Coronavirus Canino

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Coronavirus Canino es una enfermedad infecciosa viral contagiosa de curso agudo causada por un coronavirus que afecta a los perros de todas las edades, pero principalmente a los cachorros, donde su periodo de incubación es de 24 a 36 horas. Si es tratada a tiempo, lo normal es que el perro que la padece sobreviva y no haya secuelas de ningún tipo tras la recuperación.

Síntomas[editar]

Sus síntomas son anorexia, aumento de la temperatura a 40 °C, tembladura, diarrea sanguinolenta (con moco y mal olor), vómitos, deshidratación, falta de apetito, dolor abdominal. Estos síntomas son similares a los que se dan en la Parvovirosis, pero en este caso la gastroenteritis es menos severa y no siempre habrá diarrea sanguinolenta, en cualquier caso suelen pasar algunos días antes de que aparezca sangre en las heces de color amarillo grisaceo.

Ante la aparición de los síntomas de enfermedad, llevaremos al perro al veterinario, el cual descartará la posibilidad de que esté padeciendo Parvovirosis si lo considera necesario. No se suele realizar el diagnóstico de Coronavirosis porque, al ser una enfermedad menos intensa, la evolución suele ser buena con el tratamiento paliativo adecuado de los síntomas.

Tratamiento[editar]

Su tratamiento consiste en el uso de un sostén, aplicando antibióticos, terapia de fluidos, estimulantes del apetito, vitamina B, antieméticos, antidiarreicos, protectores de la mucosa intestinal y antivirales.

La enfermedad es prevenida con la vacunación y con una buena higiene de los accesorios del perro, como ser platos y perreras.