Constantino Brancovan

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Estatua de Constantino Brancovan en Bucarest

Constantino Brancovan o Constantin Brâncoveanu (165415 de agosto de 1714) fue príncipe de Valaquia entre 1688 y 1714.


Biografía[editar]

Ascensión[editar]

Descendiente de la familia de boyardos Craiovești y familiar de Matei Basarab, Brâncoveanu nació en la hacienda Brâncoveni y fue criado en la casa de su tío, el "stolnic" Constantin Cantacuzino. Llegó a ser involucrado en el conflicto entre Constantin y Șerban Cantacuzino, y ocupó el trono después de la misteriosa muerte de Șerban. Al principio fue apoyado por Constantin Cantacuzino, pero los dos llegaron al final a una competición violenta. Cantacuzino quedó exiliado, y empezó a promover a su hijo Ștefan, mientas competía con Brancovan para el apoyo del Imperio otomano - de quien Valaquia era vasallo.

Política[editar]

El príncipe empezó a negociar alianzas anti-otomanas al principio con la Monarquía Habsbúrgica, y después con la Rusia de Pedro I: cuando en 1710 los rusos intervinieron en Moldavia, el príncipe contactó al zar y aceptó regalos de él, mientras que su rivalidad con el príncipe moldavo Dimitrie Cantemir (el principal aliado regional de los rusos) previno una medida política más drástica. En lugar de eso, Brancovan agrupó tropas valacas en Urlaţi, cerca de la frontera moldava, esperando que tropas rusas entraran en su país para que ofrezca sus servicios al zar, y también preparándose para la contra-ofensiva otomana en el caso de un cambio de fortunas. Cuando varios de sus boyardos huyeron hacia el campamento ruso, el príncipe se vio obligado a elegir en favor de los otomanos o arriesgar ser enemigo del Imperio Otomano, así que devolvió rápidamente los regalos que había recibido de los rusos.

Acciones como éstas fueron denunciadas al sultán. Brancovan fue depuesto de su trono por el sultán Ahmed III, y traído en arresto hasta Istanbul, donde estuvo encarcelado en 1714 en la fortaleza de Yedikule. Ahí fue torturado por los otomanos, quienes esperaron averiguar donde tenía escondida su supuesta fortuna. Él y sus cuatro hijos fueron decapitados en agosto, junto con el leal tesorero Enache Văcărescu.

Conforme a su secretario, Anton Maria Del Chiaro, sus cabezas fueron llevadas sobre palos por las calles de Istanbul, un episodio que causó inquietud en la ciudad. Temiéndose de una rebelión, incluso por los musulmanes indignados de la injusticia cometida en contra del príncipe, sus hijos y su amigo cercano, se ordenó arrojar a los cuerpos en el Bósforo. Pescadores cristianos cogieron a los cuerpos de las aguas, y las enterraron en el Monasterio Halchi, cerca de Istanbul.

Empresas culturales[editar]

Fue un gran patrono de la cultura. Durante su reinado, muchos textos rumanos, griegos, eslavónico, árabes, turcos y georgianos fueron impresos, después de que una prensa fue establecida en Bucarest - una institución supervisada por Antim Ivireanul.

Durante su reinado, el estilo arquitectónico conocido como el "Estilo Brâncovenesc" originó en Valaquia, como una síntesis de las arquitecturas renacentistas y bizantinas. Empresas culturales como éstas se basaron en el crecimiento de los impuestos, crecimiento determinado también por la presión fiscal de los otomanos.

Legado[editar]

La intriga que marcó el ascenso de Constantino y su reinado, está reflejada en las crónicas de su tiempo, que están divididas de punto de vista ideológico: "Letopisețul Cantacuzinesc" presenta en una luz mala al reinado de Şerban, y lo mismo hace "Cronica Bălenilor"; el relato de Radu Greceanu es el retrato oficial del reinado de Brâncoveanu, mientras que Radu Popescu está en contra de los dueños de la Casa Cantacuzino. La "Historia Hieroglyphica" de Dimitrie Cantemir se centra en el conflicto, y refleja la preferencia de Cantemir para Constantin Cantacuzino, quien se convirtió en familiar de Dimitrie Cantemir después del casamiento de éste.

El breve reinado de Ștefan Cantacuzino vio el declive final de los Cantacuzino; él, junto con su padre, fue ejecutado por los otomanos, quienes vieron como la solución para el riesgo de una alianza valaco-rusa la imposición del rígido sistema dirigiente fanariota - inaugurado en Valaquia por Nicholas Mavrocordatos, quien, por su anterior reinado en Moldavia, es considerado también el primer líder fanariota de ese país.

Por su muerte trágica, Constantino Brancovan llegó a ser el héroe de varias baladas populares rumanas, y fue también representado en algunas monedas de Rumania. Conforme a la Iglesia Ortodoxa Rumana, el motivo para la ejecución de él y de sus hijos fue su rechazo a renunciar a la fe cristiana, y a convertirse al Islam. En 1992 la Iglesia lo declaró a él, a sus hijos y a Enache Văcărescu, santos y mártires - "Sfinții Martiri Binecredinciosul Voievod Constantin Brâncoveanu, împreună cu fiii săi Constantin, Ștefan, Radu, Matei și sfetnicul Ianache". El día del calendario religioso para ellos es el 16 de agosto.

La Universidad Constantin Brâncoveanu está en Pitești, pero tiene también filiales en Brăila y Râmnicu Vâlcea.

Referencias[editar]


Predecesor:
Şerban Cantacuzino
Príncipe de Valaquia
1688-1714
Sucesor:
Ştefan Cantacuzino