Día de Cataluña

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Diada Nacional de Catalunya»)
Saltar a: navegación, búsqueda
En Cataluña, el Día Once de Septiembre es un «símbolo nacional» según el artículo 8.1 de su Estatuto de Autonomía.

El Día Once de Septiembre[1] (en catalán Diada de l'Onze de Setembre, Diada Nacional de Catalunya, o simplemente Diada), también llamado Día de Cataluña,[2] Día Nacional de Cataluña,[3] Fiesta Nacional de Cataluña,[4] o simplemente Diada,[5] es la fiesta oficial de Cataluña.

Se conmemora la caída de Barcelona en manos de las tropas borbónicas al mando del duque de Berwick durante la Guerra de Sucesión Española el 11 de septiembre de 1714, tras catorce meses de sitio. Esta victoria conllevó la abolición de las instituciones catalanas tras la promulgación de los Decretos de Nueva Planta, en 1716.

El Parlamento de Cataluña declaró el día Fiesta Nacional catalana en su primera ley tras su restablecimiento, en 1980.[6] El artículo 8.1 del Estatuto de Autonomía de 2006 declara: «Cataluña, definida como nacionalidad en el artículo primero, tiene como símbolos nacionales la bandera, la fiesta y el himno».[7] El artículo 8.3 establece: «La fiesta de Cataluña es el Día Once de Septiembre».[7]

Actos

Las entidades y los partidos políticos hacen tradicionalmente ofrendas florales a los monumentos a Rafael Casanova y Josep Moragues, tanto en Barcelona como en el resto de Cataluña. Las organizaciones y grupos independentistas, además, presentan ofrendas en el Cementerio de las Moreras (Fossar de les Moreres), donde fueron enterrados muchos de los defensores caídos durante el sitio de la ciudad.

Ofrenda floral en el monumento a Rafael Casanova en Barcelona.

A lo largo del día hay manifestaciones, conciertos y se colocan puestos informativos con un cariz reivindicativo o festivo. Muchos ciudadanos cuelgan una señera o una estelada en su balcón. También se canta el himno de Cataluña, Els Segadors.

Desde 2004 el acto principal de la Diada es un acto institucional a cargo de la Generalidad de Cataluña, que se celebra en el Parque de la Ciudadela. El acto cuenta cada año con artistas invitados que se suman a la celebración con su música (véase el Anexo de artistas participantes).

Historia

Antiguamente, la celebración consistía en una oración fúnebre en la parroquia de Santa María del Mar. En 1886 fue prohibida la que tenía que celebrar el canónigo de la sede de Vich, Jaume Collell, para evitar que se convirtiera en un mitin catalanista. Aunque el acto fue criticado por los catalanistas republicanos por su carácter religioso, es considerado como la primera conmemoración de la caída de Barcelona y de los catalanes que murieron oponiéndose a Felipe de Borbón, que eran considerados mártires de la defensa de las libertades catalanas.

En 1888, coincidiendo con la inauguración de la Exposición Universal, se construye en Barcelona un monumento a Rafael Casanova, que se convertiría en el punto de referencia de los actos reivindicativos. En 1892 se recupera la idea de acto de recuerdo de los caídos, pero esta vez con más denuncia de los ataques del centralismo. En 1894, además de los oficios religiosos, se hicieron las primeras ofrendas florales en el monumento. Esto provocó que las autoridades siguieran de cerca las actividades, y en 1896 fue secuestrado el número especial que el diario Lo Regionalista dedicaba a la Diada.

La primera manifestación verdaderamente reivindicativa ante el monumento a Rafael Casanova se produjo en 1901, convocada por Lluís Marsans i Sola y las asociaciones Catalunya i Avant, Lo Sometent, Lo Renaixement, Los Montanyenchs, La Falç y Lo Tràngul. Después de ofrendar una corona de flores se produjeron enfrentamientos con la policía, con el resultado de 30 detenidos (entre ellos el futuro escritor Josep Maria Folch i Torres). Dos de los detenidos, Lluís Manau y Josep Soronelles, fundarían La Reixa, sociedad de ayuda a los presos catalanistas y que se adhirió a la Unió Catalanista. El día 15 de septiembre de 1901, el presidente de la Unió, Manuel Folguera i Duran, convocó una manifestación de protesta por las detenciones, en la que participaron unas 12.000 personas.

Otra Diada especialmente reivindicativa fue la del 11 de septiembre de 1977, después de la muerte del general Franco, la segunda que pudo ser celebrada oficialmente. En Barcelona hubo una manifestación multitudinaria, que se dijo llegaba al millón y medio de personas,[8] [9] aunque estimaciones actuales rebajan la cifra.[10]

Diferentes connotaciones

Desde la llegada de la democracia, varias entidades y grupos independentistas celebran actos durante la Diada para reclamar la independencia territorial, política y económica de Cataluña respecto de España.

Véase también

Referencias

  1. Estatuto de Autonomía de Cataluña, art. 8.3. Consultado el 16 de noviembre de 2013.
  2. Resolución de 7 de octubre de 1992, de la Dirección General de Trabajo. Consultado el 16 de noviembre de 2013.
  3. Resolución de 30 de octubre de 2012, de la Dirección General de Empleo, por la que se publica la relación de fiestas laborales para el año 2013. Consultado el 16 de noviembre de 2013.
  4. Ley de 12 de junio de 1980 por la que se declara Fiesta Nacional de Cataluña la jornada del 11 de Septiembre. Consultado el 16 de noviembre de 2013.
  5. Aunque el DRAE no recoge el término, diversos diccionarios lo recogen como préstamo del catalán:
  6. Símbolos nacionales de Cataluña - La fiesta
  7. a b «Estatuto de Autonomía de Cataluña» (PDF) págs. p. 14. Consultado el 11-09-2008.
  8. Alfons Quinta (13 de septiembre de 1977). «Millón y medio de personas celebraron la "Diada"». El País. http://elpais.com/diario/1977/09/13/espana/242949616_850215.html. 
  9. «Más de un millón de gargantas y una sola voz: ¡Autonomía!». La Vanguardia. 13 de septiembre de 1977. http://hemeroteca.lavanguardia.com/edition.html?bd=13&bm=09&by=1977&x=31&y=11. 
  10. Enric Juliana (12 de septiembre de 2013). «Una Castellana larga, larga, larga…». La Vanguardia. Archivado del original el 12 de septiembre de 2013. http://www.caffereggio.net/2013/09/12/una-castellana-larga-larga-larga-de-enric-juliana-en-la-vanguardia/.