita para el tradicional evento festivo-deportivo enmarcado dentro de la programación de la feria. Al menos 70 años de carreras náuticas y en las que en los últimos años se ha echado mano del ingenio y de la gracia para reproducir escenas cinematográficas dentro de una embarcación de escaso tamaño.  Este año 2013 se dispuso de cinco pateras a pie de playa en las que contaron con cuatro remeros, dos en la proa y dos en el centro, y un timonel, que es el que lleva el timón para marcar el rumbo. Todos ellos fueron disfrazados de espartanos y recrearon una de las escenas de la película '300', focalizada a lo que atañe en los piques entre pateras, adaptándose el texto y escenas. Su recorrido partió desde la altura de la plaza de Las Sirenas hasta una boya colocada cerca de la otra banda, La Flecha, donde se tiene que dar la vuelta y regresar hasta la misma orilla del inicio. Ya el pasado verano 2012 se realizó una recreación de la película 'Piratas del Caribe', disfrazados de piratas y con nombres en las embarcaciones como 'La Perla Negra', siendo ésta la patera ganadora durante los últimos cuatro años. La patera capitaneada por Leopoldo Ramírez cuenta con la curiosa anécdota de un pique con otro participante, la de Jose Pablo que lleva la embarcación 'Ofito Pandelé', debido a que han ido quedando en el segundo puesto en los últimos años. Meses antes de la regata se empieza a crear una tensión amistosa entre sus remeros para asaltar a la primera posición del campeonato náutico.

Ya el domingo termina la fiesta con la procesión de la imagen, a la que los marineros pasean en barco por el Río Piedras para brindarle una ofrenda de flores en las aguas que les proporcionan el sustento. Desde las décadas de 1980 y 1990, las fiestas alcanzaron entre los jóvenes de toda la provincia de Huelva gran popularidad, convirtiéndose cada verano en una cita ineludible y llegándose a concentrar en el pequeño núcleo urbano y en especial en su paseo marítimo la noche del jueves, viernes y sábado, más de 3.000 personas.

Turismo[editar]

Casitas de pescadores a los pies del río Piedras.

Si bien es en los años 1970 y 1980 cuando aparecen los primeros turistas, la región acoge visitantes desde 1960. Estos primeros veraneantes, al ser pocos y congregados en familias, se integran rápidamente con las gentes del lugar creando una gran familia. Sin embargo es con la llegada del siglo XXI, cuando la localidad (y toda esa zona de la Costa de la Luz) emprende una modernización enfocada al turismo de sol, playa y golf. En sus inmediaciones se construyen entonces cuatro hoteles de cuatro y cinco estrellas, un pequeño centro comercial y diversos campos de golf.

Historia[editar]

Previa a su fundación existía el fuerte o castillo de San Miguel de Arca de Buey. Fue un ejemplo mas de un proceso de repoblación que aconteció a mediados del siglo XV en la Baja Andalucía (provincias de Huelva, Sevilla y Cádiz) cuando surgieron entonces muchas “nuevas poblaciones” por iniciativa de los monarcas, concejos, o de los nobles dueños de los respectivos territorios (además de San Miguel, surgieron Villanueva de los Castillejos, El Granado así como aldeas menores en el Señorío de Gibraleón), para revitalizar las comarcas abandonadas desde la expulsión de los musulmanes.

La carta fundacional de San Miguel se redactó el 6 de abril de 1458 por orden de Don Álvaro de Zúñiga. Se desconoce el origen de sus repobladores, aunque debieron ser, procedentes del Norte de España y de Portugal. De 1510 a 1534 hay una etapa de crisis para todo el señorío de Gibraleón. En San Miguel decrece la población un tercio. Las causas pueden ser varias, como el Descubrimiento de América que supuso la emigración a estas nuevas tierras, también otras causas como malas cosechas o epidemias.

Puesta de sol invernal.

De 1534 a 1637 la población crece en casi toda la provincia pero no en San Miguel. El pueblo fue saqueado muchas veces pues las continuas y productivas expediciones cargadas de riqueza que arriban desde América a los puertos andaluces, atrajeron a estas una porción de piratas que fueron el terror de los marinos y que atacaban a las indefensas poblaciones, y también a ciudades como Cádiz y Gibraltar. Por este motivo Felipe II mando organizar la defensa de las costas con la construcción de fortificaciones, una en Punta Umbría y otra junto a la Laguna del Portil. También quisieron hacer otras en otros lugares incluido San Miguel de Arca de Buey.

No obstante el 10 de agosto de 1577 D. Luis Bravo Laguna, recomienda que se repare la fortaleza de San Miguel, construyéndose en ella un torrejoncillo para que sirva de luminaria y dar aviso a las otras torres. El saqueo siguió y San Miguel terminó despoblado, por lo que, en 1597 se tuvo que publicar una nueva carta de repoblación de la villa. Pero continuaron los mismos problemas que hicieron que en 1630 se despoblara la villa totalmente.

En enero de 1651 Cartaya tomo posesión de San Miguel, el primero de Enero, en virtud del poder dado por el Duque de Bejar al Corregidor y Justicia Mayor de Gibraleon para que en su nombre se posesionase de la villa de San Miguel de Arca de Buey. El gran terremoto de 1755 destruyó toda la iglesia con su torre.

Como monumento más representativo queda El Faro, construido en 1861, de estilo industrial del s. XIX, declarado de interés local, y reemplazado en su uso por otro construido a mediados de la década de los setenta. La dehesa de San Miguel, donde se ubica El Rompido, está catalogada por parte de la Diputación Provincial como zona de yacimiento arqueológico.

Enlaces externos[editar]