Dimetilmercurio

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Dimetilmercurio
[[Archivo:Dimethylmercury.svgDimethyl-mercury-3D-vdW.png|220px]]
Nombre (IUPAC) sistemático
Dimetilmercurio
General
Fórmula semidesarrollada H3C-Hg-CH3
Fórmula estructural Imagen de la estructura
Fórmula molecular C2H6Hg
Identificadores
Número CAS [593-74-8][1]
Número RTECS OW3010000
ChEBI 30786
ChemSpider 11155
PubChem 11645
Propiedades físicas
Estado de agregación Líquido
Apariencia Grisácea
Densidad 2960 kg/m3; 2,96 g/cm3
Masa molar 230,659 g/mol
Punto de fusión 230 K (-43 °C)
Punto de ebullición 363 K (90 °C)
Propiedades químicas
Solubilidad en agua Insoluble
Peligrosidad
Frases R R26, R27, R28, R33, R50, R53
Frases S S13, S28, S36, S45, S60, S61
Valores en el SI y en condiciones estándar
(25 °C y 1 atm), salvo que se indique lo contrario.

El dimetilmercurio ((CH3)2Hg) es un compuesto organometálico del mercurio. A temperatura ambiente se encuentra en estado líquido, es inflamable, incoloro, y además una de las neurotoxinas más potentes conocidas. Se le describe con un leve olor dulce, aunque inhalar una cantidad de vapores tal que se apreciara, sería exponerse en exceso a los efectos de este compuesto.

Es extremadamente peligroso, ya que en seres humanos, una absorción del orden de 0,1 mL tiene consecuencias fatales.[2] Posee una presión de vapor especialmente alta, lo que significa que un pequeño derrame puede poner en peligro a cualquier persona que se encuentre expuesto a sus vapores.

El dimetilmercurio atraviesa con mucha facilidad la barrera hematoencefálica, probablemente gracias a la formación de complejos con la cisteína, y el proceso de eliminación por parte del organismo es muy lento, por lo que tiende a bioacumularse. Los síntomas de envenenamiento de mercurio suelen aparecer cuando es demasiado tarde para aplicar un tratamiento efectivo.

Este compuesto atraviesa látex, PVC, butilo y neopreno muy rápidamente (en cuestión de segundos), siendo absorbido a continuación por la piel, por lo que la mayoría de guantes usados en laboratorio no proporcionan una protección adecuada ante este compuesto. La única opción viable y segura para manipularlo es el uso de guantes laminados de alta resistencia bajo una cobertura de neopreno de manga alta u otros guantes para uso industrial. También se recomienda usar una máscara de protección facial de al menos 20 cm de largo y una cabina extractora de humos.[2]

La toxicidad del dimetilmercurio queda bien remarcada por el hecho de que la conocida química Karen Wetterhahn murió tras derramarse unas gotas de este compuesto sobre sus manos protegidas por guantes de látex.[2]

Referencias[editar]

  1. [593-74-8 Número CAS]
  2. a b c Steven F. Witt (15 de febrero de 1991). «Hazard Information Bulletin - Dimethylmercury» (en inglés). OSHA Safety and Health Information Bulletins (SHIBs). Departamento de Trabajo de los Estados Unidos. Consultado el 17 de agosto de 2010.